Ultimos Temas
Reapertura [17/8]

Reapertura del foro!
Dominio personalizado!
Nuevos personajes Cannon disponibles
Nuevas tramas y actualizaciones
Anuncios
Our Staff
Gabriel
Admin
MensajePerfil
Amethyst
Admin
MensajePerfil
Gray
Admin
MensajePerfil
El staff esta disponible por me para cualquier duda que puedan tener. Si su problema es tecnico o no es personal se les pide que por favor utilicen el subforo de dudas /quejas y sugerencias ya que su duda podria ser tambien la de otro, de esta formar redistribuimos la información y ayudamos mas a nuestros usuarios. Agradecemos su colaboración
Links rapidos
Los reconocidos
Award
Award
Award
Los mas buscados
Wanted
Wanted
Wanted
Wanted
Normas Basicas
❧ Nada de Fisicos humanos, este es un foro anime
❧ El mínimo de líneas por post es de diez completas
❧ El tamaño predeterminado para los avatares es de 180x400 ni mas ni menos
❧ El tamaño máximo para las firmas es de 500x500 y se pueden tener máximo 2 en la firma visibles, si se quieren tener más se pueden meter entre Spoiler.
❧ Solo se puede mantener un maximo de 4 cuentas

Creditos & agradecimientos
El diseño del foro fue hecho por Sylver de Glintz, agradecemos a las comunidadesde Glintz por sus maravillosos tutoriales y trucos para nuestro foro y a la comunidad de Source Code por compartir los codigos que utilizamos para nuestro querido Silent. Las imagenes son de sus respectivos autores, solo fueron retocadas y editadas por el staff para mantener la armonia del foro. La trama es una ficcion original creada por el staff, con adaptaciones de otros escritos, modificados y adaptados a la ficción para nuestros propocitos. Agradecemos especialmente a Eniozu, Frejya, y Kata por su apoyo para nuestra comunidad. Y obviamente a todos los usuarios de Silent Soul que hacen todo esto posible.Ademas queremos incluir en la lista a nuestro corrector ortografico portatil (alias Gray) por su ayuda en la redaccion y correcciones para el foro. Gracias por ayudarnos a mejorarlo
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Nov 07, 2015 10:22 pm por  Invitado

» [Privado] El orgullo está para tragárselo.
Miér Ago 19, 2015 4:44 pm por  Inm Ebonfear

» Cry Out [Re-apertura]
Lun Ago 17, 2015 8:20 pm por  Invitado

» [Combate Privado] Encuentro Prevenido
Sáb Ago 15, 2015 1:13 pm por  Marcel Dumont

» Holas Sigue vivo el foro?
Mar Jul 21, 2015 10:07 pm por  Moira LeNoire

» Galerías Vaynese [Tema libre]
Lun Jul 20, 2015 6:25 pm por  Mila Vaynese

» Sobre cuantos personajes se pueden tener
Vie Jul 17, 2015 6:36 pm por  Asmodeus Loki Akibeel

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (élite)
Lun Jun 22, 2015 6:29 pm por  Invitado

» Fantasy based in reality // Afiliación Elite
Lun Jun 22, 2015 1:23 am por  Invitado

» Afiliación (Élite)
Jue Jun 18, 2015 11:52 am por  Invitado


Encuentro fortuito || Los dos matices que tiñen al rojo [ Privado: Alemania]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Encuentro fortuito || Los dos matices que tiñen al rojo [ Privado: Alemania]

Mensaje por Erzabeth Rivaleister el Dom Mar 01, 2015 7:53 pm

|| Residencia Antigua de los Rivaleister. Heidelberg, Alemania; 7:45 pm. ||

—¿Estas seguro de esto? ¿Por que precisamente yo? Sabes perfectamente que a mi se me da mejor las misiones de ataque...Por algo soy cazador...tsk..—solté cerrando un ojo cuando me empezo a doler la herida del abdomen que se encontraba vendada por debajo de mi ropa. Lleve mi mano a uno de mis costados adolorida y chasquee la lengua con mucha molestia. —No estas para luchar, es mejor que reposes. Erza, no todo en la vida es luchar con el cuerpo, algunas peleas se ganan con interaccion humana— decia mi hermano que se encontraba  en Rumania y me estaba hablando por telefono antes de empezar con la pequeña reunion que se daria en esta pequeña casa de mi familia, una residencia ubicada en un sitio acogedor mas natural y privado. Me encontraba en este sitio para poder recuperarme de una mision pasada donde quede muy mal herida. Principalmente mi hermano me mando aqui pues me escape de un hospital por puro capricho ademas que aun seguia prendida porque no logre atrapar a mi blanco y queria continuar la visita.—Lo se pero yo...¿que se supone que debo hacer?..Digo ¿que espera de una persona que solo sabe de combate?...Debiste elegir para esto a Erika, no se, alguien mas adepto  a...- frene de golpe porque la voz mi hermano predomino en la conversacion. —No, estas bien aqui. Quiero que descanses, lo necesitas. Alejate un poco de los baños de sangre y culpabilidades innecesarias...Ademas, veele el lado positivo, podras sacar informacion interesante para tu beneficio...—

Rechiste y suspire un poco mientras me tire en el sofa, arrepintiendome luego al sentir una punzada de dolor extrema. Aprete la mandibula para ahogar aquel gemido que me fastidiaba para que no me oyera por el telefono mi hermano.. Respire profundamente y hable un poco mas calmada. —Este informante...digo, invitado de honor ¿es totalmente de confianza?— pregunte seriamente mirando al frente que tenia un ventanal enorme y podia ver la ciudad iluminada bellamente junto con el rio Neckar que colindaba en cierto modo con mi casa. —Si, es alguien serio que no perderia su tiempo en jugar con nosotros. Debe tener sus intereses claro, pero si quisiera otras intenciones ya habria asesinado a los contactos que sirvieron como filtro para esta reunion.—

—Comprendo. Creere en tus palabras, Johan... dije sin mas remedio para luego oir su risa despreocupada.- No te queda otra opcion, no es que estes para dar una pelea ahorita. De igual forma, buena suerte, te hablare mañana para oir tu reporte...y Erza..— hizo una pausa como si se le hubiera olvidado algo.—¿Si?— pregunte curiosa aunque al poco  le colgue abruptamente.

"Hermano idiota...''

Bufe y me acomode el cabello el cual estaba suelto, dejando a un lado el telefono. —¿Pero quien se cree?- solte cruzandome de brazos y continue gruñendo.

"Es un invitado, no un intruso..procura no gruñir demasiado no quiero que piense que las mujeres de la casa Rivaleister son todas Erza''

¿Que clase de comentario era ese?.. Bueno.. ¿que esperaba? todos los hermanos eran asi...


Me levante al poco apretando mi herida al oir la puerta y con eso uno de los sirvientes aparecia para informarme que el salon y la biblioteca estaban listos para recibir al invitado. Le agradeci y al quedarme sola mire perdida las luces de la ciudad pues me asome por aquel ventanal. Ya eran casi las 8 de la noche...la hora que supuestamente vendria ese sujeto.

La Ciudad:



Vestimenta:



avatar
Erzabeth Rivaleister
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro fortuito || Los dos matices que tiñen al rojo [ Privado: Alemania]

Mensaje por Raizel el Lun Mar 02, 2015 9:34 pm

"¿Acaso existe pecado mas grande que los mismos siete capitales?, aunque hablando mas sinceramente, puede que el pecado sea una derivación de lo que la naturaleza puede ser, destructiva, inteligente y lo mas atemorizante, es que no distingue a nadie, ni por su raza, nacionalidad ni tampoco sus riquezas, ¿Puede haber fuerza mas descomunal?"

El día era demasiado normal, me molestaba el hecho de que no existiese... en este plano real y en el que vivo actualmente, algo mucho mas - como decirlo - mejor preparado. ¿Es que dios se ha quedado sin ideas o es solo un necio mas llamándose creativo?, que bobearías. En la mañana unos mendigos cantan bendiciones a un ser que jamás pudo contener su poder y que se largo de rodillas llorando a la mañana siguiente - que patético - me da nauseas que humanos como esos, que no tienen nada para comer ni donde ayunar o despertar, le pidan clemencia a un bebe en sus pañales que creo mas bebes con alas, y que solo les ha dado... Guerra... - no pude evitar reírme, diablos, amo este planeta - Me picaba el cabello y era causa de ese shampoo barato del hotel donde me estaba hospedando,que además de hediondo desprende un color que para mi persona es algo lúgubre, un rojizo oscuro, pero no era culpa de nadie ya que la sangre jamás fue una baratija para limpiar los cabellos mortales y menos lo de Raizel, pero era un gusto verle la cara cuando sus cabellos brillaban como el sol y al ver que fue el causante de este, sus pupilas dilatadas siempre son un espectáculo muy divertido. El hotel era muy malo, para mi persona si lo es, para Rai era solo un lujoso apartamento más que con su dinero ilimitado podía comprar, pero ambos estamos retirados, tenemos mas de 2 milenios causando estragos, y yo mucho más, estamos algo cansados y no me gusta que me compren por ideales baratos como lo tienen algunos archidemonios en el infierno, y no tenia idea de porque me tildaban con ese sobrenombre tan poca cosa, nadie sabe reconocer a un Dios cuando se le ve, es como si en estos días toda criatura o ser sobrenatural fuera un demonio - que asco - fue lo que escuche de Raizel cuando se peinaba el cabello. 

"Arqueadas serán los pecadores que vean su interior, lleno de peste negra y desolación"

Humanos. Hay tantos tipos de carne y huesos caminando, con sus dos patas por la cerámica de la ciudad. Estábamos en un sitio que ya conocía y que tenia olor a muerte por todas partes y a guerra, lo que mas me encantaba, por eso acepte venir, si no Raizel poco podría haber hecho con mi presencia sobre su cuerpo paralizandolo para cancelar el viaje. Miré con los ojos rojizos de mi cuerpo mortal prestado a una casa bastante grande - Ah.. ya recordé, Hitler... emmm.. bárbaros.. que recuerdos tengo.. - salio como un susurro que solo ambos podíamos escuchar, estaba hablando con el portador de mi presencia, Raizel, como un ser que no tiene cuerpo era muy perturbador y poco formal escribir para entendernos, así que solo musitaba con sus labios para que me escuchara, o se escuchará el monstruo de si mismo hablando - Alemania llena de sangre en sus manos, no había venido hace mucho... mucho tiempo.. - había un botón salido y lo arregle inmediatamente, no puedo creer que este humano siga tan desordenado luego de milenios - Vamos a ver a una familia que pidió una reunión con nosotros, los detalles son secretos por ahora, pero a ti te da lo mismo, ¿Verdad Guerra? - en ese momento asentí con su propia cabeza y parece que eso le molesto. Mi vestimenta era un trajeado formal de la antigua época, de color negro completo y un corbatín victoriano rojizo, lo demás solo era adorno para verme mas polémico. Esa familia la conocía, de eras anteriores, y me di cuenta enseguida que sabían mi verdadero nombre, no era necesario preguntar nada de direcciones, el hedor a guerra era sensible en la ciudad - Cazadores - dije para que Rai lo escuchase - ¿No? - y esté asintió y me dije a mi mismo que algo malo iba a ocurrir. 

Golpee la puerta y me quede esperando, por la ventana se asomo una señorita de cabellos hermosos y rojizos, como me gustaban, pero eso quedo de lado cuando observe la casa y me recordé todo, además sentía cada latido de corazón y una herida en pleno proceso en el cuerpo de la fémina, lo sabia todo, ya había estudiado el ambiente y entre con nobleza y supremacía - Buenas noches - dije, mire mi reloj y eran las ocho en punto, como estuvo prometido a los Rivaleister - Creo que llegue a la hora, entonces.. ¿Debemos empezar? - mire a la mujer de vestidos blancos y falda oscura casi azul - ¿Tu eres... ? - quede con ojos pensativos y luego los abrí - Erza Rivaleister, ¿No? - me acerque y mi rostro solo era muy serio, nada de sonrisas ni tampoco apretones de manos - Guíame, y por cierto, tus cabellos resaltan tus habilidades, joven cazadora, me encanta el rojo.. - fue un cumplido.. no podía dejarlo pasar.
avatar
Raizel
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro fortuito || Los dos matices que tiñen al rojo [ Privado: Alemania]

Mensaje por Erzabeth Rivaleister el Mar Mar 03, 2015 10:57 pm


Me quede tan ida pensando cosas triviales cuando oi una voz. Estuve pensando cosas que ya luego serian atendidas con mi cita, que olvide que esta ya estaba alli dandome un saludo formal. Desperte de golpe, un poco sorprendida si les soy sincera, pero logre espabilar. Despues de todo, me encontraba en la ventana que daba con la puerta asi que...no evite sentirme rara, para no empeorar la situacion, me sali de esta con agilidad sorprendente y hasta a mi me resulto una sorpresa porque no me abri la herida con ese esfuerzo. — Buenas noches para ti tambien — solte en un tono casi robotico y lo contemple, creo que estaba pisando las jardineras pero poco me importo, no aparte los ojos de aquel hombre que era mucho mas alto y educado que yo. Asenti a su comentario y le abri la puerta que no tenia seguro y lo invite a pasar, segun yo, dejariamos las presentaciones para despues.—Hablaremos en su momento de los asuntos pendientes, por supuesto no aqui. Pasa...— solte como si nada pero era muy seria. No entre aun, me detuve  cuando este dijo algo y justo cuando iba a presentarme el me llamo por mi nombre, arrugue la nariz por una milesima de segundo y le corregi. — Erzabeth...Erza es mucha confianza...— agregue y levante el menton altiva cuando este se me acerco seriamente. Me sacaba una cabeza y media de altura pero no me intimidaria. Segui viendolo unos segundos tratando de asimilar todo lo que decia sin perder mi tipo. Me dio un cumplido y alce mi ceja, suponia que eso era parte de su clase, me parecia alguien muy educado, como una especie de noble o aristocrata, sin dejar de lado su olor a demonio bastante penetrante. —Gracias..supongo...Raizel...dijeron que asi te llamabas..— hice una pausa. —Entremos, hablaremos en la biblioteca mientras preparan la cena...— entre por fin aunque le ofreci pasar a el primero. Camine por el hall y me dirigi a la biblioteca donde  nos esperaban algunas bebidas y postres ligeros. — ¿Que le parece la ciudad?...¿Donde se esta hospedando?- pregunte como si nada y sin querer fui manchando el suelo con mis botas enlodadas, pero estaba muy concentrada en lo mio que no me preocupe.

Llegamos a la biblioteca y lo deje pasar, habia muchos estantes repletos de toda clase de libros y hasta el fondo, con tenues luces estaba un escritorio con dos asientos formidables, mejor dicho dos sillones,  ademas al lado de dichos muebles estaba la mesita con rueditas con las bebidas y postres. — Toma asiento donde quieras, relajate no sera un interrogatorio sino mas bien una charla privada. — comente con una carencia suprema de emociones y tome mi lugar en el siento sobrante. —¿ Café? ¿Te o vino?...¿Que te relaja mas?— pregunte nuevamente y me dispuse a a acomodar dicha mesita para atenderlo. No era ultra servicial pero amaba ese tipo de aperitivos que me ponian demasiado de buenas. —¿ Le dieron detalles de lo que discutiriamos?— le mire a los ojos y prosegui— No tendre problemas en informarle pero igual antes de eso me gustaria saber mas de ti...— le mire de forma penetrante mientras le decia todo aquello.—¿ Puedo?- Era un aliado, lo sabia pero queria recolectar mas informacion de el aunque existia la posibilidad que me diera informacion falsa...de igual forma no perdia nada preguntando.
avatar
Erzabeth Rivaleister
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro fortuito || Los dos matices que tiñen al rojo [ Privado: Alemania]

Mensaje por Raizel el Mar Mar 10, 2015 9:21 pm

Era un ambiente algo apretado para las típicas reuniones de cálido habla que normalmente Raizel solía tener en su trabajo y en lo cual solo era un espectador, había pasado ya casi 10 años desde que tome el control de su cuerpo de una manera tan completa para hacer lo que se me diera la gana con esté, y por supuesto era parte del trato que hicimos. No me di ni siquiera la molestia de ojear el decorado de la casa, ni tampoco el hedor que desprendía de los jardines de afuera, y menos claro de estar tan pendiente de los latidos cardíacos de los humanos que allí habitaban, era mas o menos una reunión con motivos conjuntos, algo exagerados si me lo preguntaban a mi persona, digo.. ser. No era de conocimiento publico que estaba aquí, pero sentía que podían tenderme una trampa o dos, ya ha pasado en épocas anteriores, estos idiotas creen que siendo civilizados pueden simplemente atraparte para confinarme en una sala e interrogarme.. ¿Pero que habrían de sacar de mi?, ¿A donde queda el infierno y el cielo?, ¿Porque habría de importarme tal montón de fracasados? - Es mejor que no públicamente, aunque no me molesta que tus siervos escuchen y menos personas que luego puedan perder la memoria por motivos desconocidos - sonreí pero no para mostrarle la sonrisa a ella, si no que para mi mismo - Poca confianza te tengo, solo te digo como estimo conveniente, Er-za-beth - fue lento como pronuncie su nombre, sin motivo alguno otro que de recalcar que para mi existencia era muy poca la probabilidad de que le hiciese caso a una humana. Camine por la sala hasta estar a pasos de la biblioteca, el lugar donde hablaríamos de los asuntos por los cuales me han llamados - Claro, este humano se llama Raizel, aunque a mi no me molesta señorita que me llame de esa forma - le regale una mirada y esta vez una sonrisa de pocos amigos, mas de estar poniendo mucho mas a la altura de algo sobrenatural que de un humano cualquiera, llegamos al lugar donde daríamos comienzo a la charla y estaban algunos alimentos mortales y bebidas que poco me gustaban, en realidad ningún lugar, bebestible, comida, música y demasés cosas humanas me atraían, los encontraba muy sobrevaloradas por algunos demonios y ángeles que habían bajado a la tierra y a los cuales divise y supe enseguida que se habían encariñado con el tacto humano, que asco y que bajo habían caído. Era como juntar dos razas que jamás debieron conocerse, era como un experimento de un Dios enfermo y algo obsoleto, no sabría calcular la magnitud que combinar dos sangres conllevaría, una blasfemia, algo parecido a que un demonio usara un avatar humano para poder convertirse en uno y escaparse de su destino como servidor. Y por el hedor de esta casa, Erza debía ser una combinación, no hay duda alguna, pero mantuve mi postura educada, no quería pasarme de listo tan pronto.

-La ciudad es algo común, ya he estado aquí hace mucho... mucho tiempo... creo que siglos atrás, o milenios, no lo sé - encogí los hombros y tome una bebida que estaba en una mesa y le di un sorbo aguantando el asco que le tenia a los bebestibles humanos - Alemania es un lugar que significa un gran avance para mi, fue una de las primeras grandes "compañías" humanas que pude ver en completo desarrollo, no me quejo, además los humanos aquí son algo salvajes de naturaleza - me senté en una de las sillas cercanas, pensaba que explicaría mejor la situación de esa manera - ¿Quieres saber de mi?, ¿Porque tanto el interés en mi?, ¿Porque soy tu invitado y no conoces nada de la persona que fui, soy y posiblemente seré, si es que no me encierran por loco? - dedique una leve sonrisa - Informeme ahora, Erzabeth o como quiera que le llame, no vine a ser amable con usted, ni siquiera sé porque te hablo formalmente... - agite mi mano derecha como ignorando esas palabras - Perdón, hablo Raizel.. de veces habla por mi, que humano mas insolente ... - termine mis palabras para aquella pregunta de la pelirroja y luego cerré los ojos un momento pensativo - Yo ya sé todo de ti, ahora podrías decirme el asunto que vamos a hablar.. a menos claro que quieras ... saber mas de mi, o algo por el estilo -
avatar
Raizel
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro fortuito || Los dos matices que tiñen al rojo [ Privado: Alemania]

Mensaje por Erzabeth Rivaleister el Sáb Mar 14, 2015 6:05 pm


Le dirigi una mirada fugaz al sujeto pues decia algunas cosas que me parecian de mal gusto. Aquella mirada que le regale era una seria como mostrando que me desagradaba sus bromas. — Mejor hablemos a solas..Sin ofender, no quiero tener amnesicos en mi casa...— solte ante su comentario de no haber problema si hablabamos mejor con los sirvientes escuchando. Andaba de malas pero podia contenerme con este hombre..al menos eso pensaba.
Note que aunque me habia dado alguno que otro cumplido, el tambien me demostraba que tenia cierta precaucion y/o aberracion en contra mia, cosa que no se me hacia extraña. Lo note ante su jueguito con mi nombre a lo cual no tarde en responderle de mas.—Me da gusto saber que ambos estamos en la misma pagina, caballero..— solte con ironia, dandole a entender que a mi tambien no me daba confianza el pelinegro.
Comenzaba a creer que esta reunion terminaria mal, muy mal...fue mala idea aceptar la propuesta de mi hermano mas que nada porque no me controlaria. Debo admitir que me intrigo cuando menciono que Raizel, el humano, hablaba por el...Me molestaba creer que nos viera como poca cosa a los humanos, mas que nada me basaba por sus acciones aunque no estaba del todo cierta. Ademas, me daba a entender que en ese cuerpo habia dos habitantes algo que me molesto aun mas tanto que casi rompi la oreja de mi taza. No entendia que me molestaba pero era acumulado. Tenia junto mi derrota reciente y esta charla.
Senti que fue suficiente cuando dijo lo ultimo que no se si era una indirecta llena de sarcasmo o una invitacion indecorosa ...a este punto no me importaba y en menos de lo esperado estaba frente al hombre posando mi mano en la orilla del respaldo de la silla de forma dominante. Recargue mi frente con la de el como policia que intenta interrogar a un criminal y mantuve mi contacto visual con este al punto que cualquiera se marearia de lo cerca que estabamos. No me importo invadir su espacio, que respiraramos el mismo aire. Al menos no lo estaba golpeando, cosa que no me faltaba las ganas. Segui cerca, en esa posicion para hablarle.—¿ Cual es tu precio?- dije de forma abrupta mientras aspiraba su mismo aire.— Desde que me dijeron que vendrias...me he preguntado que intenciones tienes para con nosotros.¿ Por que nos quieres ayudar?...¿Que quieres a cambio?— pause y prosegui sin quitarle los ojos de encima.—Antes de cualquier alianza...quiero saber todo de ti..Tomalo como quieras, me importa poco. Solo quiero eso y saber que quieres a cambio. algo me dice que no lo haces por caridad..¿o si?— tras eso guarde silencio y continue invadiendole asi como tambien no aparte mis ojos de el. No recuerdo si parpadee o algo en esos instantes.
La puerta se abrio y uno de los sirvientes nos informo que la cena ya estaba lista. Mis ojos se desviaron hacia el entrante pero no me movi de mi sitio.— Bien...el joven Raizel y yo cenaremos aqui...Si no es mucha molestia, traigan todo al estudio...— una vez que se fue segui en silencio y luego suspire alejandome de el ya.Justo en ese momento iba a soltar algo de mis labios pero  justo en ese instante se oyo un ruido extraño por toda la ciudad y la luz se disipo de todo el entorno. Parecia como si los transformadores se hubieran reventado porque se oyo antes del apagon un zumbido inundo nuestros oidos. —...¿pero que cojo...?-

avatar
Erzabeth Rivaleister
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro fortuito || Los dos matices que tiñen al rojo [ Privado: Alemania]

Mensaje por Raizel el Vie Abr 03, 2015 10:20 pm

Estaba en una disyuntiva de decisiones en ese momento, por un lado mi persona como ser ancestral no quería estar cerca de ella, ni siquiera respirar el mismo aire, era una humana, aunque tenia un toque bastante diferente de una, se podía percibir que algo la estaba rodeando como poder de apoyo.. pero hasta el momento incluso una mente como la mía no podía describirlo, era como un pensamiento efímero que pasaba por mi mente y mis memorias no funcionaron tan bien para obtener la respuesta. Ella estaba tan cerca que podía sentir el hedor a ser abstracto pero aun me quedo chocante, simplemente mi mirada fue algo vaga al principio, mas ondeo entre el interés y el desinterés, ella era una rosa rojiza como la guerra, pero también era un veneno que mi compañero Raizel podía verse tentado a obtener, por lo que me quede con el control del cuerpo de este humano para evitar otros sentimientos alejados del que debemos tener en cuenta siempre, la ira. Si.. el enojo era mi mayor problema, por eso evitaba los climas calurosos, las entradas a los ascensores con mucha gente que poco deseaba ver, y también mandaba a Rai a los trabajos que yo no debía encargarme, como la charla con humanos, etc. Pero esta muchacha es algo personal, no es una humana cualquiera.. Ni siquiera sé si es humana completamente - Te explicaré algo Erzabeth, y quiero que lo escuches atentamente - puse mi diestra a la altura de mi mentón para tener una posición explicativa mas compleja - Tu familia me contrato, tu familia me busco para ayudarlos, tus seres queridos son la razón de que yo esté en este lugar... - pare un momento porque algo había pasado, un apagón repentino, lo encontré normal para un pueblo que estaba casi al paso del desarrollo pero no tan adelante - Yo soy la salvación, pero yo avise a tus superiores que mi presencia es un arma de doble filo - mis ojos se iluminaron con un rojo carmesí para que supiera que mi ser era mucho mas allá de cualquier situación y que poco me importaba que las luces se fueran, mi tema no se iría al olvido solo por un problema técnico ajeno a mi persona - Los Rivaleister, cazadores innatos, bastante inteligente fueron al no poder una espada en mi cuello, porque primero estoy retirado y no debería ayudar a seres inferiores como ustedes, y segundo es que mi cuerpo no resiste como los demonios, como ves es un cuerpo humano... pero ¡Ah!... mira te dije una de mis debilidades.. - le guiñe el ojo, ella podía verlo por la iluminación de mis pupilas - De seguro tu familia me pidió ayuda para lidiar con la guerra que se avecina o otras cosas, o con demonios inútiles que ustedes no pueden vencer... quizás es eso.. - me puse de pie y la hice a un lado y me quede mirándola.

-Ojala que alguien te ayude con tu problema luego.. - sonreí y sabia que no lo vería, chasquee los dedos y las luces volvieron a encenderse prontamente, pero nuestro lugar seguía oscuro, quizás porque no vi la raíz del problema y mantuve las luces prendidas de las zonas que conocía mejor de la casa - ¿No te incomoda tenerme tan cerca? - le roce con mis dedos el mentón y le di la espalda - ¿Ahora entiendes niñita? - musite porque me daba algo de molestia hablar fuerte o hablar tan normal al estar cerca, la fémina estaba algo confundida quizás, tal vez era la mujer menos indicada para hablarle de este tema - Al caso, ¿Que te han dicho tus superiores?, ¿Alguna otra cosa? - le dije - ¿No te diste cuenta?, el apagón fue causado por unos demonios que estaban en la casa, unas criaturas que la mente normal no puede ver, pero ya están muertas, solo falta arreglar unas partes más.. - le tome la mano para que se acercará a la ventana y viese a las "cosas" muertas en el suelo - La seguridad no es tan buena, pero ya hice mi primera ayuda, ojala me paguen bien de vuelta... - le pique la nariz - no acepto dinero por cierto, no soy materialista como las otras escorias -
avatar
Raizel
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro fortuito || Los dos matices que tiñen al rojo [ Privado: Alemania]

Mensaje por Erzabeth Rivaleister el Dom Abr 05, 2015 11:44 pm




Tenia que admitirlo, este hombre me erizaba la piel con sus comentarios tan acertados pero a la vez profundos como si su lengua fuera una espada de doble filo que a cada instante me estuviese atravezando hasta la medula. No recuerdo cuantas veces pase saliva por la garganta mientras pensaba una y otra vez el contexto de sus palabras. Pese a que parecia ser muy honesto, algo me decia que se estaba mofando de mi una y otra vez con su "sinceridad". Se me hacia demasiado bueno que me dijera sus debilidades asi de la nada, como un mal chiste que solo a el le podria hacer gracia...¿Acaso me estaba tomando el pelo? o era ¿quizás que me subestimara? Me costaba mucho trabajo, e incluso me sacaba jaquecas, el meditar cada una de sus acciones que para mi eran abstractas.

No supe que decir, se me fueron las palabras pero cuando me tomo de la mano y me mostro lo que paso con aquel subito apagon. Mis pupilas se dilataron y abri mis ojos demasiado ante lo ocurrido, sin palabras de nuevo. Lo mire confundida, queriendole buscar una logica a todo de nuevo pero como hasta ahora en esta reunion, nada me lograba convencer.— No...no...¿por que habria de molestarme?— dije, lo iba a golpear pero me contuve. Me toco de una forma que no me agrado, asi lo veia pero sus palabras me afectaban mas.—Esta ciudad tiene muchas mezclas de razas, es facil perder el edor..Incluyendo el tuyo tan potente, es dificil adivinar cuando se aproximaran...— conteste aunque honestamente me quede congelada con sus acciones para saber exactamente que reaccionar. El era mucho mas alto que yo, sus manos podrian rodear mi cuello facilmente pero...eso no me daba miedo de el. Era...su cercania. Una y otra vez se me erizaba la piel.

—¿Que partes hay que arreglar?— no dije nada despues de eso porque me pico la nariz y me dijo aquello ultimo ahi fue cuando senti que su perversidad abundaba aunque fue mas todo sugestion pues no lo podia corroborar a ciencia cierta eso. Me puse roja y lo mire incredula.—Que clase de paga preferirías? — pregunte tartamudeando mientras me acaloraba pero ya despues no pude seguir la conversacion pues senti una sacudida en la casa como si la hubieran golpeado de pronto. Aquella sacudida me embestida me hizo arrojarme contra el castaño me. Choque contra el y me aferre a su camisa, pegando mi cabeza a su pecho y asi me quede unos segundos hasta que pasara aquel fenomeno. Solte algo como " ¿¡que demonios!?" pero salia de mas, segui sujeta de el y me cogi de su espalda mientras lo abrazaba y luego tras esas sacudidas me solte y corri hacia la salida del despacho, pisando por supuesto todo aquello que cayo al suelo. —¿Son estos los pequeños detalles que te referias?— comente de malas y patee la puerta al instante y alce la voz hacia la servidumbre mientras salia a toda velocidad.—¿Estáis bien?— solte esperando oir sus voces pero luego de eso senti un dolor intenso en mi vientre. Pense al principio que era un puñetazo pero luego senti mi camisa y mis vendajes abriendose limpiamente y luego un liquido salpicarme la ropa, me fui cayendo en camaralenta, asi lo senti como si todo fuera pequeños fragmentos de memorias y encima de eso mientras la luz se iba de nuevo, podia ver algunos cuerpos yacer en el salon principal antes de caer abruptamente en el suelo y perder el conocimiento esporadicamente por el golpe y el shock
avatar
Erzabeth Rivaleister
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro fortuito || Los dos matices que tiñen al rojo [ Privado: Alemania]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.