Ultimos Temas
Reapertura [17/8]

Reapertura del foro!
Dominio personalizado!
Nuevos personajes Cannon disponibles
Nuevas tramas y actualizaciones
Anuncios
Our Staff
Gabriel
Admin
MensajePerfil
Amethyst
Admin
MensajePerfil
Gray
Admin
MensajePerfil
El staff esta disponible por me para cualquier duda que puedan tener. Si su problema es tecnico o no es personal se les pide que por favor utilicen el subforo de dudas /quejas y sugerencias ya que su duda podria ser tambien la de otro, de esta formar redistribuimos la información y ayudamos mas a nuestros usuarios. Agradecemos su colaboración
Links rapidos
Los reconocidos
Award
Award
Award
Los mas buscados
Wanted
Wanted
Wanted
Wanted
Normas Basicas
❧ Nada de Fisicos humanos, este es un foro anime
❧ El mínimo de líneas por post es de diez completas
❧ El tamaño predeterminado para los avatares es de 180x400 ni mas ni menos
❧ El tamaño máximo para las firmas es de 500x500 y se pueden tener máximo 2 en la firma visibles, si se quieren tener más se pueden meter entre Spoiler.
❧ Solo se puede mantener un maximo de 4 cuentas

Creditos & agradecimientos
El diseño del foro fue hecho por Sylver de Glintz, agradecemos a las comunidadesde Glintz por sus maravillosos tutoriales y trucos para nuestro foro y a la comunidad de Source Code por compartir los codigos que utilizamos para nuestro querido Silent. Las imagenes son de sus respectivos autores, solo fueron retocadas y editadas por el staff para mantener la armonia del foro. La trama es una ficcion original creada por el staff, con adaptaciones de otros escritos, modificados y adaptados a la ficción para nuestros propocitos. Agradecemos especialmente a Eniozu, Frejya, y Kata por su apoyo para nuestra comunidad. Y obviamente a todos los usuarios de Silent Soul que hacen todo esto posible.Ademas queremos incluir en la lista a nuestro corrector ortografico portatil (alias Gray) por su ayuda en la redaccion y correcciones para el foro. Gracias por ayudarnos a mejorarlo
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Nov 07, 2015 10:22 pm por  Invitado

» [Privado] El orgullo está para tragárselo.
Miér Ago 19, 2015 4:44 pm por  Inm Ebonfear

» Cry Out [Re-apertura]
Lun Ago 17, 2015 8:20 pm por  Invitado

» [Combate Privado] Encuentro Prevenido
Sáb Ago 15, 2015 1:13 pm por  Marcel Dumont

» Holas Sigue vivo el foro?
Mar Jul 21, 2015 10:07 pm por  Moira LeNoire

» Galerías Vaynese [Tema libre]
Lun Jul 20, 2015 6:25 pm por  Mila Vaynese

» Sobre cuantos personajes se pueden tener
Vie Jul 17, 2015 6:36 pm por  Asmodeus Loki Akibeel

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (élite)
Lun Jun 22, 2015 6:29 pm por  Invitado

» Fantasy based in reality // Afiliación Elite
Lun Jun 22, 2015 1:23 am por  Invitado

» Afiliación (Élite)
Jue Jun 18, 2015 11:52 am por  Invitado


When all comes to you - Privado Dante -

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Danika Baratheon el Jue Feb 06, 2014 6:20 pm

Ya habían pasado días, incluso hasta podían haber sido semanas de la última vez que lo había visto… Es decir, no era como si verdaderamente me importaba verlo, simplemente que no habíamos terminado en buenos términos después de todo aquello y había algo que no me dejaba conciliar el sueño al fin y al cabo. Simplemente no podía dejarlo ir de esa manera y salir impune, todavía tenía que verlo al rostro y pedir una explicación por todo aquello. No pedía nada mas, tan sólo unas merecidas respuestas y ya…

Sonreí y seguía acomodando los libros que había retirado para sacarles un poco el polvo. Desde que me había mudado a esa ciudad, ni una sola vez los había sacado de su estante y dudaba que alguna vez fuesen a ser vendidos. Tarareé la canción que comenzaba a reproducirse en el tocadiscos al otro lado de la estancia, aún cuando ni siquiera yo lo había puesto en funcionamiento… Yo lo llamaba “una agradable sorpresa”. Me preparaba para abrir la tienda en cualquier momento, aún aunque el alba todavía no hubiese llegado y la única luz de la instancia hayan sido los múltiples candelabros que iba prendiendo a medida que pasaba por el gran mostrador de madera pulida y tallada. Después de todo, era mejor comenzar el día desde temprano.

Sonreí y coloqué el cartel de abierto sobre la puerta vidriada, acomodando el sombrero antiguo de plumas caído nuevamente sobre el escaparate, sorprendiéndome al escuchar sonar la campanilla del anticuario aún antes de que pudiera escuchar a alguien entrar.

- Bienvenidos a mi humilde tienda, ¿En que puedo servirle…? – dije con soltura, acomodándome la falda larga color terracota para que cayera suelta por debajo del corselete de cuero marrón y la camisa blanca de algodón arremolinado. Tranquila, caminé hacia el centro de la tienda, sin saber si debería de sorprenderme por un supuesto recién llegado o reírme de otras de las “sorpresas” que solía brindarme el anticuario.
avatar
Danika Baratheon
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Dante el Vie Feb 07, 2014 4:44 pm

Las cosas entre Dante y Dani no iban tan bien desde la última vez que se habían visto, el demonio se encontraba en un estado de tensión, ninguna mujer antes, ni siquiera la mima Mika, había causado ese revuelo en su cabeza, cada segundo que pasaba sin la joven Baratheon era una tortura, se encontraba acostado sobre su cama, boca arriba, mirando fijamente el alto techo oscuro, volvió a suspirar, había perdido la cuenta de cuantas veces suspiro en esos días, apenas había probado bocado y su desgane era tal que no salía ni siquiera para tomar un poco de Aire, comenzaba a volverse más humano de lo que esperaba, algo que a su vez lo colocaba en cólera. Busco entre sus bolsas sacando una fotografía, miro por enésima ocasión la inmaculada imagen de Danika, sus profundos ojos azules tan melancólicos y a la vez vivos, sus labios rojos como una manzana tan apetecible, y esa piel tan tersa y blanca que ansiaba con deseo inhumano volver a tocar. Su cuerpo se estremeció por completo en cuanto recordó la sensación en sus dedos al contacto con la piel desnuda de la espalda de Dani, cada curvatura que esta formaba. -Qué hiciste mujer- Dijo para sus adentros, mientras perdía la razón reviviendo aquel momento en el que su estribos quedaban a un lado para dar paso a un hombre que no contenía sus deseos por hacerse de algo que quería.

No paso mucho tiempo antes de tomar su decisión, la iría a buscar, sin más se levanto de un salto, tomando su gabardina roja y salió del cuarto sin siquiera cerrar la puerta, era más su deseo por mirarla. Las calles de Bucarest, tan vacías y frías, las banquetas estaban totalmente desoladas, solo acompañadas por la neblina que anunciaba la próxima llegada de la mañana, y las lámparas que aun permanecían encendidas, pocos autos eran los que pasaban, dejando sus destellos que hacian brillar la mirada azul de Dante, quien sin darse cuenta ya solo estaba a pocos metros de su destino, solo bastaba con cruzar la calle... Observo que las luces estaban encendidas algo que lo extraño, pero no podía centrarse en nimiedades, no cuando debía verla.

Ya frente a la pequeña puerta se armo con todo su orgullo, él era el rey hacia y deshacía a su gana y conveniencia, nadie podría frenarle nada, su costumbre de tomarlo todo casi por la fuerza era lo que lo alentaba para darse paso dentro de esa pequeña tienda, entrando como si fuera parte de aquella pequeña morada. sin embargo, todo su cinismo, orgullo y ego se fueron por el caño, quedando totalmente desarmado en cuanto la vio de espaldas. Y allí estaba, tan serena, tan grácil tan perfecta... tan mujer, le fascinaba como se ceñía el corsé de cuero café a su pequeña cintura, y los pliegues de su falda cayendo por sus largas piernas, pero más que eso, su tenue aroma fresco que le llegaba hasta lo más profundo de sus fosas nasales; bendita la hora en que sus sentidos eran más desarrollados que los de cualquier ser promedio, trato de guardar la compostura, algo increíblemente difícil, haciéndolo molestarse más, es como si ella lo retara a un juego del que ambo saldrían quemados. -Buen día señorita Danika- Dijo con una seguridad falsa, no se daría el lujo de mostrarse como un cordero frente a la mujer, su orgullo y posición se lo impedían, camino algunos pasos hacia adentro, mientras miraba la pequeña tienda, sonrió por instantes en cuanto ella respondió. -¿No es muy temprano para abrir? Aun no sale el sol, deberías seguir en tu cama.- Dijo esperando que ella respondiera más allá de esa forma tan seca, sonrió de lado con cinismo mientras acortaba distancias, quedando justamente detrás de ella percibiendo el tenue calor que su cuerpo despedía, podría arriesgarse a tomarla por la cintura y pegarla a él de una manera invasiva, esperando que ella reaccionara, clavándole probablemente un cuchillo en la yugular, o quedarse quieto sin invadirla más allá de lo que ya hacía. -Me extrañaste?- Finalizo mientras esperaba, pero las ansias lo carcomían, la tenía tan cerca y a la vez tan lejos, que le era una tortura tenerla de esa manera, si por el fuera la tomaría de manera ruda acorralándola como una indefensa presa, para arrebatarle de la boca un apasionado beso, pero con Baratheon siempre las cosas debían ser con cautela.
avatar
Dante
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Danika Baratheon el Vie Feb 07, 2014 11:18 pm


- Buenos días señor Dante… - respondí con cordialidad segundos después de haberlo escuchado terminar, sintiendo como todas esas ansias de respuestas se evaporaban tan rápidamente como habían surgido. ¿Qué importaba todo lo demás cuando lo tenia a él, imponente y frio como siempre, parado en el medio de mi anticuario? ¿Qué más podría necesitar más que unos simples pero preciados minutos en su compañía? Me permití disfrutar del aura inmutable de él y de su fragancia masculina que me recordaba tanto a mis hermosos bosques de Damasco, donde solía huir para correr libre al necesitar un descanso de la Hermandad y todas sus estresantes tareas. Después de todo, bendita sea la hora en la que había sido entrenada para ser tan atenta como letal, su fragancia y su presencia no pasaría desapercibida para ella ni aunque el hombre se encontrara a más de cinco cuadras de distancia. Sonrió de manera coqueta al acomodarse un mechón que caía libre, salido del intrincado recogido que pendía detrás de su cabeza mientras se giraba lentamente para hacerle frente. Tan apuesto y galante como lo recordaba, aún estando ciega podría describir con exactitud los tonos de sus hermosos ojos azules, a primera impresión fríos, pero que arremolinaban algún que otro destello de expresividad.

Sonrió y alzo una ceja al comentario que le procedió al saludo. – Sabía que vendría, lo supe desde el momento en que me alejé de usted… Simplemente quería esperarlo despierta… ¿O es que acaso esperaba venir y encontrarme en mi cama? – respondí con astucia dejando salir un deje de indignación para que no pudiera ser malinterpretado como una oferta. Apoyé una mano sobre el pecho del hombre para apartarlo centímetros hacia atrás, sonriendo de manera provocativa mientras comenzaba a acomodar las solapas de su gabardina roja, sacudiendo algunos copos de nieve y de rocío que habían caído en su camino hasta allí.

- Estoy acostumbrada a esperar… Aunque debo de admitir que se tomó su tiempo… - comenté de manera evasiva aún todavía con una mano en su hombro y otra sobre su pecho, mirándolo a los ojos y conteniendo el aliento a medida que me inclinaba un tanto más hacia él, apartándome a último momento mientras me dirigía a paso seguro pero lento y grácil hacia el interior de la tienda. - ¿Gusta de una taza de té? ¿O prefiere café? Las mañanas pueden ser muy frías en esta ciudad, como habrá usted comprobado en su camino hasta aquí… - añadí apoyándome en la puerta abierta de la cocina, que se encontraba justo detrás del mostrador de madera pulida, camuflada entre dos grandes libreros. La sostuve abierta mientras le clavaba la mirada, esperando a ver si decidía seguirme o quedarse allí estático.
avatar
Danika Baratheon
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Dante el Sáb Feb 08, 2014 8:47 pm

Su sonrisa se vio satisfecha en cuanto Baratehon no reacciono de manera agresiva, todo lo contrario, sin lugar a dudas era toda una Dama, su manera en la que se movía de manera calculada; la manía que tenia con cada palabra perfectamente pensada, todo en ella era tan perfecto que no le quedaba más que contemplarla de manera que no se sintiera incomoda, pasaron escasos segundos antes de tenerla de frente, con los ojos clavados encima de él, su comentario sagaz no se hizo esperar, causando que Dante riera por lo bajo ante lo ultimo… llegar y encontrarla en la cama, no era para nada una mala idea, aun que sabía que sus palabras no eran para tomarlas como una interpretación alternativa. Sintió sus manos por encima de su pecho empujándolo y acomodándole la chaqueta, no podía negar que le era un poco molesto, pues se sentía como un niño, sin embargo se trataba de ella, y su molestia se volvía una mirada comprometedora. –Aun que no me hubiera gustado encontrarte en los brazos de Morfeo, los únicos que pueden sostenerte son los míos- Finalizo con galantería mientras con su mano diestra levantaba el mentón de Danika con suavidad, para luego continuar escuchándola de manera atenta.

Una mujer orgullosa, y vaya que lo era, demasiado para ser sincero, ganarle una discusión a una mujer no era algo en lo que Dante se especializara, sobre todo porque con sus encantadoras facciones cualquiera caería rendido, luego esas palabras que lo retaban a continuar en un juego en el que saldría perdedor, si no calculaba sus movimientos. –Medite si valía la pena, y así fue, cada segundo de cada día.- Sin pudor se saco la chaqueta roja mientras la dejaba sin mucha cautela sobre una silla, dejando ver la camisa gris sin mangas que delineaba su musculatura bien formada, y tras ello estiro su cuerpo cual felino. –Café, creo que necesito un café- Con ello camino detrás de la muchacha que lo esperaba recargada sobre el marco de la puerta que al parecer daba hacia la pequeña cocina, sin prestar mucha atención a los detalles, quedando justo delante de ella la acorralo con cautela posando una mano sobre la pared y con la otra volviendo a sostenerla del mentón. –Aun que si me das un beso, como el de hace varias noches me caería mucho mejor.- El juego se tornaba más acalorado en cuanto el albino agacho su cabeza para quedar cerca del rostro de Dani, sintiendo su respiración, que le golpeaba de manera tibia contra la nariz.
avatar
Dante
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Danika Baratheon el Dom Feb 09, 2014 3:01 pm

Alcé una ceja y dejé su comentario pasar por unos segundos. ¿Con que derecho se aparecía delante de mí para tratar de monopolizarme? Irónico era pensar que él mismo había sido el que me había apartado a mencionar el nombre de su antigua consorte cuando nos estábamos besando. ¿Qué le hacía creer que aceptaría tan fácilmente ser el reemplazo de alguien que nunca más iba a volver, como un simple engranaje para reponer una pieza perdida? Cerré los ojos por un segundo y suspiré, decidiéndome que cuando los abriría mantendría mi mente tan clara como los cristalinos y fríos lagos que rodeaban aquella bella ciudad. No iba a dejar que él pasado me pisoteara, yo era una mujer íntegra… Y si el buscaba algo de mí, debería de entender eso también.  

- Me alegra saber que valió la pena… - comenté con una sonrisa en mí rostro en un tono suave y cuidado, observándolo despojarse de su saco rojizo y acomodarlo en la silla tallada de madera de nogal que había llegado al anticuario hace tan sólo dos días. Su camisa gris quedaba perfectamente en su cuerpo, no iba a negar aquello,  sin embargo tome el recaudo y la modestia de no clavarle la mirada por mucho tiempo, después de todo, seguía recordando cómo se sentía la tensión de sus músculos cuando rodeaba con ellos mí cintura. Negué suavemente con la cabeza, haciendo que un mechón juguetón volviera a caer nuevamente sobre mi cara, haciendo cosquillas sobre la nariz.

Sonreí y asentí, entrando a la cocina en silencio buscando con la mirada la cafetera que debía de poner en marcha. Sin embargo, antes de que pudiera alejarme mucho más me vi acorralada contra la pared. En esos momentos, recordé un proverbio turco mientras me perdía entre sus palabras y su mirada apasionada: “El café debe ser negro como el infierno, fuerte como la muerte y dulce como el amor”. Aquello me hizo sonreír y apoyé una mano sobre su brazo presionando la suficiente como para coaccionar su caída, aún con mi instinto de asesina suprimido en esos momentos no me agradaba la idea de estar acorralada en mi propia casa. Sentí su respiración sobre mi rostro y no pude evitar sonreír e inclinarme un poco más hacia él, rozando nuestros labios juntos por un momento antes de separarme. – No quiero ocasionar percances como los de la otra noche, señor Dante, me gusta jactarme de mi nombre y su facilidad para ser recordado… - añadí con una sonrisa tranquila, sin absolutamente nada de malicia en mi tono, pero dejando caer el comentario como si de plomo estuviera hecho. Giré y escapé por debajo de su brazo, incitándole la cacería a aquel buen hombre, después de todo hasta yo lo sabía que las cosas que no se ganan con esfuerzo no tienen el mismo valor.

Suspiré y me apoyé sobre la mesada de mármol oscuro para poder tomar el frasco lleno de granos de café que se encontraba en el estante superior de la alacena. Tenía otro abierto y a mayor disposición, pero como era una visita especial, merecía el café especial que todavía seguía guardando de cuando había visitado la zona caribeña de América Latina hace pocos meses. Sonreí, sintiendo mis yemas de los dedos rozar contra el vidrio…
avatar
Danika Baratheon
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Dante el Dom Feb 09, 2014 8:12 pm

Hasta el momento las cosas parecían tan tranquilas y serenas como él lo esperaba, más sin embargo el comentario final de Danika lo volvió a desarmar; un reemplazo, aquello le cayo como 8un balde de agua helada en el cuerpo, un intenso escalofrió le recorrió el cuerpo como la noche antes de ver perdida a Mika, cerró los ojos mientras no le quedaba de otra que contemplar como Baratheon se abría paso entre sus brazos para buscar la bebida que amablemente le ofreció. Ella no era un reemplazo, era demasiado perfecta como para ser tomada de esa manera, además ambas eran tan diferentes, Mika era un tarro de miel y dulzura, aun podía recordar esa calidez con la que siempre lo trato, y a diferencia de Dani, que era como el fuego salvaje que se esparcía por todo su alrededor acorralándolo cual árbol en medio de un incendio forestal. –Mikaris es una parte del pasado que ahí se debe quedar, eso lo he captado muy bien cuando te tuve entre brazos- Dante esperaba que con ese comentario Danika bajara un poco la guardia, después de todo ella también seguramente debía recordar aquel hermoso vals que compartieron, moviéndose al compás de tres cuartos, trayendo al mundo terrenal un escenario parecido al de los grande salones Rusos en los que las mujeres de vaporosos vestidos y los caballeros de elegantes trajes, bailaban y giraban como las golondrinas en el verano.

Dante se sentó sobre una silla pequeña, mientras recargaba los codos sobre la mesa, con una picara sonrisa comenzaba a tararear aquella canción, el Vals del Amor, mejor conocido como del compositor Rumano Eugen Doga. Por un momento interrumpió la canción para hacer un comentario –¿Te parece si iniciamos una tregua desde cero?- Y continuo un rato más, para volver a detenerse y seguir con su discurso –Te veías tan hermosa vestida con ese vestido, como en el primer baile de Anna en la novela La guerra y la paz- Suspiro y su rostro parecía sumergido en aquel recuerdo –Danika, tú no eres reemplazo de nadie, nunca dejes que alguien te lo vuelva a decir, eres una mujer única.- Dante se levanto de su asiento mientras caminaba hacia una pequeña ventana del lugar para mirar como el sol comenzaba a coronar la ciudad.

Our sweet Waltz:
avatar
Dante
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Danika Baratheon el Dom Feb 09, 2014 10:39 pm

Tomé el jarro delicadamente y volví a colocarlo sobre la mesada, aún a punto de resbalarse de mis dedos y estrellarse al escucharlo hablar. ¿Enserio acaba de decir aquello? No podía creerlo, sonaba a su manera tan… ¿Hipócrita? ¿No estaba yo en sus mismos brazos cuando dijo su nombre luego de besarme? No quería discutir con él, sólo quería gozar de su compañía sin sacar a colación los temas escabrosos. No estaba huyendo de ellos, simplemente posponiéndolos, tratando de conocer todavía más al hombre que los traía consigo. – Me agrada que pueda llegar a ser tan profundo y reflexivo, pero creo que todavía no ha notado la ambivalencia en sus propias palabras… - respondí aún a espaldas a él sosteniendo un puñado de granos de café, observando su oscuro color y disfrutando reflexivamente del fuerte aroma que emanaban antes de sonreír y continuar. - ¿No estaba yo en sus brazos cuando usted decidió mencionarla…? – comenté divertida, tratando de ocultar lo mucho que me había llegado a doler de una manera delicada y molesta, tomándolo de manera despreocupada, casi como una anécdota divertida. Parpadeé varias veces, feliz de estar de espaldas a él mientras comenzaba a calentar el agua caliente en una tetera, aún con los granos de café en mi mano izquierda. – No lo tome a mal, simplemente entiendo que hay amores que nunca pueden olvidarse… - dije con un tono dulce y comprensivo, dándome vuelta lo suficiente como para dedicarle una sonrisa tierna y una mirada de paciencia y devoción. No podía decir que lo amaba, pero si tenía un especial afecto hacia él, algo que me impedía permanecer enfadada y que crecía cada vez más. Me atraía más allá de lo físico y lo admiraba por ser fuerte, capaz y seguro…

Sonreí y suspiré, tomando el mortero de uno de los cajones y arremangándome la blusa antes de comenzar a moler manualmente, dándome la vuelta para poder verlo cara a cara mientras lo hacía. Esta sentado en una silla, tarareando aquella canción que se escuchaba en mis sueños cada vez que iba a dormir, o que simplemente decidía abrirse paso a plena luz del día cuando estaba demasiado distraída divagando. Suspiré y negué suavemente, correspondiendo su sonrisa y uniendo mi voz a su balada. - ¿Una tregua? Suena… Interesante… Prosiga por favor… - añadí con una sonrisa coqueta, alzando una ceja al sentirme intrigada. Si había buscado ganarse me atención, ya lo había conseguido, bueno, para ser sinceros ya la había obtenido del primer momento en que había puesto un pie dentro de mi anticuario y mi vida, pero ahora todavía estaba más atenta a sus palabras. Una tregua implicaba dos partes, y la simple idea de vernos envueltos en algo como aquello en forma de “pares” me hacía sonreír.

- Y usted siempre se ve tan galante… - respondí en un tono un tanto soñador, perdida en mis propios recuerdos de aquella noche, la música suave, la titilante luz de los candelabros, la atmósfera de en sueño… Cualquiera hubiese pensado que cosas así sólo ocurren en las películas de fantasías, pero esa noche, por más absurdo que sonara, me había sentido como salida de una novela romántica y tomada del brazo de mi príncipe azul… Claro, hasta que él reloj tocó las doce y toda la ilusión se rompió con sólo un nombre escapándose como un susurro de sus labios… Un nombre que hubiese ansiado fuera el mío propio. Sonreí, negando suavemente con la cabeza e inclinándola hacia un costado al escucharlo hablar nuevamente. Suspiré, pensando con claridad una respuesta mientras tomaba dos tazas, colocaba los filtros de café y los granos molidos manualmente y echaba el agua caliente sobre ellos.

Para ser considerados como peones en una partida que va mucho más allá de nuestra comprensión es algo muy tierno para decir… - demostré mi punto sobre la efímera existencia humana y de mestizos en comparación con aquellos que existían hace tanto tiempo como el cielo mismo. Caminé hacia él, soplando una taza que llevaba entre las manos mientras mantenía mí miraba ocupada en el vapor ascendente de la taza en un vano intento para que no viera lo feliz que me habían hecho sus palabras. Apoyé una mano sobre su brazo, llamando su atención y tendiéndole la taza, permitiéndome un segundo quedándome observándolo maravillada.

- ¡Oh, disculpa! ¿Se le ofrece algo más? ¿…azúcar, crema? – añadí al sentirme liberada del peso de la taza, volteándome para dejar a su disposición los terrones de azúcar o la jarrita con crema en el caso que las quisiera. Hasta casi me había olvidado que la mayoría de las personas no encuentra el sabor amargo del café puro tan placentero como otras excepciones. Sonreí agregándole una pizca de canela a mi taza antes de probar un sorbo y degustarlo.

Off rol:
Lo siento si me quedo un tanto extenso... Imaginé a Danika decirlo todo con un marcado acento español y no pude contenerme de hacerla hablar cada vez más un poco más :c
avatar
Danika Baratheon
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Dante el Lun Feb 10, 2014 4:47 pm

Ya había pasado aproximadamente media hora desde que piso la pequeña tienda, la conversación fluía de manera tranquila, algo bueno, al menos su carne seguía intacta, pero quizá su alma no, Dante era un ser roto si se lo veía desde cierto punto de vista gran parte de él se encontraba dividida entre su deber como Rey, su deber como Hermano y su deber consigo mismo, entre las cosas que más le pesaban era la tercera, después de todo había jurado ya hace tiempo dejar todo rastro de humildad y benevolencia, para darle paso a un ser crudo y sin más ambición que dominarlo todo en un claro arrebato de ego. Suspiro aun observando la calle, y contesto –Eres la única persona en toda la existencia a la que podría darle palabras dulces, y halagos sinceros-  Su franqueza se escuchaba con claridad sin titubeos ni engañosas palabras, después de todo Danika era la única mujer con la que podía ser tan sincero, al límite de mostrarse más como un humano que como un ser que nació para la destrucción.

-Sentir duele

Susurro de manera apenas perceptible, mientras tomaba la taza de café que le habían ofrecido en manera tan caritativa; una sonrisa en sus labios era el único pago que por el momento le daba a Dani por su amabilidad, mientras regresaba a su lugar, sentándose cerca de ella, mirando por unos segundos el líquido que despedía un aroma profundo y agradable, mientras sus ojos volvían a clavarse en Danika de manera que no se sintiera incomoda, pasando de ser el Dante cínico y burlón, a un Dante más abierto con sus emociones. Tomo una pequeña cuchara para agregar azúcar, la suficiente para que el sabor fuera agradable pero sin llegar a hostigar. –Pues yo no vuelvo a ser impertinente y bruto, si tú me dejas acercarme- Declaro directamente mientras degustaba su taza de café, haciendo una ligera pausa antes de continuar. –Sin títulos ni pasado- Lo último era justamente la frase que Dani había dicho antes del roce de labios y el error de Dante.

Unos destello fugaz en los ojos del demonio paso inadvertido, y así Dante acerco su mano hasta la de Dani tomándola con suavidad, no paso mucho tiempo antes de que él se levantara de su lugar, inclinando una rodilla para no hacer que Dani se levantara, con la otra busco entre sus bolsas y saco una hermosa gargantilla mostrándosela con cierta mirada de tristeza. –Creo que es tuya- antes de que Dani pudiera decir algo, se levantó y con él la tomo a ella, con suavidad procurando no forzarla –Como la zapatilla de cenicienta- termino de agregar dejando la joya sobre la mesa para poder sostener a Danika de una manera más amena, sin una palabra extra, le abrazo, con fuerza, con ansiedad y una profunda melancolía, enterrando su cabeza en el cuello de la mujer que tenía entre sus brazos, no permitiéndole ver su debilidad,  a pesar de la diferencia de estaturas, se las había arreglado para tal acto.  Sus brazos no querían soltarla, por lo que con un poco de fuerza extra se aferró a su pequeña cintura y espalda.

-No vuelvas a irte.

Dijo de forma seria, casi demandante, no podía dejar de ser tan rudo, y aun que lo era, sus acciones mostraban no más que un hombre que temía volver a perder lo que… lo que él comenzaba a añorar,  paso algún tiempo, él no lo sabía, con Dani pasaba el tiempo de manera tan lenta, que deseaba se detuviera en algún momento para poder disfrutarla hasta la última gota de su sed por ella,  podía arrepentirse cuando Danika mirara su faceta cruel, soberbia y dominante, causando que volviera a huir de él, o podía pasar los días enteros con ella cuidándola y haciéndola su reina, en cualquiera de los casos, Dante debía aceptar fuera cual quiera la decisión.

OFF:
El jueves ya estoy de regreso YAY Nota2: Dani se hace la difícil "wink" but I love it
avatar
Dante
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Danika Baratheon el Mar Feb 11, 2014 5:04 pm

No podía sonreír con dulzura al escuchar sus palabras tan crudas y sinceras. Hacía a mi corazón latir cuando el remarcaba el hecho que no decía las cosas por pura palabrería, sino que detrás de sus palabras había verdaderos sentimientos. Suspiré, por más que tratara de mostrarse frío y duro ante todos, en el fondo sabía que había muchas otras cosas que terminaba por reprimir. Rey demonio o no, todo ser consciente tenía sentimientos… ¿Y esperaban que terminara por creerme que él sólo era un ser destinado a la destrucción y al odio…? ¿Aun cuando sus ojos me observaban con tanta pasión y cuando, a pesar de que había terminado apartándome aquella noche, había venido a visitarme hoy? Nadie era una máquina, y sabía de experiencia propia que no importaba lo mucho que estuviera roto un corazón, siempre había una forma para salir adelante.

- El dolor sólo nos indica que seguimos vivos, que seguimos luchando… - dije con un tono suave, rayando casi en lo maternal. Repetía las mismas palabras que Connor me había dicho aquella vez, de las cuales me había aferrado para grabarlas dentro de mi corazón y de mi cabeza para que nunca más pudieran dejarme. Habían sido mi salvación cuando Haytham nos había traicionado, y esperaba que el señor Dante estuviera tan dispuesto a recibirlas como yo lo había estado en su momento.  

Sonreí y alcé una ceja divertida, tomando un suave sorbo del café  mientras seguía analizando sus palabras, como si estuviera considerando la opción después de todo. ¿Qué él hacía pensar que podría haber una mínima posibilidad de rechazo, incluso si no estuviera sentado en mi cocina tan tranquilamente y tomando un café hecho a mano…?  - Que sea sin títulos ni pasado… - dije con tono serio, pero con una imborrable sonrisa jugueteando en mis labios. Estar cerca de él era tan relajante que lograba deshacerse de todas mis defensas.

Cuando Dante tomó mi mano, casi como acto reflejo, busqué entrelazar nuestros dedos juntos, en el vano intento de no volver a soltar su mano nunca más. Su simple tacto, cálido, me hacía sentir segura y como en casa, a pesar de que había perdido aquel lugar llamado hogar hace muchos años atrás. Lo miré curiosa cuando comenzó a removerse poco a poco, y no pude evitar el insonoro gesto de sorpresa al ver la gargantilla que consideraba perdida en sus manos. Lo miré con curiosidad, queriendo preguntar cómo había logrado recuperarla pero viéndome incapacitada de hacerlo. Correspondí a su abrazo, alzando mis brazos para rodear su cuello con mis brazos y atrayéndolo más hacia mí, poniéndome de puntillas para que pudiéramos permanecer así por toda una eternidad. Nos fundimos en un abrazo, compartiendo en el algo más que mero contacto físico. Las palabras parecían sobrar, al fin y al cabo no había nada más que necesitara ser dicho. Acaricié sus platinados cabellos, dándole el confort y la seguridad que parecía necesitar de mí. – Entonces no vuelvas a dejarme marchar… - respondí en un quedo susurro con lágrimas de emoción en los ojos y una nota de dolor en mi tono. Yo no me había marchado sin motivo, me había sentido apartada y eso era lo que más me había terminado por doler.  

Cerré los ojos y me dejé descansar entre sus brazos, sintiéndome segura y en paz. No podría decir con exactitud cuánto tiempo había pasado, pero simplemente quería eliminar aquel concepto de mi cabeza y dejarme estar allí por toda una eternidad. – No te quiero volver a perder… - solté finalmente, en casi un susurro inaudible, pero estando tan cerca y tan unidos sabría que me escucharía con toda claridad. Me removí hasta poder tomar su rostro entre mis manos, conduciéndolo hasta que su mirada se entrecruzara con la mía. Me quedé unos segundos observando su expresión y sus facciones, guardándome cada detalle en mi cabeza. Sabía a ciencia cierta que podría pintarlo a la perfección sobre un lienzo en blanco aún con mis ojos vendados, pero eso no hacía disminuir el cosquilleo que sentía en la punta de los dedos cada vez que me observaba con sus profundos ojos azules.

Inclinándome, rocé mis labios con los suyos, deslizándome luego para poder depositar un beso en cada una de sus mejillas. Me aparté unos centímetros y sonreí, esperando a ver su reacción, cuando el timbre de la puerta sonó…

Off rol:
Ahhh falta poco para el jueves! <3 Oh shi, no te la pondré tan fácil (????) No es como si en este tema se hubiese arrojado prácticamente a los brazos de Dante, no, no (???) Ahora tu decides, ¿Viene alguien o es sólo el viento?  
avatar
Danika Baratheon
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Dante el Miér Feb 12, 2014 5:20 pm

Dante se sintió totalmente completo cuando Dani correspondió al acto, suspirando aliviado de no obtener una negativa, cerró los ojos relajadamente mientras las distancias se acortaron aún más en el momento en que ella decidió clavarle la mirada, aquellos preciosos zafiros eran tan únicos y brillantes, que se sintió el más pleno de los hombres en cuanto sus labios volvieron a rozarse como solo ella podía hacerlo con las mejillas de Dante. Su cuerpo se llenó inmediatamente de un deseo arrebatado por hacer de aquel roce algo más, llevándolo a un beso más profundo y vivo, pero sin dejar de ser dulce, pasando sus manos delicadamente por su espalda y cintura para atraerla hacia él, no había lugar para interrupciones. –Estaré contigo hasta el final de los tiempos, Danika- Dijo entre su boca tan cautivadora, sonriendo con confianza, sin contar el tiempo o espacio.

Nada podía romper aquel momento, por primera vez en tantos años se sentía a pleno, por cortos instantes la volvió a atraer contra su pecho haciéndola sentir los latidos de su corazón, al final de todo, un Rey Demonio, también poseía uno, no solo como el motor que conducía cada torrente sanguíneo, sino de una manera más conceptual, el hecho de que aquel ser que por tanto se había dedicado a condenar a las almas ahora llegaba a sentir cierta compasión por las mismas, gracias a una mujer.

Todo era perfecto, sin palabras, no más que las acciones, Dante estaba a punto de llevarla a un rincón más íntimo, donde solo los dos pudieran disfrutar por completo su estadía, hasta que la puerta sonó, aquello era tan fastidioso, la dulzura de sus ojos se volvió a algo un tanto más brusco y poco ameno, es qué el universo confabulaba contra él?, contra el mismo Rey demonio Dante?. Pero si quería que las cosas estuvieran bien se mostraría accesible. –Por qué no cierras por hoy la tienda y te llevo a desayunar, Paris?, Roma?, Rusia?, Alemania?... O almorzamos en Tokio?.- Anuncio con un tono travieso sin soltarla de su agarre que le gustaba tanto. –No le abras- Su voz ahora era casi una súplica, una muy bien disfrazada, a pesar de que Dante había dejado a Dani, ver parte de su corazón, no perdía ese toque juguetón, de todo un don Juan que se haría valer de cualquier método para obtener lo que quería de su damisela, una vez más el timbre sonó, como si fuera una burla, más molesto y con Danika aun en brazos camino, no le era esfuerzo alguno llevarla en sus brazos, y asomándose, declamo en tono severo –Está cerrado regrese más tarde!- Rodo los ojos con molestia, pero el sujeto volvió a hacer sonar el timbre, Dante respiro lo más pacientemente que pudo, estaba por desenfundar sus pistolas y abalear a quien estuviera del otro lado, NADIE irrumpía de esa manera al Rey, de no ser porque recordó que tenía a alguien entre brazos.
avatar
Dante
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Danika Baratheon el Jue Feb 13, 2014 5:34 pm

Escuché por unos instantes más el sonido de alguien impaciente que quería ingresar. – Ese desayuno suena interesante… Pero mi anticuario es mi vida, no quiero perder la fidelidad de mis clientes haciendo cosas impulsivas como esas… - dije juguetonamente, todavía rodeando su cuello con mis manos y jugando con el borde del cuello de su camisa gris sin mangas, acomodándolos y doblándolos mientras clavaba mi mirada en sus ojos y tratando de concentrarme en tratar de mantener la calma, fingiendo estar dubitativa. Sin embargo, seguía preguntándome quien podría ser tan temprano a la mañana, y tan insistentemente. Generalmente mis compradores o vendedores eran personas mayores o jóvenes que venían en búsqueda de algo que le diera un toque especial a sus casas o un regalo para alguien importante o que simplemente ingresaban por curiosidad y terminaban comprando alguna cosa que producía nostalgia al recordarles a algún familiar difunto. Sonreí y me acerqué un poco más al rey demonio, besándolo antes de juntar la voluntad suficiente para alejarme definitivamente en algún momento.

No pude evitar sonreir al ver lo alterado que se encontraba, sin quererme dejar ir a hacer mi trabajo. Entendía que no quería separarse de mí, yo tampoco estaba muy impaciente por alejarme de él y prefería quedarme envuelta en sus brazos todo el día, pero tampoco podía dejar mi tienda desatendida. Sonreí y traté de calmarlo de alguna manera al escucharlo tratar de echar a aquella persona que esperaba al otro lado. – No será por mucho tiempo, no significa que volveremos a separarnos… - dije con cariño, acariciando sus manos para aflojar su agarre y salir. Podría hacerlo por mis propios medios, tal vez de una manera un poco brusca, pero no quería forzarlo, quería tranquilizarlo. Sonreí y volvía a llevar mis manos a su rostro, transmitiéndole un poco de mi paz.

- No es muy normal que alguien insista tanto para entrar en un anticuario… Debe de ser importante… - le respondí calmadamente, sonriendo con ternura y paciencia, girándome hasta poder quedar fuera de sus brazos y dirigiéndome hacia la puerta, casi corriendo al ver la familiar silueta que seguía insistiendo con el timbre.

Off rol:
¿Connor o Xerrac? Me imagino que con Connor será mucho drama y Xerrac estará con problemas amorosos por lo que tratará de monopolizar a Danika (????) Si ella corre a los brazos de Connor y lo abraza como buena hija puede que Dante se ponga celoso si no sabe que es su padre... lo mismo pasaría si xerrac la abraza y se pone a llorar y balbucear confundido (????) Hablamos por mp y decidimos quien ingresará en la casa de gran hermano... Es divertido porque seguiríamos siendo nosotras (?)
avatar
Danika Baratheon
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Connor Dewitt el Mar Feb 18, 2014 11:40 pm

Había salido desde el día anterior, se encontraba un poco perdido por no decir "Ebrio" si, una vez más las copas le ganaron, pero es que no podía resistirse, era viernes, y los viernes eran si bien, para disfrutarlos. Camino entre calle y calle hasta llegar a lo que él consideraba su "Hogar" bostezo y frente a la puerta llamo un par de veces, había olvidado que tenia llaves. Nadie abría la puerta, pero sabia a la perfección que Dani estaba dentro, volvió a llamar y nadie respondió o eso creyó en cuanto escucho un "Esta cerrado, regrese más tarde!" un rostro de sorpresa se dibujo en su rostro, esa voz no era de Dani, era un hombre el que exigía como si fuera el dueño del mundo... tampoco Xerrac, era un tono demasiado profundo y bastante mayor al de un muchacho como él, medito, algo en esa voz le recordaba a un personaje, pero con el alcohol encima y el pensamiento de que Dani estuviera en una situación riesgosa, opto por no hacer más que lo que mejor sabia.

La puerta se abrió con brusquedad en cuanto Dewitt recordó que aquellas escurridizas estaban en la bolsa de su abrigo, el sonido de los seguros cediendo ante la llave y el rechinido de la madera dejando al frió viento entrar, dejo a la escena digna como una película de suspenso. Un hombre de su complexión, aun que este se veía más atlético y juvenil, de ojos arrogantes, y un cabello blanco alborotado. Dani por su lado corriendo hacia él como era de esperarse, mientras con el ceño fruncido la tomaba entre sus brazos de una manera protectora.


-Dani, cariño- Hablo en un tono cariñoso, mientras besaba la frente de su pequeña, y es que Dani a comparación de Connor se veía bastante pequeña, sus robustos brazos la rodearon de una forma casi posesiva, no había nada peor que un padre protector, en este caso si era un demonio de temperamento fuerte como el de Dewitt. -¿Quién es el caballero, un nuevo empleado de la tienda?

El azabache camino dentro de SU casa, como un lobo alfa que reclamaba su territorio, quitándose el abrigo y colgándolo sobre el perchero que estaba a un costado de la barra en la que se atendía a los clientes, sin dejar de mirar en forma seca al intruso.

OFF:
Pelea de machos por Danika <3 postea para que comencemos el desastre en casa xD pero sobre todo cuida los jarrones caros que probablemente saldrán volando
avatar
Connor Dewitt
Vigilante
Vigilante

Mensajes : 64

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Danika Baratheon el Jue Feb 20, 2014 11:55 am

Ya sabía a ciencia cierta de quien se trataba cuando vi la silueta poco nítida que dejaba traslucir los vidrios tintados de la puerta. Y mis suposiciones fueron confirmadas cuando la puerta se abrió ante la llave y cedió paso al gran y robusto hombre con apariencia cansada. Corrí hacia él, como cuando era una niña y me tiré a sus brazos, alegrándome de que sus reflejos sean lo suficientemente buenos como para no dejarme caer. – ¡Bienvenido de regreso Connor! No pensé que volverías hasta la tarde... – exclamé feliz y me reí al sentir el cosquilleo del beso que depositó en mi frente. Suspiré resignada al captar el peculiar olor que lo rodeaba, a cigarros y alcohol concentrados. Ya íbamos a hablar de eso más tarde, no quería molestarlo si no se encontraba de ánimos para tener una conversación decente.

Recordé por unos instantes que Connor todavía no había conocido a Dante… Y que probablemente no quisiera que se conocieran en ese preciso instante. Los quería a ambos, de formas completamente distintas pero eso no significaba que tuviera preferencias. Y no quería que ningún soliera lastimado por terquedad. Sonreí al creer ciegamente que Dante sería una persona civilizada y trataría todo con calma, después de todo precipitarse nunca era bueno. Y a pesar de que Connor estuviera un poco pasado de copas, seguía siendo el padre cariñoso que siempre había sido.

- Es mi invitado. – respondí dándome vueltas y alejándome de él, recogiendo el saco que había dejado en el perchero y tomándolo con la intensión de llevarlo hacia la cocina para que se secara más rápidamente dentro de la cálida habitación. Después de todo, Bucarest era un lugar frío y húmedo en la mayor parte del tiempo.

- ¿Otra vez tomando hasta tarde? Haré un poco más de café, será bueno para la resaca y para el frío… -  Comenté con una ceja alzada, deteniéndome al lado de Dante antes de regalarle una sonrisa y tomando su mano para llevarlo conmigo hacia la cocina nuevamente.

- Echaré un par de troncos al hogar luego, llegó un nuevo cargamento con armas de mi antiguo hogar, después tendrás que revisarlo y encontrar algo para ti y para Xerrac antes de que lo incluya en el inventario de la tienda. – comencé a hablarle casualmente a Connor mientras me dirigía hacia la cocina, era una conversación completamente normal. Después de todo, todo había pasado tan rápidamente que ni siquiera había sentido la tensión en el ambiente que se estaba formando. Me detuve a medio camino al sentir tensión en la mano a la que me aferraba, intercalando miradas entre Dante y Connor con una ceja alzada, como si me hubiese dado vuelta en el momento exacto en que explotaban los fuegos artificiales…
avatar
Danika Baratheon
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Dante el Jue Feb 20, 2014 8:42 pm

Dante se limito a mirar con desconcierto en cuanto la puerta se abrió, un hombre alto, bien parecido, al parecer ebrio, podía notarlo por el aroma penetrante a alcohol que cargaba, cómo era que Dani podía vivir con alguien así? y quizá sola, muchas cosas pasarían por su mente, algunas de lo más perturbadoras, y es que ese tipo era tan... las palabras sobraban, hizo una mueca de molestia bastante notoria, mientras lo miraba de arriba abajo y escuchaba su comentario de una manera despectiva. Con qué derechos se sentía para tratar de esa manera al rey de los demonios, si quería podría hacerlo carbón en cuestión de segundos, pero por lo que notaba aquel pordiosero, era muy bien conocido por Danika, y cómo no, si ella había corrido con tanto entusiasmo a sus brazos.

Invitado... en serio, Invitado?!, bendito el día en que su paciencia estaba más perceptible de lo común, o ya toda la tierra habría sufrido de su ira. -Yo más bien lo llamaría, de otro modo más cercano, mucho mas cercano- Dijo eso con una sonrisa arrogante, tentadora, desafiando cualquier reacción, dándole la espalda al tipo, y siguiendo a Danika, esperando una explicación, quién era y por qué se sentía con el derecho de tratarla de esa manera tan cercana, a ella, a SU Dani.

-Y tú eres?... El hermano?, Padre?... Amigo- Lo ultimo fue dicho entre dientes, con resentimiento, no permitiría que nada lo separase de Danika, debía admitirlo, era la primera vez que los celos le carcomían. Y si algo se atrevía siquiera a separarla de su lado, probablemente terminaría muerto, después de eso escucho el nombre de otra persona, siento nuevamente totalmente desconocida para él. Pero ignorandole enseguida, volvió a dirigir la mirada en una forma seria y cruda hacia el hombre, el ambiente se tensaba aun más de lo que ya estaba, cualquier movimiento en falso, cualquiera y Dante no dudaría en desatar un apocalipsis.
avatar
Dante
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Danika Baratheon el Mar Feb 25, 2014 6:04 pm

- Me parece una excelente propuesta el sentarse y discutir todos los posibles significados para la palabra “invitado”… Pero mientras permanezcamos dentro de mi anticuario, eso es lo que sois… - Comenté divertida mientras me giraba y alzaba una ceja, tentando mi suerte. No solía de ser de esas personas que necesitan ponerle un título a todo, sabía que al igual que las antigüedades que comparten varias clasificaciones las relaciones podían ser de igual manera. ¿Qué impedía que Dante sea mi amante y mi invitado al mismo tiempo? Me reí, tratando de evadir toda esa discusión por el momento, por lo menos no en frente de Connor, sabiendo lo irritable que podía ser con respecto a cualquier persona cercana a mi que no se haya ganado su aprobación. – Ambos. Que no se te olvide a ti también… - reproché de una manera casi infantil a Connor con el objetivo de tocar sus fibras sensibles y evitar cualquier tipo de confrontación entre esos dos. No éramos animales peleando por territorio, podíamos comportarnos civilizadamente y tomar una taza de café y charlar.

Al escuchar hablar a Dante no pude evitar girarme para observarlo de manera curiosa. ¿Acaso lo que dejaba traslucir su tono eran celos? No me esperaba aquello, pero era una sorpresa grata y bien recibida. Sonreí y apoyé mi mano en su antebrazo, tratando de calmarlo para que la situación no se volviera más turbia de lo necesario. Tenía que destacar que el problema de todo era que el causante de sus celos era Connor. – Por favor, no empieces con esto… - supliqué en voz baja, con un tono bastante cansado mientras rogaba para que Connor no hubiese oído el tono irritado de Dante. No quería empezar con aquello de tener que decidir entre dos personas importantes para mí…

Off rol:
lol, perdón, me tarde porque no sabía que iba yo o no (?)
  
avatar
Danika Baratheon
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Connor Dewitt el Mar Feb 25, 2014 10:57 pm

Los ojos de Connor estaban incendiados en furia, aquel tipo se tomaba atribuciones demasiado personales con Danika, por un momento recordó el desgraciado nombre de Haytham, y frunció el ceño con rencor, dejo escapar un profundo suspiro resignado a no causar estragos en casa de su hija, en su casa, trato de contener ese instinto primitivo, su lado lobezno se notaba en el fulgor de su mirada dorada, mientras se dirigía a la cocina escuchando a ese engreído. "Más que un invitado", aquello le calo en lo más frágil de su orgullo de padre, apretando los puños con fuerza, causando que el rechinido de sus guantes de piel sonara.

-Entonces, así que un Invitado, hace mucho que no traías a alguien a casa

Aquello ultimo resonó con énfasis, si y es que Connor era territorial, dándole a entender a ese niño que vivía con Dani pero sobre todo que él era el protector de aquel hogar, y es que no dejaría que su pequeño gorrión cayera en las fauces de un depredador, debía dejar bien claro que aquella era una casa en la que la aprobación de Dewitt era primordial para algunas cosas, pareciendo que invadía la intimidad y albedrío de Danika, no podía evitarlo, las experiencias pasadas le habían enseñado que Danika siempre estaría bajo su protección, así fuera una mujer mayor. -Vivo en esta casa, tú que podrías imaginar?.- Aquel comentario fue serio, lo bastante como para hacer que el ambiente fuera un tanto más pesado, Connor esperaba la reacción de Dante para juzgarlo como algo positivo o negativo para Baratheon, sin embargo miro un destello en los ojos de Danika, algo que hacia tanto no recordaba haber visto.

"Amor" fue la primera palabra, aquello dolía, la había visto crecer, velo tantas veces por su bienestar que la sola idea de saberla perdida y lastimada por otro bastardo, no podía conciliarlo. -Padre, soy su padre- Aquello ultimo había sido dándole la espalda a Dante y Dani mientras se servia él mismo su café, por un momento la tristeza invadió su maltrecho corazón, recordó una noche en París, mientras Danika y él miraban el cielo estrellado sobre un viejo tejado. "Connor, tienes miedo de dios?", "No, pero tú, si me das miedo"... miedo a perderle, miedo a verla lastimada, miedo a que alguien le arrebatara la hermosa sonrisa que era el mejor de sus accesorios.

Pesadamente Dewitt se sentó sobre una silla junto a la mesa en la que tomarían sus respectivas bebidas, mientras miraba como ella se sostenía del brazo de aquel hombre. -La ultima vez que vi esos ojos fue en Israel- Dirigiéndose a Danika, sabia que aquella frase tendría repercusiones, pero sencillamente sus palabras fluían.

OFF:
Para no liarnos xD el orden sera: Connor, Danika, Dante, Danika, Connor. Osea tú posteas de intermedia entre Connor y Dante LOL
avatar
Connor Dewitt
Vigilante
Vigilante

Mensajes : 64

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Danika Baratheon el Jue Feb 27, 2014 12:36 pm

¿Hace mucho que no traía nadie a casa? Podía llegar a ser cierto, la última vez que le había abierto mis puertas a alguien desde que había llegado a la ciudad había sido a Xerrac, pero por el tono que Connor había empleado sabía que no se refería precisamente a visitas como aquellas. Sonreí y negué suavemente con la cabeza, sabiendo a ciencia cierta que se refería a intereses amorosos ocasionales. – Sabes bien que me gusta mantener mi vida privada separada de mi trabajo… Lo más que pueda, por lo menos… - contesté rápidamente mientras hacía un amplio gesto con una mano, invitando a observar nuestros alrededores. Era una broma dedicada más al hecho de que mi casa y mi tienda se encontraban separadas simplemente por un mostrador sólido de madera y una escalera de caracol antigua. Quería evitar tocar el tema amoroso, más que nada sabiendo que por culpa de algunas equivocaciones en el pasado no había sido la única perjudicada.

- Y seguirá así Connor, sabes que mis puertas siempre estarán abiertas para ti y Xerrac… - contesté con cariño, volteándome para verlo y sonreírle con cierta intriga en mi mirada. ¿A que venía aquel despliegue territorial hacia Dante? No creía que a él le importara mucho que mis únicos familiares vivieran conmigo. Puede que seamos una familia ensamblada, pero eran lo único y más preciado que tenía. Ya podríamos hablarlo después si había alguna queja sobre eso. Me giré para poder analizar las expresiones de Dante, esperando que no tomara el desafío de Connor como una amenaza y no reaccione violentamente.

Sonreí al escucharlo afirmarse a sí mismo como mi padre. Sonreí al borde de la emoción, recordando el rostro arrugado y solemne de mi padre biológico, con sus mechones blanquecinos enmarcando su mirada de cariño y como sus ojos brillaban cada vez que descubría un tesoro nuevo. Negué suavemente mientras me tragaba los recuerdos y me acerqué a Connor para frotarle la espalda y animarlo un poco. – Sabes que siempre serás mucho más que eso, eres mi héroe… - pude sentirlo decaído, tal vez un poco confundido por la presencia de Dante y su significado en la escena. Lo dejé servirse su café tranquilamente mientras volvía al lado de Dante, cruzándome de brazos y pegándome a su lado.
Sentí un escalofrío bajar por mi columna cuando escuché “Israel” salir de sus labios. Haytham. Siempre él era la causa y consecuencia de todos mis males. Cerré los ojos y traté de mantenerme serena, nunca sabía cómo reaccionaría cuando se trataba de Haytham. A veces quería simplemente cortar el tema de raíz, o correr a los brazos de Connor para descargar más lágrimas y frustraciones… A veces simplemente quería caminar por los bosques como solía hacerlo con él, revivir los momentos agradables y dulces y convencerme que nada de eso había pasado y que en realidad había sido amor de verdad. Suspiré, negándome a rendirme ante el espectro que había dejado Haytham. Lo había superado, tendría que superarlo si quería seguir viviendo mi vida por mi misma. – Todos cargamos con nuestros pecados, pero tendría que ser una ingenua o una idiota si tropezara con la misma piedra dos veces… Y ya hace tiempo deje de ser las dos cosas… - comenté de una manera jovial, sonriendo para tapar las penas y acercándome hacia la cafetera que Connor parecía haber monopolizado. Necesitaba un trago de café para poder bajar el nudo que se había formado en la parte baja de mi garganta.

- Dante es diferente, ya no corro detrás del fantasma que dejo Haytham… - contesté en un susurro para que sólo él pudiera oírme mientras me servía el preciado líquido negruzco y tomaba un gran trago. Quería hacerle entender que no debía preocuparse por mí, que tenía que seguir con mi vida, cometer mis propios errores y avanzar. Que no podría cuidarme de los monstruos del mundo como lo había intentado mi padre biológico sin mucho éxito. Le dediqué una sonrisa rápida antes de girarme rápidamente hacia Dante. - ¿Quieres otra taza? Todavía se mantiene caliente y fuerte. – contesté mientras comenzaba a servirle aún antes de escuchar su respuesta.

Off Rol:
Trato echo, pero si se ponen violentos no negocio con terroristas (???). Cuando entre Xerrac el puede estar entre Connor y Dante y quería algo como Dante - Dani - Connor - Xerrac *inserte bucle infinito aquí* (???)
avatar
Danika Baratheon
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Dante el Lun Mar 03, 2014 9:08 pm

Dante parecía más espectador que participe de lo que ocurría alrededor, tal vez esa manía por ser siempre el centro de atención de todo, era lo que ahora le causaba cierto desagrado particular, pero por primera vez se mantenía al margen de la situación conforme a lo que pedía. Suspiro cansado, tener que lidiar con aquel sujeto no era algo fácil, de no ser por Danika, quizá ya lo hubiera eliminado del mapa, sin embargo escucho sus palabras mordaces, a lo que el Rey estuvo por destruir la existencia entera, hasta que ciertas palabras resonaron en su cabeza de manera intensa "Soy su padre" Acaso...

Si, así era,aquel tipo era su padre, no comprendia como podrían estar relacionados ambos, Dani no se parecía en nada a aquel hombre que parecía sacado de una saga vikinga, sirviendo solo a la guerra, la comida y la bebida, a diferencia de ella que era toda una dama delicada y frágil (Claro para los ojos de Dante). Alzo una ceja desconcertado. -Bien, eso no lo esperaba- Sintió el agarre de Danika de una manera en la que, la confianza que tenia aumentaba aun más, vaya que esa mujer era totalmente su todo, sonrió orgulloso por el acto mientras escuchaba vagamente algo sobre su pasado.

Por instantes se sintió totalmente celoso, aun más que de su "padre", hablar de otro al que Dani hubiera amado que no fuera él lo hacia sentir con rabia, y todo empeoraba cuando ella se entristecía, a veces deseaba solo revivirlo para él mismo volverlo a matar de manera lenta y dolorosa. Entonces de sus labios escapo aquella oración que le dejo el alma aun más llena de aquel sentimiento que alguna vez juro, no volvería a expresar, era verdad, el rey demonio era distinto, quizá no perfecto, pero si era totalmente fiel y le protegería aun por sobre cualquiera que se interpusiera entre él y su amada, y como una muestra de su afecto Dante apretó con suavidad la mano de Danika, acompañado por la más dulce de las sonrisas.

-Por ahora estoy bien sin nada de tomar.

Con aquello finalizo, la tensión se desvanecía, el ambiente volvía a ser tranquilo, aun que él aun se sentía incomodo con la presencia de Connor, así se llamaba, o no?, bueno con el padre de Danika observándolos.
avatar
Dante
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Danika Baratheon el Lun Mar 03, 2014 10:51 pm

- Oh, bueno. – añadí mientras devolvía el café vertido a la cafetera de vidrio que se encargaba de mantener el líquido caliente. Sonreí, tomando su mano nuevamente y girándome para enfrentar a Connor con la mirada. Me agradaba la calma que se había generado a partir de ese momento, pero eso no quitaba todos los sentimientos que volvieron a escarbar su camino hacia la superficie nuevamente debido a la conversación anterior.

- ¿Connor? ¿Podrías cuidar de la tienda por unos minutos? Necesito tomar un poco de aire. – comenté mientras capturaba un mechón de pelo que caía por mi frente y lo acomodaba sin mucho éxito en un lugar un poco menos molesto. Después de toda la conversación anterior necesitaba un respiro y la cocina me estaba pareciendo demasiado sofocante en ese momento - ¿Me acompañas? – le propuse a Dante con una sonrisa cansada y un suspiro cansado. Tal vez él tenía algunas dudas inconclusas y por más que necesitara un descanso de todo, él merecía respuestas primero.

- ¿Qué sabes de Xe? No está en la casa… - pregunté mientras buscaba de manera distraída el abrigo por la cocina, localizándolo a último momento en el perchero escondido detrás de la puerta. Sin retrasarme un segundo, lo tomé y esperando a Dante en el umbral de la puerta aguardé por la respuesta de Connor.
avatar
Danika Baratheon
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When all comes to you - Privado Dante -

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.