Ultimos Temas
Reapertura [17/8]

Reapertura del foro!
Dominio personalizado!
Nuevos personajes Cannon disponibles
Nuevas tramas y actualizaciones
Anuncios
Our Staff
Gabriel
Admin
MensajePerfil
Amethyst
Admin
MensajePerfil
Gray
Admin
MensajePerfil
El staff esta disponible por me para cualquier duda que puedan tener. Si su problema es tecnico o no es personal se les pide que por favor utilicen el subforo de dudas /quejas y sugerencias ya que su duda podria ser tambien la de otro, de esta formar redistribuimos la información y ayudamos mas a nuestros usuarios. Agradecemos su colaboración
Links rapidos
Los reconocidos
Award
Award
Award
Los mas buscados
Wanted
Wanted
Wanted
Wanted
Normas Basicas
❧ Nada de Fisicos humanos, este es un foro anime
❧ El mínimo de líneas por post es de diez completas
❧ El tamaño predeterminado para los avatares es de 180x400 ni mas ni menos
❧ El tamaño máximo para las firmas es de 500x500 y se pueden tener máximo 2 en la firma visibles, si se quieren tener más se pueden meter entre Spoiler.
❧ Solo se puede mantener un maximo de 4 cuentas

Creditos & agradecimientos
El diseño del foro fue hecho por Sylver de Glintz, agradecemos a las comunidadesde Glintz por sus maravillosos tutoriales y trucos para nuestro foro y a la comunidad de Source Code por compartir los codigos que utilizamos para nuestro querido Silent. Las imagenes son de sus respectivos autores, solo fueron retocadas y editadas por el staff para mantener la armonia del foro. La trama es una ficcion original creada por el staff, con adaptaciones de otros escritos, modificados y adaptados a la ficción para nuestros propocitos. Agradecemos especialmente a Eniozu, Frejya, y Kata por su apoyo para nuestra comunidad. Y obviamente a todos los usuarios de Silent Soul que hacen todo esto posible.Ademas queremos incluir en la lista a nuestro corrector ortografico portatil (alias Gray) por su ayuda en la redaccion y correcciones para el foro. Gracias por ayudarnos a mejorarlo
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Nov 07, 2015 10:22 pm por  Invitado

» [Privado] El orgullo está para tragárselo.
Miér Ago 19, 2015 4:44 pm por  Inm Ebonfear

» Cry Out [Re-apertura]
Lun Ago 17, 2015 8:20 pm por  Invitado

» [Combate Privado] Encuentro Prevenido
Sáb Ago 15, 2015 1:13 pm por  Marcel Dumont

» Holas Sigue vivo el foro?
Mar Jul 21, 2015 10:07 pm por  Moira LeNoire

» Galerías Vaynese [Tema libre]
Lun Jul 20, 2015 6:25 pm por  Mila Vaynese

» Sobre cuantos personajes se pueden tener
Vie Jul 17, 2015 6:36 pm por  Asmodeus Loki Akibeel

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (élite)
Lun Jun 22, 2015 6:29 pm por  Invitado

» Fantasy based in reality // Afiliación Elite
Lun Jun 22, 2015 1:23 am por  Invitado

» Afiliación (Élite)
Jue Jun 18, 2015 11:52 am por  Invitado


El sonido de la góndola [ Libre - Venecia ]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El sonido de la góndola [ Libre - Venecia ]

Mensaje por Invitado el Vie Nov 22, 2013 11:13 am

El sonido de una dulce melodía que salía por una ventana hizo que, por fin, el chico abriese de una vez los ojos. Somnoliento como estaba, no tuvo más remedio que entornarlos en cuanto la luz del sol golpeó con fuerza sus pupilas, cegándolo por unos instantes. "¿Pero que..? Agh. Odio dormir en la calle." Se quejó para sí mismo mientras hacía un esfuerzo para incorporarse y mirar alrededor. Algo confundido por la situación en la que se encontraba no logró reconocer aquel lugar, ni siquiera sabía la ciudad donde se encontraba. Los edificios a su alrededor eran bajos, de pintorescos colores, con un toque rústico y un encantado difícil de igual. Varios edificios pintados en tonos amarillos, otros, casi ruinosos pero elegantes, hacía tiempo que habían perdido la pintura, conservando solamente la majestuosidad de la que una vez gozaron. Varias voces entraron por sus oídos. Voces de señores hablando entre ellas – ¿era italiano eso que oía? -. Negó levemente con la cabeza. Todo resultaba demasiado confuso para él. No sabía donde podría estar y, sin embargo, le llegaba un fuerte olor a mar y, sobretodo, a pasta italiana. Pasta recién hecha... En cuanto fue consciente de ese olor cientos de imágenes y recuerdos se agolparon en la mente del chico, amenazando con desbordarse en cualquier momento. Ya sabía donde se encontraba... Estaba en Venecia, pero... ¿qué hacía allí? Eso era algo que no lograba recordar.

Una noche más, aquel sueño donde aparecían diversos fantasmas de su pasado se apareció ante él. Últimamente los sufría a menudo y eso le dejaba agotado, con los músculos agarrotados y un agudo dolor de cabeza que le impedía recordar nada de las horas anteriores a su sueño. ¡Ah, sí! Ahora lo recordaba... Había hecho un viaje a Venecia con tal de despejar su mente de esos molestos sueños... Estaba claro que no había salido como lo esperaba. Con esfuerzo logró ponerse en pie y, apoyado con una mano en la pared, caminó hacia delante unos cincuenta metros, donde el callejón en el que se encontraba tirado finalizaba y daba paso a una luminosa calle cortada por un gran canal de agua. Cientos de enamorados, con el rostro congestionado y la felicidad enmarcada en la sonrisa, daban su primer paseo en góndola mientras el dueño de esta, en ocasiones cantaba con potentes voces y otras, simplemente se limitaban a empujar la barca a lo largo del canal. La escena casi le pareció cómica. Era una estampa de postal. Una de esas imágenes tan bellas en fotografía que todo el mundo sentía envidia de esas personas pero que, una vez visto en real, se quedaba en un pálido reflejo de la belleza que intentaban transmitir. Y sin embargo, al chico le encantaba esa ciudad. Tenía un aire mágico que no se hallaba presente en ninguna otra ciudad del mundo.

¿París ciudad del amor? Si pensabas eso, era que de verdad no conocías ni pizca del verdadero amor... De ese amor que no es como en las películas, pero que es intenso, suave como la caricia de una mujer, ese amor que, en definitiva, todos buscamos a lo largo de nuestra vida pero que muy pocos llegan a alcanzar jamás.  

En esos dulces pensamientos se encontraba el joven cuando sintió que alguien chocaba contra él. No fue un choque violento, más bien un roce de alguien al pasar demasiado cerca de ti. Giró la cabeza y comprobó que se trataba de una pareja que caminaba cogida del brazo. Ni siquiera se habían percatado de la presencia de Azrael. Negó suavemente con la cabeza y se encogió de hombros. No le apetecía permanecer más tiempo en aquel lugar, así que comenzó a caminar en busca de un lugar de pastos más verdes y con menos gente alrededor, donde, había decidido, se tumbaría a relajarse un rato. Aquella noche que había pasado en la calle lo había dejado agotado.

Pero algo le impidió - o más bien le retrasó - el poder hacer eso. Una "gelateria" de aspecto antiguo se impuso entre él y sus verdes pastos. No pudo resistir la tentación y entró, dispuesto a comprarse una tarrina de su delicioso helado de fresa.

Cinco minutos más tarde, Azrael tarareaba distraídamente una canción mientras se comía aquel helado, saboreando cada cucharada como si fuese la última. Le encantaba el ácido sabor de la fresa.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.