Ultimos Temas
Reapertura [17/8]

Reapertura del foro!
Dominio personalizado!
Nuevos personajes Cannon disponibles
Nuevas tramas y actualizaciones
Anuncios
Our Staff
Gabriel
Admin
MensajePerfil
Amethyst
Admin
MensajePerfil
Gray
Admin
MensajePerfil
El staff esta disponible por me para cualquier duda que puedan tener. Si su problema es tecnico o no es personal se les pide que por favor utilicen el subforo de dudas /quejas y sugerencias ya que su duda podria ser tambien la de otro, de esta formar redistribuimos la información y ayudamos mas a nuestros usuarios. Agradecemos su colaboración
Links rapidos
Los reconocidos
Award
Award
Award
Los mas buscados
Wanted
Wanted
Wanted
Wanted
Normas Basicas
❧ Nada de Fisicos humanos, este es un foro anime
❧ El mínimo de líneas por post es de diez completas
❧ El tamaño predeterminado para los avatares es de 180x400 ni mas ni menos
❧ El tamaño máximo para las firmas es de 500x500 y se pueden tener máximo 2 en la firma visibles, si se quieren tener más se pueden meter entre Spoiler.
❧ Solo se puede mantener un maximo de 4 cuentas

Creditos & agradecimientos
El diseño del foro fue hecho por Sylver de Glintz, agradecemos a las comunidadesde Glintz por sus maravillosos tutoriales y trucos para nuestro foro y a la comunidad de Source Code por compartir los codigos que utilizamos para nuestro querido Silent. Las imagenes son de sus respectivos autores, solo fueron retocadas y editadas por el staff para mantener la armonia del foro. La trama es una ficcion original creada por el staff, con adaptaciones de otros escritos, modificados y adaptados a la ficción para nuestros propocitos. Agradecemos especialmente a Eniozu, Frejya, y Kata por su apoyo para nuestra comunidad. Y obviamente a todos los usuarios de Silent Soul que hacen todo esto posible.Ademas queremos incluir en la lista a nuestro corrector ortografico portatil (alias Gray) por su ayuda en la redaccion y correcciones para el foro. Gracias por ayudarnos a mejorarlo
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Nov 07, 2015 10:22 pm por  Invitado

» [Privado] El orgullo está para tragárselo.
Miér Ago 19, 2015 4:44 pm por  Inm Ebonfear

» Cry Out [Re-apertura]
Lun Ago 17, 2015 8:20 pm por  Invitado

» [Combate Privado] Encuentro Prevenido
Sáb Ago 15, 2015 1:13 pm por  Marcel Dumont

» Holas Sigue vivo el foro?
Mar Jul 21, 2015 10:07 pm por  Moira LeNoire

» Galerías Vaynese [Tema libre]
Lun Jul 20, 2015 6:25 pm por  Mila Vaynese

» Sobre cuantos personajes se pueden tener
Vie Jul 17, 2015 6:36 pm por  Asmodeus Loki Akibeel

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (élite)
Lun Jun 22, 2015 6:29 pm por  Invitado

» Fantasy based in reality // Afiliación Elite
Lun Jun 22, 2015 1:23 am por  Invitado

» Afiliación (Élite)
Jue Jun 18, 2015 11:52 am por  Invitado


I'm alive {Priv. Nathaniel Odair}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'm alive {Priv. Nathaniel Odair}

Mensaje por Aline Lannister el Mar Nov 12, 2013 9:26 pm

Suspire pesadamente por tercera vez en el día, no podía ser peor sinceramente, creo que habían días negros y en el que hoy me encontraba, no era por ser negativa, incluso solía ser todo lo contrario, odiaba la negatividad, es muy egocéntrica para mi gusto, frases como "¿porque a mi?" o "¿que es lo que yo he hecho?" las encuentro en ese estilo, como si de un minuto para otro olvidasen pequeños detalles malvados, pero ellos no pueden soportar un solo día así, aquello era cínico e inaudito para mi gusto.

Bueno, creo que el decir que mi día era taaaan malo igualmente seria muy egocéntrico, pero el perder a tu hermano pequeño que sufre de asma en la calle ademas de que no puedo gritar para encontrarlo no me ayudaba mucho para poder encontrarlo, y aquello debía ser rápido, jamas sabia cuando podía necesitarme por lo que tenia que encontrarlo rápido... sinceramente yo sabia que el que se acabara el gas cuando me estaba bañando ya era mala señal, pero igualmente cumplí el capricho de Drake de salir para comprarle un regalo a mamá, pero tampoco es como si pudiese negarme, mama había hecho mucho por mi luego de aquello, ademas de criarme por años, y pronto estaría de cumpleaños, por lo que cuando Drake me pidió salir para eso creí que seria perfecto, pero no, a los 30 minutos de salir mi hermano había desaparecido de mi campo de vista.

-"¡Drake! ¡Drake! ¿donde estas?"- llevaba escrito en mi cuaderno, era la única manera de comunicarme con las personas para que me ayudaran a encontrarlo pero era inútil, a nadie le importaba la chica que buscaba algo pero no gritaba, el no tener voz siempre era muy inconveniente, pero luego de 6 meses me había acostumbrado a poder vivir sin ella, por muy duro que me fuese al principio había logrado vivir sin voz, si dios me la había dado tenia todo el derecho de arrebatármelo, o al menos ese era mi pensamiento, no como el de muchos que pensaban el porque a mi.

Al estar sumida tanto en mis pensamientos que choque con un sujeto sin querer, tsk aquí venia el "ten cuidado niña, ve por donde caminas", y como si mi pronostico fuese la pura verdad el sujeto lo dijo, aunque yo era la que había terminado en el suelo sin poder decir nada, solamente asentí con la cabeza y sacudí mi ropa para luego levantar mi cuaderno para poder seguir  en búsqueda de mi hermano, pero al intentarlo me empujaron haciendo que cayese de rodillas al suelo, intente reclamar, pero mi voz no salio, lentamente lleve mi mano a mi cuello y me levante con la mirada gacha, una mujer de mayor edad se me acerco para saber si me encontraba bien, rápidamente eleve la mirada y sonreí asintiendo, no podía ponerme a pensar en esas cosas, el pasado es pasado, tenia que seguir avanzando, me sacudí nuevamente y comencé a buscar de nuevo a Drake aunque nadie me tomara en cuenta, tenia que encontrarlo pronto no importaba el  metodo.
avatar
Aline Lannister
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm alive {Priv. Nathaniel Odair}

Mensaje por Jason Lightwood el Miér Nov 13, 2013 8:14 pm



Words unspoken

Ángeles. Ángeles. Ángeles. Los ángeles son aburridos. Los ángeles sólo obedecen, sin voluntad propia.
Demonios. Demonios. Demonios. Los demonios son aburridos. Los demonios son predecibles.

Pero los humanos... los humanos...
Los humanos son entretenidos. Los humanos impredecibles.
Son tan diferentes, con tanto potencial..., pueden convertirse en cosas tan variadas y tomar rumbos tan distintos que difícilmente se los puede ver como una sola especie.
Aún para un ser primordial como él, los humanos están llenos de sorpresas. Muchos intentan mejorar, ser mejores cada día; hacer de su pequeña esquina del universo, un mundo mejor. Así sea mediante el cambio de hábitos, acciones desinteresadas, o una simple sonrisa. Y otros... otros... Argh...
Otros necesitan ser castigados.


¿Con que dignidad puedes seguir existiendo? Pedazo de escoria sin escrúpulos.

Exclamó ese muchacho de cabellos dorados, parado con prepotencia, como si se tratase de un rascacielos humano, en medio de ese callejón oscuro. La luz del sol era obstruida entre esas dos enormes paredes, provocando una atmósfera un tanto fría, así como un pequeño espacio lúgubre en la vida diurna de la ciudad.
Lucía como si acabase de volver de una fiesta, o se dirigiese a una. La camisa con el cuello alzado, de un tono purpura claro, provocaba la sensación de que se trataba de una persona informal, desaliñada. La corbata violácea con el nudo bajo contribuia a crear esta imagen, con los primeros botones libres parecía terminar de confirmarlo. Detrás se veía una cadena rodeando su cuello, unida a un colgante de apariencia metálica. En sí, no aparentaba más de unos dieciocho años.
Y sin embargo, aún cuando uno se fijase en los mechones dorados sobre su rostro, completamente alborotados y aparentemente fuera de control, este joven irradiaba una presencia abrumadora. Quizás fuese esa mirada penetrante, o ese porte soberbio que daba la impresión de un león observando a una presa.
Provocaba incomodidad, un sentido de estar inseguro una vez que sus ojos te miraban de mala manera. La necesidad de replicar violentamente, como si ese sujeto fuese capaz de ver todos tus pecados y echártelos en cara.
El ladrón retrocedió un paso, al encontrarse con esta figura que parecía haberlo estado esperando allí desde un principio. Rápidamente, repitiéndose a sí mismo que no era más que un charlatán, palpando el revolver en su bolsillo como si le brindase seguridad, volvió a avanzar.
¿¡Qué dijiste, miserable...!? ¡Tienes suerte de que tenga prisa, porque de lo contrario estamparía tu rostro contra la pared! ¡Ahora quítate de mi camino o sabrás lo que es bueno!
Su intención no era luchar con ese muchacho. No tenía las agallas, ni todas las razones del mundo le brindarían la suficiente confianza para que débil, cobarde personalidad se pudiera imponer al aura de ese ser. No obstante, Nathaniel tenía otros planes. Y una vez que el ladrón hubiese pasado junto a él, exclamó.
Por supuesto... Tienes mucha prisa por ir a avisarle a tu jefe, ¿no es así, Thomas...?
Al escuchar su nombre, el hombre frenó en seco. El miedo proviene del desconocimiento, y él estaba desconcertado.
Es decir, esas son ordenes después de todo... Tú sólo escuchas y obedeces, como un bien entrenado perro faldero...
Para este punto, el criminal ya se había volteado hacia Nathaniel, visiblemente perdido en esta situación. ¿Quién era él? ¿Qué quería? ¿Cómo sabía todo eso?
No te importa el daño que le causes a la sociedad, ¿no es así, Thom...?  — El de los cabellos dorados se había volteado para enfrentarse al sujeto, pero al girarse, se encontró con el cañón de un revolver.
Temblaba, así fuese por ira o por miedo, el criminal temblaba. Y se aferraba a esa arma para intentar ahuyentar a ese peligro desconocido que era el arcángel.
Eres un policia, ¿no...? ¡Con-contesta... antes de que te vuele los sesos!
Aunque dijese eso, el rostro agitado del hombre no mostraba una pizca de determinación. Ni siquiera él mismo parecía creer en sus palabras. Por el contrario... por el contrario, Nathaniel estaba sonriendo. Apacible, seguro. Confiado.
Sus labios se entreabieron, y soltaron esa frase. Ningún policia podía saber acerca de eso. Nadie debía saber acerca de eso...
Dime, Thomas... ¿dónde está el niño?
Y quién quiera que lo supiese, debía morir. El pánico fue el que lo impulso a apretar el gatillo, el miedo a no saber quién era él, ni de lo que podía ser capaz de hacer. Y el disparo resonó por todo el callejón y más allá, la gente que caminaba por las calles empezó a correr despavorida cuando se escuchó el segundo estallido. Un tercero, un cuarto.
El sujeto se quedó sin balas, pero entonces, ¿cómo era posible que ninguna hubiera dado en el blanco? Habia visto claramente el chispazo de los disparos frente a la sien del muchacho, pero ninguna bala había impactado allí. Retrocedió, ahora victima total del pánico.
Nathaniel llevó su mano a su bolsillo, y en su puño extrajo algo.
¿Buscabas esto?  — Murmuró abriendo su palma. En ella, estaban las seis balas del révolver, aún humeando calientes por el disparo. Girando levemente su muñeca, dejó que una por una cayesen al suelo, resonando en una casi cómica  melodía. No tenía lógica, no tenía explicación alguna.
El ladrón soltó un alarido ahogado de sorpresa, y rápidamente rebuscó un cuchillo en su chaqueta. Nathaniel lo miró soltó una ligera risilla, y comenzó a avanzar a pasos lentos hacia él.
Sólo lo diré una vez más, Thomas... ¿Dónde está el niño?
Irónicamente, la persona armada fue la que retrocedió. Primero un paso, dándose cuenta de que su arma era inútil contra "eso". Después dos pasos, al darse cuenta de que era imposible enfrentarse a él. Y después un tercero, seguido de muchos otros, mientras empezaba a correr.
Al final del callejón, se encontró con una muchacha que, quizás atraída por la curiosidad del tiroteo, o por haber estado huyendo en la dirección equivocada, tuvo la mala suerte de cruzarse en su camino. El ladrón se apresuró a aprisionarla con su brazo alrededor de su cuello, poniendo la hoja de su cuchillo ligeramente por encima del delicado cuello de la pelirroja. Un escudo humano, para asegurarse su escape.
¡N-No te acerques, monstruo! ¡Si lo haces la mataré! ¡Juro que la mataré!
La sonrisa en el rostro de Nath se borró, y sus pasos se detuvieron. Sólo su mirada siguió igual de pacífica, tranquila. Y esos ojos se encontraron con el grisáceo de los de ella, como si el cobarde que la aprisionara no valiese siquiera el tiempo de un vistazo. Aún sin el uso de palabras, era capaz de trasmitirle el sentimiento de vocablos con tan sólo esa simple acción
"Todo estará bien"
avatar
Jason Lightwood
Espias
Espias

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm alive {Priv. Nathaniel Odair}

Mensaje por Aline Lannister el Jue Nov 14, 2013 4:07 pm

Seguí buscando por todos lados a Drake, pero no había ninguna señal de él, nadie sabía dónde estaba, ni siquiera recordaba si lo había visto, y aquello no hacía nada más que hacer que me pusiese ansiosa, ¡solo quería a mi hermano! juraba que de encontrarlo me devolvería a casa y lo regañaría por el solo hecho de separarse de mí, le había dicho muchas veces que no lo hiciese.

Inhale y exhale aire, debía calmarme, pero una parte de mí ya estaba sumida en la desesperación, y la angustia comenzaba a invadirme ¿y si algo grave le había sucedido? ¡Todo sería mi culpa! no podría seguir adelante, no sin él, era uno de los motivos por lo que no caí cuando perdí la voz, era básicamente la persona más importante en mi vida, por el salí adelante sin presentarle problemas a mis padres.

De pronto algo me impulso a correr, algo me decía que todo estaba mal, algo me decía que debía encontrarlo pronto, sentía como que prácticamente me gritasen el "corre casi no te queda tiempo" la pregunta era ¿hacia dónde lo hacía? donde podía encontrar a Drake, ningún lugar venía a mi cabeza, 17 años viviendo en Bucarest y aun ni siquiera podía saber dónde pudo haber ido, era la peor hermana/niñera que existía en el planeta, estaba segura que mis padres me matarían si se enteraban, había perdido a un pequeño de 11 años que sufría de asma, y que no conocía las calles ni como volver a casa.

.....

Nuevamente comencé a correr como alma que se la llevaba el diablo, debía encontrar a mi hermano, por segundo que pasaba más nerviosa me ponía, y el ver tanta gente pasar no me ayudaba mucho, detuve al menos unas 30 personas preguntando si lo habían visto, pero nadie sabía nada, es como si se lo hubiese tragado la mismísima tierra, pero no podía permitir eso, lo buscaría hasta que prácticamente me desmayase, jamás podría vivir tranquila.

Pero algo sonó, a pesar de que nadie lo escucho yo lo hice, muchos siguieron como si nada pasase, como si el sonido hubiese sido mi imaginación, así deseaba que fuera porque no había sido un sonido cualquiera, el sonido de un disparo, no solo uno, si no seis, el pánico me embargo por completo, el rostro de Drake llego a mi cabeza ¿y si estaba ahí?, ante aquel pensamiento nada más fue procesado por mi cabeza, solo corrí en la dirección que provenía el sonido como si mi vida dependiese de lo rápido que llegase al lugar, pero al llegar no veía a nadie, quizás había solo sido parte de mi imaginación un tanto retorcida por la búsqueda de mi hermano, debía retirarme, pero solté un nuevo suspiro ¿y si había llamado a mamá? Quizás la había llamado y esta lo había ido a buscar como toda buena madre… aunque si hubiera sido así creo que me habrían llamado, no me quedaba de otra tenía que mensaje arla, de a tres y que pudiesen gritar lo más posible es que lo encontraba ramos.

Camine en dirección a la salida mandando un mensaje de texto, obviamente el llamarla no era para mí, por lo que tenía que mandarle un mensaje y luego llamarla para que esta revisara el celular.

“mamá Drake está perdido, no sé dónde se metió, por favor ven al centro de la ciudad para que me ayudes a buscarlo, no tengo idea de que hacer.”

Al enviarlo un nudo se formó en mi garganta, de tener voz quizás hubiese salido un quejido, tenía miedo, aunque hasta ahora me mostrara fuerte y quizás mis pensamientos no lo hacían seguí caminando intentando no pensar lo peor, seguro el muy idiota me buscaba o le daban comida gratis por ser pequeño o estaba jugando con alguien, si eso debía ser.

Cuando iba a girar alguien me agarro haciendo que en el proceso mi celular y cuaderno terminaran en el suelo quedando ambos totalmente en el olvido, sentí el filo del metal en mi cuello, trague saliva, mire con terror de reojo a la persona que mantenía el arma banca en mi cuello, pidiendo piedad, comencé a temblar, ahora si podía decir que había tenido el peor día de mi vida.

Mire la situación, al mismo tiempo que lo grite escuchar había alguien quería amenazar, la típica escena de “detente o mato a la chica”, me sorprendí que la persona que intimidaba al hombre era un chico que no parecía mayor de 18 años… ¿Qué tenía el que hacía que el contrario temblase y tuviese que ocupar un escudo humano?, en mi mente aquello no tenía ni siquiera el mínimo sentido, pero era un hecho que el hombre le temía, y para mí eso significaba dos cosas, o moría en ese instante o era salvada, estaba literalmente contra la espada y la pared, las lágrimas de miedo no se hicieron esperar, quería gritar, pero no podía, quería que alguien me salvara, no quería morir, pero mire al rubio, la sonrisa que antes había llevado se había borrado totalmente, pero no así sus ojos, mostraban confianza, diciéndome en total silencio un “todo estará bien”, por algún motivo yo le creí, a pesar de que mi rostro se mostrara lleno de lágrimas sonreí intentando darle a entender que confiaba en él, que no importaba nada, que hiciese todo lo que tenía que hacer, porque por muy positivo o estúpido que sonase… si moría al menos tenía el consuelo de que no había muerto otra persona que pudo haber tomado pero algo se sumó a esa calma, algo que por muy raro que sonara estaba en mi cabeza.

"Drake no está aquí por lo que significa que sigue vivo y sin estar lastimado" además ¿que decía que el que muriera no le evitaba problemas a mis padres? Podrían cuidar de Drake sin tener que preocuparse por mí, cerré los ojos sin borrar la sonrisa de mi rostro, no era el momento de pensar así, debía salir sana y salva de aquí, o al menos intentarlo.
avatar
Aline Lannister
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm alive {Priv. Nathaniel Odair}

Mensaje por Jason Lightwood el Dom Nov 17, 2013 2:23 am



Words unspoken

En serio, ¿cuántos exterminios necesitaba la humanidad para librarse de estas lacras de la sociedad? Un diluvio, una era glacial, ocho cruzadas, una peste negra, dos guerras mundiales y un puñado de bombas atómicas. Resultaba casi gracioso que, cual cucarachas, lo peor del mundo fuese lo que siempre salía a flote.
El de los cabellos dorados soltó un leve suspiro, deslizando sus yemas al interior del bolsillo del jean. El delincuente, por un reflejo de temor, endureció el agarre a su rehén, mientras musitaba una amenaza que le resultó tan inaudible como repugnante. Cerrando sus ojos por unos instantes, susurró unas palabras en voz baja. — ¿Matar? Yo no veo a nadie vivo aquí. — Cuando esas pupilas se abrieron, el color innatural e inquietante del rojo carmesí destelló de ellas. Con un movimiento preciso, un objeto brillante y pequeño silbó por los aires, rivalizando con la velocidad de una bala.
Una línea de luz, eso fue todo lo que se vio por un momento, seguido de un golpe seco que detuvo su paso. En poco tiempo, la navaja se manchó con el color rojizo de la sangre, al punto que goteaba de la misma. Todo sucedió en apenas una milésima de segundo, insuficiente para digerir el evento.
La navaja se había enterrado en la garganta, pero no del captor. Sino del rehén, de la muchacha de los ojos grises y cabellos rojos.
Debió haber sido una muerte instantánea, indolora; porque el cuerpo de la joven perdió toda fuerza en ese abrir y cerrar de ojos. El cobarde que la mantenía cautiva la soltó de inmediato, dejándola caer al suelo, no esperando tal giro de eventos.
Quizás sus sentidos aún pudiesen captar unos destellantes segundos en los que vería a Nathaniel avanzar armoniosamente hacia el criminal, antes de perder la vista. Quizás pudiese oir como este repetía la pregunta “ ¿Dónde está el niño?”, antes de perder la audición. Y quizás, sólo quizás, pudiese sentir los pasos acercándose a ella; a su cadáver, antes de perder la conciencia. E inevitablemente, ser atrapada en los brazos de una fría, gélida muerte.
...
...
¿Recuerdan toda esa historia de la luz al final del túnel? No suena tan descabellado cuando se lo ve desde la perspectiva de un muerto. Aunque lo que ella estaba viendo no era más que la fuerte luz del sol entrando por el ventanal, no era de sorprenderse que pensase que estaba pasando a una mejor vida.
Había muerto, en algún punto.
Arriba, Lazaro. Ya es de mañana.
La voz masculina resonó con tal fuerza que sería imposible seguir durmiendo, aún si se quisiese. Al abrir sus ojos, se encontraría acostada apaciblemente en su cama. La figura alta y molesta del joven de los cabellos rubios, el mismo que la había matado, la estaría mirando fijamente, con sus labios al borde una taza de café (está demás decir que el café era para él, no ella)
Déjame adelantarte las preguntas cliché, completamente innecesarias, obvias y lamentablemente, inevitables. — Exclamó no dejándole siquiera despertar del todo. — Número uno, no, esto no es el Cielo y no soy un ángel. Número dos, sí, estuviste muerta por poco más de un minuto. Número tres, no, esto no es un sueño y no me voy a quitar la ropa cual stripper. Número cuatro, sí, siento haberte arrojado ese cuchillo, pero hey, ni siquiera sentiste dolor, ¿no? Me encargué de eso, los humanos son muy sensibles... — Aclaró con un dejo de pesadez en su tono, desplomándose sobre una silla, mientras daba un nuevo trago al café.
En efecto, el arcángel se había encargado de que el cuerpo de la muchacha sanase todas las heridas que le había causado. El corte en la garganta, los raspones en sus manos al caer, los moretones en sus rodillas. Inclusive sus ropas estaban limpias.
La parte que no sabía era que al reconstruir las dañadas cuerdas vocales, también había corregido un defecto del habla del cual él no era culpable. Le había devuelto la voz, aunque no lo supiese. — Y bien... Ahm... — Olvidando como se llamaba la persona que había salvado, asesinado y revivido en un mismo día; tomó el cuaderno que había recogido del callejón, yendo hasta la primera página. — “Aline Lannister”... Dios mío, cada vez eligen nombres más raros para las niñas... — Murmurando esto último a un costado, completó su número desvergonzado, dejando caer las persianas de sus párpados en un gesto de pesadez.
Claro, aunque él no hubiese sido secuestrado, amenazado, muerto, resucitado y confundido en un sólo día.


Última edición por Nathaniel Odair el Lun Nov 18, 2013 8:11 pm, editado 1 vez
avatar
Jason Lightwood
Espias
Espias

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm alive {Priv. Nathaniel Odair}

Mensaje por Aline Lannister el Dom Nov 17, 2013 1:22 pm

A pesar que en un inicio intente parecer fuerte igualmente estaba temblando, el miedo seguía en mi cuerpo, y aquello no era algo que pudiese controlar, intente respirar para tranquilizarme, pero… ¿Quién podía tranquilizarse cuando estaba siendo utilizada como un rehén? Dudaba que alguien pudiese hacerlo, al menos ya no lloraba. Podía sentir como el agarre el atacante se hacía más fuerte por cualquier acción de él contrario, ¿realmente todo estaría bien o iba a morir en ese mismo minuto? Había dos factores que afectaban aquella resolución, el actuar de mi atacante, y el actuar del chico delante de mí, por muy raro que pareciese aquel chico me daba confianza, pero ¿era eso bueno? No podía saberlo con certeza realmente.

Al escuchar hablar al rubio temblé de miedo, eso significaba que mi vida no le importaba, eso significaría que moriría en ese mismo minuto. Todo fue muy rápido, una acción del contrario, una pequeña línea de luz, un pequeño dolor en mi cuello. Baje la mirada pude notar que el la navaja se encontraba clavada en mi garganta, pude sentir como mi captor lanzaba mi cuerpo, como la sangre se escapaba de mi cuerpo, y por inercia comencé a llorar, tenía miedo no quería morir, no así, ¿Dónde estaría Drake? Quería saber si estaba bien al menos antes de morir, ¿encontrarían mi cuerpo o acaso seria ocultado? No podía tener certeza de nada. Cerré los ojos, estaba cansada, ya básicamente no sentía mi cuerpo, lo único que podía escuchar era “¿Dónde está el niño?” ¿De quién hablaban? No lo sabía, jamás lo haría, ya no sentía ni escuchaba nada,  no había dolor, no había resentimiento hacia el chico, al menos al parecer podría saber dónde estaba el niño que el buscaba, lo último que recuerdo son pasos, en mi dirección, no podía abrir los ojos, no podía saber quién de los dos era.

……..

Podía ver una pequeña luz ¿Dónde estaba? ¿Qué había pasado? ¿Estaba muerta? ¿Había sido un sueño?, mi cabeza estaba hecha un lio, realmente no sabía que había sucedido, lo último que recordaba era el frio de una navaja y ojos rojos, ¿Qué tipo de pesadilla era esa? Me había parecido demasiado real… ¿o es que me había muerto?, de ser lo segundo vaya manera de morir, escuche que gritaban, como si mi padre me obligase a levantarme, no quería hacerlo pero me era imposible, seguramente todo había sido parte de mi rara subconsciencia. Abrí los ojos y ahí estaba el chico rubio de ojos rojos mirándome, pero si él estaba aquí significa que todo había sido real, lleve mis manos a mi garganta, no había marca alguna, ¿me había muerto? ¿Me encontraba en el cielo? ¿Seguía dormida?, antes de siquiera poder hablar o preguntar algo en lo hizo.

Bueno, primero no estaba muerta, eso era un gran alivio, segundo bien, si había muerto…. Pero ¿seguía viva? ¿Qué demonios?, tercero ¿Quién quería ver a ese tipo desnudo después de todo lo que había vivido? Y cuarto asique que había sido su culpa la navaja, pero otra pregunta rondaba por mi cabeza… ¿él no era humano? Mi cabeza era literalmente un lio, aun no estaba segura de todo lo que había sucedido pero de una cosa estaba totalmente segura, el sabia toda la verdad, al parecer todo había sucedido lo que significa que…

Rápidamente me pare de golpe, ¡demonios! Con todo esto había olvidado a Drake, mi pequeño Drake quizás seguía perdido por ahí y yo aquí dándomelas de bella durmiente, tenía que apresurarme, no sabía cuánto tiempo había perdido. Observe y pude escuchar lo que susurraba, ante sus palabras no pude evitar que una pequeña vena se formara en mi frente -¿raro? creo que tu no eres la persona mas indicada para decirme eso- escupí, si estaba molesta, por su culpa había perdido tiempo importante…

¿Había… hablado? caí al suelo de la sorpresa llevándome ambas manos al cuello ¿Cómo era posible? ¡Demonios mi mente nuevamente estaba hecha un lio! Revolví mis cabellos frustrada -¿Quién eres? O mejor dicho ¿Qué eres? ¿Qué hiciste?- le mire, realmente mi día no había sido el mejor, básicamente fui rehén, me morí, reviví y me devolvieron la voz, aquello no pasaba todos los días
avatar
Aline Lannister
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm alive {Priv. Nathaniel Odair}

Mensaje por Jason Lightwood el Dom Nov 17, 2013 10:17 pm



Words unspoken

Aún adelantándose a las preguntas de la muchacha, no había sido suficiente. Al parecer, nada puede apagar la curiosidad humana una vez que se ha encendido, y menos cuando esa curiosidad reside en una muchacha de secundaria común y corriente, atrapada en un Armageddon como Bucarest.
Negándose a responder preguntas sin sentido, el de los ocelos carmesí simplemente la siguió con la mirada, hasta que se arrodilló en el suelo. Y aún así, en lugar de responderle, se limitó a desenvolver un dulce de la manera más calmada y lenta humanamente posible.
Que era él, que había hecho; nada de eso era de relevancia. Había asuntos más importantes que tratar. Tras dejar caer la envoltura y llevar el contenido a sus labios, comenzó a hojear el cuaderno de la muchacha. — Podría sentarme en esa silla toda la tarde a responder tus preguntas, y aún así, no entenderías ni la mitad de lo que has preguntado. — Deteniéndose en una página específica, lo abrió para mostrarle la escritura a la muchacha. — O bien, podrías ayudarme a encontrarlo a él. — La palabra “Drake” estaba escrita en el blanco de la hoja, un pedido de auxilio. No se había detenido a pensar el por qué ella necesitaba escribirlo, pero tampoco se detuvo a pensarlo demasiado. Simplemente supuso que estaba repartiendo volantes. — Creo que las prioridades son claras, Aline. — Musitó dibujando una sonrisa amistosa en su rostro.
En cierta forma comprendía que estuviese asustada, algo enojada, y claramente confundida. Podría haber dado un desenlace más armonioso a la situación, pero si así hubiese sido, hubiera costado más trabajo arrancarle la información a esa escoria que había intentado dispararle.
Extendiendo su palma hacia ella, le ofreció ayuda para levantarse, con la luz del sol reflejándose intensificada sobre sus cabellos dorados. Inclusive esos ojos inyectados en sangre parecían apagados en ese momento, describiendo una apacible tonalidad vino, capaz de trasmitir tranquilidad y algo de curiosidad también. El contraste entre ese joven angelical, y el tenebroso asesino de ojos rojos; resultaba inverosímil creer que ambos fuesen la misma persona.


Última edición por Nathaniel Odair el Lun Nov 18, 2013 8:11 pm, editado 1 vez
avatar
Jason Lightwood
Espias
Espias

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm alive {Priv. Nathaniel Odair}

Mensaje por Aline Lannister el Lun Nov 18, 2013 2:42 pm

Asentí levemente bajando la mirada al escucharlo, tenía razón, quizás jamás entendería algo como eso, seguro sería algo tan raro como ilógico, al menos para mí, además por más que lo pensase  era casi imposible, y no decía imposible solo porque lo estaba sintiendo yo misma, suspire, aunque no quisiese admitirlo el rubio tenía razón, por muy rara que se hubiese vuelto la circunstancia.

Eleve la mirada al escucharlo hablar y me sorprendí al leer mi cuaderno “Drake”, sabía que tenía razón, y por algún extraño motivo lo odiaba por eso, porque sabía que nada le podía rebatir, porque aquello era tiempo perdido, y mi hermano era más importante que cualquier otra cosa que pudiese pensar en aquel minuto, aun no sabía dónde estaba y él me estaba ofreciendo su ayuda, tenía miedo de que algo le hubiese pasado, tanto así que mis ojos comenzaron a humedecerse mientras volvía la vista al suelo, quizás antes temía a mi propia muerte pero ahora era por la de mi hermano, el contrario me ofrecía su ayuda, fuera lo que fuera o quien fuera me ayudaría, no estaba sola, él me estaba apoyando en esto.

Eleve la mirada nuevamente, y hay estaba su mano extendida, regalándome una sonrisa que me hacía dudar si él era la misma persona que me había dado muerte por unos minutos, pase mi brazo por mis ojos para limpiar mis lágrimas y sonreír le igualmente, el me inspiraba confianza, tranquilidad, haciéndome sentir que podía lograr cualquier cosa si él me apoyaba o si estaba a mi lado, e incluso me hacía querer saber más sobre él, pero ese no era el momento y lo sabía, por mucho que quisiese descubrir más de él, porque simplemente mi asesino, y aquella persona que tenía al frente no se parecían.

Tome su mano y me levante rápidamente tomando el pequeño vuelo que había tomado para jalarlo al contrario igualmente hacia la salida –No sé quién eres, ni cómo demonios llegamos a esta situación, pero tú mismo lo dijiste, mi mayor prioridad es encontrar a mi hermano pequeño por lo que espero que me brinde tu ayuda, luego de esto pode interrogarte como corresponde, confió en ti- me gire sonriendo nuevamente, sabía que estaba mal confiar en alguien que literalmente no conocía nada, ni siquiera sabía su nombre, pero esta no era una situación en la cual cuestionar eso me sirviese de algo, solo había una meta, una cosa que era lo más importante y eso no podía cambiarlo por nada, no importaba nada más que el encontrar a Drake.
avatar
Aline Lannister
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm alive {Priv. Nathaniel Odair}

Mensaje por Jason Lightwood el Miér Nov 20, 2013 12:34 pm



Words unspoken


Vaya madurez había demostrado. Verdaderamente, le sorprendía no haber tenido que silenciarla para que se callara (por muy irónico que sonase, este fue su primer pensamiento). Aunque la sonrisa en su rostro no desapareció, sus ojos dieron la sensación de haberse afilado. Como si los rasgos tonos carmesí sobre ellos se hubiesen intensificados, mirando de reojo por la ventana. — Disculpame un segundo, dulzura. — Murmuró caminando a paso sereno hacia la ventana. Allí, miró al suelo por unos segundos, antes de llevar sus manos a su cintura como si imitase la forma de una jarra.
Al levantar la vista, estaba fijando su mirada en algo, o más bien, en alguien. Se notaba en su rostro, las comisuras de sus labios dibujando una expresión soberbia y burlona. Su mano se elevó con sus yemas tocándose a la altura de su rostro, y entonces. — Au revoir, pequeños. — Un chasqueó de sus dedos dio inició a una coreografía fantástica y destructiva.
El edificio de cinco pisos frente al que se encontraban empezó a estallar, primero en la planta baja, el primer piso, y así sucesivamente hasta el final; antes de reducirse a escombros. Se escuchó el silbido de una bala y un disparo, pero jamás llegó a objetivo.
Como si nada hubiese pasado, Nathaniel se volteó hacia la muchacha sin borrar la expresión de su rostro. — Eso los mantendrá entretenidos. ¿Nos vamos?— Inclinándose ligeramente en una reverencia, con un coro de explosiones y derrumbes a sus espaldas, provenientes del edificio opuesto, extendió su mano hacia ella.
Al tocarla, todo alrededor se convirtió en estática por un segundo. Y antes de que pudiese parpadear, se encontraría parada sobre una superficie no mayor al metro y medio; la cima de la antena principal del Bucarest Communication Center. El Trickster tenía la costumbre de estar allí, por lo que mantenía el equilibrio perfectamente. Por otro lado, ¿cómo se sentiría un humano estando a tal altura, en la que un sólo paso producto del vértigo la arrojaría al vacío? Nath sonreía pensando en esto, tomandola levemente por el antebrazo por sí perdía el equilibrio. Poca era la distancia que los separaba, y no estaba de humor para ser arrojado de allí por una muchacha histérica. — Desde aquí se ver todo Bucarest. ¿Dónde se perdió tu hermano? — Murmuró sencillamente, restándole importancia al lugar donde se encontraban.
avatar
Jason Lightwood
Espias
Espias

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm alive {Priv. Nathaniel Odair}

Mensaje por Aline Lannister el Jue Nov 21, 2013 7:36 pm

Mire al contrario bastante curiosa al verlo, a pesar de que su sonrisa se mantenía algo me hacía sentir un tanto nerviosa, su mirada no era la misma, mas misteriosa podía decirse realmente, algo en él llamaba mi atención, no sabía si era el hecho de los acontecimientos o por ser el, pero aquello no importaba del todo. Fruncí levemente el ceño al escuchar el “dulzura” ¿Qué acaso le faltaba un tornillo? Seguro era eso…

-no me digas así idiota- musite observando hacia la misma dirección hacia donde él estaba avanzando ¿Qué estaba haciendo? No lo sabía, algo estaba mirando, y no pude evitar intentar interceptar que era lo que llamaba tanto la atención del rubio,  pero al ver el edificio derrumbarse me dejo algo anonadada…. Bueno después de todo lo que había hecho ¿Qué le impidiera destruir un edificio? Realmente dudase que algo le impidiera hacer eso, el chico se giró haciendo una pequeña reverencia tendiéndome su mano, enarque levemente una ceja, aquello no era algo que volvería a pasar supongo… o al menos eso esperaba, no me imaginaba viviendo este tipo de cosas, al menos no a diario, como parecía que lo hacia el contrario.

-no preguntare a quienes mantendrás ocupado o cómo demonios has hecho eso ya que creo que de nada servirá, vamos- dije aun con la ceja enarcada aceptando la mano del contrario, por un momento parecía como si hubiese estática en el lugar, pero pronto ya no estábamos en aquella habitación, estábamos en un lugar estrecho, no más de un metro y medio, pero si estábamos a una gran altura, sentí algo de pánico, si caía moría así de simple y fácil, sentía algo de miedo pero me lo traje, mas por orgullo que por cualquier cosa el contrario ya me había visto llorar, creo que el que viera igualmente mi miedo por estar a aquella altura era mucho, pero todos mis pensamientos fueron interrumpidos cuando sentí al contrario tomándome el antebrazo, bufe, intentando parecer como si todo estuviese bien y que no sentía nada de pánico con aquella altura.

-Fue por allí- apunte el lugar nombrado, inclinándome levemente haciendo que viera hacia abajo, la curiosidad mato al gato, pero en mi caso lo asusto, me aferre levemente al brazo del contrario, intentando parecer como si no me importase eso, pero al contrario, me daba bastante miedo, pero vamos, jamás había estado en aquella altura y de un minuto a otro estaba junto a un chico en una plataforma bastante pequeña a quien sabe que altura, creo que por esta vez mi actuar estaba tan justificado cualquiera hubiese hecho lo mismo… ¿no?
avatar
Aline Lannister
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm alive {Priv. Nathaniel Odair}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.