Ultimos Temas
Reapertura [17/8]

Reapertura del foro!
Dominio personalizado!
Nuevos personajes Cannon disponibles
Nuevas tramas y actualizaciones
Anuncios
Our Staff
Gabriel
Admin
MensajePerfil
Amethyst
Admin
MensajePerfil
Gray
Admin
MensajePerfil
El staff esta disponible por me para cualquier duda que puedan tener. Si su problema es tecnico o no es personal se les pide que por favor utilicen el subforo de dudas /quejas y sugerencias ya que su duda podria ser tambien la de otro, de esta formar redistribuimos la información y ayudamos mas a nuestros usuarios. Agradecemos su colaboración
Links rapidos
Los reconocidos
Award
Award
Award
Los mas buscados
Wanted
Wanted
Wanted
Wanted
Normas Basicas
❧ Nada de Fisicos humanos, este es un foro anime
❧ El mínimo de líneas por post es de diez completas
❧ El tamaño predeterminado para los avatares es de 180x400 ni mas ni menos
❧ El tamaño máximo para las firmas es de 500x500 y se pueden tener máximo 2 en la firma visibles, si se quieren tener más se pueden meter entre Spoiler.
❧ Solo se puede mantener un maximo de 4 cuentas

Creditos & agradecimientos
El diseño del foro fue hecho por Sylver de Glintz, agradecemos a las comunidadesde Glintz por sus maravillosos tutoriales y trucos para nuestro foro y a la comunidad de Source Code por compartir los codigos que utilizamos para nuestro querido Silent. Las imagenes son de sus respectivos autores, solo fueron retocadas y editadas por el staff para mantener la armonia del foro. La trama es una ficcion original creada por el staff, con adaptaciones de otros escritos, modificados y adaptados a la ficción para nuestros propocitos. Agradecemos especialmente a Eniozu, Frejya, y Kata por su apoyo para nuestra comunidad. Y obviamente a todos los usuarios de Silent Soul que hacen todo esto posible.Ademas queremos incluir en la lista a nuestro corrector ortografico portatil (alias Gray) por su ayuda en la redaccion y correcciones para el foro. Gracias por ayudarnos a mejorarlo
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Nov 07, 2015 10:22 pm por  Invitado

» [Privado] El orgullo está para tragárselo.
Miér Ago 19, 2015 4:44 pm por  Inm Ebonfear

» Cry Out [Re-apertura]
Lun Ago 17, 2015 8:20 pm por  Invitado

» [Combate Privado] Encuentro Prevenido
Sáb Ago 15, 2015 1:13 pm por  Marcel Dumont

» Holas Sigue vivo el foro?
Mar Jul 21, 2015 10:07 pm por  Moira LeNoire

» Galerías Vaynese [Tema libre]
Lun Jul 20, 2015 6:25 pm por  Mila Vaynese

» Sobre cuantos personajes se pueden tener
Vie Jul 17, 2015 6:36 pm por  Asmodeus Loki Akibeel

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (élite)
Lun Jun 22, 2015 6:29 pm por  Invitado

» Fantasy based in reality // Afiliación Elite
Lun Jun 22, 2015 1:23 am por  Invitado

» Afiliación (Élite)
Jue Jun 18, 2015 11:52 am por  Invitado


Sinfonía de Soledad [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sinfonía de Soledad [Libre]

Mensaje por Niveus Dymblack el Vie Ene 03, 2014 7:36 pm

Suspiró.

Se irguió, levantando la cabeza y observando la construcción. ¿Cuanto tiempo llevaría aquel edificio en pie...?

Aquel edificio había contemplado infinidad de cosas. Poderosísimos arcángeles, que habían sido derrotados o habían tenido que marcharse con el tiempo habían pisado el suelo de aquel lugar, respirado el oxígeno de aquel lugar.

Levantó el brazo y extendió la palma, en dirección a las gigantescas y polvorientas puertas que se encontraban ante él. Cerró los ojos, y un aura blanca comenzó a envolverle, como si reconociese su existencia, su procedencia. Su alma comenzó a vibrar, y con un sonido sordo, la puerta comenzó a abrirse.

Tragó algo de saliva, abriendo los ojos. Cerró el puño y lo dejó caer, caminando un par de pasos, hacia el interior. La decoración era deslumbrante. Impresionantes espadas, armaduras, hachas y demás trofeos adornaban las colosales paredes de lado a lado, junto a pergaminos datando todas las grandes gestas de los ángeles contra los demonios con el paso del tiempo.

Caminó unos pasos más, observando lo que más imponía en la sala. Era una mesa gigante y alargada. De cara a las puertas habían siete sillas, ordenadas perfectamente.

- Siete sillas... para siete arcángeles. - murmuró entre dientes. Rodeó la mesa, pasando la mano que no estaba enguantada por la superficie. Una capa de mugre y polvo se le pegó al dedo índice, provocando una mueca de asco en su rostro.

- Qué irónico... - aquel lugar había sido el centro de toda la actividad angelical, la polis del reino de los ángeles, aquel lugar místico y prohibido al que los demás humanos que habían ascendido al cielo y los ángeles miraban con curiosidad y admiración.

Y ahora se había convertido en una abandonada masa de polvo y mugre, un amasijo de la grandeza de lo que fue en el pasado. Miró con tristeza a su alrededor. No era más que un agujero de oscuridad, un vestigio de lo que llegó a ser.

- Siete sillas y siete tronos para los siete gobernantes del imperio angelical... - se acercó a la silla central, retirándola hacia atrás y sentándose en ella. Se acercó a la mesa, y echó un vistazo a las otras seis sillas, vacías. - ...y qué irónico es que ahora sólo quede yo.

Entonces levantó la cabeza, y observó a la bóveda del techo, y a preguntarse cómo habían llegado a aquello. Cómo ellos, los seres del bien, habían sido corrompidos al punto de crear una guerra civil.

Se llevó la mano al rostro, tapándoselo, y bufó. Se preguntó dónde estaban sus compañeros, se preguntó dónde estaban los ángeles y sobre todo, dónde estaba Dios, y por qué dejaba que pasase todo lo que estaba ocurriendo en su ciudad.

No. No podemos seguir dependiendo de él. Ahora estoy sólo... y debo lidiar con ello. Suspiró, levantándose de golpe y haciendo ondear su capa, levantando algo de polvo. Y el primer paso es devolver a éste lugar su color. Juro que cuidaré de él y esperaré a los demás arcángeles. Sólo debo esperar... Dios sigue ahí arriba, y nunca nos abandonaría.

- Mientras tanto... el Salón de los Arcángeles revivirá, y volverá a ser el corazón del imperio angelical. Lo juro por mi nombre. - juró solemnemente, con el puño cruzado a la altura del corazón, y la mirada alta. Podría no ser la mejor etapa que hubiesen pasado los ángeles...

Pero él levantaría el imperio. Como fuese. Lo haría.

______________________

PD-OFF: En éste tema se podrán tratar todos los temas respecto a la guerra civil y demás, así que cualquier ángel que se vea interesado en hablar de lo que ocurre o intentar hacer avanzar la trama respecto a la ciudad angelical podrá postear en el tema para mantener una conversación con mi personaje, sea para lo que sea.
avatar
Niveus Dymblack

Mensajes : 4

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sinfonía de Soledad [Libre]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 03, 2014 9:04 pm

Llevaba tiempo sin recorrer aquellos pasillos, por mi mente pasaron rápidamente imágenes de la era dorada del reino celestial, aquella época donde todo era paz y los arcángeles llevaban con sapiencia y bondad su reinado. Mi deber desde el inicio de los tiempos había sido vigilar sus acciones desde la distancia, no se me tenía permitido interferir y por alguna razón mi labor de consejera me era indiferente, de una u otra manera mi corazón me dictaba que era deber de los arcángeles gobernar como mejor considerasen, por algo Dios les había otorgado aquellas facultades.

Las enormes y blancas paredes ahora estaban invadidas por una fina capa de polvo y rastros de algo similar a las telarañas que se veían en los lugares decrépitos y abandonados en la tierra, ya no se veían cientos de ángeles por los pasillos, ahora solo parecía un resquicio de lo que era antes, no sabía si reírme por aquella situación o por el contrario sentir lástima por aquello que estaba viendo y que sin duda mostraba las enormes fracturas que se presentaban en el gobierno celestial.

¿ Acaso los arcángeles no tenían la suficiente capacidad para dejar sus disputas atrás y luchar contra su verdadero enemigo? a mi juicio eran más los sentimientos de envidia que experimentaban entre ellos que las ganas de unirse para vencer a los demonios, no era difícil imaginar un futuro cercano donde los demonios mandaban en nuestro reino, la sola imagen mental era desconcertante y molesta...al menos para mi que veía en aquellos repulsivos seres solo un objeto más que debía ser arrojado al fuego para ser destruido. Algún día me podré dar ese pequeño lujo, musité con una ladina sonrisa en mi rostro mientras contemplaba las enormes puertas que me separaban del recinto principal, antes de ingresar mis 3 enormes pares de alas se desplegaron para ocultar mi rostro, después de todo no podía permitir que cualquiera viera mi rostro en el reino celestial, mi identidad debía permanecer tan secreta como desde el inicio de mi vida, desconocida para cualquier ser que estuviera dentro del cielo.

Giré con suavidad el pomo de aquella puerta, dejando que se abriera con calma y lentitud, esperaba encontrar la sala vacía pero mi sorpresa fue enorme cuando por aquella pequeña abertura que me permitía ver divisé a un hombre de rubia cabellera, por su poderosa aura era fácil saber que era uno de los arcángeles, aunque llevaba tanto tiempo sin ver a alguno de ellos que le costaba trabajo reconocer cuál de todos era el que se encontraba allí, pero al parecer este no se había percatado de mi presencia lo cual me permitió escuchar sus palabras cargadas de decisión y determinación ¿ no es esta una escena adorable? fue el murmullo que dictó mi mente, como siempre tan llena de sarcasmo, tan llena de indiferencia ante aquella situación. Me acerqué con lentitud y sigilo lo más que pude para después dejar que mis manos aplaudieran ante aquella muestra de valentía, obviamente aquel aplauso estaba tan cargado de veneno como ella. - Al fin alguien con la fiereza y voluntad suficiente para asumir el liderazgo. - dije con tono imponente pero sin perder aquella serenidad que me caracteriza, - Ya estaban tardando demasiado - esta vez mi voz se tornó tan fría como el hielo, me molestaba que ninguno de ellos hubiera tomado medidas para evitar esta crisis pero al parecer solo sería cuestión de tiempo para que las cosas cambiaran, o eso esperaba.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sinfonía de Soledad [Libre]

Mensaje por Niveus Dymblack el Sáb Ene 04, 2014 6:35 pm

Unos lentos pasos comenzaron a retumbar en aquella sala repleta de silencio y soledad. Tenía la cabeza alta todavía, observando a la bóveda del salón de los Arcángeles, pero cuando escuchó este ruido la hizo descender.

Su rostro era un mapa. Aquella ángel había entrado allí como si aquello fuese su casa, reprochándole qué había hecho o había dejado de hacer. Arqueó una ceja, sorprendido, y mirándola directamente a los ojos.

Cuando ella se detuvo, abrió la boca. Tenía las palmas contra la mesa, y estaba inclinándose hacia delante, para mirarla de más cerca incluso.

Se quedó un par de segundos con la boca abierta, sin saber qué decir.

¿Qué... qué puedo decirle? No puedo reprocharle nada. Han estado aquí, solos, en medio de un caos increíble, ¿y creo que puedo venir de un día para otro y buscar que todo se arregle sin más? pensó, suspirando, y callándose.

La observó un rato largo y en silencio a los ojos, clavando aquellos penetrantes y jades ojos en los ajenos, dubitativo.

- Yo... - comenzó, mirándola a los ojos, ahora sin ningún tipo de expresión en el rostro. - lo siento.

Lo dijo sin agachar la cabeza, sin remordimiento y sin duda, mirándola directamente a los ojos, y mostrándole que la respetaba, y que entendía por lo que habían pasado. No era momento de ser orgulloso, de creer que podía cambiar las cosas como si nada, o de acrecentar más el odio entre los ángeles. Debía ser justo. Y suficiente injustos habían sido aquellos tiempos como para que él lo fuese aún más.

- Lo siento de veras. Siento no haber podido llegar antes. - suspiró, sentándose en aquella silla, que más que silla, parecía un trono. - Y, si es posible... ¿podrías ponerme al tanto sobre qué está ocurriendo en el reino? - pidió - ¿Señorita...? - ladeó la cabeza, esperando que la otra se presentase y obviamente respondiese a su pregunta.
avatar
Niveus Dymblack

Mensajes : 4

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sinfonía de Soledad [Libre]

Mensaje por Invitado el Mar Ene 14, 2014 8:33 pm

Al parecer había logrado un efecto bastante bueno en aquel arcángel, en su gesto era notable que había tocado una fibra bastante sensible en él por lo que agradecía  que mis alas cubrieran la mayor parte de mi rostro y en especial mis labios que se curvaron en una sonrisa maliciosa, mis ojos permanecían fijos y sin presentar muestra de emoción alguna, quizás no era la forma correcta de proceder, pero no había nadie que pudiera juzgar mis acciones y seguramente mis hermanos estarían de acuerdo con mi proceder...claro si estuvieran vivos pero aquel pensamiento no venía al caso, ahora me correspondía tomar mi rol de consejera para llevar al ejército celestial al triunfo, pero como siempre tras aquel halo de misterio que nos envolvían a nosotros los serafines.

Después de aquel largo e incómodo silencio el gesto de aquel hombre se tornó tan frío y tan firme que cualquiera que hubiera estado allí hubiera temido bastante por su destino, era normal que los arcángeles fueran seres compasivos y firmes, por lo que había logrado observar desde su antigua morada solo uno de ellos se podía decir que salía que aquel estándar y era considerado alguien de cuidado dentro de mundo celestial ¿ es él? Fue la pregunta que rondó mi cabeza rápidamente, mi memoria me estaba jugando una mala pasada y en muy mal momento, pero si algo inesperado pasaba podía recurrir al poder de la persuasión, lo que no me esperaba era escuchar aquellas palabras de disculpa tan llenas de seguridad, era cierto que los arcángeles se habían dividido y ahora la situación era de caos y desorden y el hecho de que uno de ellos estuviera asumiendo su responsabilidad como debía ser le brindaba algo de seguridad y le fue fácil saber que no era aquel arcángel del que quería conservar sus distancias, tal vez ahora si asuma el rol que me corresponde como consejera, pensé al ver su determinación, al menos un empujón no le sentaría mal. No importa, por ahí dicen que es mejor tarde que nunca - dije en tono sereno mientras con paso lento y relajado me acercaba un poco más, tal vez verlo más de cerca me ayudaría a reconocerlo con mayor facilidad.

¿señorita? Escuché que preguntó el contrario, no era tan complicado identificar mi sexo, pero en el cielo determinar el sexo de un ángel solo por su apariencia física o su voz podía resultar imposible, logré contener la risa y respondí de la manera más cortés pero indiferente que mi personalidad y arrogancia me pudieran permitir - Soy mujer, señor - dejé que mis alas dejaran ver un poco más de la zona de mis ojos para tener un campo de visibilidad más amplio, mis ojos mostraron una expresión divertida debido a la confusión generada en cuanto a mi sexo así que no dudé en presentar una disculpa a aquel arcángel. - Lamento si no puedo mostrar mi rostro y esto le generó confusiones, pero tengo prohibido hacerlo, al menos en cielo. - Hice una reverencia en señal de respeto y regresé a mi posición inicial, empecé a caminar con lentitud por el recinto, contemplando la grandeza de tiempos mejores en el reino celestial, sentir nostalgia era algo inevitable y en medio de aquellos deprimentes pensamientos dejé que mi subconsciente trajera a mis labios las palabras que sentía debía decir en ese momento. - Por cierto...¿por donde le gustaría que empiece mi informe? - dejé escapar un largo suspiro y agregué en un leve susurro cargado de frialdad. -Porque se podría decir que las cosas empezaron a salir mal desde la caída de esos dos arcángeles- Me fue imposible callar, había considerado aquello como el principio del fin, y tal vez era hora de hacer ver al menos a alguno de ellos los errores de aquellos tiempos, errores que habían llevado a nuestra raza al declive.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sinfonía de Soledad [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.