Ultimos Temas
Reapertura [17/8]

Reapertura del foro!
Dominio personalizado!
Nuevos personajes Cannon disponibles
Nuevas tramas y actualizaciones
Anuncios
Our Staff
Gabriel
Admin
MensajePerfil
Amethyst
Admin
MensajePerfil
Gray
Admin
MensajePerfil
El staff esta disponible por me para cualquier duda que puedan tener. Si su problema es tecnico o no es personal se les pide que por favor utilicen el subforo de dudas /quejas y sugerencias ya que su duda podria ser tambien la de otro, de esta formar redistribuimos la información y ayudamos mas a nuestros usuarios. Agradecemos su colaboración
Links rapidos
Los reconocidos
Award
Award
Award
Los mas buscados
Wanted
Wanted
Wanted
Wanted
Normas Basicas
❧ Nada de Fisicos humanos, este es un foro anime
❧ El mínimo de líneas por post es de diez completas
❧ El tamaño predeterminado para los avatares es de 180x400 ni mas ni menos
❧ El tamaño máximo para las firmas es de 500x500 y se pueden tener máximo 2 en la firma visibles, si se quieren tener más se pueden meter entre Spoiler.
❧ Solo se puede mantener un maximo de 4 cuentas

Creditos & agradecimientos
El diseño del foro fue hecho por Sylver de Glintz, agradecemos a las comunidadesde Glintz por sus maravillosos tutoriales y trucos para nuestro foro y a la comunidad de Source Code por compartir los codigos que utilizamos para nuestro querido Silent. Las imagenes son de sus respectivos autores, solo fueron retocadas y editadas por el staff para mantener la armonia del foro. La trama es una ficcion original creada por el staff, con adaptaciones de otros escritos, modificados y adaptados a la ficción para nuestros propocitos. Agradecemos especialmente a Eniozu, Frejya, y Kata por su apoyo para nuestra comunidad. Y obviamente a todos los usuarios de Silent Soul que hacen todo esto posible.Ademas queremos incluir en la lista a nuestro corrector ortografico portatil (alias Gray) por su ayuda en la redaccion y correcciones para el foro. Gracias por ayudarnos a mejorarlo
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Nov 07, 2015 10:22 pm por  Invitado

» [Privado] El orgullo está para tragárselo.
Miér Ago 19, 2015 4:44 pm por  Inm Ebonfear

» Cry Out [Re-apertura]
Lun Ago 17, 2015 8:20 pm por  Invitado

» [Combate Privado] Encuentro Prevenido
Sáb Ago 15, 2015 1:13 pm por  Marcel Dumont

» Holas Sigue vivo el foro?
Mar Jul 21, 2015 10:07 pm por  Moira LeNoire

» Galerías Vaynese [Tema libre]
Lun Jul 20, 2015 6:25 pm por  Mila Vaynese

» Sobre cuantos personajes se pueden tener
Vie Jul 17, 2015 6:36 pm por  Asmodeus Loki Akibeel

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (élite)
Lun Jun 22, 2015 6:29 pm por  Invitado

» Fantasy based in reality // Afiliación Elite
Lun Jun 22, 2015 1:23 am por  Invitado

» Afiliación (Élite)
Jue Jun 18, 2015 11:52 am por  Invitado


Will the Circle be Unbroken

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Will the Circle be Unbroken

Mensaje por Connor Dewitt el Sáb Dic 21, 2013 12:48 am

Los recuerdos van y vienen, no sé si es el pasar de los Milenos lo que vuele más difícil dibujar rostros en mi memoria, pero hay uno que no he podido borrar, entre victimas, amigos, camaradas, incluso familia, no sale de mi mente, es como un fantasma, mejor dicho es un fantasma. Recorre cada rincón oscuro y frió de mi tormentoso pasado. Aun que en mi presente ya no sé como debiera interpretarlo... Todo comenzó en Alemania, hace dieciocho quizá veinte años, no recuerdo bien, solo puedo revivir las veces que pude sentirle como algo verdadero.

Maria, Maria Dumerauf, infeliz prometida de un Nefilim que claramente solo tenia intereses políticos, más que sentimentales. Pero comenzaremos desde que todo dio inicio, desde aquella tarde en la que, sin querer, termine desencadenando una serie de eventos que me han perseguido, y probablemente perseguirán hasta el día que muera.

19 de Marzo, el año como mencione no lo recuerdo, apenas tengo ligeros cálculos, tarde calurosa, la primavera entraba esplendorosa fastidiando por la cantidad de plantas que renacían por la gracia de Gea en ese fértil suelo, el polen, animales que despertaban de su letargo, yo por mi parte sin un trabajo y con una niña en brazos; es difícil cuando se es un demonio y tienes bajo tu amparo a un indefenso y fragil híbrido, aun puedo palpar ese delgado y fino cabello rosado con el que jugaba entre mis dedos, mientras buscaba una posada en la cual pasaríamos los siguientes meses que estuviera en misión, claramente pasar inadvertidos era un requisito fundamental para subsistir en la pequeña villa de colores cálidos. La gente me observaba como si jamás hubieran visto a un padre con su hija en brazos, aun que tomando en cuenta que por aquellos ayeres era un mal encarado y amargado que apenas soportaba ese clima, debo suponer que no debió admirarme, ahora es que caigo en cuenta.

Entonces el llanto, ese llanto que sueltan los infantes cuando tienen la necesidad de comer, que se les cambie, o sencillamente algo tan nimio como el cólico les molestaba, siendo la única manera de comunicarse, si cierro los ojos puedo vivir aquella escena, Venize mi pequeña de apenas unos meses, llorando por su biberón el cual cargaba en una bolsa llena de un centenar de cosas que son para bebés. Y yo, desesperado por encontrar el bendito objeto que callara su lastimosa pena, sentados sobre una banca que era cubierta por la agradable y refrescante sombra de un viejo roble. Estuve a punto de desfallecer por la desesperación antes de escucharla.

-Puedo ayudarle señor?, parece que tiene un problema.

Esa voz, era la de un ángel sin duda, un hermoso ángel que acudía a mi llamado ahogado entre los pensamientos de como calmar a una bebé, voltee mi cabeza ligeramente para contemplarla, y mi piel se erizo, toda fibra de mi cuerpo se estremecía en cuanto observe cautelosamente esos ojos azules, tan azules como zafiros, grandes y expresivos, sus pequeños y carnosos labios rosas entreabiertos, esa piel blanca casi como la leche acompañada por sus largos cabellos de color negro, un negro profundo y brillante bajo los rayos solares, que se movía como las olas con cada brisa. Entonces supe que no era un ángel, ella era una diosa, Atenea? Artemisa? Afrodita?!, por momentos perdí la noción de lo que pasaba, antes de que me diera cuenta que, aquella bella deidad, tenia entre brazos a Venize, callándola con una canción, esa canción que hasta la fecha sigue gustándome tanto.

-Will the circle be unbroken, by and by, by and by, there's a better home a-waiting in the Sky, in the sky.


-Siempre toma a los bebés ajenos sin permiso?

Era lo único que se me ocurría preguntarle, pero Venize estaba en silencio, y durmiendo entre los brazos de la mujer que sutilmente me sonreía con una confianza que parecía de años; no me atrevía a preguntar su nombre, solo quería contemplarla en toda su magnificencia.

-Cuando son tan inexpertos como usted, lo considero una ayuda.

Su risa escapaba, se estaba burlando de Connor Dewitt, un salvaje que no soportaba recriminaciones de nadie más, y ahora estaba indefenso ante los encantos de la hermosa fémina que me observo sin miedo, con transparencia y ternura.

-No es de aquí verdad?.

-No, acabo de llegar, busco una posada donde pasar una temporada.

-Conozco un lugar muy familiar, donde pueda pasar sus días de manera tranquila con su bebé, viene con su esposa?.

-No, no tengo esposa, ella... Nos, bueno solo no esta.

-Comprendo, entonces quiere ir?.

Como me negaría a ella, me había desarmado con una mirada, me tenia justo donde quería sin saberlo, aun que más que nada, solo se le veía interesada por ese pequeño bodoque que me traicionaba al estar tan relajado entre sus delgados y largos brazos. Aquello había sido el comienzo de la historia, la historia de tu madre Xerrac. Una madre que, literalmente, dio su vida por ti, y que sé, te amo con todo su ser durante los meses que te llevo en su vientre. Has de preguntar como lo sé?; bueno, solo puedo decir que aquí te dejare una serie de cartas en la que ella, relata lo feliz que fue durante su prisión en esos meses de gestación.


Querido Connor.

Hoy he tenido una noticia que probablemente te alegraría si estuvieras aquí, sabes, no me gusta tenerte lejos, espero que regreses pronto como me prometiste y me lleves a Paris, ¿recuerdas? siempre he querido conocerlo, es tan hermoso en fotografías. Mi padre dice que pronto Adriano hará oficial nuestro compromiso, y me rió internamente, porque tú y yo nos iremos lejos, con Venize y claro, con el pequeño ser que se esta formando en mi vientre; es gracioso decirlo, me causa una sensación extraña, como si nada existiera más allá de mi ser, creo que sera un niño, porque me he sentido muy cansada, y mi Nana dice que los varones, agotan físicamente a sus madres.

Sé que no deberías enterarte de esta manera, pero no puedo estar más sin decírtelo, me gustaría que tuviera tus ojos, esos ojos que son como el sol, eres mi Sol y mis estrellas. He pensado en tantos nombres que no me he decidido, quizá deberíamos llamarlo Isaac, Isaac Dewitt Dumerauf, no sabes cuanto deseo tenerlo entre brazos y acunarlo, cantarle esa canción que te enseñe para dormir a Venize.

Temo que son todas las palabras que puedo escribirte, pues me siento cansada, mi salud se ha deteriorado un poco, pero no es nada de lo que debieras preocuparte, estaré mejor en cuanto vuelva a verte. Por favor regresa.

Siempre tuya: Maria, la Luna de tu vida.


Notas:
Esto es una historia para comprender mejor el modo en que se dieron las cosas entre Connor y la madre de Xerrac, Venize y después como termino por Adoptar a Kardia.

No esta dentro de la trama "Original" del Rol, pero si es como un Spin Off contado desde el punto de vista de él.

Es una historia un poco "Larga" ya esta elaborada pero la subiré gradualmente para que puedan Digerirla.

La mayoría esta contada en primera persona, y hay un capitulo narrado totalmente por Maria

Al final se sabrá quién fue la persona que entrego las Cartas a Connor y como fueron los últimos momentos de la madre de Xe antes de ser abandonado.

Canción de Cuna:


La canción que Maria cantaba para acunar a Venize y Xerrac cuando lo tenia en su vientre.

Now lloren bitches LLOREN D:<
avatar
Connor Dewitt
Vigilante
Vigilante

Mensajes : 64

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will the Circle be Unbroken

Mensaje por Aurel di Genaro el Sáb Dic 21, 2013 11:39 pm

Oh gosh eso fue tan bonito! Me sacaste una sonrisa! Asdfg Maria es tan genialosa, pero te falto explicar la parte de Venize… Quiero saber como acabaste con una beba pelirosada y cargando una bolsa llena de pañales y cosas de bebé (?) Me imagine a ti sentado en un parque con al cria llorando y tu cara de odio absoluto al mundo oculta por tu abundante barba :B

¡Continúala por favor! Quiero saber tu historia del como murió Maria y cuando la descubren y todo el drama <3

*Con amor firma Xerrac*
avatar
Aurel di Genaro
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will the Circle be Unbroken

Mensaje por Vënize D'Grëmoryk el Dom Dic 22, 2013 2:13 am

premio nobel, llore con todo ...Connor el mejor padrino (??????)

Maria fue genial , la cancion xD... Y opino igual que fue gracioso visualizarte con una bola de pelos rosa
avatar
Vënize D'Grëmoryk

Mensajes : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will the Circle be Unbroken

Mensaje por Connor Dewitt el Dom Dic 22, 2013 6:19 pm


Desde el primer encuentro, Maria y Yo forjamos una especie de lazo, en uno de mis tantos viajes, escuche a alguien decir que en las lejanas tierras de Japón existía un mito, o leyenda, cada ser vivo nace atado con un hilo rojo en el meñique a alguien más, y este no puede ser roto, aun ni con la voluntad del universo ese hilo seria separado de ambos seres. Entonces lo creía, porque Maria, era la primera en causarme una serie re revuelos en la cabeza y el pecho que en varios milenos experimente, y es que no es por presumir, pero pase entre tantas cálidas piernas y lechos, que el amor de pareja, me parecía algo tan insignificante. Prefería darle mi cariño a Venize, ese cariño de padre, de mentor, aquel era el único tipo de amor que yo podía darle a un ser vivo, y Venize era quien ahora lo tenia.

Sabia que en otras tierras tenia otra hija, un demonio puro que había nacido de la traición y las intrigas causadas en la vieja Hungría de siglos pasados, pero era mejor no pensar en ello, pues esa muchacha seguramente a esas alturas me odiaría, pero que culpa había, su madre sabia las consecuencias de la traición, de llevarme a sus aposentos para tener un agradable momento de calor corporal. No sabia su nombre, solo una edad aproximada y quizá ligeras pistas de su físico, al ser un Demonio puro, muy probablemente seria una cambia pieles, como un Dewitt, y su señoría Lord Travis Dewitt estaría tan orgulloso de tener una heredera, aun que fuera una bastarda, pero al fin y al cabo era una cambia pieles, una Dewitt, un demonio puro. Por extraño que fuera, le tenia cierto agrado, pero no un cariño tan fraterno como el que tengo por Venize.

En cuanto encontramos un lugar para vivir aquellos meses, sin hacer tan largo el relato, pero claro sin disminuir su contenido importante, recuerdo que las siguientes semanas, volví a ver a Maria, caminaba tan linda con ese vestido blanco que le cubría de manera celosa el cuerpo, pero a la vez era coqueto, sencilla, elegante y frágil eran los adjetivos que la caracterizaban, yo por mi parte me mantenía alejado, era común verla rodeada de exorcistas, claro al ser la prometida de un Neflim ¿Qué más se podía esperar?. Pero como todo ser curioso, debía darme la maña para poder hablar con ella, cruzar palabras, y ¿por qué no?, deslizar mis manos por las de ella y sentir el candor suave de su piel. Tengo que aclarar que en la tarde que nos conocimos, Maria había escapado de su asfixiante mansión, con lujos vacíos y deprimentes, ella era demasiado libre como para vivir en esa Jaula de Oro, como Kardia... Quizá igual que Kardia, Maria se sentía ahogada entre las paredes que le ofrecían educación, cultura y etiqueta, pero no la libertad que uno experimenta cuando sale al mundo para disfrutarlo, claro aceptando las consecuencias que esto conlleva.

Mi segunda memoria más valiosa es la que relatare... La mañana fresca de Abril daba paso a uno de esos instantes que esperas duren para siempre, y es que Maria no sabia mi naturaleza, la pobre paseaba indefensa en los jardines de su cárcel, con la mirada triste y perdida, como si esperara que algo,o alguien llegara a liberarla, claramente ese alguien era yo. En días pasados durante nuestros fugaces encuentros, me había comentado que tenia el deseo de huir a París, y allí, liberada de sus cadenas, tener una pequeña cafetería, en un edificio pequeño y caluroso, dónde también quería vivir, ver la torre Eiffel desde su balcón y tomar una taza de té mientras veía al sol ocultarse en la ciudad del amor. En una tienda cercana a mi hogar temporal mire en la vitrina una hermosa bola de cristal con la torre Eiffel dentro, con brillantina y piedritas que al agitarse danzaban dentro del esférico haciendo un lindo espectáculo de luces; sin pensarlo dos veces lo compre.

No podía acercarme a su casa, rodeada de sellos y distintos rituales que alejaban a los demonios, pero quien si podía hacerlo era un Lobo, yo era el señor de los Lobos, y por ende llame a mi pequeño amigo salvaje para que este, llevara un pequeño mensaje de como y cuando nos veríamos para entregarle mi presente. Un presente que había comprado sintiendo una especie de calor en mi corazón que se agitaba cada vez que la veía llegar corriendo a nuestro encuentro. Recuerdo que desde lejos mire como ella abría la nota y una gran sonrisa se le dibujaba en la cara, acariciando a mi amigo, el cual se retiraba antes de ser descubierto y claramente sacrificado; Maria, entraba al edificio para prepararse, y emprender su fugaz huida, aun puedo sentir el sol amenguando sobre ese lugar que añoro con fuerza.

Enormes robles con pasto verde, un rosal, pero no cualquier rosal, aquel era especial, pues sus rosas eran de un color zafiro precioso como los ojos de Maria, era un claro regalo del Neflim que la pretendía, era lo único que alagaba de aquel bastardo, lo único que hizo bien por Maria. Escuchaba sus rápidos pasos buscándome entre la hierba, desde mi posición podía oler el aroma fresco y primaveral de su sedoso cabello largo que se agitaba con cada movimiento de su cuerpo, me gustaba tanto que a veces me escondía solo por mirarla moverse entusiasmada por encontrarme, y de la nada salia asustándole, mientras la elevaba entre mis fuertes brazos. Y es que siendo un tipo tan alto, Maria era como una muñeca de porcelana cuando le cargaba. Por su parte, ella reía y me pedía bajarla, notaba como su respiración se agitaba por tantas carcajadas sonoras, ambos nos sentábamos en una colina que nos permitía ver la villa, y el astro rey dando los primeros tintes de querer ocultarse.

-Un día quiero ir a París.

Siempre me lo decía pero nunca me aburrí o fastidie de escucharlo, cada día lo decía con más tristeza, pero esa tarde en especial, su tono fue melancólico y lastimoso, que me afecto, mirándola como nunca he mirado a otra mujer, ternura, pena, tristeza y amor, amor de pareja, un amor que me quemaba el pecho de una manera tal que contenerlo ya no me era posible; por lo que sin más me levante para tomarla entre mis brazos ocultando su triste rostro en mi pecho, no quería que nadie me la arrebatara, era solo mía.

-Yo te prometo que te llevare a París.

Fue lo único que pude decirle, mientras Maria solo me abrazaba con fuerza aferrándose a mi; nadie podría separarnos en ese instante, de ser posible me la llevaría hasta los confines de la tierra, pero... mi Maria, no sabia que yo, Connor Dewitt era un demonio, un ser maligno y de energías oscuras que corrompía a los hombres y seducía a las mujeres, quizá cuando lo supiera huiría despavorida y nunca más volvería a verla, incluso, hasta mandaría a su exorcistas para asesinarme, muchas cosas más pasaron por mi mente, pero aquello no impidió que entre ese abrazo, y con solo ese extenso paisaje como testigo, le besara.

Un beso cálido y suave, sus labios eran tímidos, me sorprendió saber que era el primer hombre en saborear sus labios, en estrecharla de esa manera y arrebatarle un suave gemido de gusto ante aquel acto tan sorpresivo. Sus ojos brillaron como nunca antes y sus mejillas tomaban un tono rojo que me hacia sentir tan satisfecho; ella no sabia que hacer, más que tomarme con fuerza con esas pequeñas manos que se aferraron a mi abrigo, y nueva mente, nos besamos, pero esta vez, fue ella quien tomo la iniciativa, hasta que el oxigeno nos falto a ambos y nos separamos, sonriendo en complicidad, haciendo de aquel acto, nuestro más intimo secreto.

Recordé mi regalo, el cual tenia escondido entre las bolsas del abrigo, sacándolo con cautela sin que ella no notara, se lo mostré, su expresión es inolvidable, tenia lagrimas de felicidad, la mire tan feliz, quizá estaba llena de joyas y oro, pero para Maria, nada de eso se comparaba con aquella esfera que le regale, de la cual desconozco el paradero, pero supongo que si un día la encontramos, sera para ti hijo.


Querido Connor:

El tiempo pasa y aun tengo la esperanza de verte, nadie sabe sobre mi embarazo, y espero que no lo sepan, he escuchado que se comenzó una brutal cacería de demonios que han rondado el pueblo, temo por ti, pero más que nada, temo por nuestro hijo. Sin embargo, lo que me regresa a la calma es tu regalo, esta pequeña bola de cristal con la torre Eiffel que me regalaste tras nuestro primer beso. Sonrió al saber que cuando estés conmigo, ya nada estará mal, hoy sentí al pequeño moverse, y aun que mi vientre no se nota abultado, siento su calor, su corazón, pero sobre todo, siento el inmenso amor que me has jurado. Me entregue a ti porque te amo aun por sobre todas las leyes de los humanos, y sé que seras fiel a tu promesa.

No me importa que seas un demonio o el rey de los mendigos, solo quiero permanecer contigo hasta ser vieja y mirar a nuestros hijos y nietos crecer, aun me pregunto si me seguirás amando cuando este anciana, con las arrugas sobre mi rostro, y tú, tan gallardo y varonil. He considerado seriamente tu oferta de volverme una Deimos, después de todo, mi familia, pretendía convertirme en Neflim, pero, no me gustaría abandonar mi humanidad.

Quiero envejecer, quiero ver mi cabello teñirse de blanco, como el algodón, y mi piel arrugarse; sentir mis pasos lentos pero pacíficos, y morir sabiendo que, entregue todo mi ser a nuestra familia.

Pronto volveré a escribirte, ahora debo dormir, recuerda que te amo aun por sobre el mismo Dios.

Siempre Tuya: Maria, la Luna de tu vida.


OFF:
Gracias por sus comentarios LOL

Si si voy a contar un poco de como termine con Venize entre brazos xD eso sera el el próximo capi...

Y ya casí llegamos a la parte más Sad de todo
avatar
Connor Dewitt
Vigilante
Vigilante

Mensajes : 64

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will the Circle be Unbroken

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.