Ultimos Temas
Reapertura [17/8]

Reapertura del foro!
Dominio personalizado!
Nuevos personajes Cannon disponibles
Nuevas tramas y actualizaciones
Anuncios
Our Staff
Gabriel
Admin
MensajePerfil
Amethyst
Admin
MensajePerfil
Gray
Admin
MensajePerfil
El staff esta disponible por me para cualquier duda que puedan tener. Si su problema es tecnico o no es personal se les pide que por favor utilicen el subforo de dudas /quejas y sugerencias ya que su duda podria ser tambien la de otro, de esta formar redistribuimos la información y ayudamos mas a nuestros usuarios. Agradecemos su colaboración
Links rapidos
Los reconocidos
Award
Award
Award
Los mas buscados
Wanted
Wanted
Wanted
Wanted
Normas Basicas
❧ Nada de Fisicos humanos, este es un foro anime
❧ El mínimo de líneas por post es de diez completas
❧ El tamaño predeterminado para los avatares es de 180x400 ni mas ni menos
❧ El tamaño máximo para las firmas es de 500x500 y se pueden tener máximo 2 en la firma visibles, si se quieren tener más se pueden meter entre Spoiler.
❧ Solo se puede mantener un maximo de 4 cuentas

Creditos & agradecimientos
El diseño del foro fue hecho por Sylver de Glintz, agradecemos a las comunidadesde Glintz por sus maravillosos tutoriales y trucos para nuestro foro y a la comunidad de Source Code por compartir los codigos que utilizamos para nuestro querido Silent. Las imagenes son de sus respectivos autores, solo fueron retocadas y editadas por el staff para mantener la armonia del foro. La trama es una ficcion original creada por el staff, con adaptaciones de otros escritos, modificados y adaptados a la ficción para nuestros propocitos. Agradecemos especialmente a Eniozu, Frejya, y Kata por su apoyo para nuestra comunidad. Y obviamente a todos los usuarios de Silent Soul que hacen todo esto posible.Ademas queremos incluir en la lista a nuestro corrector ortografico portatil (alias Gray) por su ayuda en la redaccion y correcciones para el foro. Gracias por ayudarnos a mejorarlo
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Nov 07, 2015 10:22 pm por  Invitado

» [Privado] El orgullo está para tragárselo.
Miér Ago 19, 2015 4:44 pm por  Inm Ebonfear

» Cry Out [Re-apertura]
Lun Ago 17, 2015 8:20 pm por  Invitado

» [Combate Privado] Encuentro Prevenido
Sáb Ago 15, 2015 1:13 pm por  Marcel Dumont

» Holas Sigue vivo el foro?
Mar Jul 21, 2015 10:07 pm por  Moira LeNoire

» Galerías Vaynese [Tema libre]
Lun Jul 20, 2015 6:25 pm por  Mila Vaynese

» Sobre cuantos personajes se pueden tener
Vie Jul 17, 2015 6:36 pm por  Asmodeus Loki Akibeel

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (élite)
Lun Jun 22, 2015 6:29 pm por  Invitado

» Fantasy based in reality // Afiliación Elite
Lun Jun 22, 2015 1:23 am por  Invitado

» Afiliación (Élite)
Jue Jun 18, 2015 11:52 am por  Invitado


Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Mar Oct 15, 2013 11:02 pm

Las tardes de otoño le gustaban, la brisa fría que se escapaba por los ventanales y sonrojaba sus mejillas, aquella sensación satisfactoria en su cuerpo la relajaba, más el espectáculo de las secas hojas que danzaban afuera, una hora perfecta para tomar una caliente taza de café, los colores amarillos, rojizos y café que bañaban su tienda le daban cierto toque antiguo y elegante, la hacían estar en su zona de conforté.

Sentada sobre un amplio sofá, se mantenía leyendo un viejo libro de demonios, con sus dos hermosos zafiros atentos, una guerra que era contada tan a detalle que en su memoria podía recrear cada escena a la perfección, su rostro tenia dibujada una frágil sonrisa, parecía un ángel ahí, posada suavemente con gracia, con su característico vestido en color azul que hacia ver su piel aun más blanca, tomando ligeros sorbos de la bebida reconfortante con sus labios rojos como una manzana que se veían apetecibles, cualquier mortal caería en su encanto, sin considerarla una amenaza, pero de cierta manera su fragilidad no era un arma, a su consideración era aquella mente aguda y zagas lo que hasta ahora la había mantenido con vida.por lo que siempre estaba atenta a lo que le rodeaba, y algo aquel día le tenia inquieta, con el pensamiento fuera de sitio; sin saber qué o quién irrumpiría a la entrada, Baratheon suspiro.

-Valar Dohaeris

"Todos los hombres obedecen" en Alto Valyrio susurro cuando una fría ventisca abrió abruptamente la puerta, aun con el semblante sereno, y sin temor, si algo caracterizaba a la Deimos era su templanza. Levanto su mirada de color zafiro mirando fijamente la entrada.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Mar Oct 15, 2013 11:47 pm

Una vez más, aquella pesadilla que se hacía día a día más real interrumpía el sueño del hombre con cabellos plateados, que tranquilamente había estado reposando en la grandeza de su cama. Después de cierto punto del sueño, se levantó de un salto, sentándose sobre la cama, talló su cabeza tratando de opacar la jaqueca y se dirigió a tomar una ducha fría, a pesar de que el clima otoñal llegaba y junto con él, los helados vientos anunciando el invierno. Salió de la ducha algunos minutos después, tomó su pantalón negro y se lo puso sobre el bóxer del mismo color, su vestimenta estaba adornada por unas botas del mismo color que lo anterior. Se dirigió hacia un gran espejo lustroso sobre un pequeño mueble, en el cual había algunos perfumes, desodorantes y demás. Acomodó su cabello blanco con sus manos, solamente desarreglándolo un poco a su estilo, tomó el líquido de aquellas botellas para tener un aroma refrescante. Abrió un cajón de la parte superior y sacó de él dos pistolas de color negro, y las miró con atención, aquellas tan relucientes e imponentes. —Ebony... Ivory...— susurró con detenimiento mientras miraba cada una por separado, terminando por guardarlas en la parte trasera de su pantalón. Finalmente, tomó un abrigo de color rojo, el cual no cubría su abdomen ni pecho y se lo puso sin más demoras, tomando su espada Rebellion antes de salir.

Últimamente había estado buscando información acerca de Mikaris y otras clases de demonio en distintos establecimientos, librerías, gente con experiencia en demonología, tiendas de interés, pero no había encontrado ninguna información relevante para él, eso le molestaba. En esta ocasión iría a una tienda de antigüedades, según había escuchado, había cosas allí que guardaban mucha historia y quería comprobar si aquello era verdad. Sin mucho preámbulo, viajó a toda velocidad por la ciudad hasta llegar a la dirección indicada, la hora era perfecta, un hermoso atardecer se ocultaba entre altas copas de árboles, los cuales perdían sus rojizas y amarillentas hojas gradualmente, conforme pasaba el tiempo; cada vez menguando más sus ramas. El cálido color del sol recaía sobre el establecimiento de su destino, cosa que lo hacía parecer más elegante y real.

El hombre se aproximó hacia la puerta con un paso moderado, ésta tenía un letrero que indicaba que estaba abierto, así que tomó la perilla y la giró para abrir la puerta sin mucha fuerza. Una ráfaga de viento entró repentinamente, ondeando los cabellos alborotados de él, mientras la luz del sol opacaba cualquier cosa que no fuese su simple silueta, el blanco de su cabello y de sus irises, acompañados de aquella clara tonalidad celeste en sus orbes. Dio un par de pasos hacia adentro del lugar, tan imponente como sólo él podía ser, sin perder sentido alguno de la elegancia. —Buenas tardes.— Comentó relajado, viendo a la hermosura detrás del mostrador. —Estoy buscando un libro...— Giró la cabeza hacia ambos lados, como tratando de encontrarlo a simple vista. —Se llama... “Las Crónicas de Dante: El Tigre, la Maga y el Guardarropas.— Concluyó ahora volviendo a ver a la joven, contemplando cada una de las facciones de aquel hermoso rostro.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 16, 2013 12:07 am

Levanto la ceja admirada, curioso libro aquel que había pedido, observo las vestimentas del caballero, intuyendo que no se trataba de cualquier mortal simplón, la muchacha miro de reojo el reloj, caían las 6pm faltaba mucho para que su hermano y padre adoptivos llegaran, por lo que medito sobre lo que haría en su siguiente acción, le pareció curioso el hecho de que el peliblanco tuviera aquel sentido del humor tan directo, que la hizo esbozar una sonrisa más amplia. Un viejo toca discos interpretaba "Air" del compositor Bach, causando que el ambiente tan callado se relajara, la dama tomo su taza de café para darle un nuevo sorbo.

-No, creo que ese libro no lo encontrara entre estos viejos estantes, pero puedo ofrecerle otras variedades. -Aclaro con respeto, su voz era profunda,pero cálida y suave tan melodiosa como melancolica; enseguida le ofreció asiento con un ademán, en una amplia silla de cedro forrada en piel, que estaba posada a un costado, cerca de una pequeña mesa con una tetera y un par de tazas. -Si gusta tomar asiento, y me da algún otro nombre u autor, con gusto atenderé.

Dijo entreabriendo sus labios carmesí, mientras los humedeció con su lengua que se deslizaba tímida en ellos, dejando claro que eran de un rojo natural, todo en la Deimos era tan natural, inclusive aquella melancolía con la que cargaba. Con delicadeza saco varios libros que tenia al alcance, como si los hubiera preparado desde hacia rato, mantenía poco contacto de miradas para guardar su compostura como una dama, con sus delicadas y finas manos tomo un trozo de tela blanco para limpiar el polvo y mostrarle de manera más concreta los títulos que ahora le ofreció.

-Espero poder abastecerle sobre lo que busca. Tenga la libertad de preguntar lo que deseé.

Kardia levanto finalmente sus orbes haciéndole frente, para mantenerle un duelo pareciendo una tormenta de hielo, debido al choque de sus miradas azules y frías como los polos, un suspiro inflo el pecho de la muchacha desvaneciendo el silencio. Una traviesa ventisca que se escapaba por la ventana le movió suavemente el cabello dejando escapar el suave aroma de su piel, de un toque a lirios y vainilla.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 16, 2013 12:37 am

Hizo una leve mueca al escuchar que el libro no estaba en la tienda, aunque claro, fue fingida puesto que no conocía ningún libro con ese título, pero fue bueno para romper el hielo. De igual forma, la voz de aquella joven lo hizo viajar por lo más profundo del tiempo, atravesando infinitos portales que lo llevarían a recorrer cientos de años de su vida, años en los cuales estaba su reina. Por alguna extraña razón, la voz de la amable chica frente a él le parecía muy similar a la voz de Mika, su profundidad y la calidez de la misma hizo que por un instante sus vellos de la nuca se erizaran. La melancólica voz de la joven hacía una perfecta combinación con la pieza que sonaba de fondo, una pieza inolvidable. Éste se detuvo a pensar por unos momentos, antes de que ella le ofreciera asiento con un leve ademán. La silla estaba adornada con piel, cosa que la hacía muy cómoda.

Éste tomó asiento al costado de la joven, frente a una pequeña mesa que tenía encima un par de tazas y una tetera. Siguió escuchando lo que aquella decía, en silencio mientras contemplaba el lugar sin mucho detenimiento. Giró su rostro hacia ella y pudo ver cómo ésta humedecía con fragilidad y calma sus labios rojos, dejando en claro que eran naturales, aquello le pareció interesante pero no mostró sonrisa alguna, ni siquiera levantó su ceja, no quería parecer desconsiderado. Tomó los libros que la señorita le ofrecía, eran todos de grueso lomo, tenían fácilmente más de 1000 páginas, bastante información para leer. Aquel leyó los títulos con detenimiento y los colocó sobre la mesita donde estaban las tazas. Miró frente a frente los orbes de la fémina y degustó de ellos tanto como pudo, no perdía ritmo alguno en su penetrante mirada, no se inmutaba ni un poco. —Bach...— dijo en voz baja, sólo para ella mientras continuaba disfrutando la pieza musical.

Giró su rostro hacia los estantes y suspiró algo pesado. — Para serle sincero, hermosa señorita. Yo no estoy buscando algo en específi- bueno, sí busco algo en específico, pero no es un libro. Trato de encontrar información en ellos pero...— hizo una leve pausa y exhaló una gran cantidad de aire almacenada en sus pulmones. —No importa, no busco nada en particular, pero yo creo que me gustaría hacerle compañía por un rato. Si a usted no le molesta, claro.— su voz era débil, un poco grave pero entendible, la lentitud y profundidad en sus frases inundaban el establecimiento, por más débiles que fueran. Sonrió de medio lado mientras volteaba a verla y estiró su mano, esperando tomar la de ella para depositar un beso sobre la misma. —Me llamo Máximo Décimo Meridio, Comandante los ejércitos del Norte, General de las Legiones Fénix, leal servidor del verdadero emperador, Marco Aurelio. Padre de un hijo asesinado, marido de una mujer asesinada y alcanzaré mi venganza en esta vida o la otra.— Dijo aquello como recitándolo en aquel clásico, sin perder su expresión de seriedad y aun sujetando a la chica de su mano.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 16, 2013 1:01 am

Lo observo, parecía sereno, y ello le agradaba, con franqueza mantuvo sus ojos, lo escucho susurrar algo apenas audible, mientras ella igualmente tomaba asiento, escuchándole atenta, buscaba algo, al parecer últimamente la gente le buscaba para encontrar cosas, que igualmente ella hallaba con facilidad, recordando la unión de padre e hijo de la que fue anfitriona, e igualmente la de un regalo que alguien haría especialmente; saliendo de aquel pensamiento arqueo una ceja, estaba a punto de contestar, antes de que el joven cambiara su posición de búsqueda a una de simple y mera compañía, por lo que ella contesto sutilmente.

-Al contrario, me alagaría, este no es un lugar que la gente frecuente mucho, por lo que la mayor parte de mi tiempo la paso en soledad, nunca cae mal una charla... Permítame ofrecerle algo de tomar, café, té, o gustaría un vaso de Ron?

Recordo que Dewitt guardaba en una vieja cava varias botellas de refinadas bebidas, dignas de un catador exigente, miro la cortesía, ya no existían tantos varones con aquellos gestos de caballerosidad; ella extendió de igual manera para recibir el saludo, manteniendo su tranquilidad, acto seguido escucho su presentación, la cual le fue una gracia, haciéndola reír de manera delicada, desviando su gesto a un lado.


-Bienvenido sea a esta su humilde morada, gusto de presentarme en esta ocasión como Kardia primogénita de Lord Ezio Baratheon, nuestra es la furia. -Tras su presentación dio una reverencia, y camino para buscar así la botella que anteriormente había ofrecido. -Entonces, señor Maximo, ya que ha dejado en cuestiones secundarias lo que vino a buscar, de que desea hacer amena esta charla?.

Entre sus delicadas manos tenia la bebida, de un color ambarino, con ella un vaso que deposito sobre la mesa de madera, mientras se sentaba. esperando a que el muchacho le indicara que gustaría tomar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 16, 2013 1:27 am

La soltó despacio mientras la escuchaba hablar. Ella tenía razón, nunca era malo hablar con alguien. Escuchó aquella agradable risa y no le desagradó, mas se mantuvo inerte sobre su silla. Escuchaba ahora lo que le ofrecía de beber, hacía mucho tiempo que no probaba un buen trago de ron, así que se dispuso indicarselo, pero fue interrumpido por la presentación de la joven. Rió un poco al escucharla.

Se puso de pie de igual forma para responder la reverencia con una propia y añadir unas pequeñas palabras. —Muchas gracias, es un placer conocerla, espero no causarle inconvenientes.— Dijo en un tono respetuoso antes de ver cómo se alejaba. Tras unos instantes, la chica volvió con lo que había dicho y este le sonrió.

—Ron, ron está bien, hace mucho que no lo pruebo.— Comentó serio mientras tomaba asiento nuevamente, viendo de reojo aquella botella que parecía contener un suculento manjar, aquella misma que era adornada por las blancas y al parecer delicadas manos de la anfitriona.

—Por cierto, no es necesario que me llames Máximo. Puedes llamarme como lo hacen los demás. En la Demonología...— se detuvo al decir esto, sin pensarlo había declarado que era un demonio, sabía que la joven no era nada tonta y se percataría de ello, probablemente la joven saldría corriendo o se aterraría, esa era la peor de las visiones para él, por otro lado, podría tratarse de un ángel y conquistarla sería todo un desafío que estaría dispuesto a correr. Finalmente no tuvo más opción que terminar lo que empezó, pero debía hacerlo de la forma correcta. Se puso de pie nuevamente y le estiró la mano por segunda ocasión, para tomar sus suaves dedos entre los propios, acercando su mano a la altura de los labios. —En la Demonología me llaman "Dante", así puede llamarme usted. Y déjeme decirle, que es un placer conocerla.— Sonrió de medio lado mientras llevaba la mano de la muchacha hacia su boca, depositando un segundo beso sobre aquella tersa piel.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 16, 2013 1:45 am

Kardia sirvió el vaso agregándole un par de hielos, con delicadeza lo coloco frente a su invitado, enseguida el mismo desvelo su verdadera identidad, no le sorprendía, ya lo había intuido desde que cruzo aquella puerta con su porte y galanura, además aquella cabellera platinada la reconocería en cualquier lado, fascinada había leído historias, mitos y leyendas sobre el rey Demonio, desde niña le apasionaba todo lo relacionado con los tres hermanos, ahora una sencilla mestiza tenia el honor de conocer en persona a una de las figuras más antiguas y poderosas del mundo frente a ella.

-Como desee mi Lord.

Baratheon sintió nuevamente un saludo más, igual de cordial. De haber sido otra persona se hubiera comportado desde un comienzo sin tanta elegancia, pero ante su majestad, la muchacha mantuvo aquel comportamiento digno de una doncella.

-Al contrario mi señor, el placer es mio, espero que su estadía aquí, sea enteramente placentera.

De ser quizá otra entidad, caería ante los encantos del gallardo hidalgo, del cual entre sus mágicas lecturas, tenia entendido era todo un conquistador, y cómo no? con esa galanura, pero no era una frágil niña a la que las palabras endulzadas de un hombre, en este caso Rey, le llenaran el oído con cantos utópicos, sabia mantener la tranquilidad, por lo que aun sonriendole tomo su debida distancia, manteniéndole la altura de la voz, los gestos más acentuados con el carácter noble que la distinguía, dándole clara muestra de que estaba frente a una mujer que sabia su posición, y la mantendría aun frente a una de las entidades que durante toda su vida había deseado tener el gusto de conocer.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 16, 2013 2:09 am

Las cosas se habían tornado extrañamente gratificantes en cierto aspecto para el hombre de cabellos claros. No le hubiese gustado que la chica escapase, sin embargo, tampoco le gustaba mucho que se dirigiera a él de aquella forma. Tales cosas como “Mi Lord” y demás le resultaban un poco incómodas, puesto que, la situación lo había sugerido en contra de su propia voluntad. El hombre tomó el vaso entre sus delgados y largos dedos, bebiendo un poco de aquel delicioso líquido, tan sólo escuchando cómo ella hablaba, no sabía si estaba siendo condescendiente o si todo lo que decía era en serio, pero de igual forma no le agradaba mucho.

—Lamento decepcionarla, pero lo que relatan sobre mí no son más que mentiras.— Dijo tranquilo mientras continuaba bebiendo tranquilamente el líquido de su copa, antes de volver a ver a la joven a los ojos. —Las cosas que has leído de mí deben ser muy antiguas, aquellas épocas de... benevolencia, quizá. Ahora todo es diferente, nadie se ha atrevido a escribir nada sobre mí, y el que lo ha hecho puedo asegurarte que... su alma debe estar besándole los pies a Vergil, por arrepentimiento.— Comentó tranquilo, dejándole claro que aquellos que se atrevieron, habían sido asesinados por el mismo Dante, y custodiados en el infierno por Vergil.

Él se percató de que la chica guardaba sus distancias, eso le agradaba, que estuviera en guardia, siempre preparada para ser asesinada de una forma no tan fea. Guardó silencio por un momento, el único ruido audible era el de los hielos chocando contra las paredes de cristal de la copa. —Kardia, ¿usted conoce a Mikaris? ¿Ha leído algo de ella?— Le preguntó en voz baja, como poco convencido y sin voltear a verla. Sus ojos estaban plasmados en aquel par de hielos, mirándolos fijamente y sin esperanza. Él sabía que encontrar a Mikaris era imposible, pero algo le decía que debía seguir buscándola, aunque eso le costara la propia vida.

El hombre se puso de pie, llevando consigo la copa en la mano hacia una estantería de libros, inspeccionando aquellos que podían verse a simple vista, sereno y con calma, esperando por la respuesta de la ojiazul.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 16, 2013 2:33 am

Ella alzo su rostro, escuchando atenta sus palabras, realmente ya no era el mismo del que había leído, pero sus años a pesar de ser pocos indicaban que en el fondo, en esos recovecos oscuros del alma, si es que todos tenían alguna, una pizca de un ser pasado quedaba vigente, palpitante, estorbando como una astilla que supuraba con el paso del tiempo, algo que no sanaba.

-Dante. -Dijo con más seriedad. -Con el debido respeto que mereces, tus ojos no dicen lo mismo.

No tenia temor alguno en sus palabras que se volcaron crudas, tal vez era Rey, pero no gobernaba la manera en la que ella podía pensar y expresarse, recodando uno de esos tantos mitos, había perdido a su reina consorte, la desgracia más grande para un hombre fuera ángel o demonio, era perder parte de su identidad, y la reina, formaba gran parte de la identidad de aquel magno demonio.

La pregunta estaba de más, Mikaris, tenia conocimiento de algunas cosas, quizá el ya las sabia, o tal vez no, si tomaba en cuenta que había llegado hasta ella con esa mera intención, su gesto serio estaba clavado en Dante que ahora tenia esa sazón de desesperanza. Baratheon tomo un libro que se encontraba debajo de su asiento era grande y muy viejo, al abrirlo las hojas estaban en blanco, y un ambiente más pesado inundo la sala, Kardia tenia las manos sobre las hojas que se transcribían en letras de sangre, sus ojos se tornaron más azules con un brillo gélido, las campanillas que colgaban en el techo se agitaron sonando abruptamente, entonces hablo.

-Más allá de las tierras a Asshai, dónde el dominio de los ángeles y los demonios termina, en las oscuras sombras de aquellos que no están vivos, pero tampoco muertos, cuando el sol salga en el oeste  y se oculte en el este, la montaña se mezca  cual hoja al viento, los mares ardientes de Dite sequen, y tu corazón vuelva a agitarse la volverás a ver, no antes, no después.

Una profecía. Aquello era una profecía que Dante debía descifrar por su cuenta, Kardia cumplió con lo que él pedía exclusivamente, la niña retiro sus manos del objeto y toco su frente, sudaba frío, aquello no le agradaba en lo absoluto, sus dones sobre la magia que trascendida a lo blanco y negro la dejaban exhausta, ningún mortal aguantaría aquella clase de rituales, bendita era la sangre demoniaca que recorría sus venas.

Trato de retomar su respiración y se relajo volviendo a ver a Dante ahora más tranquila.

-Es con lo único que puedo ayudarte, si de algo estoy segura es que ella no esta en el mundo de los vivos, sin embargo no la encontraras mucho menos en el de los muertos.

Finalizo quedándose callada y descansando su cuerpo sobre el respaldar de su asiento.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 16, 2013 1:16 pm

Sin prestarle atención, hundiéndose en los estantes, leyendo los lomos de aquellos libros apilados, escuchó la misma voz, pero esta vez iba un poco distinta que como lo había ido. Aquello le agradaba, el hecho de que la chica dejara el “usted” por el “tú”, y la forma en que se dirigió a él le pareció algo atrevida, algo que tampoco le desagradó. Sin embargo, lo que ella dijo le pareció algo intrigante; él sabía que Kardia tenía razón, pero nunca había visto a alguien que se lo dijera, todos actuaban condescendientes ante su cambio de actitud que estaba incompleto y eso le molestaba.

Se mantuvo en silencio antes de que las campanillas del techo comenzaran a sacudirse, esto le sorprendió un poco y miró a la joven, mientras le daba el último trago a su copa. Aquella llevaba un gran libro que parecía tener escrituras en sangre, los ojos de la fémina brillaban ahora con un celeste hermoso, no podía ignorar aquellos hermosos orbes. Todo pareció estremecerse por un momento, finalizando aquello con una frase que parecía una profecía, pero a la vez un acertijo.

Aquello era sin duda confuso, algo que no estaba vivo, pero tampoco estaba muerto. Lo primero que llegó a su mente fue la imagen de Mika atrapada en el purgatorio, el lugar donde no se estaba vivo, pero tampoco muerto. No mencionó nada de ello, se mantuvo tranquilo y algo reflexivo; miraba que la joven ahora estaba más tranquila, ahora relajada se dirigió nuevamente hacia él. Ella ya había hecho suficiente y Dante le era grato por ello, sin embargo, caminó nuevamente hacia la silla cubierta con piel y se sentó como antes lo había hecho.

—Gracias, Kardia, pero... yo vine aquí para buscar a Mikaris... pero las cosas no son como lo parecen. Si la encontrara de nuevo, las cosas no serían como lo fueron una vez, han pasado cientos de años desde que ella se fue de mi lado... pero, como tú dijiste, yo no soy lo que era una vez y en mi corazón hay una duda que bloquea mi mente...— sus puños se cerraron con fuerza, liberando sin cuidado algo de su poder. —Eso no me gusta, voy a ser un Rey completo nuevamente, y si para eso tengo que acabar con la vida de Mikaris yo mismo, entonces eso haré. Mis metas ahora son otras, y yo estoy dispuesto a sacrificarlo todo por conseguirlo.—

La mirada de él se postraba sobre los orbes ajenos, su mirada había cambiado. Su pasado lo ponía melancólico, sí, pero no estaba así todo el tiempo. Ahora tenía una expresión decidida, sabía lo que tenía que hacer y no dejaría que la partida de Mikaris le afectara para mal. Ahora se había hecho más asertivo y conseguiría lo que quiere, a cualquier precio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 16, 2013 3:29 pm

Más serena Kardia retomo su postura anterior, volviéndose a servir otra taza de café, el Rey tenia razón, nada podía volver a ser como en el pasado, todo tenia sus tiempos,así como las estaciones cambiantes, era la vida incluso de aquellos que tenían el poder en sus manos; sin embargo, el destino era tan travieso que le gustaba repetir viejas historias ya contadas para recordarle a todo ser con vida, que nadie podía con la voluntad del Universo... ni el mismo dios escapaba de sus designios.

-Aveces hay que probar tragos amargos para saber de que estamos hechos, supongo que aun hay gente que piensa que se puede pintar un cuadro sin mancharse la bata. Hasta a ese que llaman dios, le ha costado una parte de su ser, crear todo lo conocido por el hombre, tú has sacrificado algo más que simplemente el corazón...

La mujer se vio con un rostro de interés, una media sonrisa con sus palabras cristalinas; tras ello observo el panorama agitarse cuando Dante libero una pizca de su poder, lo que la hizo suspirar, pensando cuantas veces no perdió ella el control cuando el camino de su existencia era meramente por el instinto primitivo de solo vivir.

Ahora le ofrecía una mirada determinada y profunda, de un sabor agridulce.

-Dante...cualquiera puede elegir. Yo elegí lo imposible. una vida donde el artista no tenía que temer al censor; donde los grandes no están constreñidos por los pequeños; donde el científico no estaba limitado por la nimia moral. ¡Yo elegí construir! Pero mi libre pensamiento fue traicionado por los débiles. Así que yo te pregunto, si tu vida fuera el premio, ¿Sacrificarías tu humanidad? Todos hacemos elecciones; pero, al final, las elecciones son las que nos hacen a nosotros. Tus decisiones te hicieron un Rey.

Nuevamente su discurso fue de un tono directo, acaso carecía de miedo?, NO! Kardia tenia más miedo a guardar silencio, a dejar al mundo sin ideas, temía de seres que eran como parásitos que solo se dedicaban a obedecer en cuanto su amo chasqueara sus dedos, temía a los débiles sin filosofía. Ahora, Sacrificar su humanidad?, quizá Kardia se refería a aquellos más allegados a Dante, tener que darlo todo por volver a tener esa exquisita sensación de poder con olor a hierro y azufre, pues lo que él buscaba solo llevaba a dos caminos, la muerte o la victoria, y lo segundo venia teñido en sangre.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 16, 2013 4:03 pm

Escuchó lo que ella dijo, tan sereno como siempre y sin inmutarse ante sus palabras. Le pareció un poco absurdo una parte de lo que dijo. Después, ¿juzgarlo? Se sintió un poco divertido ante su pregunta, por la cual sonrió divertido, mirándola ahora de medio lado.

—Señorita Kardia, sinceramente, dudo que usted haya vivido más tiempo que yo, ¿acaso me considera un tonto al no saber lo que usted me plantea? Si yo he decidido hacer algo, es porque lo haré sin importar lo que deje a mi lado, sin importar a quién deba matar. Inclusive, perdiendo mi "humanidad", como vulgarmente lo llama.—

Comentó con su voz relajada, sin perder el tono de respeto que la joven había perdido al dirigirse hacia él de esa forma. No intentaba que ella le temiera, para nada, no quería que aquella suprimiera sus pensamientos sólo por sentirse intimidada. Para él, era perfecto aquello que le decía, no por su contenido, sino porque ella no se estaba conteniendo.

—Sin embargo, señorita.— Continuó calmado. —"Construir" no es una palabra adecuada para un Demonio.— Comentó a aquella exclamación de ella que hablaba de construir. —Los demonios no construímos, los demonios destruímos. Por eso, en mi caso, yo no voy a crear el reino perfecto, yo voy a conquistar lo que falta, para conseguir lo que quiero. Para tenerlo aunque deba sacrificar la vida de mis más amados, esa es mi determinación y no cambiará.—

Exhaló pesado mientras relajaba un poco su cuerpo en la misma silla. Todo lo que había dicho era verdad, sus objetivos no cambiarían por nada, ahora el pasado no era más que eso, pasado. Y no se dejaría intimidar por los recuerdos que cada vez llegaban como enviados por Dios para detenerlo, aquello no era su estilo. Seguiría actuando tan temerario como siempre, sin importarle cuánta sangre dejara derramada a su paso.

No era un ángel, no era un defensor de la humanidad. No le importaba en absoluto la paz, era tan egoísta que sólo le importaba su propio alcance y su propio poder, y sabía muy bien que podía lograrlo, podía alcanzar su sueño a cualquier precio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 16, 2013 5:03 pm

El gran rey demonio Dante, le recordó vagamente a Hulagu Kan, rey del imperio Mongol, aquel que destruyo y arraso con Asia por su hambre de poder, la conquista de un vasto territorio que más tarde se dividió debido a las decisiones ineptas de su sucesor, y a su efímera vida, era tan penoso que alguien que ya gozaba de tanto poder pereciera, pero a la vez era excitante. El peliblanco tenia carácter era rígido y determinado en aquello que ansiaba con tanta sed. Podía ver el fuego de sus ojos al hablar, expresándose en aquella manera tan abierta.

-Me gusta cuando el corazón de alguien se consume en fuego Valyrio, sin que quede rastro de que una vez gozo de uno.

Los orbes de la dama se posaron hacia la ventana, dejando pasar un rato de silencio, ahora no quedaba duda alguna de que algo mayor a todo lo conocido por ángeles, demonios y humanos se avecinaba con fuerza, avasallando todo con lo que tocara, una lucha encarnizada en la que nadie sabría los resultados, al final lo único bueno de una guerra a esas escalas era el fin que esta tenia, sin importar quién llevara el estandarte de una roja victoria, aun así Kardia no se preocupaba. Mantenerse dentro del anonimato de aquel salvaje mundo era agradable.

-Espero entonces que sus labios prueben el sabor de la victoria.

Ya más en confianza cruzo sus piernas delicadamente, Dante, le pareció un hombre interesante, al final Kardia no era un iceberg. Se quedo en silencio, dejarse seducir por aquel fuego del averno que más tarde iba a dejarle cicatrices era tentador; qué podía perder, era una Deimos, pero por otro lado el fuerte instinto de mantenerse apegada a sus costumbres, su identidad, la dejo quieta.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Jue Oct 17, 2013 3:05 am

Por un momento, después de escucharla, recordó todas aquellas historias que ocultaba el fuego Valyrio, aquel fuego que no se extinguía con ninguna clase de sustancia. Recordó lo que le costó dominar esa habilidad que le había sido conseguida solamente a él, como su más fuerte poder. Los mitos y leyendas de ese fuego tenían que ver sí o sí con el mismo hombre, el que había sido considerado una vez Dios, por los antiguos habitantes de la tierra, aquellos que aún la respetaban y apreciaban lo que la misma les brindaba; cuando aún no había ese estúpido poder político entre las naciones y nadie se preocupaba en robar a los demás... excepto los vikingos, claro.

Después de la segunda frase, pareció como si la joven se relajara por completo y su cuerpo cambiara a una perspectiva totalmente distinta. En la cual, éste tomaba una pose un poco más llamativa, que quizá no era con esas intenciones, pero aun así llamó la atención del hombre, el cual se ponía de pie con cuidado, tomando un recipiente vacío que estaba en un mueble. La miró por un momento, como preguntando si aquello estaba bien, y sin importarle la respuesta ajena, hizo un muy pequeño hoyo en la tapa de este, después, lo destapó girando en contra de las manecillas del reloj y en el interior del mismo, que era cubierto por transparentes paredes de cristal, no había nada.

El hombre introdujo su dedo índice y medio dentro del recipiente y cerró los ojos por un momento para concentrarse. Wild Fire susurró mientras imaginaba una flama perfecta en su mente, llevándola a través de sus arterias hasta llegar a sus dedos, sobre los cuales se formó la misma imagen que había segundos atrás dentro de su cabeza. Una perfecta flama de colores rojizos y amarillentos, danzando entre sí y mezclándose en ágiles movimientos. El peliblanco tapó el recipiente, permitiendo que por el hoyo pasara el oxígeno que mantendría viva la llama, la cual flotaba como adherida al mismo aire y a la vez al recipiente. Él se acercó a ella con el recipiente en mano y se lo facilitó, bajando su mano con cuidado.

—Es bonito, ¿no?— Le preguntó mientras soltaba el mismo y se alejaba un poco de ella. —Ese es fuego Valyrio auténtico. No existe alguno similar a ese, nada se compara en cuanto a pureza y poder, absolutamente nada. Sólo hay dos condiciones para que el fuego se apague, la primera es que se tape el acceso de oxígeno hacia el recipiente, la segunda, es que yo muera. Así que, cuídalo muy bien.— No le molestaba darle aquella cosa como un presente, no tenía mucho significado para alguien que lo ha visto y usado toda la vida, pero quizá era un objeto invaluable y muy preciado para un adorador de las antigüedades, o eso pensó él.

El sol se había ocultado por completo, ahora la noche inundaba el lugar, tan imponente como siempre, con todos sus sonidos y aspectos lúgubres, algo perfecto para el hombre. Este se dirigió hacia la puerta de salida, mientras acomodaba su abrigo y su espada. —Muchas gracias, Kardia. No llevo efectivo conmigo, pero te pagaré. En dos semanas vendré por ti, asegúrate de estar lista... ¡Oh, sí! Viste ropa de gala.— Dirigiéndose a ella casi en forma de orden, para sólo esperar la confirmación de la misma, antes de salir a gobernar la penumbra.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Invitado el Jue Oct 17, 2013 3:06 pm

Ella observo las acciones de Dante, era como si todo fuera sacado de un cuento, de esos que siempre leía en viejos libros, recordando, desde niña lo único que hacia era llenar su imaginación con infinidad de cuentos y leyendas en la parte trasera de la tienda, mirando por el ventanal esperanzada a un día poder salir y conocer lo que el mundo podía ofrecerle.

Fuego valyrio, tan hermoso como mortal, Bonito?, no era algo más que solo bonito para una muchacha que apenas conocía la hermosa llama que permaneció encendida en lo que ahora se convertía en una lampara reluciente de hermosos naranjas y carmesí, mientras se lo entregaba como un regalo... Ella se sorprendió, sus ojos se abrieron aun más, con un poco de timidez lo tomo, se sentía cálido, agradable.

-Hermoso... -Contesto agradecida y emocionada. -Gracias, lo mantendré en un lugar cercano a mi.

Finalizo mientras lo veía dispuesto a retirarse, era verdad sin darse cuentas las horas volaron, Connor no tardaría en llegar, justo antes de despedirse escucho su oferta, acaso la invitaba a salir?, el rey Dante la invitaba a ella?. Fue un trago difícil de digerir, nunca nadie la había llevado a algún lado, y meno le pedía que tuviera lista ropa de gala. Recordando que entre todas sus prendas guardaba muchos vestidos para la ocasión, su padre Lord Ezio, la había educado como una doncella, diseñándole joyas y mandándole a confeccionar hermosos vestidos de las telas más finas, todo para su pequeña princesa, pues al no dejarla conocer del todo el mundo exterior, la consolaba con fiestas privadas en un pequeño salón de su vieja casa en el que Kardia danzaba sola escuchando a su padre tocar el piano.

-Yo... estaré lista.

Su rostro aun estaba un poco abrumado, aquello la tomo por sorpresa, fue un día peculiar, tras ello y sin esperar más, sabiendo que Dante cerraría la puerta al marcharse, la niña subió las pequeñas escaleras de caracol que daban hacia la parte de arriba de la tienda, dónde se encontraban las habitaciones. Dando vueltas y mirando el regalo que Dante le había hecho.

La velada finalizo con una Kardia que colocaba su pequeña llama Valyria sobre la repisa de su recamara, junto a su cama tumbándose en ella boca arriba suspirando y sonriendo.

-Necesitare algo lindo.

Fue lo ultimo que susurro, antes de cerrar sus ojos y entregarse a los brazos de Morfeo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros Inesperados [Privado - Dante]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.