Ultimos Temas
Reapertura [17/8]

Reapertura del foro!
Dominio personalizado!
Nuevos personajes Cannon disponibles
Nuevas tramas y actualizaciones
Anuncios
Our Staff
Gabriel
Admin
MensajePerfil
Amethyst
Admin
MensajePerfil
Gray
Admin
MensajePerfil
El staff esta disponible por me para cualquier duda que puedan tener. Si su problema es tecnico o no es personal se les pide que por favor utilicen el subforo de dudas /quejas y sugerencias ya que su duda podria ser tambien la de otro, de esta formar redistribuimos la información y ayudamos mas a nuestros usuarios. Agradecemos su colaboración
Links rapidos
Los reconocidos
Award
Award
Award
Los mas buscados
Wanted
Wanted
Wanted
Wanted
Normas Basicas
❧ Nada de Fisicos humanos, este es un foro anime
❧ El mínimo de líneas por post es de diez completas
❧ El tamaño predeterminado para los avatares es de 180x400 ni mas ni menos
❧ El tamaño máximo para las firmas es de 500x500 y se pueden tener máximo 2 en la firma visibles, si se quieren tener más se pueden meter entre Spoiler.
❧ Solo se puede mantener un maximo de 4 cuentas

Creditos & agradecimientos
El diseño del foro fue hecho por Sylver de Glintz, agradecemos a las comunidadesde Glintz por sus maravillosos tutoriales y trucos para nuestro foro y a la comunidad de Source Code por compartir los codigos que utilizamos para nuestro querido Silent. Las imagenes son de sus respectivos autores, solo fueron retocadas y editadas por el staff para mantener la armonia del foro. La trama es una ficcion original creada por el staff, con adaptaciones de otros escritos, modificados y adaptados a la ficción para nuestros propocitos. Agradecemos especialmente a Eniozu, Frejya, y Kata por su apoyo para nuestra comunidad. Y obviamente a todos los usuarios de Silent Soul que hacen todo esto posible.Ademas queremos incluir en la lista a nuestro corrector ortografico portatil (alias Gray) por su ayuda en la redaccion y correcciones para el foro. Gracias por ayudarnos a mejorarlo
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Nov 07, 2015 10:22 pm por  Invitado

» [Privado] El orgullo está para tragárselo.
Miér Ago 19, 2015 4:44 pm por  Inm Ebonfear

» Cry Out [Re-apertura]
Lun Ago 17, 2015 8:20 pm por  Invitado

» [Combate Privado] Encuentro Prevenido
Sáb Ago 15, 2015 1:13 pm por  Marcel Dumont

» Holas Sigue vivo el foro?
Mar Jul 21, 2015 10:07 pm por  Moira LeNoire

» Galerías Vaynese [Tema libre]
Lun Jul 20, 2015 6:25 pm por  Mila Vaynese

» Sobre cuantos personajes se pueden tener
Vie Jul 17, 2015 6:36 pm por  Asmodeus Loki Akibeel

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (élite)
Lun Jun 22, 2015 6:29 pm por  Invitado

» Fantasy based in reality // Afiliación Elite
Lun Jun 22, 2015 1:23 am por  Invitado

» Afiliación (Élite)
Jue Jun 18, 2015 11:52 am por  Invitado


Stop and stare [Priv. Ashley]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Stop and stare [Priv. Ashley]

Mensaje por Sibylle Straner el Sáb Nov 16, 2013 9:53 am

Extendí mis brazos mientras estiraba los dedos de mis manos y di un leve bostezo; inmediatamente volviendo a coger el diario. A decir verdad era una bella mañana, sentía como los cálidos rayos de sol se posaban sobre mi piel creando una suave atmósfera a mi alrededor. Ayer había sido un día duro para mí, había llegado más tarde de lo normal al departamento en el que me hospedaba temporalmente y me encontraba realmente cansada. Acerqué la taza de café hacía mis labios moviéndola ligeramente para mezclar el contenido dentro, hasta terminar con ella. Y tras ojear un par de páginas más del diario semanal, volví a dejarlo sobre la mesa. Me crucé de brazos sobre esta esperando que se hicieran las 11 pm., cuando vi una escena peculiar entrar por aquella puerta. Una joven de larga cabellera negra y ojos miel acompañada por dos caballeros más se sentaban en una mesa subsiguiente a la mía. Al instante me sorprendió el no poder darme cuenta de su raza. No sentía ninguna característica proveniente de ella. Su aura desprendía cierto peligro, se la veía como alguien que impone. Pero aún así... me era imposible averiguarlo. Ahora sentía que debía saberlo, ¿porqué si siempre había tenido la habilidad de descubrir cosas como esta, una extraña me negaba al paso a uno de mis dones?. Sumergida en mis pensamientos, y con un gran interés por saber de quién se trataba esta chica a la cuál nunca había visto, pedí a mi mente que activara mi segundo sentido. Quería escuchar lo que allí pasaba, no, por alguna razón, necesitaba hacerlo.

Volví a tomar el diario en mis manos alzándolo medianamente alto para no levantar sospechas, y por supuesto, sin mirar hacía su dirección. Comencé a leer un par de artículos sin ser la gran cosa, cuando en realidad mi atención estaba completamente puesta en aquel conjunto de personas. Empezaba a desesperarme... "¿¡Cómo es posible que no hablen de nada en particular!?" Esto era ridículo, las palabras que intercambiaban entre sí eran nulas, parecía como si estuvieran esperando a ordenar, y fue justo eso lo que pasó cuando vi acercarse al camarero. Luego de escuchar la orden, este último se retiró a hacer su trabajo y por fin me sentí complacida al ver como comenzaban a hablar.

Ahora solo me restaba poner mi atención en ello y ver si podía encontrar algo interesante que saliera de los labios de la extraña joven.
avatar
Sibylle Straner
Espias
Espias

Mensajes : 12

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Stop and stare [Priv. Ashley]

Mensaje por Ashley Jäger el Sáb Nov 16, 2013 2:46 pm

¿Era posible tener tanta mala suerte en tan poco tiempo? Se preguntaba la de cabellos oscuros, mientras era escoltada por dos cazadores que la habían sorprendido hacía ya unos segundos. Al parecer, el salir a caminar en Bucarest debía ser meditado con extrema cautela, debido a los interesantes personajes que se podían cruzar en el camino de uno con suma facilidad. De todos modos ¿Qué era lo que hacían un par de cazadores en aquella ciudad? Se suponía que aquél sitio estaría al cuidado de ella y los primos que estaban perdidos vaya uno a saber donde. Suspiró con fastidio, mientras que veía a sus costados como la gente los observaba y decían cosas por lo bajo.
Fue entonces en que el par se adentró en un bar invitando a Ashley con ellos. Esta no se opuso, por supuesto, por lo que se dispusieron a buscar una mesa para poder hablar del motivo por el cual ellos irrumpían en Bucarest. Al encontrar una, se sentaron y se fijaron que había en el menú, uno pidió jugo de naranja con un sandwich, el otro un trozo de pastel de mouse de chocolate con una medida de whisky y Ashley, por su parte, solo pidió un helado de crema americana. Cuando el mozo se fue a pedir las ordenes, los hombres comenzaron a tratar el tema.
-Espero que disculpe nuestra interrupción, señorita Jäger...- Comenzó el rubio, con un acento francés. Pausó por un momento mientras la miraba a los ojos y luego continuó -Ciertamente, admiramos su trabajo en América. Es muy joven y seguramente exterminó el doble de entidades que yo y mi compañero aquí presente... Pero no estamos aquí por eso, hace unos meses usted y su familia fueron victimas del famoso demonio de ojos amarillos... Y... Usted... Fue la única sobreviviente- Los pedidos llegaron y los tres agradecieron al mozo. Ashley tomo una cucharada de su helado, mientras le hacía un gesto al hombre para que continuara. Este comió un poco del pastel y se aclaró la garganta con un poco de soda -Siempre que este demonio atacó, no dejó sobreviviente, más que los hermanos Ackerman hacer ya unos años. Pero es sabido que los dos murieron a manos de este, Mary hace diecisiete años y Reiner hace poco tiempo. También somos conscientes de que usted tiene relación los hijos de estos, que también están aquí en Bucarest. Por ende tiene información preciosa en el caso del maldito demonio de ojos amarillos, que nos serviría de ayuda- Finalizó para luego comer un poco más de su pastel. Ashley desvió la mirada hacía el castaño, que aún seguía sin decir palabra alguna, pero disfrutaba del sandwich como si fuera su ultima comida.
Aún así ¿Estos hombres iban en serio? ¿Querían salir a cazar a aquél infame demonio? Suspiró por lo bajo y dio otra cucharada a su helado, llevándoselo a la boca. Tragó y bebió un poco de agua.
-Lamento decepcionarlos, pero no tengo información alguna que les fuera de ayuda. Solo puedo contarles como vi a...- Fingió tener un nudo en la garganta mientras miraba sus rodillas, inhalo de manera fuerte y sonora, para así mirar a los hombres con los ojos cristalizados de lagrimas -Solo puedo contarles como vi a ese... Ese... ¡Ese maldito demonio decapitar a mi padre y apuñalar a mi madre una y otra vez!- Se esforzó un poco para que una lagrima se escapara velozmente de su ojo izquierdo y se limpió, quedando en silenció unos instantes. Cerro los ojos y llevó ambas manos hacía delante de su boca, entrelazándolas -Yo no sobreviví... Él me dejo vivir para ver como mutilaba a mis padres y prendía fuego mi hogar... Él solo quería hacerme sufrir y que cargara con este sentimiento el resto de mi vida... Si ustedes salen a buscarlo... Será su fin- Finalizó mientras abría los ojos y miraba las expresiones de los dos hombres que la acompañaban.
avatar
Ashley Jäger

Mensajes : 19
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Stop and stare [Priv. Ashley]

Mensaje por Sibylle Straner el Sáb Nov 16, 2013 4:35 pm

Intenté escuchar con suma precisión aquella conversación, mientras que de vez en vez echaba una mirada hacía allá. Estaba bien que quisiera recordar cada frase sobre lo que platicaban, pero no por eso debía restarle importancia a los gestos que pudieran llegar a hacer. Después de todo, hoy, a las 10:45 del medio día, ella se había vuelto un blanco para mí.
"Espero que disculpe nuestra interrupción, señorita Jäger".

Nota mental:
Objetivo: Jäger. A lo que ella respecta, venía sin compañía.


Con mi mente a la disposición de dichas personas, seguí rápidamente cada enunciado que el rubio pronunciaba, observando sus expresiones al igual que las de su receptor. Anotando en mi memoria ciertos detalles de los cuales mi curiosidad no dejaba de crecer. Dirigiéndose con mucho respeto a ella, hablaban sobre la exterminación de entidades, sobre como a menor edad, Jäger seguramente haya aniquilado el doble que ambos juntos. Ahora estaba completamente segura, se trataba de cazadores. También tenía la respuesta de porque la habían seguido hasta aquí, ellos querían argumentos. Argumentos sobre como y quién es el demonio de ojos amarillos. Personalmente no era una experta en el tema, había llegado a Bucarest, Rumania hace tan solo ocho meses, pero eso había bastado para darme una idea de con quién estaba tratando esta chica. El demonio de ojos amarillos era extremadamente poderoso como inteligente, no cualquiera podría enfrentarlo mano a mano. Y estaba confiada de que estos dos hombres serían presa fácil para tal persona. Otro dato realmente importante era el hecho de que hijos de quienes el demonio había asesinado, tenían relación con la de cabellos negros. "¿Quién es ella realmente...?" Podía saberlo, no me cabía la menor duda de que estaba mintiendo. Sus lágrimas eran falsas, su emotividad lo era. Como medium, podía darme cuenta sencillamente de cosas como esas. Pero no podía conocer la vida del otro. No podía arriesgarme a creer ingenuamente en lo que yo misma me decía. No podía deducir lo que había sido la vida del otro.

Pero allí esta la trampa. ¿Porqué una chica de -raza indefinida- la cuál sobrepasa los poderes de otros dos cazadores, quién es admirada por su gran poder de exterminación; y que comparte relaciones así como información con determinadas personas (las cuáles no hace falta decir que deben de estar pasando por los mismos interrogatorios que ella)... sería sincera con este tipo de gente? En este mundo, no se puede confiar en nadie, quienes son tus amigos de pronto pueden ser tus enemigos. Pasados como el mío solo ocupan un trozo más en la página del diario. Pero el punto es que, el pasado que ella ha descrito, no es más que una mentira.

Tomé mis cosas y me dispuse a levantarme de la silla, en dirección a pagar mi cuenta, hecho esto regresé hacia mi asiento y esperé ansiosa a que los caballeros se retiraran. Teniendo ilusa fe en que al no haber venido con ella, la dejarían sola. En verdad tenía ganas de hablar con ella, poder preguntarle cara a cara su nombre. Demostrarle que no importa que, averiguaré más sobre ella.

Y lo repito, Jäger. El día de hoy te has convertido en mi objetivo.
avatar
Sibylle Straner
Espias
Espias

Mensajes : 12

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Stop and stare [Priv. Ashley]

Mensaje por Ashley Jäger el Dom Nov 17, 2013 2:11 pm

Los dos hombres se miraron a los ojos y soltaron un suspiro de cansancio, era obvio que Ashley no les había dado un dato nuevo que les fuera de ayuda para la cacería. Por su parte, la pelinegra no pudo evitar dedicarle una mirada a una persona entrometida del bar, tras esto cerro los ojos manteniendo el gesto dolido. El rubio le puso una mano en el hombro, queriendo consolarla y ella solamente tapó su boca con ambas manos y negó. Estuvieron en silencio por varios minutos, los tres, mientras que se dedicaban a meditar las palabras de la de ojos amielados y disfrutar de sus diferentes platos. Tras acabar estos, los dos hombres se pararon y arrojaron dinero en la mesa, el suficiente como para pagar el consumo de los tres. Cuando cruzaron por la puerta, Ashley calculó el tiempo suficiente que les tomaría el cruzar la esquina, solamente para asegurarse de que no volverían. Suspiró cansada, pero sabía que todo no había echo más que comenzar, ya que en cualquier momento el audiente entrometido se sentaría junto a ella, probablemente le invitaría algún aperitivo o diría que era alguien importante. Realmente no le importaba toda esa situación, si podía sacar otro helado de provecho por fingir un par de lágrimas o contar una historia aterradora, lo haría con gusto.
De su bolso sacó su teléfono y hizo como que llamaba a un número, acto seguido susurró algo en una voz sumamente baja e inaudible, para que el metiche no la escuchara. De pronto a los ojos de Ashley todo se quedó estático, había activado su habilidad "Mental Burst" para poder estudiar el lugar, de ser necesario un encuentro molesto, podía utilizar algún punto ciego o una falla estructural para escapar. Miró por detrás de la barra, había una escopeta de asalto escondida entre los vasos limpios, si necesitaría poder de fuego, sería la opción más viable. Otra opción era destruir una viga de madera que con un golpe en lugar justo se quebraría a causa de los años, no era necesario que ella lo hiciera, podría causar algo que haría que el hombre que estaba a unos metros lo golpeara, eso causaría el colapso del piso superior, teniendo solo a ese hombre como victima. La última opción era la más estúpida, romper uno de los vidrios con alguna mesa y salir corriendo por esta, pero en caso de que la situación fuera más desesperada, sería lo más rápido.
Parpadeó y el mundo a su alrededor volvió a la normalidad, llamó al mozo con la mano y le ordenó un helado más de crema. Suspiró y apoyo su mentón en su mano libre, guardó el teléfono en el bolsillo izquierdo de su pantalón de vestir y cerró los ojos, la cabeza le dolía y se sentía caliente... A lo mejor había contraído un poco de fiebre o algo por el estilo, debido a que el cuerpo la mataba. Se aclaró la garganta con un trago de soda y el mozo dejó el helado sobre la mesa.
-Si quieres hablar conmigo te costará este helado- Le dijo a la joven de ojos esmeraldas que estaba parada junto a ella.
avatar
Ashley Jäger

Mensajes : 19
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Stop and stare [Priv. Ashley]

Mensaje por Sibylle Straner el Dom Nov 17, 2013 9:20 pm

Pasados unos pocos minutos los acompañantes de la joven chica se retiraron. Dicha persona llamó nuevamente al mesero para pedirle otro helado de crema, y me dispuse a esperar que se le fuera entregado el postre. Parándome con anticipación cuando el camarero se daba su media vuelta para regresar a su trabajo. Me fui camino a la mesa donde descansaba la de negros cabellos. Sin disimulo, con seguridad. Al llegar, fue claro que ella sabía sobre mis anteriores acciones, debido a su pronto "Si quieres hablar conmigo te costará este helado". Algo sorprendida por su declaración, además de haber sido lo primero que me dijera, fruncí el ceño por un momento, con la mirada clavada en ella. Me senté sobre el asiento y miré rápidamente hacía el menú que estaba recostado sobre la mesa y tras fijarme en el precio de su helado, dejé puesto el dinero sobre el. Ahora, más relajada ya que mi parte estaba hecha, enderecé la espalda sobre el asiento mientras descansaba las manos en mi falda. Esto recién comenzaba. Las comisuras de mis labios sonrieron, preparadas para articular lo siguiente.

Verás, no pienso venir con rodeos ni intentar sacar información de tus labios que se que no dirás. — Exclamé haciendo una pausa tras ello, sin dejar de mirarla. — Creo que estoy siendo clara y concisa. Probablemente no sea de tu interés saber quien es esta entrometida chica que ahora está hablando contigo, pero para mi si. — Di un suave suspiro preparándome para ir al grano. — Desde el momento en que entraste por esa puerta sentí algo extraño, algo que no puedo definir. Sí, estaba escuchando tu conversación, y debo admitir que no creo en lo que dijiste. — Antes de continuar, me acomodé sobre mi silla y observé como la ajena continuaba tomando de su helado. — Sin querer aún profundizar esto demasiado, pido disculpas. Me dejé llevar y olvidé los modales. — Extendí la mano en lo alto esperando que ella estrechara la suya con la mía. — Sibylle, Sibylle Straner. ¿Podría saber su nombre, señorita... Jäger? — Dije con suficiente auto confianza, para luego regalarle una sincera sonrisa.

Ahora que la tenía frente a mi, podía apreciarla con mayor precisión. Su cabello era un tanto más largo que el mío, sobrepasando sus caderas y de un lacio perfecto. Al igual que sus ojos, toda su complexión era completamente refinada, de suaves trazados y profundos orbes. No aparentaba ser muy mayor, pero era realmente preciosa.

Alcé una mano para llamar al mesero y cuando este se presentó enseguida, le di el pago del helado, verdaderamente no tenía ánimos de ver como gastaba mi dinero en una aprovechadora. Así que era mejor deshacerme de ello rápido o recoger mi dinero y abstenerme a cumplir el trato. Tenía que priorizar lo correcto, no dejarme llevar, el hecho de que fuera la primera persona a la cual no podía sentirle su vibración espiritual, no era nada que debiera ignorar. Tenía tantas preguntas dentro de mi cabeza, tantas dudas, tantos acertijos sin resolver, sentía que estaba volviéndome loca por una chica a la cual acababa de lograr entablar conversación. Definitivamente exagerada, ¿pero que podía hacerle sino? Era una persona muy curiosa, y a mi nadie me dejaba con la duda.
avatar
Sibylle Straner
Espias
Espias

Mensajes : 12

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Stop and stare [Priv. Ashley]

Mensaje por Ashley Jäger el Mar Nov 19, 2013 2:46 pm

Sintió como la fulminaba con la mirada y cerró los ojos cuando se sentó a su par. Tomó una cucharada de helado y se lo llevó a la boca, disfrutando lentamente como el sabor y la textura de este se deshacía sobre su lengua. Realmente amaba el helado y ese en especial era más delicioso. Abrió los ojos y pudo ver como la extraña dejaba el dinero sobre la mesa, lo había conseguido, un helado gratis a cambio de una simple charla. Sonrió, aún deleitándose por la suavidad cremosa del postre.
La dejo hablar sin interrupciones, limitándose a escuchar lo que decía, mientras que ella simplemente tomaba de su helado gratis. No mostró sorpresa alguna cuando la ajena a la conversación anterior dijo el no haber creído su actuación, solo liberó un leve suspiro entre sus fríos labios, pero no por molestia o algo parecido, todo lo contrario, para sentir el gélido aire producto de la nieve saborizada.
-Jo ~ - Simplemente exclamó eso al ver como la otra le tendía la mano para que se la estrechara -Jäger es el apellido de mi madre, por ese es el que me conocen los cazadores. Tú llámame Kimberli Romanoff, el nombre con el que me bautizaron. Si quieres comprobarlo, tengo mis identificaciones... Straner Sybille- Estrechó su mano, ofreciendo una sonrisa aún más efusiva. La contempló por un momento, tenía una imagen familiar, ciertamente Bucarest era un lugar muy chico, más aún cuando se trata de personas dotadas de habilidades que sobrepasan al humano promedio, obviamente esta era de ese miembro privilegiado de personas. Parecía no tener actitudes hostiles contra ella, tampoco parecía algún tipo de cazarrecompensas, a simple vista solo parecía tener preguntas que solo Ashley podía contestar. También había aclarado que no trataría de sacar información que la de cabellos oscuros no querría compartir, entonces ¿Cual era su motivación para todo aquello? No lo sabía y la única manera de saberlo era charlando.
-Pregunta lo que quieras, me aseguraré de responderte de la manera más sincera- Volvió a sonreír -Gracias por el helado, ha estado delicioso- Se limpió la boca con una servilleta y acomodo su mejilla sobre la zurda, viendo a su acompañante directamente a los ojos, a la espera de que comenzara con el dialogo.
avatar
Ashley Jäger

Mensajes : 19
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Stop and stare [Priv. Ashley]

Mensaje por Sibylle Straner el Mar Nov 19, 2013 6:17 pm

Parecía ser una persona agradable por lo que podía ver hasta ahora. Estrechó mi mano con una sonrisa entusiasta y contándome sobre sus nombres; cuando un comentario de su parte hizo que me avergonzara... "Si quieres comprobarlo, tengo mis identificaciones". Mi rostro enrojeció levemente, mi intención no era acosarla en busca de información. Bueno, tal vez algo parecido, pero no. Simplemente era una persona curiosa, la cuál necesita estar al pendiente de lo que pasa a su al rededor, vivir en desactualización era una pesadilla para mi. No era un caso para nada particular, cuando las personas se interesan por algo van en busca de ello, ¿no?
Suspiré, y es que además, tenía corazón... sentimientos, emociones. Para ser sincera, necesitaba hablar con alguien más que no fuera mi gerente. Desde que llegué a Rumania mi vida ha sido muy monótona, y quizá sea por esto mi repentina exaltación por el tema.

Le sonreí a la chica frente a mi sin poder imaginar como ha sido su vida y por que cosas ha tenido que pasar hasta ahora. Tan solo esperando que fuera portadora de un buen corazón. Pasé a arreglar el cabello que caía ligeramente de una de las coletas que tenía sujetadas a los lados de la cabeza y volví a mirarle. Asintiendo en respuesta a su agradecimiento por el helado. — He cambiado de decisión, no voy a cuestionar nada sobre ti, espero que no te moleste. — Expliqué con la mirada a un lado, pensativa. — En cambio, ¿podría preguntarte que...? — Articulé a medida que mi atención se iba desviando de ella por su hombro, hasta llegar a un hombre que se escondía detrás del muro de una azotea. Entrecerré mis ojos ignorando por completo a Kimberli, hasta que pude apreciar con perfección un rifle de francotirador. Apuntaban hacía nuestra mesa. Enseguida las expresiones de mi rostro cambiaron bruscamente, e intente que el pánico no se apoderara de mi cuerpo...

¡Cuidado! — grité a todo pulmón mientras me inclinaba sobre la mesa para empujar a un lado a la pelinegra. En cuestión de segundos el vidrio detrás de nosotras estalló en mil pedazos. Algunos de los clientes comenzaron a gritar, pidiendo la ayuda de la recepción del café y esperando que ellos pudieran responder todas sus interrogantes, por otra parte, la gran mayoría huyó en cuanto pudo. El gerente del lugar salió de su oficina con paso alarmado dirigiéndose hacía la puerta del café, sus trabajadores lo imitaron. Provocando un gran barullo en la entrada del mismo. Nadie había visto de donde había venido la bala, pero todos la vieron estallar. Poco a poco los ciudadanos comenzaban a acercarse preguntando que había sucedido y si había algún herido. De pronto encontré con la mirada a otros dos hombres de negro, venían corriendo hacia el local, pasando desapercibidos entre la otra gente. Pero la vestimenta no era lo que me llamaba la atención, sino el hecho de que estaban armados, tenían el semblante serio, y no quitaban a mirada de Kimberli. Tomé rápidamente del brazo a la chica y empecé a hacer que me siguiera por el interior de la tienda. — Hay más de ellos aquí. — Dije al instante que la vi dándose cuenta al acto. Dos meses atrás había trabajado en este café, poco a poco fui progresando hasta llegar a donde ahora trabajaba. Tomando eso a mi favor, hice que cruzáramos la puerta que separaba el comedor de la cocina, solté de su brazo para que me siguiera por su cuenta y crucé un par de pasillos dentro de la misma cocina. Llegando a una ventanilla sobre la encimera. Sin rodeos, me subí sobre esta y le extendí una mano a la chica para ayudarla a subir.  — Es la única salida que no da libre conexión a la calle. Ellos creerán que hemos salido por la puerta trasera, la de los residuos. ¿Has visto eso? ¡Dios! — Exclamé asombrada mientras saltaba a través de esta cayendo sobre el suelo de hormigón. Sin poder evitarlo, me eché a reír. Estaba consciente de la situación que acababa de pasar, y no lo entendía. Pero de alguna forma estaba esperando que algo como esto pasara para darle un vuelco a mi monotonía.
avatar
Sibylle Straner
Espias
Espias

Mensajes : 12

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Stop and stare [Priv. Ashley]

Mensaje por Ashley Jäger el Miér Nov 27, 2013 2:54 pm

Prestó suma atención a sus palabras y gestos, parecía que algo que ella había dicho había logrado cambiar de parecer a Sibylle. Eso era bueno, ya que no debía preocuparse por tratar de engañarla. Fue entonces cuando notó como el gesto de la contraria cambiaba completamente, sus ojos estaban posados al exterior del café. Ashey concentró todos sus sentidos en dirección a la que Sibylle miraba, entonces pudo escucharlo. Un disparo suave y sutil, gracias al silenciador del rifle, comenzó a penetrar por las corrientes de viento, rompiéndolas una por una. La pelinegra debía volver a acelerar para poder esquivar el disparo.
-Physical bu...- Fue interrumpida por su acompañante, quien se había encargado de moverla en el momento justo, cosa que sorprendió completamente a Ashley.
Cayó de manera seca al suelo, haciendo que le doliera un poco la cadera. Cuando dejo de lamentarse por el golpe, pudo notar como todas las personas comenzaban a correr a la puerta, chocándose, golpeándose, al punto de que algunos caían noqueados al suelo, ya sea por causa del pánico o por torpeza de otro. El francotirador había errado su disparo, pero eso no se quedaría así nomas, seguramente habrían más sujetos armados y preparados para ese momento. La pelinegra pensó instantáneamente en la escopeta que se encontraba detrás de la barra, si la tomaba podía ofrecer resistencia y seguramente mataría a los agresores de manera rápida. Tomó una bocanada de aire, preparándose para correr y saltar detrás de la barra, soltó la respiración de a poco y abrió los ojos, se incorporó y la tomaron del brazo, movió la vista rápidamente para atisbar un golpe al captor. Pero de nuevo, se trataba de Sibylle, quien se esforzaba por sacarla de allí. No presentó resistencia alguna y dejo que ella se encargara de la situación. Comenzaron la carrera hacía la cocina a toda velocidad, parecía que la otra conocía bien el sitio, por que se movía de manera rápida y ágil por el pasillo, entrando a la zonas correctas. Sibylle soltó su mano, para que ella comenzara a seguirla por cuenta propia, y eso hizo. De pronto, la de ojos esmeraldas se detuvo frente la encimera, se trepó en esta y se subió a una ventana, que parecía dar a la parte de atrás de la cafetería. Le tendió la mano a Ashley para ayudarla a trepar, de manera que esta la tomó y subió de manera ágil, mientras que la otra le comentaba la valides estratégica de esto. Ashley asintió, mientras que daba un salto hacia el suelo, agradeciendo el no haberse puesto los tacos.
-Sí... Conoces muy bien este sitio ¿Qué, eres una empleada de aquí?- Preguntó, sonriendole al verle reír -Por cierto, gracias por lo de ahí atrás. No hubiera podido sobrevivir sin tu ayuda- Le comentó agradeciéndole, mientras se ataba el cabello. Luego tomó de adentro de su chaqueta, unos pequeños guantes que no envolvían los dedos y se los colocó en ambas manos -Ahora, déjame devolverte el favor... Estos no son hombres cualquiera, parecen ser lincantropos, por lo que seguramente están buscando nuestro aroma- De otro bolsillo, tomó una pequeña navaja que llevaba atado un hilo muy fino en su extremo. Suspiró por lo bajo al verla -Me temo que no podré matarlos con esto, es acero, no plata...-
De pronto, se comenzaban a escuchar las pisadas de los zapatos de los perseguidores. Tomó la mano de Sibylle y la llevó a unas cajas que estaban a lo profundo de la habitación. Le hizo una seña para que hiciera silencio y volvió la vista a la puerta verde. Sabía que ya habían encontrado el aroma, pero deseaba que algo sucediera para que se vayan, después de todo, no estaba preparada para esa situación.
avatar
Ashley Jäger

Mensajes : 19
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Stop and stare [Priv. Ashley]

Mensaje por Sibylle Straner el Dom Dic 08, 2013 7:52 pm

La de ojos esmeralda llevó una mano hacía su boca, cubriéndose en un intento de dejar de reír. Escuchó las palabras de la joven cazadora y recomponiéndose, sacudió el polvo que se había adherido a sus manos con la caída. — De hecho lo era, ya no trabajo más aquí. — Respondió ante su pregunta, sintiéndose eficaz al oír que la había salvado. — No hay de qué. — Agregó alzando la mirada, para luego fijarse en como la chica anudaba su cabello en una alta coleta y hacía uso de unos peculiares guantes. "Ahora, déjame devolverte el favor... Estos no son hombres cualquiera, parecen ser lincántropos, por lo que seguramente están buscando nuestro aroma" Articuló la contraria, dejando a la de cabellos oscuros un tanto sorprendida. Observó como resguardaba una pequeña navaja de su bolsillo y se percató de que no tenía arma alguna con ella. Extrañada como confundida, fijó la mirada en la ajena para verla directamente a los ojos. — ¿Qué tanto has hecho, cazadora? ¿Cuál es la razón por la que te persiguen? — Dijo de forma determinada, para luego suspirar y negarse con la cabeza a si misma. Sabía que no era el momento para esto, dichos seres probablemente las encontrarían pronto, y la situación no era favorable para ninguna de las dos. — ¿Realmente... quieres pelear? — Preguntó incrédula un instante antes de ser absorbida por su agarre, ocultándose ahora detrás de unas enormes cajas. Comprendió su seña de que hiciera silencio y eso hizo, permaneciendo de la forma más callada posible. Frunció el ceño y dirigió sus ojos al mismo lugar en que los de Kimberli se encontraban. Aquella puerta verde que provenía de una sala distinta a por la cual ellas cruzaron, la oficina del dueño.

Pronto logró percibir que las pisadas de los sujetos que había escuchado momentos atrás eran más estridentes, estando cada vez más cerca de ambas. Sin embargo lo que llamó su atención no fue el hecho de que estaban a punto de ser encontradas, sino el motivo de ello. "¿C-Cómo entraron?" Cuestionó a sus adentros. El despacho del dueño era exclusivo para el, nadie más tenía permiso a poner pie dentro. Y entonces se dio cuenta, lo habían eliminado; su cuerpo bañando en sangre debía de estar ensuciando las blancas cerámicas del lugar. La humana se removió un poco sobre su escondite, echándose más hacia abajo. No tardaron en entrar unos siete hombres vestidos de una forma bastante disimulada, más sus ensanchadas sonrisas revelaban lo que eran sus verdaderas intenciones. Echó una mirada rápidamente hacía Kim, quien parecía sumida en sus pensamientos, dedujo que estaría dándole vueltas al asunto para saber como reaccionar.

"Señorita Jäger, denos el gusto de salir fuera..." Dijo uno de los hombres, con cierto tono sarcástico, sus compañeros reían de forma despampanante al sentirse conformes con haberlas acorralado. Sib llevó una mano hacía la de la chica, notando como sostenía la navaja con un grado de presión, le sonrió amablemente indicándole que todo estaba bien y volvió a retirar su mano. "Ugh, ¿crees que tenemos todo el tiempo del mundo para desperdiciar en una niñata como tu?" Agregó otro, cuyo rostro se le hacía levemente conocido. Una siguiente persona soltó una resonante carcajada siguiéndole el juego a sus amigos. "Ya te has salido con la tuya demasiado tiempo, eso se acabó".

La morocha ahogó un quejido sin soportar más el atrevimiento de estos sujetos hacía la otra chica. Tampoco sabía de quien se trataba o si podía confiar en ella, pero basándose en la situación actual, debía darle una mano. Se levantó en el acto, la esencia de estas personas no la cohibirían, su única ventaja era el número en que venían. Ya más, no tenían nada de peculiar en lo que ella pudo preveer. Devolviendo una mirada de odio y desprecio a todos los presentes, murmuró por lo bajo. — Edelsteine...
Pasó a sentir como un pequeño hilo de sangre comenzaba a descender desde su cien. No le dio importancia y sacó con rapidez un par de gemas que llevaba ocultas en su abrigo. Y sin titubear, materializó el pensamiento de retrasar a sus enemigos, algún modo para darle reacción a su compañera y pie para que atacase. Decidida, lanzó una cantidad equilibrada de piedras hacía los enemigos, mientras estos comenzaban a tambalearse sobre su posición. Permanecían conscientes y capaces, más el mareo hacía presión sobre sus mentes, debilitando tanto como entorpeciendo sus acciones. — ¡Jäger! — Exclamó haciéndole señal de que atacara, cuidándose de no decir su nombre verdadero ante el resto.
avatar
Sibylle Straner
Espias
Espias

Mensajes : 12

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Stop and stare [Priv. Ashley]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.