Ultimos Temas
Reapertura [17/8]

Reapertura del foro!
Dominio personalizado!
Nuevos personajes Cannon disponibles
Nuevas tramas y actualizaciones
Anuncios
Our Staff
Gabriel
Admin
MensajePerfil
Amethyst
Admin
MensajePerfil
Gray
Admin
MensajePerfil
El staff esta disponible por me para cualquier duda que puedan tener. Si su problema es tecnico o no es personal se les pide que por favor utilicen el subforo de dudas /quejas y sugerencias ya que su duda podria ser tambien la de otro, de esta formar redistribuimos la información y ayudamos mas a nuestros usuarios. Agradecemos su colaboración
Links rapidos
Los reconocidos
Award
Award
Award
Los mas buscados
Wanted
Wanted
Wanted
Wanted
Normas Basicas
❧ Nada de Fisicos humanos, este es un foro anime
❧ El mínimo de líneas por post es de diez completas
❧ El tamaño predeterminado para los avatares es de 180x400 ni mas ni menos
❧ El tamaño máximo para las firmas es de 500x500 y se pueden tener máximo 2 en la firma visibles, si se quieren tener más se pueden meter entre Spoiler.
❧ Solo se puede mantener un maximo de 4 cuentas

Creditos & agradecimientos
El diseño del foro fue hecho por Sylver de Glintz, agradecemos a las comunidadesde Glintz por sus maravillosos tutoriales y trucos para nuestro foro y a la comunidad de Source Code por compartir los codigos que utilizamos para nuestro querido Silent. Las imagenes son de sus respectivos autores, solo fueron retocadas y editadas por el staff para mantener la armonia del foro. La trama es una ficcion original creada por el staff, con adaptaciones de otros escritos, modificados y adaptados a la ficción para nuestros propocitos. Agradecemos especialmente a Eniozu, Frejya, y Kata por su apoyo para nuestra comunidad. Y obviamente a todos los usuarios de Silent Soul que hacen todo esto posible.Ademas queremos incluir en la lista a nuestro corrector ortografico portatil (alias Gray) por su ayuda en la redaccion y correcciones para el foro. Gracias por ayudarnos a mejorarlo
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Nov 07, 2015 10:22 pm por  Invitado

» [Privado] El orgullo está para tragárselo.
Miér Ago 19, 2015 4:44 pm por  Inm Ebonfear

» Cry Out [Re-apertura]
Lun Ago 17, 2015 8:20 pm por  Invitado

» [Combate Privado] Encuentro Prevenido
Sáb Ago 15, 2015 1:13 pm por  Marcel Dumont

» Holas Sigue vivo el foro?
Mar Jul 21, 2015 10:07 pm por  Moira LeNoire

» Galerías Vaynese [Tema libre]
Lun Jul 20, 2015 6:25 pm por  Mila Vaynese

» Sobre cuantos personajes se pueden tener
Vie Jul 17, 2015 6:36 pm por  Asmodeus Loki Akibeel

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (élite)
Lun Jun 22, 2015 6:29 pm por  Invitado

» Fantasy based in reality // Afiliación Elite
Lun Jun 22, 2015 1:23 am por  Invitado

» Afiliación (Élite)
Jue Jun 18, 2015 11:52 am por  Invitado


Prelude [Adrian]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Prelude [Adrian]

Mensaje por Persephone el Miér Nov 27, 2013 11:33 am


   
   
   

Parque Herastrau
22:00 hrs

La música puede dar nombre a lo innombrable y comunicar lo desconocido.
Leonard Bernstein

La llegada del invierno era inminente, los esqueletos de los árboles ya empezaban a cubrirse de pequeños y delicados copos de nieve que hacían lucir aquellos palos desnudos como una verdadera obra de arte iluminada por la luna llena, el parque Herastrau era todo un espectáculo por esta época, la tenue iluminación, las pequeñas barcazas que flotaban en el lago como si bailaran un vals lento y pesaroso, y sobre todo el flujo de personas el cual a aquellas horas de la noche era suficientemente bajo para asistir con una sola idea en la cabeza: tocar su violonchelo.

Desde la entrada del parque, los hombres que la acompañaban para escoltarla se dispersaron a lo largo y ancho del lugar para brindarle seguridad, a pesar de que ella era bastante capaz de cuidarse sola, sus superiores se aseguraban de cumplir con la última voluntad del que fue su padre...el solo recuerdo hacía que en la albina un sentimiento de melancolía surgiera desde lo más profundo. Avanzó despacio con el enorme instrumento a sus espaldas, sus pasos eran delicados y el viento agitaba con suavidad su larga cabellera como si intentara consolar al demonio, pero las culpas de un demonio no podían ser expiadas tan fácilmente como las de un humano, a veces deseaba ser realmente parte de aquel grupo, aunque tuviera que ignorar las guerras, la existencia de otras razas...ignorarlo todo.

La breve caminata condujo a la chica hasta el extremo norte del parque, la zona más solitaria de este y donde el reflejo de la luna se posaba tranquilamente sobre las cristalinas aguas del lago, parecía un lugar sacado de alguno de esos cuentos de magia o misterio que solía leer, ciertamente el mejor lugar para que su música saliera y adornada el ambiente. Se ubicó en una de las sillas que estaban más cercanas al lago, descargó el pesado estuche del instrumento sobre la silla, lo abrió con sumo cuidado dejando al descubierto un violín muy bien cuidado, una fina pieza de arte como ella y su padre solían decirle, lo sacó de su confinamiento para después acomodarse junto con el instrumento, verificó que estuviera bien afinado y cuando se sintió completamente a gusto tomó el arco y empezó a frotarlo contra las cuerdas  contra las cuerdas. Inconscientemente empezó a interpretar aquella pieza de Bach que tantos recuerdos le traía.
avatar
Persephone
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 57

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude [Adrian]

Mensaje por Invitado el Miér Nov 27, 2013 10:01 pm

La luna se hizo presente en el mundo de los humanos y entre libros y silencio se encontraba un ser peliblanco leyendo un libro, como acogido por aquel mundo de letras, aventuras, ciencia y sobre todo, mucha imaginación, las sonrisas eran presentes en él al igual que un rostro concentrado, el lugar perfecto para dicho fanático de la lectura y sabiduría, en la tierra -Supongo que ya es momento de cerrar- Decía el peliblanco para si mismo, dado la naturaleza desértica de aquel sitio en aquella horas de la noche. Cerró su libro y se levantó del asiento, se encargó de cerrar bien aquel lugar al que llevaba su hogar, guardó las llaves en su bolsillo derecho, abrió su libro rojo y comenzó a caminar con su vista en las delgadas páginas de su querida obra de texto de portada roja, como si su alrededor no presentara ninguna importancia para él, sin embargo esto no quería decir no pasará sus ojos sobre el contorno de vez en cuando.

Solo llevaba puesta una camisa de botones de mangas alargadas de color blanco y unos jeans de color un tanto gris, tan simple como eso, el jamás se vio interesado en muchos lujos para su vestimenta, le encanta lo sencillo y cómodo de usar. De tanto caminar le dio sed, casualmente iba caminando por un parque de la ciudad, se vio ante la necesidad de algo que lo refrescara, por desgracia, las máquinas expendedoras de bebidas se encontraban al otro lado del lago. Detuvo su caminar mirando al otro extremo -Vaya suerte la mía- Dijo suspirando levemente para volver el caminar a su rumbo, dibujándose un sonrisa ladina en su rostro -Perfecto me queda más tiempo- Continuó su caminar, aquella parte del lago parecía tener algo de seguridad, se podía ver a seres muy serios reguardando a alguien, la razón no la sabía, pero no era de su importancia y no se detendría a preguntar, no llenaba su curiosidad cosas como esas.

Trataba de avanzar hacia su rumbo fijado cuando uno de esos "Guardias" lo detuvo -No puedes pasar por aquí, regresa- Dijo el guardia con una aura amenazadora en si -Solo voy por una bebida, este débil bibliotecario no presenta un peligro para nadie- El peliblanco simplemente sonreía, como si nada, realmente un hombre de paciencia -Ok, solo por unos minutos- Advirtió el guardia dejando pasar al pelinegro -Gracias- Fue lo último que dijo antes de avanzar hacia su destino, en el momento en que este se acercaba a la máquina, un sonido captó su atención por completo, como abeja a la miel, el peliblanco siguió la melodía de lo que parecía un cello, fue hasta el fin para encontrarse con el artista que denotaba tal melodía, solo se quedó de pie ahí, atrás de ella observando -Aplicando fuerza y delicadeza a la vez, podrías conseguir notas aún más perfectas- Habló finalmente sin poder evitarlo tras encontrarse frete a una de las cosas que más le agradaban, la música -Es un simple concejo, lo leí por algún libro- Nuevamente volvió su vista a su libro, como si su momento de "trance musical" hubiese pasado ya.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude [Adrian]

Mensaje por Persephone el Vie Dic 06, 2013 9:22 pm

La música empezó a mezclarse con todos los elementos que componían el paisaje del lugar, el viento se encargaba de hacer que su sonido se prolongara y llegara a los rincones más profundos del parque. La albina empezó a cerrar de a poco sus ojos para concentrarse en las notas que tocaba, esa melodía era tan especial para ella que no quería darse el lujo de arruinarla, pero a pesar de ser una de sus musas en las situaciones más complicadas, también era un recordatorio  de aquellos tiempos que aún luchaba por olvidar, de sus primeros años de vida, su vida en el infierno y aquellos pequeños detalles desastrosos que daría lo que fuera por hacer cenizas, pero a la larga todos aquellos acontecimientos eran los que la habían conducido a su estabilidad actual, pero no evitaba que sintiera dolor y resentimiento contra los seres que veía más como sus enemigos que como su familia.

Las notas de la melodía empezaron a tomar cierta rudeza, desencadenada por toda aquella frustración que salía desde lo más profundo de su ser,  en cierto momento le resultó imposible no traer a su cabeza los rostros de su madre y de su abuelo, los seres que más odiaba y por supuesto, una silueta difusa, una figura masculina de aquel que era su padre, un padre completamente ausente y del cual solo conocía sus hazañas y de su enorme parecido físico con ella gracias a las habladurías de los empleados y a los soliloquios que su madre hacía con frecuencia, cosa que a ella siempre le había parecido patética y la hacía odiar más a aquella mujer que la había traído a la vida. Pero… ¿Cuál era el misterio que rodeaba a su padre? ¿Por qué se empeñaban en alejarla de aquel sujeto? No lo sabía a ciencia cierta pero además de ser un padre ausente tenía más razones para odiarlo, como el hecho de lanzarla de cabeza a un matrimonio arreglado, el solo hecho de recordar la cicatriz que tenía en su rostro hizo que el tono ya forzado de la melodía empeorara a tal punto que era fácil notar que ya no era aquella que había interpretado en un principio, sentimientos encontrados estaban atormentándola en ese momento, fue así hasta que una voz masculina irrumpió en las cercanías e hizo que detuviera la melodía.

Aplicando fuerza y delicadeza a la vez, podrías conseguir notas aún más perfectas – fueron las palabras que salieron de la boca del desconocido, sin lugar a dudas esto hizo que el enorme ego de Serene se sintiera herido aunque en el fondo sabía que este tenía un poco de razón. – Creo que la teoría musical sobre el sonido de los instrumentos es muy incipiente, además en una melodía no solo influyen la fuerza y la delicadeza como usted lo acaba de indicar – dijo la chica con una notoria indiferencia mientras dejaba a un lado su violonchelo y se ponía de pie. - ¿Quién le ha autorizado a entrar? Que yo sepa había exigido que nadie pasara a esta área – su voz se tornó más autoritaria y sin fijarse en lo absoluto en aquel hombre se dirigió hasta donde estaba aquel hombre pero su sorpresa fue enorme al repararlo…nunca había sentido confianza hacia los hombres albinos por obvias razones, era como una broma de muy mal gusto frente a ella y ciertamente le generaba bastante incomodidad. - ¿Q-quien rayos es usted? – su voz entrecortada y su rostro de asombro fueron inevitables, quería deshacerse de aquel estorbo en el acto, pero tenía que pensar con calma, claro…como si fuera tan fácil, dijo para sus adentros mientras sus manos no dejaban de temblar por la impresión.
avatar
Persephone
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 57

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude [Adrian]

Mensaje por Invitado el Jue Dic 12, 2013 12:53 am

El peliblanco disfrutaba de aquella música, pero nada dura para siempre y aquella hermosa música perdía su tono, parecía dispersa, al igual que la persona que la interpretaba, la razón no le quedaba claro, pero pensaba que tal vez se podría tratar de algún problema personal, pues por lo general siempre es así, traumas, problemas familiares, problemas en el trabajo, problemas en las clases, y sobretodo problemas financiero -Todos tienen problemas, no hay felicidad sin ellos- El peliblanco quitaba su vista del libro, ahora los centraba en la fémina, por simple educación, después de todo la educación era lo que lo identificaba, dejaba su libro en su mano izquierda, la cual ya se encontraba a un lado de su pierna izquierda, mientras su mano derecha se escondió en su bolsillo, de esta forma quedaba en su clásica pose relajada, inexpresiva y tranquila, se asemejaba a un muelle, pues sin importar lo que lo golpee, permanecería así, sin importar que.

La música final e inevitablemente llegó a su fin, no todas las personas se toman de forma tranquila la presencia de un desconocido y dada la actitud del peliblanco, hacía que las personas dudaran más de él, esto por el hecho de que siempre es razón de desconfianza ver a una persona tan tranquila, por lo general las personas que ocultan algo se ven así, para desviar sospechas, pero ese no era el caso del peliblanco, ya que este se caracterizaba por su sinceridad, no había mentira en las palabras del pelinegro, jamás y eso jamás lo tocaría -Todo depende de la perspectiva y de la habilidad del artista- Su tono de voz era tranquilo y se notaba que sabía de lo que hablaba, pues sus palabras salían con tanta seguridad que hasta se podía sentir en el aire, creo que hasta golpeaba con el suelo tanta seguridad, tal vez hasta haya sido demasiada seguridad -Me dejaron pasar para comprar una bebida, pero no logré hacerlo, tu música me atrapó en el acto- A decir verdad, era increíble el grado de sinceridad de chico de ojos dorados, no tenía miedo a expresarse ni a decir lo que siente, la sinceridad ante todo, lo dejaba ver como una persona transparente.

-Mi nombre es Adrian Valieri, es un placer- El peliblanco hacía una leve reverencia, esto le dejó ver que aquel guardia que lo dejó pasar, se encontraba en el suelo, esto hizo que el peliblanco entrecerrara los ojos por un par de segundos, al recuperar su postura, sonrió -Me encantaría seguir escuchando tu música, pero recomiendo que vuelva a su hogar, este no es un lugar seguro- Adrian dejó de estar estático, para comenzar a caminar, su mano derecha no salía de su bolsillo, pero al contrario, su mano izquierda se alzó a la altura de su rostro y abrió su libro para comenzar a leer, llevó su paso a la maquina, sacó la bebida con tranquilidad y se dirigió a los árboles que adornaban aquel lugar, como si fuese un bosque -Si gustas puedes venir conmigo, dos cabezas piensas mejor que una, además ¿Qué oportunidad tendría un simple bibliotecario con personas entrenadas para matar?- El chico miró hacia su diestra, desde el ángulo de la chica se tendría que poder apreciar la mitad de su rostro, por lo que se podía notar la sonrisa tan tranquila de Adrian, como si nada le preocupara, era extraña a decir verdad, sin embargo para él era muy común, pero no se iba a quedar ahí quieto, comenzó a caminar leyendo su libro, esperando que la chica si lo siguiera, de lo contrario tendría que volver para asegurarse de que no tuviese problemas, pues le preocupaba la posibilidad de un ataque, lo cual era muy común en tan caótico mundo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude [Adrian]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.