Ultimos Temas
Reapertura [17/8]

Reapertura del foro!
Dominio personalizado!
Nuevos personajes Cannon disponibles
Nuevas tramas y actualizaciones
Anuncios
Our Staff
Gabriel
Admin
MensajePerfil
Amethyst
Admin
MensajePerfil
Gray
Admin
MensajePerfil
El staff esta disponible por me para cualquier duda que puedan tener. Si su problema es tecnico o no es personal se les pide que por favor utilicen el subforo de dudas /quejas y sugerencias ya que su duda podria ser tambien la de otro, de esta formar redistribuimos la información y ayudamos mas a nuestros usuarios. Agradecemos su colaboración
Links rapidos
Los reconocidos
Award
Award
Award
Los mas buscados
Wanted
Wanted
Wanted
Wanted
Normas Basicas
❧ Nada de Fisicos humanos, este es un foro anime
❧ El mínimo de líneas por post es de diez completas
❧ El tamaño predeterminado para los avatares es de 180x400 ni mas ni menos
❧ El tamaño máximo para las firmas es de 500x500 y se pueden tener máximo 2 en la firma visibles, si se quieren tener más se pueden meter entre Spoiler.
❧ Solo se puede mantener un maximo de 4 cuentas

Creditos & agradecimientos
El diseño del foro fue hecho por Sylver de Glintz, agradecemos a las comunidadesde Glintz por sus maravillosos tutoriales y trucos para nuestro foro y a la comunidad de Source Code por compartir los codigos que utilizamos para nuestro querido Silent. Las imagenes son de sus respectivos autores, solo fueron retocadas y editadas por el staff para mantener la armonia del foro. La trama es una ficcion original creada por el staff, con adaptaciones de otros escritos, modificados y adaptados a la ficción para nuestros propocitos. Agradecemos especialmente a Eniozu, Frejya, y Kata por su apoyo para nuestra comunidad. Y obviamente a todos los usuarios de Silent Soul que hacen todo esto posible.Ademas queremos incluir en la lista a nuestro corrector ortografico portatil (alias Gray) por su ayuda en la redaccion y correcciones para el foro. Gracias por ayudarnos a mejorarlo
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Nov 07, 2015 10:22 pm por  Invitado

» [Privado] El orgullo está para tragárselo.
Miér Ago 19, 2015 4:44 pm por  Inm Ebonfear

» Cry Out [Re-apertura]
Lun Ago 17, 2015 8:20 pm por  Invitado

» [Combate Privado] Encuentro Prevenido
Sáb Ago 15, 2015 1:13 pm por  Marcel Dumont

» Holas Sigue vivo el foro?
Mar Jul 21, 2015 10:07 pm por  Moira LeNoire

» Galerías Vaynese [Tema libre]
Lun Jul 20, 2015 6:25 pm por  Mila Vaynese

» Sobre cuantos personajes se pueden tener
Vie Jul 17, 2015 6:36 pm por  Asmodeus Loki Akibeel

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (élite)
Lun Jun 22, 2015 6:29 pm por  Invitado

» Fantasy based in reality // Afiliación Elite
Lun Jun 22, 2015 1:23 am por  Invitado

» Afiliación (Élite)
Jue Jun 18, 2015 11:52 am por  Invitado


Dante, King of Death

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dante, King of Death

Mensaje por Dante el Jue Feb 19, 2015 9:20 pm

■ Nombre del personaje: Dante

■ Avatar del personaje: Gilgamesh Fate/Series

■ Razones por la que quieres tomar el personaje: Siento que siempre hace falta ese factor bromista y caótico, en cualquiera de los bandos, un ser que juegue, y en su propio juego también sea una victima. Un demonio que no se considera como tal, pues es multifacetico, conocedor de la humanidad en su más baja miseria. Un simple loco que disfruta del desorden y las ideas arriesgadas.

■ Qué harás para hacerlo más interesante: Como dije, ser un ente del desorden, dándole dolor de cabeza a ambos bandos, con el mero objetivo de verlos destruirse, mientras ríe como un niño en una travesura. Sin lealtad a nadie más, ni siquiera a él mismo, que cada movimiento que haga ni siquiera el mismo lo adivine, para hacer del teatro un lugar lleno de risas y tragedias.

■ Conexión: Tres o cuatro dias por semana, desde martes a viernes, y a veces los domingos.

■ ¿Por qué escoger tu casting?: Porque simplemente soy Fabuloso.

■ Casting: Había ocupado ya varios avatares  lo largo de la historia, venerado y temido, un ser que podía ser tan benevolente como perverso, así había nacido Nergal, Hades, Anubis, Plutón, Mictlantecutli. Existió desde el principio de los tiempos, se encargó de tomar y custodiar las almas ahí donde su tortura no acabara hasta el día del juicio. Pero no hay que confundirse, gran diferencia había entre él, y el concepto de la muerte. Miró imperios caer, al final todos mueren, no había verdad más absoluta que esa, y para él, el simple hecho de ver la destrucción y congoja del hombre, era un placer que debiera disfrutarse con algarabía. ¿Quién eres tú rey sin corona? Dueño de múltiples títulos, pero carente de todos, alma precaria que vaga por la tierra.

Tamborileó los dedos en el respalda brazos del pulcro trono, mientras Minos recitaba los pecados de sus victimas.

Su aspecto difería mucho de aquel dado por la ignorancia del hombre, en su temor a morir. Cabello dorado, capaz de hacer palidecer al mismo sol, incluso al oro bullendo, la mirada escarlata destilaba prepotencia, y una sonrisa cínica llena de arrogancia absoluta, digna de un rey, el rey de los muertos, y aun viviendo en esa fosa nauseabunda, su piel mostraba un ligero tostado tornasolado.

Chasqueó la lengua en una denotación de fastidio ¿Cuánto tiempo había pasado ya?, para su naturaleza, pudieron haber sido milenios, o tal vez algunos minutos, desde que abandonara el mundo de los vivos. Pero algo se removió en su agudo instinto, retorció la sonrisa, mientras se levantaba dejando que su lugar se desvaneciera en cenizas, sus pasos crujían al romper las pilas de cráneos dispersos en el camino. El juez de las almas se abstuvo  de continuar juzgando a un pobre ingrato, pecador de suicidio.

Mi fiel amigo Minos, rey de creta, juez de mi jardín, dime, tú que escuchas a estos pobres infelices ¿Hay algo que le ocultes a tu rey?, —el silencio de Minos fue corto y a su vez largo, paradójico en si mismo.

No hay nada en sus terrenos que no se sepa mi señor,  —argumentó con estoicismo.

Suspiró fastidiado, recorrió a Ptolomea con placida calma mientras meditaba, con paso trémulo, un hombre delgado de piel grisácea se acercó, inclinó la cabeza con solemnidad, aun que el castañear de sus dientes lo delatara.

He escuchado algo sobre los hijos del rey, mi señor. —Caronte, el barquero, lo reconocería hasta en la oscuridad más abismal, ese pequeño saco de huesos que por unas cuantas monedas era capaz de vender a su madre—. Están inquietos desde que se fueron.

Arqueó las cejas con falsa sorpresa, eso ya lo sabía, había visto con sus propios ojos el caos propinado por los dos hermanos, hijos del creador, esos que se disputaban el control de la existencia como si un par de perros por un trozo de carne, se tratara.  Dejó escapar una risotada con sorna y palmeo la espalda del barquero.

¿Inquietos?, yo más bien diría ¡Paranoicos!, —la carcajada se volvió más sonora—. Imagina, nosotros pudriéndonos, mientras Dios y Lucifer se ríen a carcajadas de la miseria por la que sus reinos pasan, son perversos, un par de enfermos que se auto complacen con el sufrimiento ajeno. ¡Maestros del descaro! ¡Padre e hijo!

Cuando él se colocaba en esa faceta bufona, sabían que era el disfraz de su enojo, sus ojos ardían como las llamas del flegetonte, y cualquier paso en falso, costaría que sus cabezas terminaran rodando a sus pies, aun que eso era lo menos preocupante para dos entes como Minos y Caronte, la peor de sus caras era aquella capaz de crear la mayor de las torturas. ¿Qué castigo más desdichado existe que el olvido?, la desesperación de desconocerse a si mismo, sin saber a donde ir, o que hacer, el hecho de ni siquiera tener conocimiento de cuales eran tus necesidades más básicas.

Su tono ruidoso y caótico provoco el terror de las almas que huyendo, se mezclaban unas con otras provocando el desorden, Minos se horrorizo, su trabajo tal ver terminaría siendo el doble.

¿Qué es aquello que pasa por su mente? —el silencio abrupto dejo que las almas retomaran un poco de tranquilidad—. Usted siempre a estado pendiente de ellos.

Hizo un mohín en sus labios, dubitativo, sin retirar la mueca divertida. Sus dedos chasquearon, mientras Minos retrocedía asustado, un grito más y el desorden en el infierno sería tal, que la única preocupación de los otros demonios, no serian únicamente Dios y Lucifer.

Nada —respondió ceremonioso, su rostro retomo la compostura parca—. Pueden ir y destazarse como vulgares animales, venderse como prostitutas en sus estratagemas. ¿Por qué yo, quien he sido venerado por el hombre, como un ser que los lleva a su última morada, que los he guiado con mi bondad al Estigia, he de ensuciarme con el lodo pedestre de esos insulsos?

Sus dedos se deslizaron juguetones hasta el mentón etéreo de una mujer, joven, doncella según su archivo, pecadora de traición. El rostro impoluto la escruto, ella, ella era como los demonios y los arcángeles que se disputaban el lugar de sus respectivos lideres. No había criatura exenta de traicionar sus principios, un pequeño agente del caos era capaz de desatar la mayor de las tragedias, y eso era lo hermoso de la vida, solo él, podía disfrutar de la belleza en la agonía del hombre. Pero cuando el sufrimiento del humano se volvía errático y rutinario, ir más allá, escalando hasta las huestes del creador y su vástago traidor, era el manjar digno de un rey.

Detesto la idea de mancharme las manos personalmente, cuando alguien más puede hacerlo por mí, —retorció su mueca, los ojos bermellón se encendieron perversos y ruines—. No sería capaz de disfrutar de su sufrimiento, oh, sólo imagina a los pequeños retoños del traidor, retorciéndose en un charco de su sangre, ¿No es hermoso? Verlos indefensos, con su falso orgullo triturado por sus propias acciones. No hay maldad más pura que aquella en la que extienden su mano pidiendo tu ayuda en su último suspiro, mientras los dejas cerrar los ojos al eterno descanso.

Apretó con saña el cuello de la mujer que aun que etéreo, hizo el sonido de los huesos quebrándose.

Tú que no eres rey del infierno, ni los demonios, tú, desdichado ser condenado a arrastrar las cadenas de las almas hasta el fin de los tiempos, que te regocijas en el último suspiro de la vida, y que celebras la desgracia de morir. Pordiosero señor de las cavernas oscuras del inframundo, morador de las almas, pastor de Minos, Radamanto, Eaco y Caronte, eterno amante de Estigia. Aquel con tantos nombres, y sin ninguno. Eleva tu corona de cenizas en tu cabeza, y disfruta de la ambrosia exudada en los poros de los desgraciados enfrascados en la guerra.

Siempre he tenido curiosidad ¿Por qué has elegido el nombre de Dante, después de tantos milenios viviendo como alguien sin nombre, más que el que la humanidad te dio a lo largo de la historia?


Hubo un hombre…


Por mi se va a la ciudad doliente, por mi se va al eterno dolor, por mi se va con la perdida la gente. La justicia movió a mi alto hacedor, hízome la divina potestad, la suma sabiduría y el primer amor. Antes de mí, ninguna cosa fue creada, solo los eternos, y eternamente yo duro: ¡Abandonad toda esperanza aquellos que entréis aquí!


Dime, criatura imperfecta, que te jactas de querer viajar sin sandalias por el infierno ¿Cuál es tu nombre?...

Dante, señor de los muertos, mi nombre es Dante Allighiero.

Contemporáneo, elegante y capaz, cuando se bautizo en las aguas del Lete, despojando al mortal de su identidad, tomando su nombre para ser reconocido en la edad moderna, para ser venerado y temido nuevamente.


Dante
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dante, King of Death

Mensaje por Gray Rayder el Jue Feb 19, 2015 9:44 pm

¡Más que aceptado!
Esperamos que disfrute de su paseo entre los vivos, Rey de los muertos.
¡Proceda con su ficha sin demora!

Gray Rayder
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 70

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.