Ultimos Temas
Reapertura [17/8]

Reapertura del foro!
Dominio personalizado!
Nuevos personajes Cannon disponibles
Nuevas tramas y actualizaciones
Anuncios
Our Staff
Gabriel
Admin
MensajePerfil
Amethyst
Admin
MensajePerfil
Gray
Admin
MensajePerfil
El staff esta disponible por me para cualquier duda que puedan tener. Si su problema es tecnico o no es personal se les pide que por favor utilicen el subforo de dudas /quejas y sugerencias ya que su duda podria ser tambien la de otro, de esta formar redistribuimos la información y ayudamos mas a nuestros usuarios. Agradecemos su colaboración
Links rapidos
Los reconocidos
Award
Award
Award
Los mas buscados
Wanted
Wanted
Wanted
Wanted
Normas Basicas
❧ Nada de Fisicos humanos, este es un foro anime
❧ El mínimo de líneas por post es de diez completas
❧ El tamaño predeterminado para los avatares es de 180x400 ni mas ni menos
❧ El tamaño máximo para las firmas es de 500x500 y se pueden tener máximo 2 en la firma visibles, si se quieren tener más se pueden meter entre Spoiler.
❧ Solo se puede mantener un maximo de 4 cuentas

Creditos & agradecimientos
El diseño del foro fue hecho por Sylver de Glintz, agradecemos a las comunidadesde Glintz por sus maravillosos tutoriales y trucos para nuestro foro y a la comunidad de Source Code por compartir los codigos que utilizamos para nuestro querido Silent. Las imagenes son de sus respectivos autores, solo fueron retocadas y editadas por el staff para mantener la armonia del foro. La trama es una ficcion original creada por el staff, con adaptaciones de otros escritos, modificados y adaptados a la ficción para nuestros propocitos. Agradecemos especialmente a Eniozu, Frejya, y Kata por su apoyo para nuestra comunidad. Y obviamente a todos los usuarios de Silent Soul que hacen todo esto posible.Ademas queremos incluir en la lista a nuestro corrector ortografico portatil (alias Gray) por su ayuda en la redaccion y correcciones para el foro. Gracias por ayudarnos a mejorarlo
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Nov 07, 2015 10:22 pm por  Invitado

» [Privado] El orgullo está para tragárselo.
Miér Ago 19, 2015 4:44 pm por  Inm Ebonfear

» Cry Out [Re-apertura]
Lun Ago 17, 2015 8:20 pm por  Invitado

» [Combate Privado] Encuentro Prevenido
Sáb Ago 15, 2015 1:13 pm por  Marcel Dumont

» Holas Sigue vivo el foro?
Mar Jul 21, 2015 10:07 pm por  Moira LeNoire

» Galerías Vaynese [Tema libre]
Lun Jul 20, 2015 6:25 pm por  Mila Vaynese

» Sobre cuantos personajes se pueden tener
Vie Jul 17, 2015 6:36 pm por  Asmodeus Loki Akibeel

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (élite)
Lun Jun 22, 2015 6:29 pm por  Invitado

» Fantasy based in reality // Afiliación Elite
Lun Jun 22, 2015 1:23 am por  Invitado

» Afiliación (Élite)
Jue Jun 18, 2015 11:52 am por  Invitado


[Privado] El Cazador y el Lirio

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Yuriko el Miér Oct 15, 2014 2:07 am

Amanecía lentamente sobre aquella ciudad tan misteriosa, la ciudad de las Almas Invisibles, como a cierta joven le gustaba llamar. Era viernes y el último día de clases antes de que las vacaciones de invierno azotaran a todas las familias, que gozaban de paz mientras sus adorables niños desolaban las diversas instituciones educativas de la ciudad, estaba por llegar a su fin.

Sin embargo, este no era el caso de la jovencita Ayamiya, una muchacha de cabellos anaranjados y apariencia refinada. Uniforme impecable y cabello en forma de flor sería una descripción corta, y muy acertada para relatar su apariencia. Mantenía su mirada perdida hacia los jardines de la academia, sin prestar más atención de la necesaria a su profesor, el cual explicaba enfáticamente las indicaciones que los alumnos deberían seguir durante su relajante tiempo fuera. Información innecesaria para la alumna más prestigiosa que su salón pudiera tener, pues con el fin del primer período de clases, y con todos sus exámenes aprobados con la nota máxima, lo que pudiera decirle su profesor no le afectaría en absoluto. Tampoco era de su interés oír las sosas charlas sobre maquillaje de las muchachas de su edad, y mucho menos alguna tontería pervertida que usualmente conversaban los compañeros de su edad. El día era abrumadoramente gris, y ella solo se entretenía observando el cielo mientras divagaba por su mente.
El timbre sonó al poco tiempo dando por terminado el primer ciclo escolar. La estampida de prepubertos fue tal que los profesores se aislaron en los salones para no ser arrollados salvajemente. La horda de críos fue liberada finalmente y pronto sus tutores suspiraron de alivio por lograr sobrevivir al día y evitar llevarles a sus familias alguna noticia trágica.

Lista como lo era, esperó en el salón sin inmutarse hasta que el lío acabara. Bocetaba ideas y notas en su cuaderno para hacer tiempo, hasta confirmar que fuera seguro salir sin ser arrollada por algún desesperado adolecente. Así pues, ordenó sus cosas y las guardó en su bolsa para salir a paso calmado del edificio. No le extrañó notar la ausencia de sus dos amigas, pues lo más seguro es que ellas estarían en medio de aquella maratón, al igual que el muchacho en el que se había fijado hace tiempo. Aunque para su sorpresa, lo vio allí, en el jardín de la Academia, con una expresión que no conocía de su parte.
Apoyado contra un árbol, recibía su sombra con cierto malestar. Tenía la vista fijada en su celular que, debido a la distancia que los separaba, fue incapaz de curiosear. El encontrarse a sí misma husmeando en sus asuntos ya le parecía algo embarazoso, pero la expresión del chico la mantuvo inquieta, y por lo mismo, le invitó a prestarle algo más de atención. Acto seguido este se separó del tronco con un suspiro resignado, poniéndose en camino hacia los portones que habían soportado con rigidez impecable el brutal asalto de su congéneres. Ella le siguió disimuladamente hasta verle encontrarse con cuatro personas más.

No tenía demasiada información al respecto, pero si la necesaria. El uniforme que vestían le bastó para identificar la procedencia de aquellos extraños.
Siempre supo, y siempre fue sorpresa para ella misma, que aquel chico no tenía las mejores amistades, pero jamás fue un brabucón ni una persona con malas intenciones. Era decente y tenía un lado amable, por lo que el verle relacionado con uno de los clanes más peligrosos de la ciudad, le provocó un leve escalofrío.
“¿Por qué?” se preguntó en silencio, viéndole irse con aquellas personas. Quería negarse a la sola idea de que estuviera metido con tales tunantes. ¿Pero qué podría hacer ella? Pensándolo más, ella solo era una especie de fisgona, pues no había cruzado ni una palabra con él, y él mucho menos podría saber algo acerca de ella.

Así, los perdió de vista en la siguiente esquina, dos calles más allá de la escuela. Ese era un barrio comercial, y la gente no se hacía extrañar, por lo que cambió su dirección para retomar el camino a casa.
En la marcha, ya alcanzando el sector más privado de la ciudad, quiso distraerse pensando en qué estarían haciendo sus amigas ahora, pero no tuvo mucho éxito. ¿Y si le estuvieran forzando a ir con ellos? ¿Y si su familia estuviera metida en algún lío y él lo estuviera pagando? Probablemente pudiera estarse jugando la admisión a la Academia ahora mismo. Una patada de su parte mandó a volar una roca varios metros, frustrada.

Gruñó irritada, al tiempo que su proyectil impactaba en un jardín, aunque más específicamente, en uno de esos Bulldogs de pinta robusta y cara arrugadísima que eran tan populares. Ella arqueó la ceja al ver al animal asomarse, devolviéndole el gruñido –  Hmm… Lo siento amiguito… no te había visto... - Se disculpó con un suspiro, pero el can solo se irritó más. Al notarlo se fijó instantáneamente en su collar, que estaba prendido de un cadena, y esta se alargaba hacia el interior de su casucha. –  Vamos, calma… lo siento mucho – Se disculpó de nuevo acercándose a la verja de la casa, que alcanzaba su cintura apenas, para tranquilizar al perro.

En ese instante se asomaron dos Bulldogs más desde la casucha, y un tercero salía de la casa de su amo. Todos la miraron entre gruñidos. Se paralizó por un segundo, volviéndose a fijar en la cadena, que no sujetaba a los otros, ni al primero, que salió audazmente por la puertecilla de la verja, entre ladridos de amenaza. Los demás, como es de esperar, le siguieron sin demora, completando así una furiosa tropa dispuesta a traer justicia por el daño de su colega.

-  ¡Uwah! – Exclamó girando 180 grados para darse  a la fuga, evitando por muy poco caer de un tropezón al suelo. “¡¿Quién en su sano juicio tiene cuatro de estos perros viviendo en la misma casa?!” Pensó acelerada. Las bestias se encontraban frenéticas, y eran muy veloces para su robusta apariencia. Era el momento justo para quejarse de su tamaño, y de sus cortas piernas principalmente, pues de la clase, toda su vida fue la más pequeña, alcanzando su mayor record de 1,51 metros el mes pasado (Lo cual fue una pequeña trampa suya que nadie pudo notar, en realidad medía 1,50 exactos)

La persecución se prolongó unos minutos, las fieras no darían tregua ¿Cómo sería su dueño para entrenar y cuidar a tan irascibles criaturas? Quizás alguien de carácter similar, era lo más sensato. Giró por una esquina, luego por otra de la misma cuadra, y luego, por un segundo, lo que se cruzó fue una idea en su mente que le aseguró que sería una buena idea adentrarse por un callejón que se veía acercarse para perderlos ¡El plan era excelente! Pero por desgracia, su ejecución fue terrible.
Aferrada a su mochila, giró noventa grados su torso para impulsarse hacia el callejón, en busca de algo que pudiera trepar para sacarles ventaja, pero le había prestado demasiada atención al destino, dejando rezagado el camino por el que debía pasar antes. De este modo fue que su zapato, con sus finos calcetines y pie adentro, se dejó llevar por la resbalosa artimaña que podía crear en tal ocasión la envoltura de uno de esos helados tan populares titulados “torpedos de sabor”, de esos que los críos amaban por sus chispitas que causaban pequeños piquetes en su boca al humedecerlos con la saliva.
Sus pupilas se dilataron, cruzando por casualidad la vista con la siguiente esquina, por la cual con completa seguridad ahora ella debió haber continuado, notando cómo un camioncito de helados dejaba alegres a un montón de chiquillos satisfechos que ya se alejaba. Acto seguido notó el clima ¡Efectivamente! Ahora mismo la ciudad sostenía un tiempo ligeramente húmedo que refrescaba con la brisa y, como le fue obvio entonces, permitía que basurillas como aquella se mantuvieran frescas y maliciosas, listas para la llegada de alguna víctima que sin duda estaría siendo perseguida por un montón de animales furiosos debido a un pequeño accidente causado por la frustración acumulada de una situación incontrolable y ciertamente desfavorable para todos los sentimientos que pudiera contener esa misma persona.

-  ¡Ah! – Se quejó fuertemente al tiempo que sus caderas, rodillas y codo soportaban todo su peso repentinamente al chocar contra el suelo. Los perros no paraban de ladrarle al acercarse, pero esto no le quitó tiempo. Apoyó sus manos con velocidad en el suelo, intentando hacer tracción en el suelo con sus pies para retomar carrera tan rápido como sus músculos se lo permitían, y patinando más de una vez en el proceso, para así atinar a dar un salto que, al menos en su mente, era digno de alguna olimpiada de saltos (Si es que existiese una).
Los perros pasaron de largo, patinando con sus garritas en el suelo por unos segundos antes de alcanzar a lograr la curva necesaria para regresarse hacia su presa, la cual, por cierto, había alcanzado con su salto un basurero levemente oxidado y ahora intentaba escalar por él. La situación sin dudas iba a mejorar, pero las mascotas eran rivales de cuidado, y se lo hicieron saber con un par de mordiscos que sujetaron uno de sus zapatos antes de que pudiera alcanzar su preciada seguridad. Aunque claro, dada la presa, el zapato de la misma no podría soportar más de dos mordidas apresantes a la vez. Era realmente algo maravilloso ese zapatito, aunque hay que hacer énfasis en el término que recién usamos, “era”.

- ¡P-Paren, por favor! ¡Aah! – Imperó sobre los animales sin éxito, y recibiendo con un enternecedor chillido una violenta sacudida de sus nuevos amigos tras ello. Los dos bichos arrugados que no consiguieron el zapato no se quedaron atrás, acompañando el jolgorio con ladridos relajantes para mayor confort. –  Esto… no podría ser peor… - Protestó para sí misma la muchacha que ahora se jugaba la vida de su pie y vivía con pesar la perdida de ese zapatito que, seamos sinceros, era una monura de calzado.

Spoiler:
Off:
Zapatito... (?)
avatar
Yuriko
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 56

Ver perfil de usuario http://wharomaru-zhamal.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Inm Ebonfear el Jue Oct 16, 2014 2:45 am

Como nuevo que era en la ciudad permitirse trabajar al aire libre no podía, ir preguntando de esquina en esquina por enemigos a los que cazar tampoco era algo eficiente, ergo Inm prefirió mantener un perfil bajo, una carta de presentación que únicamente entregaba al demonio o ser que se atreviera a perturbar la paz social que el muchacho buscaba.

Su vida había comenzado en el bosque, donde el equilibrio rige todo estatus social, donde el zorro no caza más de lo que puede comer ni el grillo canta más de lo que desean oír, con el ideal de un mundo similar en la caótica civilización humana había llegado hasta ahí, pero hasta ese día no se habría enterado que tanto caos, esa distopía excesiva era lo que hacía a los humanos, para muchas otras razas, deliciosos, amigables, suculentos.

Y por interés se mantenía al filo del anonimato.

Un interés por aprender sobre la raza que en más de una ocasión había seducido a dioses, ángeles y demonios por igual.
Y ahora le estaba seduciendo a él.

Aquel día le había despertado sobre el techo de una iglesia, como siempre, bajaba hacia alguna casa con escasos habitantes o al mercado, conseguía algo de sustento con el mayor sigilo posible y regresaba a las alturas, donde gracias al tamaño de las construcciones, era difícil de ver. Muchas veces acostado, tardes sentado y durante las noches tal vez de pie, vigilando, observando, en ocasiones persiguiendo y muchas más luchando, su vida se resumía a escribir un concepto de la condición humana en su cabeza, algo muy diferente de lo que habría aprendido de sus padres holandeses.
Desde su llegada comprendió que su vida había transcurrido sin los incomprendidos problemas que en SilentSoul se podían ver a diario: hambre, seres intercambiando saliva, gente con túnicas gritando en templos y criaturas que según había escuchado eran llamados demonios.

Por ello, su arco, las flechas, un poco de habilidad y un demonio eran suficientes para entretener sus noches, pero durante el día imitaba a las gárgolas que como vigilantes eternos permanecían por encima de la gente.

Sin embargo, ese día estaría lejos de ser aburrido.
Habría visto peleas callejeras, hurtos y más de algún intento de asesinato que él mismo lograba frustrar, pero jamás la cómica escena de una niña resbalando, levantándose y corriendo hacia un bote de basura.- Je… - Esbozó una sonrisa y luego rió; una risa suave que duraría poco tras ver cómo cuatro deformes criaturas se acercaban a la adolescente de cabellera extravagante y le atacaban.

- Demonios.- Sentenció al instante.

¿Qué harían cuatro demonios en pleno día? Aunque debía admitir que la apariencia de estos era tierna en comparación a los demás que había cazado, sin embargo la niña estaba en problemas y nadie más parecía oír sus aterrorizados gemidos, sin pensarlo dos veces, como tres noches antes que salvó a un perrito chihuaha de ser devorado por un demonio, saltó al vacío que existía hasta el suelo.

Su cabello largo era empujado violentamente hacia atrás por el viento que inútilmente chocaba contra él para detener su caída, la superficie de la ciudad se acercaba, junto con los demonios y la asustada víctima y fue cuando:

Solo a seis metros antes de caer hizo acopio de su hechizo Salto, apareciendo en una de las paredes , deslizándose por la misma para aminorar la energía cinética que le acompañaba junto con sus ganas de salvar el día. Sin tardar en reaccionar, saltó hacia las criaturas que atacaban a la niña y atrapó las primeras dos, las que sujetaban el cadáver de un zapato y jaló de estas para lanzarlas hacia la carretera por la cual se entraba a tal callejón, pateando la tercera y sacando su arco y flecha con un dinamismo sin igual, apuntando al cuarto “demonio”.

Se mantuvo unos segundos en silencio y después de ello gruñó de manera lenta y amenazante, cual oso grizly, sin dejar de apuntar al único de aquellos caninos que no había sido agredido aún.
avatar
Inm Ebonfear
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Yuriko el Jue Oct 16, 2014 1:42 pm

Volaron cual grotescos bodoques de masa, masa al impactar en el suelo produjo un sonido seco. Perro que ladra no muerde, y perro que muerde, tras recibir semejante colleja, huye despavorido y con la cola entre las patas. El último de ellos había quedado anonadado ante la golpiza propiciada a sus compañeros, por lo que pegó media vuelta y se dio ahora él a la fuga, soltando chillidos por el camino. La chica, por su parte, no se diferenciaba demasiado de ellos al observar a su salvador espantar a las bestias que habían acabado con su tierno zapatito.

Así pues, sin corromper con alguna mugre su puro calcetín, bajó el pie con el que se aferraba al basurero y se soltó de este con sus manos, admirando al sujeto de armadura y pinta sospechosa que acababa de salvarla. Lucía como un guerrillero que se había retirado de Centroamérica para dedicarse a la vida citadina, cual vigilante que trabaja por encargos en diversas áreas del sector negro. En ese instante una fugaz y descabellada idea fue lo que se cruzó por su muy cabellada cabeza. ¿Y si en realidad había venido por ella? Era algo sumamente normal pensar que el secuestrar a la hija de un importante empresario, como lo era su padre, significara una gran suma como petición por su libertad. ¿Qué haría con ella entonces? ¿Llegarían tan lejos como cuentan en los sitios más bajos de internet? ¿Sería gente tan salida mentalmente como para hacerle algo así a una niña? ¡Aún peor! No quería por nada del mundo que su padre pagara algún rescate por su culpa. Su opción era una sola, entonces.

- Gracias… - Habló algo nerviosa, pero con la vista fija en el chico. Si pie descalzo aún seguía en el aire, mantenido solo por el equilibrio impecable que ella poseía. – De verdad… ha sido una suerte que llegaras ahora… - Suspiró al tiempo que el chasquido de una tabla quebrándose tras el basurero sonara sin razón aparente.
avatar
Yuriko
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 56

Ver perfil de usuario http://wharomaru-zhamal.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Inm Ebonfear el Jue Oct 16, 2014 8:55 pm

- A tiempo.- Explicó el muchacho con su rostro cubierto hasta la nariz por aquel traje de combate color azabache, acto seguido almacenó el proyectil que sirvió únicamente como amenaza para los ya inexistente enemigos, girándose para verla.- Pudiste morir.- Comentó.- Los demonios no salen de día.- Explicaba para escuchar el agradecimiento asustado de la joven.

- Suerte, no, eficiacia.- Respondió para segundos después miró el calcetín al descubierto y pronto el codo y parte de la falda que se encontraban sucias por el resbalar anterior.- La caída fue dura, ¿está bien? – Preguntó, con gentileza, hablaba con alguien presa del miedo, o eso pensó.

Después llevó sus manos hacia atrás para guardar su arco en su espalda.
avatar
Inm Ebonfear
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Yuriko el Vie Oct 17, 2014 9:14 am

El hombre de la armadura se mostró caballeroso, asegurándose de cada aspecto. El cuello de su traje le cubría hasta la nariz, y su cabello largo y opaco le ocultaba parte del rostro. Era una enorme cosa negra con placas metálicas por el cuerpo, a simple vista. Con un observar más detallado, notó una cicatriz en una de sus mejillas que el cabello no le alcanzaba a cubrir. Su mirada era intensa y sus ojos se mostraban penetrantes.

- Ah, eso… no hay problema, está bien – Se excusó sacudiéndose un poco, aún parada en un solo pie. Tras mirarlo aquel momento, pudo investigar su aura, aura por la cual fue capaz de leer todas sus intenciones, incluso algún que otro pensamiento debido a la transparencia con la que se mostraba aquel sujeto. Esto la impresionó aún más que sus habilidades, pues él no llevaba intenciones dañinas consigo, es más, ni siquiera era humano. - ¿Quién es usted? – Se limitó a preguntar con curiosidad, ahora más relajada.

Los perros que habían huido despavoridos ya no volverían, y el sol alcanzaba su punto más alto en el cielo en aquel momento, pese a estar oculto tras las nubes que nublaban el cielo y evitaban que su calor evaporase la humedad con la que los envoltorios de los helados causen problemas a las jovencitas.
avatar
Yuriko
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 56

Ver perfil de usuario http://wharomaru-zhamal.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Inm Ebonfear el Vie Oct 17, 2014 5:18 pm

El joven llevó sus manos hacia adelante, sacudiéndolas para liberar una descarga leve, mirando la sacudida anterior de la chica y la reacción de la misma que lejos de asustarse ahora mostraba un perfil relajado, curioso, nada habitual para la acostumbrada reacción de las personas que una vez rescatadas solían desmayarse, huir o gritar, pero solo en pocas situaciones, preguntar.

- Un cazador.- Respondió sin escrúpulos, agachándose para tomar el cadáver del zapato que luchó ferviente por defender a su dueña y lo sacudió para limpiar la baba en el mismo, luego lo acercó a Yuriko.

- Tome, es suyo.- Acercándole el desastre convertido en zapato.
avatar
Inm Ebonfear
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Yuriko el Sáb Oct 18, 2014 12:40 am

- Ugh… gracias… - Se lo pensó dos veces antes de recibirle el zapato, no sin antes esconder su mano en su manga para no entrar en contacto directo con el cadáver de cuero. Entre más le veía, mejor podía leer su aura, y más aprendía de él sin mediar pregunta alguna. Era claro que no provenía de la ciudad, era un muchacho no había llegado hace demasiado y vivía de sus trabajos como cazarecompensas en la ciudad. Sin embargo lo que más le inquietaba era su “no-humanidad”, ¿Qué significaba eso? Su lectura aural jamás se equivocaba.

Lo siguiente fue un reflejo que ni siquiera ella vio venir. Una acción que surgió desde lo más profundo de su ser, salteándose cualquier medida de seguridad, norma o regla moral que pudiera haberle limitado. Su mano se deslizó por el aire, extendiéndose a lo largo para afirmarse confiadamente sobre el pecho del muchacho. La información llegó a su mente en el acto. Se apartó de él con un leve susto, no solo por caer en la cuenta de su inconsciente actuar, sino también por comprender su verdadera procedencia.

Se produjo un silencio incomodo, pues ella había quedado sin habla debido a la impresión y a los nervios de tal hallazgo.
avatar
Yuriko
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 56

Ver perfil de usuario http://wharomaru-zhamal.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Inm Ebonfear el Dom Oct 19, 2014 6:23 pm

No podría decir que todo sucedió tan rápido.

Pero por primera vez en mucho, mucho tiempo el muchacho había sido sorprendido, esta vez por la siguiente acción que la desconocida haría contra este.

Había visto esa acción muchas veces, en las que un hombre comúnmente acercaba sus manos al torso de alguna mejor, pero nunca en sentido contrario; la reacción siguiente que observaba en tales situaciones era variada, como una cachetada, un abrazo o pocas veces una risa… sin saber cómo reaccionar, pero no necesitaría hacerlo pues tan rápido como le manoseó alejó su mano de él como si se hubiese quemado con el simple tacto.

La joven retrocedió luego, casi tan rápido que parecía caer, tomándole de la muñeca rápidamente para evitarlo, mirándole fijamente, acompañando aquel silencio con su penetrante mirada que había transmutado de calma a sorpresa.

Ahora también él había sido contaminado por la curiosidad.

- ¿Intenta violarme? -
avatar
Inm Ebonfear
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Yuriko el Lun Oct 20, 2014 3:04 pm

La pregunta del ente fue rotunda, inesperada y sumamente pretenciosa. Ella luego se miró la mano, imaginando que un gesto como había sido el suyo significaba algo similar al término que había empleado hace un momento. Retrocedió unos pasos, mirándolo incrédula. Su pura e impecable media ya estaba manchada por la mugre de la vereda, y por eso ya no había marcha atrás.

- Y-Yo no… - Balbuceó nerviosa - ¡Lo siento! – Exclamó entonces para así darse a la fuga por donde había venido, después de todo su casa ya no estaba tan lejos y allí tendría mayor protección que en un lugar tan abierto como ese.

Tras doblar en dos esquinas, cruzar tres calles y torcer en una esquina más a toda prisa estuvo ya en su mansión. Apretó rápidamente el timbre y en cuanto el encargado de recibir al llamado preguntó ella exclamó su nombre acelerada. Este le abrió en el acto, permitiéndole pasar al tiempo que revisaba sus espaldas en busca de aquel sujeto pervertido, sin verle.
Entró a casa y subió sus escaleras apresuradamente, llegando así al segundo piso en el cual se hallaba su habitación. Allí dejo su mochila apartada y abrió velozmente la ventana, para asegurarse nuevamente. Sobre el invernadero. Esa figura de armadura y traje oscuro le había seguido.

- Ay no… - Retrocedió levemente sin dejar de mirarle un tanto atemorizada.
avatar
Yuriko
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 56

Ver perfil de usuario http://wharomaru-zhamal.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Inm Ebonfear el Lun Oct 20, 2014 3:31 pm

La joven se dio a la fuga, aunque siquiera intentó perderlo de vista, correr de un lado a otro y cambiando la ruta solo unos metros creyendo despistar al cazador que más que un rescate se había vuelto una cacería, una cacería en busca de lo que aquella adolescente pudiese tener.

Saltar un par de edificios y detenerse frene a la residencia hacia la cual una jovencita asustada entraba, se dedicó a verle por unos segundos más y avanzó hacia el lugar desde el cual favoreciera su visión.
Ya encima de la construcción más cercana a la adolescente se dedicó a esperarle, pudo verle pasar por los  ventanales de la primera planta, cuando esta llegare a su dormitorio el joven cargaría una flecha y con tal confianza dispararía hacia el marco de la ventana, un proyectil que traía ensartado el difunto y heroico zapato con una nota escrita en la suela del mismo.

“Su patio, durante la noche.”
avatar
Inm Ebonfear
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Yuriko el Miér Oct 22, 2014 2:08 am

Desde pequeña fue consiente de los espíritus que habitaban el mundo, imperceptibles por cualquier humano normal. En su mayoría eran pequeños, y muy amigables, o hasta temerosos en algunos casos. Escasas veces había visto alguno agresivo, y en tales, varias veces los había logrado calmar con su toque maternal, pues era un hecho que podía ayudarles a alcanzar la paz. Nunca ningún espíritu le hizo daño, y mucho menos habían levantado un arco amenazando disparar una flecha en su contra.

- No va a hacerlo… ¿Verdad? – Musitó para sí misma sin creérselo. Aquel hombre que no era hombre le había seguido, y ahora le vigilaba desde la parte superior del invernadero de su padre, sosteniendo con firmeza un arco dispuesto a enviar una flecha en su dirección. El sonido del disparo fue tenue, pero el proyectil acercándose produjo un silbido que erizó los cabellos de la pequeña - ¡¡Kyaah!! – Retrocedió exclamando a todo pulmón, atemorizada, sin embargo la flecha dio en el marco de la ventana, con su zapato llevando una nota dentro.

Varias personas comenzaron a movilizarse por la casa – Esto es malo… - Se lamentó tomando la nota al tiempo que la puerta de su habitación azotaba la pared cual equipo Koreano azotando a uno Chino durante el campeonato mundial de algún juego online muy conocido. Ella se volteó ocultando el trozo de papel por inercia, encontrándose con su padre, un mayordomo y varias mucamas.

- ¡Hija! ¿Qué ha…? – Atinó a preguntar solo para notar la flecha fuera de la ventana. Se acercó a ella impresionado y la vio con sus ojos abiertos como platos. – Por Dios… ¿Yuri, estás tú bien? – La abrazó al instante, con el corazón en la garganta. Los empleados la apoyaron sosteniendo sus hombros y asegurándose de que no estuviera herida.

- E-Estoy bien papá… - Asintió aún impresionada por el susto.

- ¿Pero qué es esa flecha fuera de tu ventana? – Le preguntó su padre confundido, que ¿Cómo no estarlo? No todos los días algún inm-bécil le dispara una flecha a la ventana de tu hija casi matándola.

- ¿Es eso… su zapato, señorita? – Agregó el mayordomo, arqueando una ceja.

- No lo sé… es que… - Se giró notando que aquella figura ya no estaba allí – Es que hoy unos perros me comenzaron a seguir por la calle para atacarme… y  bueno… logré espantarlos pero creo que a su dueño no le gustó… L-Lo siento… - Improvisó alguna excusa sobre la marcha, acomodándose el cabello.

- Dios mío, ahora mismo hay que denunciar esto ¡Es atroz! – Comentó el padre indicándole al mayordomo que prepare la limusina - ¿Sabes quién es el dueño hija? ¿O al menos donde vive?

- N-No, no tengo idea, los perros… - Pensó un segundo alguna excusa – Los perros estaban en un parque por el que me gusta pasar… - Suspiró. Odiaba mentirle a su familia después de todo ¿Pero quién le iba a creer que una cosa no-humana como esa le habría seguido hasta allí por quién sabe cuál razón?

- Vale, me asegurare de que todo esté bien vigilado – Le afirmó besando su frente – Ten mucho cuidado, que Rosal y Marie se queden cuidándote ¡Vamos, Rupert! – Indicó a sus empleados, que asintieron en el acto.
Así pasó el resto del día. Yuri no tuvo manera de quitarse de encima a sus dos mucamas que, si bien jamás le cayeron mal y bien eran amigas, le resultaba una plasta ser vigilada todo el día. Sin embargo eso no evitó que se enfocara en investigar aquella criatura, cuya información era detallada en ciertos aspectos, pero muy confusa en otros.
Su biblioteca era imponente y extremadamente completa, y sus secciones estaban rellenas de modo que cada una cubriera por sobras el tema. En ese lugar había unas estanterías “ocultas”, por así decirlo. Estaban en una esquina apartada y oscura, donde la luz de las ventanas no alcanzaba a iluminar y por ello al limpiarlo no quedaba del todo bien. Aquella zona era perfecta para los libros que guardaba. Libros sobre entidades, eventos paranormales, casos que la ciencia jamás pudo explicar y similares. Sin dudas su padre fue quien les pensó el aquel lugar.

Allí investigó impetuosamente al muchacho, buscando por cada cosa que había aprendido de él. Huerfano, no-humano, fuerza sobre humana, proveniente del bosque, cazador de personas, gran arquero – Padres de… - se detuvo - ¡Claro! Esa es la sensación que me daban sus padres – Afirmó en voz alta mientras leía y pensaba al mismo tiempo. Sus mucamas la observaron incrédulas, pues jamás supieron del “gusto” de la chica por este tipo de temas, y mucho menos que le motivaran tanto.

- ¿Qué lees, Yuri? – Le preguntó una con cierto interés.

- Ah, investigo sobre apariciones sobrenaturales – Explicó – Específicamente aquellas que traten sobre criaturas humanoides capaces de usar herramientas o hasta vestir ropa.

- Uh… ¿Existen cosas así? – Se extrañó ella mientras la segunda la miraba sin comprender nada.

- Pues, en los libros hay imágenes de monstruos como los sátiros, los neflims, las sirenas, las banshees, los orcos, los goblins y demáses que no son del todo humanos… pero es lo más cercano a lo que busco... – Meditó ojeando el libro y con una mano en el mentón.

- ¿Y los ángeles? – Agregó Rosal con una mirada para Marie – Esos paracen muy humanos para mí – Rio un poco.

- Sí, es cierto – Asintió Marie.

Los ojos de Yuri se iluminaron en el acto - ¡Eso tiene sentido! – Dijo cerrando el libro de una sola vez para luego levantarse y dirigirse al segundo piso de la biblioteca. El área que contenía los libros sobre diversas religiones del mundo era su objetivo. Las mucamas se asombraron ante su reacción, pero le siguieron, entretenidas por la búsqueda de la chica.

La muchacha rebuscó libro por libro antes de detenerse en uno solo “El Cielo y el Infierno: Dos Mundos”. Era completamente lógico para ella ahora. La información que había recibido la confundía desde el principio, principalmente por las imágenes que debían ser sobre su madre y padre, eran representadas por un punto de luz muy blanca y brillante, y otro muy negro y oscuro respectivamente. Ambos giraban alrededor del otro, y bajo ellos se encontraba lo que sería ese chico recién nacido, dejado a una familia que vivía en una tribu no muy lejos de allí. Si lo que pensaba era correcto, los cabos estarían atados y ella podría buscar información específica sobre él, y el libro que leía ahora mismo se lo estaba facilitando.

Un ángel por madre, un demonio por padre. Un híbrido era lo único que podía resultar de tal ecuación. Un híbrido dejado de lado por ellos… ¿Por qué? ¿Por ser una aberración a lo que dictan ambas caras de la misma moneda? ¿Por qué sus líderes no permitirían que exista tal aberración? Quizás solo era uno de ellos quien quería protegerlo… quizá…

La noche cayó, y las mucamas se habían dormido allí mismas. La ojerosa chica que apenas había pestañeado por leer buena parte de los libros allí había aprendido lo suficiente, y se sentía lista. Pronto fue la hora de la cena, y allí fue interrogada nuevamente por sus padres, uno más preocupado que el otro. Ella les aseguró que estaría bien para calmarlos. Sin embargo ni ella misma estaba segura de ella.

Así pues, habiendo cenado y alcanzando las 12 de la noche en el reloj, se dispuso a subir a su habitación una vez más, buscando algo de su cajón que pronto guardó en su bolsillo. Estaba nerviosa e inquieta, pero decidida. Miró por la ventana, sin ver a nadie. Si iba acceder a su invitación, debía ser precavida, ahora más que nunca.
Salió de su cuarto a las 12 y cuarto, cerrando su puerta con suma cautela para no despertar a nadie. Sus padres fueron a dormir una hora atrás, y si no habían conciliado el sueño seguramente estarían viendo televisión o… es mejor pensar que verían televisión. Caminó sigilosamente por la alfombra del pasillo, zapatos en mano para atenuar el sonido de sus pisadas, asomándose en cada esquina hasta llegar a la escalera, bajo la cual conversaban soñolientos el mayordomo Ernest y el mayordomo Miguel, acerca del incidente de ese día. ¿Cómo pasaría frente a ellos ahora? Se preguntaba, descifrándolo a los pocos segundos. Su conejo, mofletes, la había seguido desde su habitación y se acercaba olfateando el camino hasta ella.

- Bien Mofly, debes ayudarme con esto ¿Si? – Indicó con un susurro para luego dejarlo avanzar la escalera hasta los mayordomos.

Sin más, Yuri fijó la mirada en el animalillo. Este, sin previo aviso, se acercó hasta una columna que hacía de sostén para un jarrón muy refinado, pintado con adornos y tramas diversas. Yuri cambió de objetivo, esta vez enfocándose en el jarrón. Este se movió levemente, pero luego se arrastró por sí mismo, bueno, por sí mismo y por voluntad de la muchacha que lo movió lentamente hasta abandonar la seguridad de su superficie plata para deslizarlo con cuidado hacia el suelo, provocando que lo golpee, más sin romperlo, y así llamando la atención de los mayordomos.
Estos se acercaron al lugar para tomar a Mofletes y para llevar el jarrón a su lugar, esa fue su oportunidad.

Cruzó las escaleras y se escabulló por detrás de ellas hasta la salida trasera de la mansión, llegando por fin al jardín. La noche no estaba muy nublada y las estrellas se escondían ante las luces de la ciudad que lograban divisarse a lo lejos. El césped, los arbustos y los árboles ya eran bañados por el rocío y el aire comenzaba a refrescar en la noche. Se sentía observada, pero no por los guardias de las entradas, sino por algo más.
Caminó por el jardín entonces, sintiendo el cantar de los grillos al tiempo que se ocultaba detrás de los arbustos que eran grandes como ella, algunos hasta más, para evitar ser vista por los guardias. Llegó finalmente a la fuente que no para de funcionar en ningún momento. El lugar era amplio y bajo la fuente se extendía un círculo de cerámica que acababa con dos bancas, una a cada lado, y dejaba lugar al césped un metro más allá de su centro. Los arbustos rodeaban el lugar y estaban recortados en cuadrado, pero solo cuatro llegaban a medir más de dos metros, dándole simetría al lugar.

- Bien… aquí estoy… - Suspiró en silencio, manteniéndose a la sombra de una de las plantas altas para no ser vista.


Última edición por Yuriko el Miér Oct 22, 2014 8:54 pm, editado 1 vez
avatar
Yuriko
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 56

Ver perfil de usuario http://wharomaru-zhamal.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Inm Ebonfear el Miér Oct 22, 2014 8:44 pm

Disparar y saltar, disparar y saltar tras el invernadero, técnica tan sencilla como eficaz para despistar a cualquier ser vivo, o muerto.
Y esta vez también fue suficiente para evitar ser divisado por los guardianes de la señorita.
Una señorita que por sus reacciones y preguntas habían logrado cautivar al híbrido, cuestionarse nuevamente como antaño, despertar las dudas que emergían en torno a sus habilidades.

Poseía mucha más fuerza que cualquier animal que pudo haber cazado, su vista superaba endiabladamente a cualquier halcón y su destreza, inigualable por otro ser humano; lo que convertía su existencia en un enjambre de adulaciones, muchas veces llamado "Protector" y en otras "Destructor".

Pero ninguno de los bandos celestiales respondió cuando acudió en busca de respuestas.

La  duda en los primeros años de razonamiento fue más allá que cualquier necesidad vital, como cualquier ser racional, el ansia de responder a la pregunta nunca jamás respondida por el mundo entero.

“¿Qué soy yo?”

Bajo esa duda creció, entrenó y por sobretodo, preguntó, no obteniendo nada más allá que habilidades, músculos y sermones existenciales.

“Tú eres lo que crees ser.” Le dijo el chamán de la tribu.
“Un hijo de la tierra, eso eres.” Respondió el curandero.
“Un genio de las armas.” Le animó el herrero.
“Un cazador.” Insistió su instructor.


Sin embargo, no importa que respuesta recibiese, ninguna en lo absoluto le dejaría algún día satisfecho, pero logró sentirse identificado con la última de estas descripciones.

Y con el tiempo olvidó ese tormento.

Hasta el día en que cierta niña sin cierto zapato con cierta cabellera proveniente de ciertamente alguna peluquería de incierta procedencia se atrevió a formular cierta pregunta.

Los actos que luego precedieron a la interrogante fueron claros, la expresión de la inusual “víctima” creaba una atmósfera que él conocía muy bien.

“Ella lo sabe.”

El impulso que le dominó fue poderoso, como la sola idea de perder sus respuestas al verla escapar.

Después de entregar el mensaje se escabulló por la ciudad en un intento de salvar otra criatura que pudiere ser atacada por aquellos demonios de cachetes deformes, esperando que la noche llegase y junto con ella, las respuestas que el híbrido con ansias buscaba.
Sin embargo, esperarla no fue tarea fácil una vez la noche avanzada se volvió, la seguridad estaba redoblada y el jardín muy bien custodiado, así que en más de alguna ocasión tuvo que actuar de manera hostil, llegando hasta la fuente, con varios soldados habiendo sido dejados inconscientes.

Cuando Yuriko pasara por algunos lados del jardín encontraría guardias sentados con cierta pose reflexionista, otros de pie sin embargo, todos inmóviles, todos dormidos.

Un pequeña descarga se escuchó a su lado y la sombra reflectada por uno de los grandes arbustos pareció liberar algo lentamente, una forma humanoide, la forma del arquero lanza botas y una bolsa con manzanas, extendiéndola hacia ella.

- Para tí.- Pronunció poco después.
avatar
Inm Ebonfear
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Yuriko el Miér Oct 22, 2014 9:06 pm

- ¡Hnn…! – Se mordió la lengua para evitar lanzar un grito, al tiempo que guardaba una mano en uno de sus bolsillos y saltaba con ímpetu hasta uno de los bancos cercanos a la fuente para alejarse del cazador. Comenzaba a molestarle. Le comenzaba a molestar sobremanera el modo en que aquella cosa se propasaba ¡Aún si no tenían mala intención! Pero mantener la calma era su mejor opción en ese momento.

- Vi cómo dejaste a los guardias por el jardín… - Mencionó con cierto tono molesto – Mi familia les paga para cuidarnos… ¡No puedes venir y golpearlos así como así! ¡Tienen familia! – Le regañó sin bajar la guardia, mirando de reojo de vez en vez hacia los lados con desconfianza – Pero bueno... ya estás aquí, así que ve al grano… ¿Qué quieres de mí? – Lanzó ahora una pregunta directa y filosa, enfrentándose a él - ¡Y nada de trucos! Ya sé lo qué eres… - Amenazó al final.
avatar
Yuriko
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 56

Ver perfil de usuario http://wharomaru-zhamal.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Inm Ebonfear el Miér Oct 22, 2014 9:12 pm

- Ninguno fue golpeado.- Respondió con simpleza al verle alejarse, acercándosele nuevamente, ofreciéndole la bolsa de manzanas.

No le tomó importancia a los siguientes regaños de la chica, pero detuvo su avanzar al escuchar el interrogante que la adolescente había hecho, la reacción de este fue tal que su mano derecha que estaba libre no pudo evitar liberar un chispazo azul, ansioso.

- Trueque.- Sugirió luego.
avatar
Inm Ebonfear
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Yuriko el Miér Oct 22, 2014 10:35 pm

Ante su oferta, ella apretó los dientes, nerviosa ¿Siquiera sabía lo que es un trueque? Daba igual, la oferta era absurda. Ella tenía la ventaja por sobras, ahora lo sabía. Su “trueque” no podía significar otra cosa más que el interés por su parte por conocer su información. Es decir, ella tenía algo que él quería y, por tanto, se hallaba un paso adelante.

- ¿Un trueque? Ni hablar – Sonrió con cierto aire pretencioso – Ahora responde a mi pregunta… - Insistió apoyándose en el banco, un tanto más relajada, pero aun así a la defensiva.

Los guardias lejos del perímetro no sospechaban nada, pero tarde o temprano alguno hallaría a sus compañeros inconscientes, y sonaría la alarma. El tiempo era limitado y ella lo sabía, pero ahora que tenía la delantera no iba a desperdiciar la oportunidad de poner en su lugar a ese acosador, por más monstruoso que pudiera ser.
avatar
Yuriko
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 56

Ver perfil de usuario http://wharomaru-zhamal.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Inm Ebonfear el Jue Oct 23, 2014 2:12 pm

El muchacho había sido instruido sin ejemplares que le contaminasen con defectos del primer mundo, como es la inmpaciencia, el chantaje, creando de tal manera un ser incorruptible; un ser que no cede ante el peligro o amenazas, inmpasible ante las mismas.

Pero aquella chica, aunque frágil de aspecto, sagaz de espíritu, tanto que hasta aquel momento Inm estaba en una situación muerta, no podría acceder la respuesta que buscaba si no cumplía con seguramente un capricho desenfrenado de la adolescente. No tenía otra opción.

Por suerte nunca fue entrenado en la tortura o algún arte siniestro.

- Fui nombrado como Inm Ebonfear.- Se presentó..- Más nunca se me dijo cual era mi propósito o fin en este mundo, dado que no soy humano, necesito saber cual es mi posición en la escala vital, por ello...- Añadió para luego responder.- Quiero saber qué soy.-

Intentó articular con tranquilidad y elegancia aquel cúmulo de letras apenas comprendidas por él, tenía que ser amable, no mostrarse emocionado ante la idea de que la verdadera respuesta estaría al fin a pocos metros de él. Sin poder alcanzarla aún.
Su brazo derecho liberó otro chispazo más, sin poder evitarlo.
avatar
Inm Ebonfear
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Yuriko el Jue Oct 23, 2014 2:28 pm

“Mal momento para ser tan empática” pensó la niña tras oír a Inm-comprendido sujeto. Su lectura de aura volvió a indicarle que no mentía, más aún, se estaba esforzando por mantener la calma y no asustarla más. “Quizá fui un poco cruel…” meditó para sí misma. Si lo veía bien, ahora mismo él se veía como un cachorrito golpeado implorando por comida. Finalmente, ya no tenía por qué dudar de él, aunque aún inconforme.

- Bien… - Suspiró – Pero antes, quiero saber por qué me has citado en mi jardín a plena noche… con una flecha… - Apartó la vista acordándose del susto en su habitación de esa tarde – Es decir, dudo que sigas a la gente a su casa y les dispares con tu arco todos los días – Comentó sarcástica - ¿Por qué yo? No tenía idea de qué eras cuando te vi esta tarde, lo descubrí en casa… Luego de que casi me mates – Rio echándoselo en cara de nuevo.
avatar
Yuriko
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 56

Ver perfil de usuario http://wharomaru-zhamal.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Inm Ebonfear el Jue Oct 23, 2014 2:39 pm

- Estaba muy lejos para gritar.- Respondió, acercándose nuevamente para ofrecerle las manzanas una vez más.- Y los jardines son apetecidos por los jóvenes para estar a solas.- Explicó.
Un hecho que había observado en más de una ocasión.

- Tu mirada.- Añadió luego.

- ¿Trueque? - Sugirió esta vez al notar que la joven cambiaba de opinión.
avatar
Inm Ebonfear
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Yuriko el Jue Oct 23, 2014 3:44 pm

Ella recibió las manzanas con resignación, sin dejar de oírle. Le alivió saber que no las había robado. Alguien normalmente dejaría el mensaje en el marco de la ventana, o a los guardias, o algo así, seguía pensándolo, pero no había por qué darle más vueltas. Se apartó del asiento, aún cruzada de brazos cuando oyó su testimonio final, ruborizándose, aunque de forma leve, en el acto.

- No creo llegar a nada más lejos que esto si continuo interrogándote – Afirmó confirmando de nuevo que no viniera nadie – Así que oye bien, pero mantén en tu mente que son solo teorías mías basadas en lo que sé de ti hasta ahora – Le advirtió antes de revelarle la verdad – Me costó pensarlo en principio, pero luego cobró sentido… y aunque me extrañe mucho tu historia, esto es lo que más probable podría ser… creo que eres…

Como si nada, la voz de la chica fue cubierta por el poderoso grito del dueño de la lámpara que ahora apuntaba Inm a sus espaldas.

- ¡Aquí, rápido! – Exclamó este a todo pulmón.

Ella ahora tenía una fracción de segundo para reaccionar, aunque no quería dejar colgado al muchacho de quien se había apiadado finalmente. La resolución del problema en su mente fue simple, pero no podía equivocarse. Así que actuó sin demora.
Avanzó hacia él velozmente, cuidando que el guardia no la viera por estar detrás, para así empujarlo, aprovechando la distracción, presionando su pecho y desestabilizándolo. Lo más complicado era el inicio, sin dudas, pero por lo visto, resultó perfecto. El híbrido desestabilizado cayó contra el guardia, que apartó la linterna por el golpe, cayéndose al suelo junto a él. Ese instante sin iluminación fue todo lo que ella necesitó para huir sin ser vista, pero las demás linternas se acercaban al centro del jardín y debía evitarlas si quería que todo saliera bien.
Cruzó por un camino hacia otro arbusto, dejando al primero de los guardias atrás. Otro se acercaba por ese lugar, asique cambió la dirección hacia donde iba el guardia anterior, ocultándose del lado contrario. Venían dos más, y ella estaba junto a uno de los guardias inconscientes. Con un suspiro lo dejó frente a uno de los caminos que conducían al centro, y ella se marchó por otro que le dejaría rodear a los guardias que ahora estarían distraídos con su compañero dormido.

Ella había logrado entrar a su casa. Solo esperaba que el mensaje haya llegado bien y que el salvaje muchacho lo haya comprendido pues, no fue solo un empujón lo que le había dado. Al tocarlo, pudo usar su habilidad para imponer un pensamiento en él, tal y como imponía los suyos en objetos que obedecían. Tal y como si se comunicara mentalmente “Mañana a las 3pm, ven a mi casa y preséntate como el compañero de intercambio ante la puerta ¡Toca el timbre antes y asegúrate de no traer esa armadura a la vista! Me haré cargo del resto” fueron las palabras que llegaron a la mente de Inm en ese segundo. Ahora solo debía escapar sano y salvo.
avatar
Yuriko
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 56

Ver perfil de usuario http://wharomaru-zhamal.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Inm Ebonfear el Jue Oct 23, 2014 8:36 pm

La embestida fue sin duda algo que no esperó debido a la complexión que su acompañante poseía y mucho menos pensó que esta tendría el conocimiento adecuado para embestir majestuosamente.

Lo próximo que sintió fue su caída siendo amortiguada por un soldado y su cabeza llenándose del mensaje que lo haría levantarse rápidamente de aquel lugar, saltando lo más lejos posible del guerrero recién derribado, corriendo en dirección contraria a Yuriko.
No sería la primera vez que huía.
Corrió por los jardinez a una velocidad inmposible para la raza humana, sin poder ser alcanzado.
Su carrera terminó cuando apoyándo uno de sus pies en una banca la utilizó cual apoyo para saltar por encima de la muralla que protegía el lugar, desapareciendo limpiamente tras el uso de su magia para "saltar" hacia el interior de una casa que se encontraba cruzado la calle.

"No es normal." Dedujo sorprendido antes de reanudar su marcha pocos segundos después.

Y durante el transcurso de lo que sería una noche con pronósticos de cielos nublados y bestias en leve cantidad el joven se mantendría pensando sobre el encuentro que había tenido.

El nuevo día recibiría al señor de una tienda de ropa con un par de artículos menos, un par de guantes, la bufanda gruesa de color negro que alguien le había pedido apartase, un pantalón azul oscuro y una chaqueta de cuero color azabache. Los zapatos con suelas de acero hacían juego al traje que había conseguido, esperó hasta la hora predicha por la recién conocida.

Llegó tras esperar a que el sol estuviese en el ángulo que indicare la hora correcta y se acercó, caminando paralelo al límite indicado por un cerco gigantesco, buscando la entrada en un intento de ingresar por primera vez en mucho tiempo, algo que nunca antes había hecho antes de ese día: Pedir a que le abriesen la puerta.

Tocó el timbre después de una par de minutos, habiendo descubierto la forma y funcionamiento del mismo después de observar cómo un sirviente entraba al lugar usando tal procedimiento, no sabía qué era un timbre hasta ese día.

- Identifíquese.- Se escuchó por el radioparlante.

Durante unos segundos el muchacho permaneció en silencio, anonadado al imaginar el diminuto tamaño que la persona atrapada en aquella caja tendría, recordando luego las palabras de Yuriko.

- El compañero de intercambio.- Explicó el joven al instante, y sin saber qué más hacer, esperó, con el cabello cayendo por su rostro cubriendo parte del mismo con gruesos mechones largos que por la parte trasera llegaban un poco más abajo de sus hombros.
avatar
Inm Ebonfear
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Yuriko el Sáb Oct 25, 2014 9:42 am

- Muy bien, pase usted – Sonó un chasquido y luego un timbre que movió las rejas para darle acceso al muchacho dentro de la mansión.

Al avanzar se cruzó con algunos guardas que le vieron anoche, aún confundidos por su encuentro. Para su suerte, la oscuridad, su armadura y el ajetreo de entonces jugaron a su favor, y ellos no le reconocían en absoluto, pudiendo pasar frente a ellos sin problemas, llegando así a la puerta principal de la mansión. Dos enormes tablas de madera redondeadas en la parte superior, adornadas con tramas y cortes perfectos al frente y por detrás para darle ese toque refinado.

Esta se abrió, mostrando a un hombre de edad mayor y traje tras ella. - ¡Sea bienvenido! – Le saludó este, luciendo su larga barba anudada al final y su cabello lacio y pelirrojo bien peinado.

Este le condujo por el hall, en el cual había una escalera muy ancha por la izquierda, detrás de ella un pasillo con retratos e imágenes colgadas en la pared. A la derecha destacaban unos cuentos sofás con una mesa de te en el centro, adornadas con bordes pintados. Podía notarse a simple vista que la tela era de la mejor calidad. Frente a la mesa y las escaleras, una larga mesa rodeada por más de una docena de sillas, sin dudas, sería la mesa utilizada para banquetes importantes por la familia. Finalmente había varias puertas, una a la derecha, otras tres en la pared del fondo y dos más en la pared derecha. El piso superior se reducía a un pasillo que se extendía a cada lado para dejar lugar en el aire a un elegante candelabro.

- Toma asiento – Indicó amigablemente el hombre al chico para que se acomodara en uno de los sofás, mientras él tomaba su lugar en el suyo – Mi hija me habló de ti, espero que el viaje haya estado bien – Rió un poco – Anda, cuéntame sobre ti.
avatar
Yuriko
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 56

Ver perfil de usuario http://wharomaru-zhamal.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Inm Ebonfear el Sáb Oct 25, 2014 2:21 pm

No era la primera vez que jugaba el papel de un mimetizador, pero sí la primera en que se ocultaba con una identidad falsa ante humanos. Nunca antes había tratado con humanos, no a un nivel tan cercano.

Sin embargo, su porte no tembló en ningún momento. Llevando consigo un estuche circular, largo y ancho en el cual escondía su carjac y arco, llegando a la puerta que le recordó a las iglesias donde comúnmente los demonios solían atacar más.

Para su sorpresa cuando la puerta fue abierta se encontró con la sorpresa de que la persona que le recibía no llevaba un vestido, mucho menos una cabellera en forma de estrella. Sus ojos estudiaron dudosos a la criatura que frente a él se encontraba, sorprendido.

"Sin duda es un formidable guerrero."
Pensó el joven al recordar que en su tribu los guerreros que perdían un combate eran obligados a despojarse de tal atributo, siendo por ende los más fuertes, aquellos que poseían una cabellera facial en cantidad.
Sus conjeturas aumentaron cuando vio la mesa de banquetes, en el que seguramente el hombre reuniría a los allegados para celebrar cada victoria.

Y Como cazador que era, había aprendido a memorizar cada lugar en el que estaba pues como tal oficio, el paisaje influye en todo lo que se hace, en especial cuando cazas criaturas pequeñas.

- No tengo sed, gracias.- ante la oferta del hombre para sentarse, buscando su sitio en uno de los muebles al verlo acomodarse de igual
manera.

– Anda, cuéntame sobre ti.-

Lo que sucedió después fue sin duda algo que provocó que el muchacho mirase hacia atrás durante unos segundos, esperando a que Yuriko apareciere por el pasillo superior.

“Ella dijo que se encargaría.” Gruñó para luego mirar al hombre durante varios segundos, en silencio.



Recordaría entonces lo que aprendió una vez de uno de los guerreros sobre el cortejo:

"- Imagina muchacho, la vida es una batalla siempre, todo el tiempo. Cuando naces, batallas contra la muerte, cuando creces, aprendes a batallar por aprender a caminar, interponiendo tu fuerza a la ignorancia, todo es una batalla y siempre se gana interponiéndose a tu rival, el coraje vence al miedo, la luz a la oscuridad y la cacería al hambre.- El guerrero soltaría una risa leve en aquel peñasco de hielo sobre el cual soltaba su discurso.- incluso las charlas, son un intercambio de palabras como choques de espadas sin igual, que solamente ganará aquel que tenga mayor elegancia y sabiduría en estas. Casi igual que las espadas, elegencia y técnica."

– Mi nombre es Inm Ebonfear.- Respondió luego.- ¿Y el suyo? -

No podría dejarse vencer, la barba de aquel hombre mostraba que seguramente era un hombre de elegancia y técnica.
avatar
Inm Ebonfear
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Yuriko el Dom Oct 26, 2014 8:26 pm

- Ebonfear – Repitió su nombre, buscando en sus memorias alguno similar – No había oído ese apellido antes – Rió luego – Soy el padre de la encantadora muchachita que vive aquí, Gerard Ayamiya, pero puedes llamarme Sr. Ger – Le guiño un ojo amigablemente.

En el acto, una tos proveniente del pasillo del nivel superior les llamó la atención. Era la dueña del cabello con forma de estrella, en un traje muy casual, aclarándose la voz con la mirada puesta en ellos.

- ¡Hija! Ha llegado la persona de la que me hablaste – Sonrió su padre.

- Eso veo – Mencionó ella manteniéndose refinada – Él viene de la Tribu Sidhei, papá – Habló bajando por la escalera para acercárseles, posando una vez allí la mano sobre el hombro del chico.
En ese instante volvió a sentir palabras metiéndose en su cabeza. “Anoche no tuve tiempo para pensarlo, así que pensé que sería mejor que seas mi guardaespaldas y no un compañero de intercambio en mi escuela, mi padre piensa que eres lo último”

- Sidhei… - Repitió el hombre frotándose la barba.

- Si, es un gran guerrero que se ha entrenado desde joven, y ahora trabaja como guardaespaldas personal – Indicó la chica soltándolo y luego sentándose junto a su progenitor - ¿Lo ves? Te dije que resolvería todo, ya no deberás preocuparte – Sonrió.

- Bueno, siempre has sido una pequeña genio – Le despeinó orgulloso - ¿Entonces este caballero cuidará de ti? Si es así que no se preocupe por el alojamiento ¡Esta casa tiene tantas habitaciones que no uno sabe qué hacer con ellas! – Rió con fuerza.

- Estoy de acuerdo, pero él aún debe aceptar el trabajo – Respondió la muchacha dedicándole una mirada al cazador.
avatar
Yuriko
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 56

Ver perfil de usuario http://wharomaru-zhamal.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Inm Ebonfear el Dom Oct 26, 2014 11:05 pm

Sin duda el joven desvió su mirada hacia Yuriko cuando le vio en escena, persiguiéndole con la mirada

El muchacho sacudió su cabeza con leve persistencia al sentir aquella invasión mental, aún no se acostumbraba a tal sensación, pero logró terminar con tal sacudida cerrando sus ojos por unos segundos, suspirando poco después.

Yuriko repitió las mismas palabras que la noche anterior, y efectivamente había cumplido con estas, logrando de una u otra manera que aquellas personas aceptaren su presencia.

La inmnesperada oferta llegó a oídos del muchacho que sin duda miró a Yuriko y luego al padre de esta, con la mirada fija en estos, luego cerró aquellos ojos apenas perceptibles por los mechones de cabello que le cubrían cual salvaje. ¿Realmente valdría la pena? Estaría aceptando un trabajo a cambio de lo que ayer por la noche estuvo a punto de escuchar. Estaría sacrificando su libertad a cambio de quizás dos palabras, como mucho tres, sus ojos bajaron, estudiando los guantes que traía, indeciso.

Luego recordó que esas dos o tres palabras eran todo lo que había estado buscando desde que tuvo uso de razón, y decidido asintió.

-Acep...to... - Pronunció lentamente, pues a pesar de querer al fin descubrir lo que era, no podía evitar sentirse encarcelado por su propia lengua, con su libertad amarrada al destino de aquella joven.

O eso fue lo que pensó.
avatar
Inm Ebonfear
Cazarrecompensas
Cazarrecompensas

Mensajes : 69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Yuriko el Dom Oct 26, 2014 11:48 pm

Tras meditarlo unos segundos el chico aceptó finalmente.

- Maravilloso – Sonrió la chica uniendo sus manos encantada con la noticia. Escena macabra, pues desde cierto punto de vista, la inocente jovencita acababa de adueñarse del destino completo de aquel ente sobrenatural, sin mediar a ningún tiempo de fuerza más que el de su propia mente.

- Eso es genial – Asintió Gerard - ¡Quisiera ver uno de esos movimientos locos de los que mi pequeña me habló! – Rió a continuación.

- Hmm, no lo sé… - Meditó la chica con su índice en el mentón – Bueno, para que mi padre esté completamente seguro y sin preocuparse será mejor mostrarle lo que sabe, Señor Inm – Sonrió levantándose.

- ¡Esa es mi hija! – Levantó los brazos eufórico, cual niño listo para ver el acto de un circo.

Sin más se dirigieron al jardín, pasando por donde la noche anterior el sujeto había knockeado a los guardias de seguridad y habían tenido su encuentro aclarador. Sin embargo, pasando más allá de la fuente, se acercaron a una cabaña ubicada en la punta derecha más alejada del mismo. El área entero estaba preparado para prácticas de diversa índole. Sea el arco, la espada, la lanza, o de tiro, cualquier arte marcial podía entrenarse allí. Al llegar, varios guardias les recibieron, extrañandos levemente por la apariencia del Inm-dividuo recién llegado, y algunos con el ego herido tras sentir que fueron “reemplazados”. Gerard les comentó la situación y les informó que harían una prueba, creándoles la ilusión de que si le derrotaban, él estaría fuera.

- Esto es lo que haremos – Les informó la chica que aparentemente ya tenía una idea en mente – Yo estaré justo allí – Indicó el centro de la pista de kendo – Con el Sr. Inm detrás mío, como si fuéramos casualmente por la ciudad, algo normal… pero entonces… - Señaló a dos arqueros - ¡Dos personas intentan cazarme desde los techos! Y en caso de que fallen… ¡Dos espadachines y un lancero más están listos para salir de sus escondites para finalizar el trabajo! – Movió sus manos hacia los tres elegidos – Protegerme de algo así debería ser simple para el Sr. Inm – Sonrió conspiradora para luego adelantarse al lugar. Los guardias asintieron decididos, procediendo a tomar sus lugares en el acto.

- ¡I-Igualmente no vayan a apuntarle a ella literalmente, eh! – Aclaró su padre algo preocupado, pero fiándose de las inm-presionantes habilidades del cazador. Dicho aquello se devolvió unos pasos para tomar asiento en una de las bancas del sitio.

- Cuando quieran chicos – Les informó la niña una vez Inm estuvo tras ella, mirándolo de reojo para luego susurrarle - Ni se te ocurra herirlos.


Última edición por Yuriko el Dom Oct 26, 2014 11:59 pm, editado 1 vez
avatar
Yuriko
Estudiantes de Silent Soul
Estudiantes de Silent Soul

Mensajes : 56

Ver perfil de usuario http://wharomaru-zhamal.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El Cazador y el Lirio

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.