Ultimos Temas
Reapertura [17/8]

Reapertura del foro!
Dominio personalizado!
Nuevos personajes Cannon disponibles
Nuevas tramas y actualizaciones
Anuncios
Our Staff
Gabriel
Admin
MensajePerfil
Amethyst
Admin
MensajePerfil
Gray
Admin
MensajePerfil
El staff esta disponible por me para cualquier duda que puedan tener. Si su problema es tecnico o no es personal se les pide que por favor utilicen el subforo de dudas /quejas y sugerencias ya que su duda podria ser tambien la de otro, de esta formar redistribuimos la información y ayudamos mas a nuestros usuarios. Agradecemos su colaboración
Links rapidos
Los reconocidos
Award
Award
Award
Los mas buscados
Wanted
Wanted
Wanted
Wanted
Normas Basicas
❧ Nada de Fisicos humanos, este es un foro anime
❧ El mínimo de líneas por post es de diez completas
❧ El tamaño predeterminado para los avatares es de 180x400 ni mas ni menos
❧ El tamaño máximo para las firmas es de 500x500 y se pueden tener máximo 2 en la firma visibles, si se quieren tener más se pueden meter entre Spoiler.
❧ Solo se puede mantener un maximo de 4 cuentas

Creditos & agradecimientos
El diseño del foro fue hecho por Sylver de Glintz, agradecemos a las comunidadesde Glintz por sus maravillosos tutoriales y trucos para nuestro foro y a la comunidad de Source Code por compartir los codigos que utilizamos para nuestro querido Silent. Las imagenes son de sus respectivos autores, solo fueron retocadas y editadas por el staff para mantener la armonia del foro. La trama es una ficcion original creada por el staff, con adaptaciones de otros escritos, modificados y adaptados a la ficción para nuestros propocitos. Agradecemos especialmente a Eniozu, Frejya, y Kata por su apoyo para nuestra comunidad. Y obviamente a todos los usuarios de Silent Soul que hacen todo esto posible.Ademas queremos incluir en la lista a nuestro corrector ortografico portatil (alias Gray) por su ayuda en la redaccion y correcciones para el foro. Gracias por ayudarnos a mejorarlo
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Nov 07, 2015 10:22 pm por  Invitado

» [Privado] El orgullo está para tragárselo.
Miér Ago 19, 2015 4:44 pm por  Inm Ebonfear

» Cry Out [Re-apertura]
Lun Ago 17, 2015 8:20 pm por  Invitado

» [Combate Privado] Encuentro Prevenido
Sáb Ago 15, 2015 1:13 pm por  Marcel Dumont

» Holas Sigue vivo el foro?
Mar Jul 21, 2015 10:07 pm por  Moira LeNoire

» Galerías Vaynese [Tema libre]
Lun Jul 20, 2015 6:25 pm por  Mila Vaynese

» Sobre cuantos personajes se pueden tener
Vie Jul 17, 2015 6:36 pm por  Asmodeus Loki Akibeel

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (élite)
Lun Jun 22, 2015 6:29 pm por  Invitado

» Fantasy based in reality // Afiliación Elite
Lun Jun 22, 2015 1:23 am por  Invitado

» Afiliación (Élite)
Jue Jun 18, 2015 11:52 am por  Invitado


Re encuentros.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re encuentros.

Mensaje por Connor Dewitt el Dom Oct 06, 2013 1:48 pm

La ciudad, aquellas calles tan caóticas, llenas de ruido y gente que caminaba como un zombie, quizá por trabajo o alguna cita a la que no podía faltar, sin detener su paso a ver lo que a su alrededor sucedía, Connor caminaba con seguridad y firmeza, todo le parecía más pequeño ahora, a unas cuantas calles más lejos, se encontró con un pequeño establecimiento, con poca gente y aparentemente tranquilo para un jovencito que aun no estaba corrompido por los bajos mundos del alcohol, las apuestas y mujeres.

-Aquí.

Fue lo único que dijo antes de entrar, mientras las pocas personas en el lugar lo miraban con rareza, sus ojos buscaron rápidamente un lugar donde tomar asiento, como era lógico para él, tomo un lugar a un lado de la ventana, mientras alguien se acercaba para ofrecerles algo para tomar.

-Al muchacho un vaso de jugo, del sabor que pida y a mi una botella de Ron.

¿No era muy temprano para tomar? era lo que pasaba por la cabeza del camarero, pero no se atrevió a preguntar, no con el tono tan autoritario que tenia el hombre al que por des fortuna le toco atender esa mañana, varias veces había estado en ese establecimiento con la pequeña Deimos con la que vivía, siempre leyendo, siempre charlando. Ella con su taza de café y él con ese vicio.

-Cual es tu nombre?, no puedo creer que no sepa ni el nombre de mi acompañante.

Sin querer solto una carcajada sonora, acallandola por la falta de oxigeno, de estar con "ella" probablemente lo hubiera reprendido, esa mujer a veces era demasiado refinada para alguien tan brusco como el demonio. Tras un momento intento hacer la charla.

-¿De dónde vienes? y Quienes son tus padres.

Sus preguntas levantaban cierto interés, si era verdad que él joven le traia ciertos recuerdos de un distante pasado.
avatar
Connor Dewitt
Vigilante
Vigilante

Mensajes : 64

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Xerrac Ion el Dom Oct 06, 2013 4:46 pm

Caminábamos rápido, muy rápido, como si mi acompañante hubiese olvidado la longitud de sus piernas en comparación con las mías. Yo era alto, pero el me llevaba mínimo una cabeza y media y sus piernas eran más largas que lo que nunca llegarían a ser las mías. Cada uno de sus pasos equivalían a dos de los mías, vaya uno a saber si era porque prácticamente iba dando zancadas o porque yo estaba acostumbrado a caminar a ritmo lento y pausado. Suspiré cuando llegamos a aquel lugar, agradecido de que no sea un bar de mala muerte ni nada parecido. Entré luego de él, cerrando la puerta cuidadosamente a mis espaldas y dirigiéndome al lugar donde él había elegido sentarse. Me senté frente a él, aprovechando la calidez del local para quitarme el abrigo y doblarlo cuidadosamente sobre mis piernas, mientras escuchaba como él contestaba de manera brusca al cantinero.

- Que sea agua por favor… - Añadí con una leve sonrisa, mientras veía como aquel sujeto se pedía… Una botella entera de ron. ¿Acaso no era mucho? Ni los marineros tomaban tanto alcohol a las 6 de la tarde. Suspiré, mirando por la ventana y viendo como comenzaba a negar lentamente. “Bueno, tal vez sea para mantener el calor”, me dije a mi mismo mientras consideraba aquello como la opción más lógica.

- Soy Xerrac… Y tampoco sé su nombre señor… - comenté mirándolo curioso. De verdad quería saber el nombre de aquel sujeto que se parecía a un profesor, que me resultaba tan conocido y que tomaba ron a las 6 de la tarde. Comenzó a reírse y me tensé sorprendido, dando un pequeño salto hacia atrás, de haber estado en el instituto, lo más probable es que haya saltado hasta la pared más cercana y huido por el techo, pero al estar en un lugar público tuve que contener el pequeño infarto producido y tratar de tranquilizarme. Sólo había recordado algo, eso era todo. Pude ver que las personas de nuestro alrededor nos miraban fijamente, y me consoló saber que no era el único que creía que aquel sujeto era tan extraño como un poco aterrador.

Lo miré receloso ante su comentario, sintiendo que era un poco invasivo. Sin embargo, hubiese sido una descortesía no contestar, y sabiendo que además no perdía nada más que tiempo al hacerlo, tomé una profunda bocanada de aire para evitar que las palabras salieran más tajantes de lo que en realidad hubiese querido. – Vengo del Orfanato Santo Brancovan, y no tengo padres. – contesté serio, cerrando los ojos para contener una mueca. Ya bastante tenía con la visita a Kardia y el saber que nunca más volvería a encontrarlos como para tener que hablar sobre ellos con cada extraño que se me cruzara. Abrí los ojos y sonreí, pensando en que irónico era ser un Deimos proveniente de uno de los pocos Orfanatos que aún quedaban en pie. - ¿Alguna vez fue allí? ¿O a los alrededores? Es un lugar horrible, pero es el único lugar en el que nos pudimos haber visto, no abandoné ese pueblo desde que me echaron hace un par de semanas… - comenté curioso, aún torturándome debido al hecho de verlo tan familiar, tan conocido. No lo asociaba con las altas cúpulas nevadas de la iglesia, ni con el lúgubre edificio del orfanato... Tal vez nos habíamos visto en las tiendas, las que parecían sacadas de esas bolas de cristal... Suspiré, sabiendo que a pesar de que lo quisiera creer, la idea no me convencía de todo.

- Usted no es profesor… ¿Verdad? Tiene un aire a “no profesor”… - inquirí un poco confundido. Que hacía en el instituto si no era profesor, porque insistió en que lo acompañara allí, qué quería de mí. No parecía ser un exorcista, así que eso me quitaba una preocupación menos, aunque siendo sinceros no encontraba otro motivo para tratarme de asesinarme más que el simple odio hacia mi raza. Suspiré confundido, intercalando mis miradas hacia la nieve de afuera con el rostro de aquel incógnito que estaba enfrente mío. Tal vez lo único que quería era algo de compañía para ponerse ebrio, ya que era un poco deprimente tomar sólo. Me reí levemente al imaginarme a mi mismo arrastrándolo por las calles nevadas hasta una posada o algo así. No era el mejor plan de la tarde pero por lo menos era algo… ¡Y no iba a dejar a un borracho a su suerte!

El camarero se acercó incómodo hacia la mesa, y no me sorprendía que hubiese tardado tan poco, más sabiendo que lo único que tenía que hacer era ir a la bodega, tomar una botella de ron, poner agua en un vaso y acercarse. Seguramente había pasado los últimos minutos detrás de la puerta de la cocina tranquilizando su respiración antes de llevarle el pedido a nuestra mesa. Reí por lo bajo, agradeciendo cuando colocó el vaso de agua fría cerca de mí. Sonreí al ver como los bordes se escarchaban de igual manera que los cristales que daban con el exterior y como los hielos tintineaban contra los bordes del vidrio del vaso. Rodeé el vaso con mis manos, dejando que enfriara poco a poco mis dedos mientras volvía a ver hacia mi acompañante. - ¿Por qué yo? – pregunté curioso con una sonrisa juguetona en mis labios debido a que el frío me hacía cosquillas en las manos sabiendo la respuesta de antemano “Porque fuiste el primero que se cruzó”
avatar
Xerrac Ion
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 131

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Connor Dewitt el Dom Oct 06, 2013 5:56 pm

-Connor Dewitt

Contesto con voz aspera, mientras comenzaba a golpear algunos de sus dedos contra la mesa, no le gustaba esperar, no cuando se trataba de una botella, noto al muchacho comenzar a habar como si la cuerda nunca se le terminara, era gracioso y a la vez un poco molesto, no acostumbraba a conversar tan vivamente con alguien.

-¿Orfanato? Seguramente debe ser peor que el pozo cocitos.-La molestia fue mayor al saber que no tenia a ninguno de sus dos padres, mientras la imagen de esa mujer le regresaba a la cabeza, realmente se parecían, carácter, ojos, cabello, incluso esa manía de sonreír aun que la circunstancia fuera la peor en el momento. Se quedo estático al escuchar dónde quedaba aquel lugar. -Tal vez, pero fue hace demasiado.


El cobre de los ojos de Connor se encendió más al darse cuenta que había sido descubierto, la incomodidad se vio en su rostro que había permanecido sereno, aun así "silenciar" a su acompañante no era algo que se pudiera permitir en un lugar tan publico, ademas no era como cualquier humano común y corriente, su olfato no le engañaba, podía percibir el ligero aroma a demonio que emanaba de él.

-Creo que me has descubierto muchacho -Su sarcasmo fue magistral- Si te digo un secreto, puedes guardarlo. -Gesticulando una sonrisa siniestra y acercándose miro a los lados procurando ser precavido. -Soy un Demonio.-Aclaro de manera lenta articulando cada silaba con un tono tétrico, después de ello volvió a reír, y callar de manera brusca con ese semblante severo. -Es enserio.

Finalmente su botella de Ron, los ojos le brillaron como a un pequeño al que se le da algún sabroso dulce, sin más ignoro el vaso que le ofrecieron para servirse y abriendo la botella tomo directamente de ella.

-Porque me recuerdas a Maria.

Sin rodeos ni excusas, si algo caracterizaba a Dewitt era esa manera de ir al grano sin prejuicios, atacando siempre de frente, aquello parecía doler en lo más profundo de sus terminaciones nerviosas, era como una espina que lo molestaba todas las noches antes de dormir, y por las mañanas al despertar.

Maria, una elegante mujer hija de una familia muy acomodada, la había conocido en una de esas fiestas tan ostentosas que solo la gente prepotente le gusta hacer. Recordó que era una mujer caprichosa que se acerco a él solo para mostrar a sus amigas cuan rompe corazones podía ser, sin esperar de vuelta que el demonio tenia el mismo juego.

Con el tiempo lo que había parecido no más que un juego se convertía en algo más serio, los encuentros apasionados comenzaron a volverse una necesidad, hasta llegado un punto en el que Maria se revelo contra su propia familia con tal de seguir al demonio así fuera en el fin del mundo. No paso mucho antes de saberla lejos, y que una horda de cazadores, exorcistas y de más grupos religiosos fueran a su búsqueda. Había corrompido a la gema de aquella familia y el castigo era la muerte.

-Ella era una humana sabes, muy linda, pero demasiado soberbia y cínica. Pero aun a mi pesar, es de los pocos mortales a los que respete, no la ame como ella ansiaba, pero la respete. Lo ultimo que supe de ella, fue que la llevaron a un convento para "purificarla" realmente los mortales tienen formas de hacer las cosas aun más crueles y salvajes que los demonios.

Un poco de rabia se escucho en sus palabras, mientras volvía a beber directamente de la botella, el alcohol adormecía su pena, tal vez la humanidad no le agradaba, pero ello no justificaba las aberraciones que podían hacer en nombre de su bondadoso "Dios".
avatar
Connor Dewitt
Vigilante
Vigilante

Mensajes : 64

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Xerrac Ion el Dom Oct 06, 2013 6:36 pm

- Si, se vuelve peor cuando te obligaban a ir a misa todos los domingos… - me estremecí al recordarlo, era completa tortura, dolores de cabeza interminables, granas de gritar, ardor intenso. Sacudí la cabeza, las canciones religiosas eran lo peor de todo, justo ubicado después de la lectura del evangelio. – Nunca es mucho tiempo, después de todo tengo 16 años, si paso por aquel lugar en los últimos 10 años puede ser posible… - comenté con un encogimiento de hombros.

Lo escuché decirme que era un demonio con una ceja alzada. No era como si no le fuera a creer, después de todo, en ese lugar estaba lleno de todo tipo de razas, ya que era como el centro de la guerra secreta por mantener la paz. – Hasta lo que yo sé, soy un Deimos puro… - comenté tranquilamente, observando su semblante serio con curiosidad. Así que así se veían los demonios…

- ¿Quién es María…? – dije confundido, alejándome un poco de él. Vi como tomaba un trago del ron desde la botella, pensando que tal vez haya estado borracho antes de llegar a ese lugar. Suspiré y le di un breve sorbo al vaso de agua, deleitándome con la temperatura fría de la misma. Sin embargo la respuesta no se hizo esperar, y, como si estuviera perdido en sus cavilaciones de un pasado lejano comenzó a narrar la historia. – Uhm, pobre, me suena que fue exorcizada… Duele bastante sabes… trataron de hacerlo unas cuantas veces cuando era pequeño pero mi modo, ya lo llevo en la sangre… - comenté distraídamente, tratando de imaginarme a aquella mujer que desconocía completamente. – Seguramente es sólo una confusión… - aclaré sonriendo, negando suavemente con la cabeza. Era prácticamente imposible haber llegado a tener alguna relación con aquella persona. Era ilógico.

Pude sentir que estaba enojado, así que preferí quedarme en silencio hasta que dijera algo. Parecía demasiado resentido, así que me dediqué a darle pequeños y sonoros sorbos al vaso de agua, esperando pacientemente a que el semblante ajeno se relajara. Uno, dos, tres… Los minutos pasaron y el silencio se hizo eterno. Levanté la mirada y le regalé una tímida sonrisa a Connor. – Se lo que se siente perder a alguien querido… - comenté con la voz ronca por el frío del agua, tratando de simpatizar con él. Técnicamente nunca había conocido a mis padres, pero eso no quitaba que fuera doloroso no saber nada de ellos. Suspiré, estirando una mano y dando unas palmadas que trataban ser reconfortantes en el brazo ajeno, regalándole una sonrisa de comprensión antes de volver a mi posición inicial.

Ya sabía porque me había escogido a mí, necesitaba alguien con quien descargar sus penas y ahí estaba yo, disponible y con mucho tiempo libre. - ¿La conociste hace mucho? – pregunté curioso, sabiendo que los demonios vivían mucho más años que los humanos y los mestizos. Por lo que me daba a entender, ya estaba muerta… La muchacha llamada María que cayó en las garras de un demonio… Irónico. Tamborileé los dedos sobre la mesa, viendo como la gente de nuestro alrededor poco a poco se cambiaba a mesas más lejanas. Debe ser por el aura de enfado que emanaba de Connor. - ¿Estás bien? Toma un poco de agua… - dije preocupado, acerándole mi vaso de agua para ver si con eso lograba calmarlo un poco.
avatar
Xerrac Ion
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 131

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Connor Dewitt el Dom Oct 06, 2013 7:23 pm

Su pesar era algo que nunca compartia, como una sombra procuraba pasar de largo de todo y todos, quizá esa mujer no le marco la vida, pero odiaba cuando alguien era sacrificado como cordero, ella era una mujer fuerte pero soportar todas aquellas aberraciones debió ser perturbante tanto física como mentalmente.

-Agua? Enserio? Jajaja, no... el agua es solo cuando estas en medio de la guerra, sediento bajo el radiante sol. -Alego con sorna, para luego contestar acerca de Maria -Casi tu edad o es que un poco más, la verdad nunca llevo la cuenta del tiempo. -Connor miro hacia afuera, aquel joven, podía llegar a sentir pena por él, aun con la mirada desviada declaro -Para mi raza, los cambia pieles, un exorcismo es aun más doloroso que para un demonio normal.

Connor recordó su juventud cuando era solo un Huargo joven e ingenuo que entre tantos juegos un día fue casi asesinado por algunos miembros de la iglesia que deseaban experimentar con él, en mazmorras de la vieja ciudad de Damasco, de no haber sido por la guardia de su anciano padre que llego para sacarlo de aquel lugar, costandole varias vidas para el bando de los mortales, y otras más de los demonios, aquella inmadurez de un muchacho.

-Valar Morghulis... "Todos los hombres mueren" en Alto Valyrio, es lo que me decía el anciano y me dejo algunas lecciones valiosas.

Connor prefería cambiar el tema sobre "Maria", esperando que aquellas enredadas oraciones pudieran distraer a Xerrac de indagar más en su pasado, un pasado que quería mantener en solo una vieja pesadilla, luego de ello termino su botella, mirándola vacía suspiro y prefirió no pedir más, quizá era brusco y mal hablado, pero en presencia de un muchacho jamás seria descortés ni irresponsable, irónico, tenia claro que ellos debían formarse de manera honorable.

-Alguna vez has escuchado sobre los cambia pieles?... Somos como las bestias del averno, animales sedientos de poder y gloria, en mi familia llevamos un lema "Deber, Familia y Honor" quedamos pocos que vamos a la guerra con honor, últimamente todo bajo la mesa, como si temieran morir, son unos malditos cobardes.

No era el alcohol lo que lo hacia hablar de esa manera tan directa, así era él, a pesar de haber tomado toda una botella de Ron continuaba "sobrio". Mirando a Xerrac sonrió un poco después de tanto, le agradaba por alguna extraña razón, de alguna forma sentía una conexión, como si fuera miembro de su familia, para Connor ante todo era la familia.
avatar
Connor Dewitt
Vigilante
Vigilante

Mensajes : 64

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Xerrac Ion el Dom Oct 06, 2013 9:00 pm

“Claro, el agua es sólo cuando estas bajo el sol en la guerra, para todos los demás días está el ron, ¿no?” pensé con cierta sonra mientras ponía los ojos en blanco, sonriendo. Yo no veía nada de malo tomar agua, siempre y cuando no estuviera bendita, era buena para el organismo. Pura y refrescante.

Había conocido a María hace ya muchos años ya, me sorprendía que haya sido hace tanto, por la forma en que hablaba podría haber jurado que era algo de hace unos pocos años atrás. Eso nada más evidenciaba la diferencia entre los tiempos humanos y demoníacos. Habló sobre los exorcismos en los cambiapieles y me tensé al escucharlo… ¿Había dicho cambia pieles? Me incliné un poco más hacia adelante, analizando su rostro nuevamente. No parecía estar burlándose de mí.
Lo escuché atentamente cuando me hablaba sobre las enseñanzas del anciano, su padre seguramente. Suspiré, no llevándole mucho el hilo de la conversación, como si fuera el único que no supiera del todo de que estábamos hablando. Terminó la botella y se quedó mirando como si esperara milagrosamente que se volviera a llenar, como debatiendo consigo mismo sobre seguir tomando o refrenarse.

Lo escuché volver a hablar sobre los cambia pieles y cerré fuertemente los ojos. Deber, Honor… Y familia. Recordé las palabras de Kardia y no pude evitar un siseo bajo. - ¡No juegues conmigo! ¿Qué pretendes al venir aquí y decirme todo eso? - “¡Y una mierda!” Me mordí los labios mientras sentía que mis ojos se empañaban. ¿Qué pretendía con todo eso? ¿Acaso le divertía? ¿Me había escogido a mí para burlarse? Volví a bufar, refregándome los ojos con las mangas con fuerza, frustrado conmigo mismo. ¡Parecía como si lo supiera! Como si supiera que hace poco había descifrado algo sobre mi pasado… ¡Y se atrevía a venir y burlarse por ello!

- No juegues conmigo.- repetí serio nuevamente, parándome y bordeando la mesa, con claras intensiones de irme de allí.

off rol:
Tantas referencias a Juego de tronos que ya puedo morir feliz <3
avatar
Xerrac Ion
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 131

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Connor Dewitt el Dom Oct 06, 2013 9:37 pm

Connor levanto una ceja, y seguido una mueca de enojo, acaso hoy en día los jóvenes ¿no sabían nada de respeto?; trato de no armar un escándalo hasta que el cuestionamiento de Xerrac lo hizo levantarse de su lugar imponiéndose, con su mano golpeo la mesa y una sombra sobre sus ojos solo permitían ver el feroz brillo de unos ojos cobre.

-Siéntate Niño, no armes un escándalo, enserio consideras que pierdo mi tiempo atormentando las mentes débiles de unos cuantos?! Ja! tengo mejores cosas que hacer!

Todo a su alrededor quedo en entero silencio, la gente salio asustada tratando de pasar desapercibida por el demonio, como pequeños animalillos que huyen de su depredador, tras de él la sombra de un lobo... Un problema de cartas, probablemente seria lo que la gente que los miraba pensaba, o más bien deseaban pensar.

-Ahora cálmate, no sé de que hablas y no me interesa, es que acaso conoces a los de mi familia?, alguien de ellos te hizo algo o agredió?! Ajusta cuentas con ellos no conmigo.

Más tranquilo se volvió a sentar, no se había dado cuenta que la botella que tenia en la mano ahora estaba rota, y con la sangre de su mano cayendo en un delgado hilo, no le importaba, apretando más el puño dejo fluir aquel liquido rojo en el piso, tras ello volvió a abrirlo y noto como la herida comenzaba a cerrar.

-Qué tienes que ver tú con los Cambia pieles?

Pregunto más relajado, no quería volver a perder su cordura, no valdría la pena volver a ser perseguido, sabia que los niños siempre traían problemas, no por ser indeseables o malos, si no, por su temperamento que difícilmente era controlado.
avatar
Connor Dewitt
Vigilante
Vigilante

Mensajes : 64

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Xerrac Ion el Lun Oct 07, 2013 8:41 am

Lo vi enojarse, terrorífico, si, pero ya no le tenía miedo a nada. Hiseé nuevamente, mostrando los caninos. Ya había salido mi inestable naturaleza demoníaca y en cualquier momento que quisiera agredirme podría a llegar a tratar de arrancarle una mano. La gente comenzó a salir espantada del local, aunque ya no nos importaba.

- ¡Cuentas pendientes! ¡Claro que si! -comenté con tristeza, al borde del llanto. No queria que se me acercara, lo unico que queria era irme de allí, correr hasta dónde estaba kardia o acurrucarme en algun tejado con chimenea. Sobé, evitando que las lágrimas cayeran y mordiendome el labio para que no temblara. Trate de tranquilizarme antes de perder los estribos completamente.

Respiré hasta tranquilizarme. Dejándome caer en el suelo y volviendome una bola. Estaba emocionalmente intestable desde la conversación con kardia y todo esto solo había empeorado la situación. - No juegues conmigo... - repetí mas tranquilo, como si fuera una especie de cábala. Me enjuage las lágrimas y me pare, recuperando la compostura todo lo que pueda. - Lo siento, estoy sensible... Y no vuelvas a mencionar a tu raza, ya bastante tengo con los que ya "conozco" - me aclaré la garganta mientras me acomodaba las ropas y me preparaba para irme. Odiaba estar cerca de él, como si fuera un recuerdo constsnte de mi pasado que volvía para atormentarme.

- Siento que te hayas lastimado y enfadado, debo irme, gracias por "el buen rato" - dije haciendo una mueca. Rebusqué entre mis bolsillos para buscar dinero para pagar mi agua... ¿Acaso el agua no era gratis en aquel lugar? Suspiré, dejando un billete de todas maneras y caminando rápidamente hacia la puerta.

Salí afuera y, sintiendo como la confusion volvia, aproveche que no había nadie en las calles y, utilizando mis garras, trepe por la pared hasta llegar al tejado, sentandome en la corniza de allí, tratando de calmar mi mente. Me había comportado fatal y debía perdirle disculpas sinceras por eso. No había sido la persona más educada, y no podia refugiarme en mi escusa de suceptibilidad. Habia estado mal y la culpa me carcomía por dentro. Era una idiotez, ¿por qué debía afectarme tanto en ese momento si no me habia afectado de esa manera desde años? Tal vez era porque ahora sentía que sabía más que lo que nunca había sabido y que a la vez me encontraba todavía mas lejos de lo que nunca había estado en toda mi vida. Era frustrante.

Suspiré, cerrando los ojos y dejando que la nieve mojara mi rostro y brazos. Había dejado mi campera dentro, podría aprovechar para recuperarla y hablar con el. O podia simplemente esperar a que saliera, estaba en la corniza, no sería dificil de ver ni tampoco de rastrear.
avatar
Xerrac Ion
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 131

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Connor Dewitt el Lun Oct 07, 2013 11:49 am

Era valiente, demasiado, no esperaba que él le hiciera frente de esa manera, una vez más algo le parecía tan familiar... Si, familiar, cuando Connor era apenas un demonio que comenzaba a conocer el mundo, aquella timidez que de repente era opacada por la fiereza de su naturaleza. ¿Cuantas veces no hizo rabiar a su padre por esa forma tan altanera de contestar? cuantas veces no recibió una represión y a él no le quedaba de otra más que obedecer de manera resignada, pero aquello lo volvió lo que ahora era, quizá por ello su familia mantenía un estatus cómodo en el infierno.

Prefirió no decir nada, comprendía la impotencia del joven, tal vez haber estado solo en un lugar hostil lo había vuelto rebelde e inestable, tomando igualmente en cuenta su naturaleza demoníaca. Connor lo dejo desahogarse, mientras lo miraba sin expresión alguna en su maduro rostro, lo miro marcharse mientras dejaba un billete sobre la mesa, Dewitt coloco sus manos en su cara para ahogar sus ganas de estallar con lo primero que se le topara enfrente, para luego pedir sin más otra botella.

-Quiero más Ron!. -Dijo mientras para sus adentros seguía meditando. -No, seria demasiada coincidencia... Dewitt que hiciste imbécil, y ¿si fuera verdad?.

Su llamado fue atendido de inmediato, sacando su cartera dejo pagado mientras tomaba su nueva botella en mano se dispuso a salir del local; miro a los costados para tomar un rumbo, el centro quizá, allá dónde estaba Kardia, quién seguramente le ayudaría a resolver ese dilema, más le valía estar en casa. De cualquier manera si su teoría era verdadera, no podía dejar a Xerrac a su suerte, no por lastima o pena, eso era estúpido, lo haría por responsabilidad, después de todo con madre humana o demonio, la sangre de los Dewitt corría por sus venas, Connor rió para si mismo cuando pensó en como de la noche a la mañana se podía volver "Padre".

-Aun después de muerta me sigues dando problemas Maria. -Susurro mientras estiraba los brazos y antes de dirigirse hacia dónde la muchacha, prefirió sentarse en una banca que estaba a un costado del bar en el que anteriormente causo un altercado. Miraba al frente perdiendo la mirada, entre el frió viento diviso la imagen fantasmal de un Huargo blanco, quizá la bebida le comenzaba a causar estragos, agito un poco la cabeza para sacarse aquella imagen y después sonrió.

-Soy pésimo educando a los niños.

Fue su ultima oración antes de comenzar a reír, realmente era una situación muy peculiar, tanto tiempo lejos de casa lo había convertido en un ser débil?, no lo sabia con certeza, solo podía asegurar que en determinado momento debía hacer frente a sus responsabilidades, una de ellas era la que se le venia encima, criar desde cero a un muchacho, dado el caso en que este fuera sangre de su sangre.
avatar
Connor Dewitt
Vigilante
Vigilante

Mensajes : 64

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Xerrac Ion el Lun Oct 07, 2013 9:13 pm

Lo vi salir del bar con una sonrisa en su rostro y otra botella de ron en las manos. Pensaba que se alejaría de allí, puesto que a pesar de haber pasado prácticamente poder debajo de mis pies no había reparado en mí. Eso era otra cosa que amaba de los techos, todos creen tener asegurado lo que pasaba en los tejados y casi nadie voltea su vista para comprobar si paso algo o no. Ahogué una pequeña risilla, sabiendo a ciencia cierta que mi campera había quedado dentro. Contra todo pronóstico, Connor se quedó en una banca de madera ubicada al lado del bar, justo debajo de la continuación de la cornisa en la que me encontraba en aquellos momentos, con la vista perdida en sus recuerdos. Suspiré y salté del techo, aterrizando sin ruido frente a la puerta del bar. Hacía frío, nevaba y yo quería mi campera... ¡Era la única que tenía! Después de todo, siempre había sido un huérfano pobre, debía cuidar lo poco que tenía con mi vida.

Suspiré al volver a entrar al lugar. Encontrándome al camarero con mi campera en sus manos y mirándola asustado. ¿Tan mala impresión le habíamos causado que ni siquiera quería qué volviéramos a pisar aquel lugar? Me reí, quitándole la chamarra de las manos y agradeciéndole por haberla encontrado. Me tomé mi tiempo para colocarla y controlar que todos los cierres estaban bien colocados, para luego dedicarle una sonrisa y pedirle disculpas por el mal momento que le había tocado pasar. Me giré sin escuchar su respuesta y me volví a encaminar hacia el techo. Ya le había pedido perdón a él, ahora faltaba lo más importante, pedirle perdón a Connor.

Volví a subir al techo y caminé sigiloso como un gato hasta quedar por encima de él. Observé como se las arreglaba para que la botella quedara cada vez más y más vacías. Y me dediqué a tirar pequeñas cantidades de nieve a su alrededor, comprobando hasta que punto podía pasar desapercibido por él. Suspiré y aburrido, salté desde donde estaba hasta aterrizar en cuclillas frente a él. No era mucha distancia, a lo sumo unos dos metros, dos metros y medios...

Me giré y le sonreí tímidamente. - ¿Esta ocupado...? - pregunté mientras me sacudía la nieve del pelo, señalando con la cabeza el espacio vacío a su lado. Veía a simple vista que no estaba ocupado, era solo una manera formal de pedirle permiso para sentarme con él y seguir hablando. Todavía tenía que pedirle perdón por lo que acababa de pasa, y mucho más importante, hacerle unas cuantas preguntas más.

- Creo que sólo necesitaba un poco de aire fresco, creo que ahora ya estoy más tranquilo... - comenté con un suspiro, dejándome caer en el lugar donde estaba, un pilón enorme de nieve. Amaba la nieve, y sonreí tímidamente nuevamente, buscando las palabras precisas para comenzar a disculparme. - Yo, lo siento... Creo que exageré un poco y me comporté como un idiota, sólo que la situación me supero... - comenté suspirando, cerrando los ojos y tratando de eliminar todos los pensamientos y quedarme sólo con las cosas buenas. "Estas vivo, tienes a Kardia, tienes un techo bajo el cual dormir y comida, no necesitas nada más..." Sonreí... "Ni si quieras debes molestarte en ellos, nunca estuvieron y nunca van a estar, resignarse no es malo, es sólo la realidad". Sonreí todavía más, recostándome sobre la nieve con un sonoro suspiro.
avatar
Xerrac Ion
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 131

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Connor Dewitt el Lun Oct 07, 2013 9:58 pm

Connor seguía distraído, prestar atención a las cosas no era algo que lo caracterizara, esperando a que esa botella le durara más que la anterior suspiraba profundamente al ver que no era así, estaba cansado y con un poco de sueño, pero no podía quedarse a dormir afuera debía llegar a casa y tumbarse en el sofá para descansar todo un día o dos, a un costado de una cálida chimenea, mientras su "Adoptiva" tocaba algún instrumento de manera suave. Su pensamiento fue interrumpido, cuando del cielo cayo una figura familiar, era ese muchacho otra vez.

No sabia la razón por la que regreso, o acaso quería tener una pelea, una mueca graciosa se dibujo, no esperaba que regresara para una revancha... luego lo escucho, le estaba pidiendo disculpas, tal vez no era tan mal educado después de todo. Connor lo miro fijamente mientras se movía a un costado de la banca, en señal de ofrecerle un lugar.

-Tranquilo, no es para tanto, solo procura controlarte. Al menos si quieres sobrevivir a los tiempos que se avecinan.

Dijo bostezando, y estirando los brazos observando como otra botella habia quedado vacia, realmente tomaba alcohol como si se tratara solo de simple agua, una expresion de cansancio se miraba en sus ojos, pero no fisico, más bien mental.

-No tienes que disculparte, me gusta tu caracter, eres valiente, te faltan unos treinta centímetros más pero, eres de respeto. En estos tiempos muy pocos son como tú. En fin.

Dewitt coloco sus brazos tras de su cuello para recargarlo mientras cerraba sus ojos y continuaba la charla. -Dime entonces, ¿por qué te afecto tanto? Seamos directos, tengo sospechas de algo pero solo necesito que tú las confirmes.

Sin ir darle vueltas a las cosas, necesitaba desenredar de una buena vez todo lo que lo familiarizaba con Xerrac, saber que tan cierta era su teoría, y con ello ver la manera de reparar en parte el daño que había causado, no ofrecía un amor excepcional de padre, Connor era un tempano respecto a eso, sin embargo podía dar las enseñanzas que él tuvo del suyo.
avatar
Connor Dewitt
Vigilante
Vigilante

Mensajes : 64

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Xerrac Ion el Mar Oct 08, 2013 8:53 am

- Prometo controlerme... - contesté con una sonrisa, levantándome del pilon de nieve y ocupando el banco a su lado. Sacudí la nieve de mi ropa y mi pelo, generando pequeños montoncitos de la misma a mi alrededor. - Sobreviví a 16 inviernos y planeo sobrevivir a muchos más... - ¿Era una amenaza? ¿Me estaba amenazando? Pestañé perplejo un par de veces, pensando que tal ves no había sido una buena idea haber volvido allí. Sonreí tímidamente y me entretuve unos segundos escuchando el silencio entre nosotros y pateando la nieve a mis pies.

Me reí ante su comentario - ¡No todos podemos ser tan altos como una puerta! Aunque espero todavía seguir creciendo. - comenté halagado por su observación. Me habian dicho muchas cosas de mi caracter inestable pero valiente nunca había sido una de ellas. Se recosto hacia atras, evidenciando el cansancio. Después de todo, los demonios si se emborrachaban y se cansaban.

Suspiré antes su pregunta, después de todo le debia la respuesta como compensación a los problemas causados. - Uno de mis padres es un cambiapieles, o por lo menos esa es la suposición mas acertada... Igual admitó que sobreexagere, estuvieron muertos dentro de mi cabeza por tantos años que ahora cuesta procesar información. - expliqué estirandome y mirando al cielo. Todavia era temprano, pero la luna se asomaba impaciente por entre las grises nubes. - Da igual, ya nada importa... - agregué con un encogimiento de hombros. Subí mis piernas hasta el pecho y las abracé, resguardándome del frio y el viento.

- ¿Los demonios se resfrían? - pregunté curioso. Yo me "resfriaba" de vez en cuando, pero después de todo yo era mitad humano. - Si seguimos aqui afuera podriamos comprobarlo... - dije divertido poniendome de pie. Ahora había comenzando a nevar con un poco más de intensidad y la calle poco a poco se cubría de blanco. Connor parecía afectado por el alcohol, aunque seguramente no lo sentía debido al mismo.

- ¿Cuales eran tus sospechas? ¿Conoces algun cambiapieles que pueda ser mi familiar? Si lo conoces golpealo de mi parte y dile que si va a tratar de matar a un bebe que por lo menos se asegure de que este muerto antes de tirarlo a un contenedor... - dije chequeando la lengua resentido. Me giré y le sonreí, después de todo el no tenía la culpa de mi pasado.
avatar
Xerrac Ion
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 131

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Connor Dewitt el Mar Oct 08, 2013 2:53 pm

Parecía que el muchacho respondía exactamente lo que Connor pensaba en aquel momento, sus sospechas eran aclaradas de manera tal que el Demonio tendría que verse orillado a callar o de una vez terminar con el problema, sabia que no podría ocultarlo para siempre, sin embargo presto atención más detalladamente a lo que él le decía.

-Tú mismo lo dijiste, dentro de tu cabeza, pero la realidad es tan extensa y con una infinidad de posibilidades.

Fue lo único que se atrevió a responder, mientras continuaba indagando en las emociones de Xerrac. A Connor le parecía graciosa la manera en la que mostraba una inocencia pura, su esencia demoníaca era perfectamente contrarrestada con aquellas muestras de chispa... Un demonio resfriarse, nunca lo había experimentado, su cuerpo era más resistente a los climas extremos a diferencia de los humanos pero debía tomar en cuenta que Xerrac no era precisamente un Demonio de sangre pura.

-Bueno podría ir al Sahara y estar sin comer una semana, bajo el radiante sol y luego la salvaje noche... Los climas hostiles no me afectan, pero tú eres diferente, a pesar de tu gran resistencia, llevas sangre humana.

Lo miro y de nuevo aquellos ojos, eran exactamente como los de ella cuando algo no le gustaba o simplemente hacia un berrinche porque Connor debía irse, la relación entre ambos siempre fue ambigua, debido a sus diferencias, esperando que Xerrac heredara mejor el carácter mesurado y reflexivo de Maria antes que el temperamento y furia de Dewitt.

-Eres igual a ella, tienen esa misma forma de mirar, incluso el carácter... Nunca has pensado en que ¿quizá nunca te odiaron?... Tal vez la familia de tu parte humana aborrecía la idea en contra de la de tu madre. -Le dijo mirándolo fijamente, era como si tratara de reconfortar aquellos golpes del pasado, una manera simple de expresar un "Tengo otra versión de la historia". -Créeme, lo golpearía hasta dejarlo medio muerto, sin embargo quién en este mundo esta libre de errores?... Solo mira a su dios, el libre albedrío, Mira pero no toques, Toca pero no pruebes, prueba pero no tragues. Todo para su privada y sádica sesión de humor en su reconfortante cielo, mientras otros realizan el trabajo sucio. Tú mismo lo has vivido, te toco un calvario, mientras los ciervos de Dios te castigaban sin piedad, te alejaron de tu familia.

Connor apretó los puños, sus palabras tenían resentimiento, uno bastante especial. Para él, el averno tenia más dignidad y honor que el cielo que se burlaba del hombre jugueteando con sus efímeras vidas, y luego lanzandolas a las profundidades del Hades, claro ejemplo fue el de Maria, querer a un Demonio le costo más que solo la vida, trajo al mundo a un Deimos que pagaría por sus errores, y no estaba nadie para evitarle el dolor, contrario a ello, los bondadosos y fieles curas de una iglesia forjada por el sudor y sangre de otros pueblos se excitaba con su dolor, sin lugar a dudas, su Dios estaba enfermo.

-Pero ella no fue la única con culpa, Yo tenia que irme, mi trabajo ahí terminaba, no tenia nada más que hacer, y nada de eso hubiera pasado. No me permitieron regresar al lugar, temían que una guerra se desatara por mi capricho de unas noches. Luego supe que su familia contrato exorcistas para purificarla, debió ser doloroso, cruel. Y luego nada, todo rastro de ella desapareció. La única razón para hacerle toda esa clase de perversiones, es una... Xerrac -Dijo mirándolo con seriedad, esperando cualquier reacción, cualquier si el disponía enfrentarse a Connor con justas razones debía hacerlo, Dewitt no se opondría a la rabia que desahogara en su contra. -Maria debía llevar un Deimos en su vientre, para ser sometida a su tortura, si mi sospecha es cierta... Ella debió ser tu madre, y el resto ya lo sabes.

Connor se agacho recargando los brazos ahora sobre sus piernas, con la cabeza agachada, tantos años sin tener remordimiento alguno repercutían ahora en su cabeza, no pedía ser amado y respetado como un padre de la noche a la mañana, seria absurdo, después de todo Xerrac había tenido una vida dura, y todos esos años pensó que sus padres lo odiaban.
avatar
Connor Dewitt
Vigilante
Vigilante

Mensajes : 64

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Xerrac Ion el Mar Oct 08, 2013 7:12 pm

- Si que estás hecho de hierro, eso explica el porqué tomas ron como si fuera simple agua… - Comenté con un gesto de sorpresa. Sabía que los demonios eran resistentes, sólo que nunca esperé que lo fueran tanto.  

Lo escuché hablar nuevamente, continuando otra vez con los parecidos con aquella muchacha llamada María. Parecía como si sus recuerdos lo siguieran atormentando después de tantos años. Me callé para ser cortés, puesto que si abría la boca seguramente e gritaría que dejara todo ese rollo. Era un poco bastante incómodo, más sabiendo que solamente estaba expandiendo sus suposiciones y sus propios recuerdos más allá de su cabeza, como si necesitara algo que personificara a su enamorada. Arqueé una ceja al escucharlo mencionar mi supuesta familia humana. Si le había contado mi historia no era precisamente para que se burlara de mí. Tomé aire para decir algo, pero me callé, ya resignado a no comenzar otra pelea. – Tienes razón, nadie esta libres de errores, y por ello no soy quien para juzgar a su Dios. Pero si hay algo de lo que estoy completamente seguro es que ellos debía de opinar exactamente lo mismo sobre nosotros… - comenté aún confundido por sus palabras. ¿A qué quería llegar con todo eso? Era extraño escucharlo y hasta incluso llegué a creer que estaba borracho y eso lo hacía divagar sobre las cosas. Pero no, no era el caso, ya que a pesar de haber estado tomando como si fuera una esponja humana, todavía seguía en sus plenas capacidades.

Escuché el relato de la historia, de cómo continuaba y cómo acababa lo relacionado con María. Lo escuché atentamente, sintiéndome un poco receloso nuevamente por aquel comentario sobre “Tu familia”. ¿Podría dejar ya de decir eso? Era como si constantemente le dijera a un paralítico lo fantástico que era correr, era una metáfora un poco cruda, pero era la realidad, refregándote tus cadencias en la cara sin mucha delicadeza. Me abracé el torso, disgustado pero sin embargo escuchándolo curioso, aún preocupado por la suerte que había corrido aquella muchacha que, a pesar de que no la conocía y que nunca llegaría a hacerlo, me simpatizaba más allá de lo racional.

¿Yo era la única razón para que todo eso le pasara a María? Arqueé una ceja y lo miré incrédulo y desafiante. Ahora quería utilizarme como chivo expiatorio por sus culpas a lo que le pasó a su amante… ¡No me haría responsable de cosas que seguramente no habían tenido nada que ver conmigo! No iba a dejar que se las agarrara conmigo para sentirse mejor, no iba a dejar que divagara y me utilizara como escusa para desahogar su ¿venganza tal vez? Me alejé unos pasos preocupado de que se violentara conmigo, haciendo silencio para que continuara de una vez por todas.  

- ¿Qué…? - ¿Qué?¿Qué?¿QUÉ? Fue lo único que pasaba por mi mente. No entendía como todo había llegado hasta aquel extremo. Nunca había escuchado hablar de María hasta esa tarde y no porque me pareciera a ella tenía que ser familiar ni nada por el estilo. Cerré los ojos y sacudí la cabeza. Si María era mi supuesta madre, entonces él era ¿Mi padre? Volví a negar con la cabeza, alejándome unos pasos y respirando agitadamente. “¡No juegues conmigo!” quería volver a gritar, a echarme a correr y alejarme de él. Sus conjeturas de borracho no llegaban a ningún sitio, y no me agradaba la idea de que se estuviera divirtiendo a costas mías. Exhalé nuevamente, desechando la última idea. Ni aunque fuese un demonio, nadie podía ser lo suficiente cruel como para burlarse de eso… ¿O sí? – Estás borracho, ves cosas donde no las hay… - comenté con la voz tomada, alejándome unos pasos más de él. Estaba asustado, triste y molesto. Tantas cosas habían pasado que lo único que quería hacer en esos momentos era desconectarme completamente de la realidad, correr a casa de Kardia y escucharla tocar aquella suave y hermosa música que te trasportaba a un mundo feliz. A un lugar sin pasado, sin padres, sin exorcismo ni orfanatos, a un lugar donde no se aparecía gente extraña para decirte cosas sin sentido… Lloriqueé confundido. Diga lo que diga, no podía ser cierto. No podía.      

- Si, definitivamente deberías volver a casa, estás borracho y deliras. No nos conocemos y tampoco conozco a María. No soy a aquel que buscas y definitivamente tú no eres mi… padre… - dije mirándolo con los ojos abiertos y serios. Demasiada información en tan poco tiempo y por si fuera poco todo era tan vago y subjetivo que si le creía iba a ser nada más por el simple hecho de anhelar pertenecer a algo. Suspiré y masajeé mis sienes, sonriéndole pacientemente. – Todo es una gran equivocación, espero que encuentres a tu hijo y que tengas mucha suerte en eso y que formen la familia, yo por mi parte me retiro. No me involucres en esto… - comenté mientras me volteaba y me alejaba lentamente de allí. No sería usado como el pobre huérfano manipulable, no formaría parte de su locura.
avatar
Xerrac Ion
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 131

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Connor Dewitt el Miér Oct 09, 2013 7:53 pm

Connor espero aquella reacción, sabia que no podía obligarlo a creerle mucho menos a que lo tratara como lo que era, su "padre", aquello se ganaba con el tiempo y la confianza, debía darle un espacio para poder tragar todas aquellas emociones, de un día. Había pasado tantos años sin saber nada sobre sus padres, con una idea parcialmente errónea.

Dewitt no lo siguió, era preferible volver a casa a lado de Kardia, para hablar sobre el tema. Tal vez era la única persona que lo entendía, se levanto de la banca mientras estiraba los brazos, la nieve caía de manera más intensa cubriéndole los hombros, su respiración emanaba un cálido vapor que se podía ver.

Camino entre la gente perdiéndose, mientras en su cabeza comenzaba a sonar una canción de el viejo tiempo de antaño, una banda que se volvió su favorita cuando era más joven.

The Masterplan:

Al ritmo de sus pasos aquel sonar le inundaba el pensamiento, pareciendo un fantasma entre todo ese mar de personas que iban de un lugar a otro dentro de su propio mundo perfecto en el que todo estaría bien, Connor estaba solo, más solo que nunca.
avatar
Connor Dewitt
Vigilante
Vigilante

Mensajes : 64

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Xerrac Ion el Jue Oct 10, 2013 5:09 pm

avatar
Xerrac Ion
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 131

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Re encuentros.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.