Ultimos Temas
Reapertura [17/8]

Reapertura del foro!
Dominio personalizado!
Nuevos personajes Cannon disponibles
Nuevas tramas y actualizaciones
Anuncios
Our Staff
Gabriel
Admin
MensajePerfil
Amethyst
Admin
MensajePerfil
Gray
Admin
MensajePerfil
El staff esta disponible por me para cualquier duda que puedan tener. Si su problema es tecnico o no es personal se les pide que por favor utilicen el subforo de dudas /quejas y sugerencias ya que su duda podria ser tambien la de otro, de esta formar redistribuimos la información y ayudamos mas a nuestros usuarios. Agradecemos su colaboración
Links rapidos
Los reconocidos
Award
Award
Award
Los mas buscados
Wanted
Wanted
Wanted
Wanted
Normas Basicas
❧ Nada de Fisicos humanos, este es un foro anime
❧ El mínimo de líneas por post es de diez completas
❧ El tamaño predeterminado para los avatares es de 180x400 ni mas ni menos
❧ El tamaño máximo para las firmas es de 500x500 y se pueden tener máximo 2 en la firma visibles, si se quieren tener más se pueden meter entre Spoiler.
❧ Solo se puede mantener un maximo de 4 cuentas

Creditos & agradecimientos
El diseño del foro fue hecho por Sylver de Glintz, agradecemos a las comunidadesde Glintz por sus maravillosos tutoriales y trucos para nuestro foro y a la comunidad de Source Code por compartir los codigos que utilizamos para nuestro querido Silent. Las imagenes son de sus respectivos autores, solo fueron retocadas y editadas por el staff para mantener la armonia del foro. La trama es una ficcion original creada por el staff, con adaptaciones de otros escritos, modificados y adaptados a la ficción para nuestros propocitos. Agradecemos especialmente a Eniozu, Frejya, y Kata por su apoyo para nuestra comunidad. Y obviamente a todos los usuarios de Silent Soul que hacen todo esto posible.Ademas queremos incluir en la lista a nuestro corrector ortografico portatil (alias Gray) por su ayuda en la redaccion y correcciones para el foro. Gracias por ayudarnos a mejorarlo
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Nov 07, 2015 10:22 pm por  Invitado

» [Privado] El orgullo está para tragárselo.
Miér Ago 19, 2015 4:44 pm por  Inm Ebonfear

» Cry Out [Re-apertura]
Lun Ago 17, 2015 8:20 pm por  Invitado

» [Combate Privado] Encuentro Prevenido
Sáb Ago 15, 2015 1:13 pm por  Marcel Dumont

» Holas Sigue vivo el foro?
Mar Jul 21, 2015 10:07 pm por  Moira LeNoire

» Galerías Vaynese [Tema libre]
Lun Jul 20, 2015 6:25 pm por  Mila Vaynese

» Sobre cuantos personajes se pueden tener
Vie Jul 17, 2015 6:36 pm por  Asmodeus Loki Akibeel

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (élite)
Lun Jun 22, 2015 6:29 pm por  Invitado

» Fantasy based in reality // Afiliación Elite
Lun Jun 22, 2015 1:23 am por  Invitado

» Afiliación (Élite)
Jue Jun 18, 2015 11:52 am por  Invitado


[Trama] Axis of Evil

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Trama] Axis of Evil

Mensaje por Lucian Iskariot el Lun Mar 09, 2015 8:27 am

Spoiler:
 https://www.youtube.com/watch?v=nf-b8MJTiVw  



La iglesia era un remanso de paz. Muros de piedra vieja y fría construidos en forma de colosal cruz, con el altar donde estaría la cabeza y los numerosos bancos donde los feligreses asistían a la misa donde se encontrarían las piernas del Cristo.

La luz mortecina y anaranjada del atardecer se filtraban por las coloridas vidrieras de la iglesia en las que se podían ver imágenes de la Caída de Lucifer y del Pecado original.

En medio de la cruz del edificio, con el velario a mano izquierda y el confesionario a mano derecha, el albino y erguido cabello apuntando hacia la cruz del frente del altar, situada junto al gran órgano, se encontraba el sacerdote. Enviado por el Vaticano como exorcista con la misma autoridad que un obispo, el hombre con sotana negra y envuelto en un manto rojo contemplaba los moribundos haces de luz que bañaban su tez con azules, verdes y rojos mientras sus ojos, de una negrura abismal, contemplaban las escenas bíblicas con una mezcla de disgusto y regocijo.

Veía la serpiente y la manzana y sonreía. Veía la inocencia de Adán y la imprudencia de Eva y su sonrisa se ampliaba tanto que le deformaba el rostro en una mueca aterradora.

No temía a la herejía ni a la blasfemia, mucho más en tiempos de crisis como aquellos. Tal vez por eso iba a ser el anfitrión de aquella reunión. Tal vez por eso lo habían enviado.

En el momento en el que el sol cayó y la más absoluta oscuridad se cernió sobre la iglesia, llenándola de reptantes sombras que se apoderaban de cada rincón y cada piedra, el sacerdote comenzó a andar con decisión hacia el órgano.

Apartándose el manto rojo para tomar asiento en la banqueta, se inclinó hacia delante mientras ajustaba las clavijas del instrumento, haciendo tintinear sus pendientes en forma de cruces.

Aquella noche, al abrigo de la oscuridad, tendría lugar una reunión. Una reunión inusual, y él sería el anfitrión.

Mientras sus dedos delgados y ágiles se desplazaban por las teclas del órgano llenando de ominosos acordes el cascarón vacío y sombrío que era antaño la casa del Señor, les puertas fueron abriéndose para dar paso a sus invitados.

Aquella noche su iglesia sería testigo de una reunión única.

Skyler, la hija de Satanás.
Gray Rayder, el íncubo infame.
Dante, el rey de los muertos.
Gabriel, el arcángel de la verdad.


Aquellos serían sus invitados aquella noche funesta y memorable, y el resultado de la reunión todavía estaba por verse, pero el motivo era claro. Las cosas no podían quedarse así para siempre, debían empezar a moverse.
Skyler deseaba saber más sobre el paradero de su padre, y Dante podía tener información al respecto. Gray, como fuerza mayor pacifista daría cobijo a aquella reunión en su territorio con tal de que se le hiciera partícipe, y el arcángel Gabriel haría acto de presencia para juzgar la veracidad de las informaciones que los archidemonios estaban a punto de compartir.

Lucian Iskariot
Vigilante
Vigilante

Mensajes : 9
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama] Axis of Evil

Mensaje por Invitado el Mar Mar 10, 2015 12:02 am

Hace solo un par de días había recibido una extraña invitación departe del  famoso incubo. Le sorprendió un poco y a la vez facilito las cosas, no tendría que inventar nada para por fin ver qué clase de demonio logro dañar tanto a su hermano mayor. Tomo la invitación en sus manos leyéndola una última vez,  suspiro recostando la espalda en el respaldo de la silla  jugando con el papel en sus manos, esa noche debía ir a la tierra a la famosa academia, aparto un mechón de su rostro y alzo la mirada cuando uno de sus sirvientes entro.

-Mi señora ya se hizo lo que pidió y sus cosas están listas para esta noche- dijo en una reverencia.

-Gracias, Danesh, Tu quedaras a cargo mientras no estoy –  Su tono fue neutral pero sin duda el demonio podía notar la orden implícita en ello.

-¡Sí! mi señora –respondió sorprendido y agradecido.

Skyler solo hizo una seña con la mano y el hombre desapareció sin hacer el más minino ruido. Se levanto de su silla, rodeando el escritorio,  con la carta en la mano, la arrojo al fuego viéndola consumirse rápidamente, no quería que su hermano  supiera nada de lo que hacía ni algún chismoso se metiera en sus asuntos.

Fijando sus orbes rojizos sobre el fuego un poco pensativa tenía muchas expectativas de lo que podría ocurrir esa noche, más que nada si alguien en ese lugar sabría algo de su desaparecido padre. Pero era consciente que todo eran solo posibilidades o solo ”esperanzas” inútiles como era costumbre durante lo que el día transcurría en el mundo humano ella se encargo de sus deberes. Al llegar la esperada hora se alisto con una capa blanca que la cubría completamente salió del palacio sin ser vista.

Aparecer en la tierra no necesitaba de demasiado esfuerzo de su parte, pero si le molestaba tener que sellarse para no dañar algo que tanto le gustaba, resoplo con molestia por el dolor en su ojo, mientras avanzaba por las calles rumbo a la capilla de la universidad no se veía ni un alma y el sonido de aquel órgano  con una música tan peculiar la hizo sonreír de la ironía del lugar y mas que nada esa melodia.

Con sigilo entro a la oscura iglesia su vista no tenia problema en ver a través de la oscuridad observo la capilla y solo pudo ver al sacerdote en el órgano al final de la estancia.

-Vaya que de mala educación, es invitar   y ser el último en llegar –dejo sonar su voz por el lugar con calma camino hacia uno de los bancos sentándose disfrutaría de la música regalada por la extraña y a la vez familiar  armonía del órgano.

-Esperar demasiado no es lo mio... Rayder-soltó para sí misma, no le agradaba para nada esperar demasiado a alguien pero por esa ves era necesario.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama] Axis of Evil

Mensaje por Dante el Jue Mar 12, 2015 10:09 pm

Observó el cráneo de hueso desgastado y opaco sobre su mano, un niño, había sido un niño en vida, pobre e inocente, su único pecado, era el no haber sido bautizado, la visión decadente de la escena lo hizo sonreír, mientras presionaba el pequeño objeto hasta hacerlo polvo en sus manos, enfundadas por los guanteletes dorados, la armadura brillante e impoluta del rey de los muertos, Dante, como actualmente era llamado. Bufó por quinta vez en el silencio de ese día, nuevamente los murmullos en su cabeza lo invadieron, inmisericordes.

Silencio —espetó con un susurro que únicamente fue barrido por el gélido viento del limbo—. Eres igual a un perro rabioso.

Gruño exhalando cansado, ¿Cuánto tiempo más? Las viejas memorias eran borrosas y pululaban en los rincones más absurdos de su cabeza, no sería fácil librarse, nunca es fácil.

Mi señor, —la voz estoica de Minos, aquella que le trajera siempre la misericordia de la compañía—. Creo que ya es hora.

¿Para? —arqueó ambas cejas con curiosidad, su cuerpo se levanto del trono.

Tiene una cita, en el mundo de los mortales, —los ojos permanecieron cerrados y ceremoniosos.

¿Con alguna mortal? —la sinceridad en sus palabras a veces podía ser inquietante—. ¿Esta buena?

Minos ahogó una risotada, cínica y pura, su señor era así, espontáneo, burlón, pocas eran las cosas que realmente lo hicieran enojar. Negó repetidas veces hasta recobrar el semblante duro de su rostro, el juez suspiro quedo, procurando tener tacto con la oración.

Un tal Rayder, —Dante se tensó, los puños se ciñeron y el gesto se contrajo en una mueca de desagrado—. La señora Skyler, y alguien más que desconozco.

¿Y qué quieren esas plagas de mi?, suficiente tengo con que Rayder me joda el trabajo, —gruño y el silencio de la sala fue sublime, nada se movió por temor a provocar la ira de la muerte—. Aun que, hablando de Skyler tal vez no sea tan jodido el asunto.

Si solicita mi opinión, mi rey, creo que debería asistir, no todos los días el mundo externo se engalana con su presencia, hace tiempo que la bendita mano de la muerte, no toca a sus puertas.

Minos, Minos, mi querido Minos, alabo tu cordura, envidió esa manera tan fría en la que las cosas te son tan fáciles, bendito juez de mis dominios, bueno, supongo que un poco de diversión nocturna no me hará daño, —su trono se desvaneció.

La sala antes cubierta de oro y múltiples tesoros terrenales, ahora quedaba solo en cenizas y huesos esparcidos, los vitrales de vivos colores decayeron, solo el vaporoso resplandor dorado del rey, gobernó con solemnidad. Caminó hasta la enorme cancela de hierro, mientras un humo negro y espeso, cual olla en ebullición, materializaba una guadaña en su diestra, casi del doble de su tamaño, el brillante filo plateado, con empuñadora negra, y grabados en múltiples lenguas antiguas.

Mi hermosa Tanathos, —acarició el filo derramando un hilo de sangre de un rojo tornasolado, la sangre de los dioses, según la cultura popular—. Creo, que esta noche, será solo para ti.

La sonrisa se torció con saña, mientras el cuerpo de Dante se desvanecía en un polvo dorado igual al oro puro, la nacencia del rey, dejaba en penumbras a la ciudad de los muertos.

La noche densa apenas era iluminada por unas cuantas estrellas, y la imponente luna en el cielo, el aspecto lúgubre del lugar citado, era la más pura de las ironías, regocijando el corazón –si es que tenía uno- de Dante. ¿Por qué subir del infierno y arrastrarse por la tierra, cuando podía descender desde los cielos?.

Las viejas puertas de roble rechinaron, abriéndose y dejando entrar un frío espectral. Como la luz de la mañana que entraba por poniente, el brillo dorado del rey se hizo presente. Dejando su cuerpo de carne expuesto, pulcro y perfecto, el cabello rubio, envidia de Helios se movió por la brisa provocada, enmarcando la profunda mirada escarlata, cualquiera lo compararía con el mismo señor de los cielos, una sonrisa sincera en los labios. El sonido del metal de su hermosa Death Scythe irrumpió, acompañando a la prodigiosa música.

Buenas noches, mis disculpas por la tardanza.

El rey de los muertos, la muerte misma se presentó, nuevamente las puertas se cerraron a su espalda, mientras los pasos metálicos resonaron, tal vez era de mala educación presentarse en la casa del señor, solo con la parte baja de la armadura, el torso desnudo adornado con tatuajes de un rojo igual a la sangre, probablemente en honor a todas las almas que debía cosechar, o un mero capricho de vanidad.

Se detuvo frente al altar e inclino la cabeza, pero aquello era demasiado, sin más, dejo escapar una risa estridente y tan característica, de ese carácter jocoso y desvergonzado.

Dante
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama] Axis of Evil

Mensaje por Gabriel el Vie Mar 13, 2015 6:06 pm

Con un suspiro, Gabriel vio cómo Gray se alejaba del despacho del director de la escuela. El archidemonio le acababa de informar sobre una reunión en la propia academia entre 3 de los más poderosos y peligrosos demonios. Tres seres capaces de perturbar el frágil equilibrio del territorio mortal siendo reunidos para, probablemente, acabar con un ambiente más caldeado que el propio infierno.

Y él era quien debía supervisar tan inhumana reunión.

-Sigh... En cuanto Miguel se entere que voy a participar en esto y en casa de padre me querrá todavía más muerto. -murmuró mientras revisaba el informe completo que Gray le había ofrecido. Entre esas hojas había todo tipo de información: los invitados, el lugar, lo objetivos... -Todavía no puedo creerme que vaya a participar en esto-.

El tiempo pasó y Gabriel se encontraba en la oscura iglesia, esperando sentado en el borde de uno de los enormes ventanales que se encontraban casi en el techo. Mientras Lucian, el sacerdote que iba a ser el host de tan tenebrosa reunión, tocaba una pieza musical con un salvaje ímpetu, tanto Skyler como Dante hicieron aparición. Sorprendente, no mostraron hostilidad inmediata, pese a la guadaña del señor de los muertos. -”Por lo menos son mínimamente civilizados, les puedo conceder eso”- pensó el arcángel mientras, extrañado, veía que el cofundador de la academia y quien ideó la reunión todavía no hacía acto de presencia. -”Gray, por el amor de dios...”-suspiró. Parecía que le había tocado dar la primera impresión.

Empujándose ligeramente con las palmas de sus manos, se dejó caer de la elevada ventana donde se encontraba. Pese a tratarse de una altura bastante considerable, la gracilidad y suavidad del aterrizaje parecía demostrar lo contrario. Dejó que los dos presentes se percataran de su presencia antes de hablar. Al fin y al cabo, no se encontraban en su territorio y cualquier acto brusco quizás podría provocar malentendidos. -Gracias por acudir, Dante, rey de los muertos, y Skyler, hija de Lucifer y mi sobrina.- dijo con un tono respetuoso pero sin mostrar ningún tipo de subordinación. -Todavía falta por llegar Rayder, quien os ha invitado. Sed pacientes, no tardará en llegar- comentó mientras se cruzaba de manos por detrás, adoptando una solemne pose digna del más venerado de los obispos. Era obvio que se trataba de un arcángel incluso para el más ignorante de los demonios, y ese hecho se veía reforzado por sus ropas y la sobrenatural espada que colgaba de su cinto. -Por cierto, Dante, deberías ponerte algo con lo que cubrirte el torso. Ir así en casa ajena no es muy respetuoso que digamos. -sugirió con total calma. Gabriel había visto antes el acto de burla de Dante ante el altar, pero eso no iba a afectarlo. Al fin y al cabo, ni Dante era su invitado ni su padre estaba en esos momentos presente para ver semejante burla.

Era cierto, eran tiempos lo suficientemente oscuros como para que un arcángel no se enfadara ante la burla de un archidemonio ante un altar, para que participara en la más satánica de las reuniones y para que se aliara con un demonio para proteger a los suyos y la creación de su padre.

Y esto era solo el principio.

Gabriel
Nobleza Celestial
Nobleza Celestial

Mensajes : 75

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama] Axis of Evil

Mensaje por Gray Rayder el Sáb Mar 14, 2015 5:45 pm

En el momento en el que Gabriel pronunció aquellas palabras hacia la mismísima Muerte las puertas de la iglesia se abrieron de par en par y una fría brisa nocturna invadió el edificio, acariciando a todos los presentes como una amante atrevida y desvergonzada.

Todo ese viento se congregó en torno al órgano, como si un músico fantasmal hubiera decidido relevar por la fuerza a Lucian y comenzara a tocar el instrumento, interrumpiendo por completo la melodía previa.

Spoiler:

Las teclas se movían solas, presionándose como por arte de magia mientras las clavijas se movían con frenesí para reajustarse y los tubos del órgano vibraban, como quejándose por el rudo tratamiento al que estaba siendo sometido el instrumento sacramental.

"In a gadda da vida, honey
Don't you know that I'm lovin' you

Oh, won't you come with me
And take my hand
Oh, won't you come with me
And walk this land
Please take my hand"

A medida que la melodía violaba el silencio sepulcral de la iglesia una figura se asomó por la puerta de la Iglesia al son de la música, sus botas pisando y deslizándose por la fría piedra del suelo al son de la batería de la canción que provenía de un ya obsoleto reproductor de CD's que llevaba colgado del cinto, cuya música se filtraba por unos cascos gruesos que colgaban del cuello del archidemonio, tan potentes que la canción era audible para todo el mundo.

El hombre rubio, envuelto en ropas negras y una chaqueta de cuero siguió avanzando al son de la música. Si estaba cohibido o sentía el más mínimo respeto por los presentes no lo aparentaba mientras giraba sobre sí mismo y chasqueaba los enguantados dedos tratando de seguir el ritmo de la gamberra batería de la canción claramente disfrutando de la melodía sin importarle las circunstancias.

Sin embargo, aquella falta de respeto que rozaba la herejía no era casual, había sido muy deliberada. La invitación que había enviado a los presentes había contenido los primeros versos de aquella canción de Iron Butterfly, una invitación infame a aquel lugar que el íncubo había bautizado como su "Pequeño jardín del Edén" para discutir sobre la situación actual como iguales y donde quería que todos compartieran información con honestidad haciendo honor al verso de la canción que decía " In a gadda da vida, baby / Don't you know that I'll always be true ".

Cuando pasó junto a Sky le dedicó una respetuosa reverencia en mitad de un complejo giro sobre sí mismo sin dejar de bailar, y con magistral y sorprendente habilidad logró quitarse la chaqueta a tiempo para que, cuando terminara el giro y se encontrara junto a Dante, la dejara caer sobre los hombros desnudos de la atrevida y coqueta Muerte con un gesto simbólico descarado de petición de humildad y moderación. Al fin y al cabo el íncubo, en su más pletórica infamia y desvergüenza, era el único de los presentes que podía mirar a Dante de igual a igual como inmortal que era.

Con una agilidad sobrenatural siguió bailando sin detenerse, ya sin su chaqueta, y alcanzó el altar en apenas un parpadeo tal vez tratando de esquivar la guadaña de Dante por miedo a un airado ataque por las libertades que acababa de tomarse. Terminando de girar sobre sí mismo se apoyó contra el altar dando la cara a sus invitados y apoyándose en la estructura sagrada con el trasero, quedando el arcángel a su derecha y el sacerdote a su espalda.

En el momento en el que se detuvo la canción también lo hizo,y el órgano calló cuando el íncubo abrió los brazos teatralmente.

¡Bienvenidos a este funesto Congreso, mis archiinvitados! —proclamó cual actor profesional declamando a Shakespeare— Espero no haberos hecho esperar mucho esta noche tan señalada.

Gray Rayder
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 70

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama] Axis of Evil

Mensaje por Invitado el Lun Mar 16, 2015 9:55 am

La albina cerró los ojos, tratando de concentrarse en la melodía que salía del instrumento sacramental. Tratando de no pensar en el hecho absurdo de estar esperando en ese lugar con un cura al final de la iglesia. Cruzo los brazos y las piernas dejando su espalda apoyada en el respaldo del banco, sin quitarse la capucha de la cabeza, que podría considerarse una falta de respeto pero le daba exactamente igual, solo pensaba esperar un poco más si no irse, no deseaba esperar mucho más.

Pero en ese momento las puertas se abrieron dejando ver a la muerte, lo cual no la sorprendió se imagino que esa invitación tan deliberada en un sitio “sagrado” no solo iba dirigida a ella. No se esperaba nada menos de la impetuosa muerte que aparecía como le daba la gana a cualquier lugar que llegaba. Skyler solo alzo una mano enguantada en señal de saludo hacia Dante.

-Descuida eres el segundo en llegar – señalo la joven, solo dejando escuchar su voz por un momento.

Reprimió una risa ante la burla ajena sobre el altar del tan afamado creador, su abuelo, al que tanto su desaparecido padre quería superar.

Suspiro levemente observado de reojo a Dante, quizás si podría hacerle una pequeña pregunta pero se esperaría, a que el anfitrión llegase, el objetivo de la reunión era bastante evidente, solo querían informaciónal igual que ella. Giro su rostro al sentir la presencia angelical de un arcángel, algo que la sorprendió un poco llevo su rojiza mirada hacia uno el percatándose que se trataba nada más y nada menos que de Gabriel.

Se levanto de su silla, quitándose finalmente la capucha, cuando este la saludo, sonrió levemente a las palabras del Arcángel hacia la muerte.
-Tiempo sin verte querido tío –saludo con una ligera sonrisa. –Ya veo que sí, es cierto que estas completamente del lado de Rayder-

Al momento de pronunciar esas simples palabras solo escucho como las puertas se abrían nuevamente dejando ver al descarado incubo, mientras sentía la brisa tocarla, frunciendo el ceño, simplemente apoyo el peso de su cuerpo sobre la pierna derecha, rodando el ojo ante la “respetuosa reverencia” del rubio que carecía de sentido para ella, ante la forma que había hecho acto de presencia casi como si tratara de burlarse de todos los presentes ¿la sorprendía? Sinceramente no, pero no podía evitar molestarme un poco ante su falta de vergüenza.

Tener invitados y ser el último en llegar hablaba mucho de los modales del incubo o solo era una mera burla para querer dar a entender que ese era únicamente su dominio, solo una sonrisa cruzo sus labios al ver como cubría a Dante, se imagino que no faltaba mucho para que todo se pudiera “pesado” por los actos de los presentes y ella francamente no estaba para perder el tiempo en tantas tonterías de hombres.
Se quedo en silencio oyendo la teatral bienvenida del incubo la albina dio unos pasos al frente quedando al lado de la muerte.

-Creo que es un poco tarde para que digas eso… -señalo el reloj sobre la puerta de iglesia- Mejor deja de hacernos perder el tiempo y ve directo al grano Rayder… ¿Qué querías hablar con nosotros? –expreso tranquila.

Tenía que guardar un poco su compostura y llamar toda la paciencia que pudiera, pero estaba segura que no aguantaría mucho más que los hombres presentes no eran un poco serios, paseo su mirada de Gabriel a Gray y luego al cura detrás de los rubios aun en el instrumento sacramental, parecía absorto y fuera de contexto, para volver a mirlar a los presentes - ¿Tienen un cura aquí como posible mediador? o ¿solo es la simple secretaria de mi tío? -

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama] Axis of Evil

Mensaje por Dante el Lun Mar 16, 2015 6:29 pm

Eran pocas las veces en las que Dante podía darse el gusto de convivir con la crema y nata de la sociedad demoníaca, y ni que decir, del cielo, ciertamente las ironías de la vida, lo conducían hasta un evento diplomático, así que debía actuar acorde a la ocasión, pero un trago agridulce de risas en medio de la tensión, no le hacía daño a nadie, y al parecer por lo menos él, y el siguiente invitado lo comprendieron. Skyler se mostró serena y con ese aire a la nobleza que caracterizaba a los hijos de «Él», Gabriel por su parte, con ese porte y aire de autosuficiencia siempre enmarcados en los críos del creador, espetando a favor de la decencia y las buenas costumbres. La mueca de Dante fue la de un niño reprendido, con esa mezcla de falsedad que tan bien se le daba.

Tú padre tenía un buen humor, —musitó, aun que el susurro alcanzó a escucharse intencionalmente.

El silencio llegó por cortos instantes, Dante no se hizo esperar a tomar su lugar entre los presentes, por comodidad, o soberbia, chasqueó los dedos para materializar su trono, un rey necesita uno, modesto de acabado oro, azul y rojo, donde su cuerpo pudiera descansar placidamente conforme la conversación se desarrollaba, pero alguien hacia falta, y su llegada no se haría esperar. Oh aquella tonada, la dulce melodía de las cintas ochentenas que le traían graciosos recuerdos, en un cinema al aire libre, allá, en estados unidos. País al que no desolaba por el simple hecho de que amaba su comida rápida, y el programa de Oprah Winfrey, en sus repeticiones de los sábados por la tarde.

Gray Rayder ¿Cómo no reconocer a ese hereje?, quizá la incertidumbre de Dante en base a la naturaleza del incubo, se basaba en el simple hecho de que no podía obtener su alma, o tal vez por el simple hecho de que él, mejor que nadie, sabía que no solo la muerte física era la única que existía, y tal vez, muy en el fondo, podía compadecerse, pero ese no era un momento para filosofar. La atrevida acción del archidemonio, no causo molestia alguna, aun que su entrecejo se frunciera con fraudulenta indignación. El drama quedo en nada más que un suspiro largo y cansando, realmente cansado, ya no estaba para los juegos de los adolescentes reunidos en la capilla.

La verdad, es que hoy tenía una cita con un viejo conocido para alargarle las horas, de esta reunión depende que mi humor lo deje vivir o de una vez le cobre los intereses que me debe desde hace unos cuantos siglos.

No dejo pasar más el tiempo antes de que la armadura fuera reemplazada, puesto que era ciertamente algo incomoda para soltarse a sus anchas en su preciado lugar, el resplandor color oro, no dejo ver en nada el cambio de atuendo, hasta que las esporas se diluyeron en el aire. Jeans deslavados del típico azul, botas Harley, y una remera negra con la peculiar leyenda: «All men must Die», lo único que se quedo, fueron los pendientes de oro macizo que colgaban de sus orejas. La chaqueta anteriormente sobre sus hombros se incinero en fuego fatuo de un hermoso azul brillante.

Una disculpa, efectos secundarios, te la pagare luego, —sonrió de medio lado, exhalo y cerro los ojos.

Esperaba a que alguien diera la primera estocada, prefería observar cuanto eran capaces de aguantar sin irse a la yugular o volverse locos, en cualquiera de los casos, para él eso no era un problema, para empezar porque liberar sus poderes significaba desatar el Armaggeddon, y secundándolo… él ya estaba loco. Sus brazos descansaron sobre su pecho, a su vez que cruzaba la pierna izquierda, quedándose por fin, quieto. El comentario de Skyler sobre el cura, al que observó de reojo, le generó una mueca parecida al gozo, imaginando múltiples escenarios surrealistas y llenos de mofa.

Bueno, una mejor secretaria que las que hay allá abajo, —sonrió mostrando el canino derecho—. Pero dejemos el tema del servicio domestico a un lado.

Ahora su jocosidad se vio mutada por el semblante parco y adusto, de un rey que se tomaba las cosas con seriedad, o eso aparento, absolutamente nadie, podría conocer como es que Dante reaccionaba, era espontáneo.

Alea iacta est.

Los dados están lanzados…  El momento cumbre de la reunión ahora dependía de sus caracteres, la manera de responder ante provocaciones y punzadas en las viejas heridas, mienten, todos mienten, todo el tiempo, pero entre archidemonios y arcángeles, el temperamento los hacía perder el control con mayor facilidad, al parecer venían preparados, meditando sus puntos a tratar, probablemente Dante era el menos presto, él prefería improvisar, permitirse que la voluntad y el destino guiaran sus acciones, conforme el desarrollo de su temperamento.

Dante
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama] Axis of Evil

Mensaje por Gabriel el Mar Mar 17, 2015 7:01 pm

-”¿Completamente del lado de Gray? ¿Se cree que soy su mascota?” -pensó Gabriel cuando escuchó el saludo de su sobrina – Querida sobrina, cooperamos por un objetivo común. Espero que algún día comprendas el valor de ello. -respondió Gabriel con su inalterable serena voz- “Tan joven y tan impulsiva, Lucifer la consiente demasiado...” -pensó para sus adentros mientras suspiraba levemente.

Tras escuchar el malicioso susurro de Dante, Gabriel lo miró y sonrió de vuelta. Una sonrisa que, pese a ser amigable, mostraba también que ese comentario no era precisamente de su agrado. -”Trata con él directamente y verás que su humor es mucho más retorcido que el tuyo...”-pensó, recordando los berrinches de su padre que acabaron con millones de vidas.

En ese momento, Gray hizo acto de presencia. Obviamente, de la forma que él mejor sabía hacer: llamando la atención, haciendo lo que a él le parecía y produciéndole una jaqueca a Gabriel. -Gray...- suspiró mientras se llevaba una mano a la frente y bajaba ligeramente la cabeza, su típico gesto cuando lidiaba con un molesto problema. Gesto que ninguno de los primeros dos archidemonios habían logrado con sus mofas y comentarios en santa casa.

Cuando Gray se posicionó y dio su exagerada presentación, Gabriel permaneció en silencio. No porque no quisiera protestar por la tardanza del host (que ya se encargaron los otros invitados de mostrar su desacuerdo), sino porque ya sabía el motivo de Gray. Y preguntar algo que ya conocía carecía de sentido. Sin embargo, la espectacularmente egocéntrica muestra de recursos de Dante sí hizo abrir la boca del arcángel. -Tu trono no debería salir de tu palacio o tu baño. Tienes los bancos si realmente quieres sentarte. -criticó, aún sabiendo que el rey de los muertos muy probablemente haría oídos sordos al asunto. -”Desde que estoy aquí solo ha habido muestras de excesividad. Un poco de estoicismo no vendría mal dentro de la cultura demoníaca... Me lo anoto para mis clases” -pensó mientras  observaba el nuevo vestuario de Dante. Un vestuario completamente informal y inadecuado para el lugar donde se encontraban. Aunque eso debía importarle más bien poco al rey de los muertos, aquel que no hace distinciones ante nadie.

Mientras Skyler opinaba sobre la presencia del humano presente en la capilla, Gabriel se recostó en una de las gruesas paredes del santo edificio, encontrándose en un lugar donde todos los presentes estaban a la vista. -Si alguien tiene que ser mediador seguramente lo sea yo, no mi “secretaria”, jovencita. -respondió con cierto tono sarcástico. Como arcángel debía dar ejemplo y demostrar el poco poder de las malas bromas de los archidemonios. Sin embargo, estaba en su derecho y en su obligación de devolver las púas y actos ofensivos contra los siervos de su padre. -En fin, dejemos hablar a Gray. Vía libre, host.

Gabriel
Nobleza Celestial
Nobleza Celestial

Mensajes : 75

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama] Axis of Evil

Mensaje por Lucian Iskariot el Jue Mar 19, 2015 12:15 pm

En el momento en el que el teclado dejó de obedecerle y Gray Rayder hizo acto de presencia el sacerdote suspiró con resignación y se puso en pie. No se sentía con ánimos de presenciar la pantomima de aquellos bufones temidos por todo el mundo, por lo que se retiró a la zona de la capilla tras el altar, el reliquiario, para buscar lo que necesitaba.

Su relación con Gray Rayder era de lo más complicada, similar a una anémona y un pez payaso que conviven porque les resulta beneficioso. Al menos por el momento. Lucian era consciente de que el archidemonio se consideraba la anémona: perdonándole la vida al otro ignorante, sabiendo que en cualquier momento podía matarlo.

Cuán errado estaba.
Pero eso no se lo dejaría saber, por supuesto.

Gray Rayder y Lucian Iskariot mantenían una relación de mutua convivencia basada en el beneficio. Lucian se encontraba bajo el paraguas del archidemonio y su aliado Gabriel, tenía libre albedrío y siempre que se encontrara en problemas podía escudarse en sus convenientes e inocentes guardaespaldas. Gabriel y Rayder, por su lado, obtenían a un exorcista profesional del Vaticano a su favor, que no solo impartía misa y ayudaba a los alumnos al confesarse sino que generaba una especie de tranquilidad y paz entre los alumnos humanos que ingresaban en Silent Soul.

Así pues, Lucian trabajaba con el arcángel y el archidemonio, pero aunque sí podía entender y comprender al arcángel debido a su incapacidad para mentir, las cosas cambiaban con el íncubo. Tanto él como Gray desconfiaban el uno del otro porque desconocían las intrínsecas razones que movían los engranajes del corazón contrario. No podían ser sinceros entre ellos porque sabían a ciencia cierta que, en el momento que uno desvelara sus secretos, el otro los usaría en su contra.

Era una paz armada, una guerra fría camuflada en forma de pacífica convivencia y adornada con largas y amenas discusiones sobre teología, filosofía y política, tratados de Maquiavelo, Erasmo y Platón sobre cómo debería ser la sociedad y cómo funcionaba el alma humana.
Por más que se despreciaran mutuamente, Lucian debía admitir que hasta cierto punto, el archidemonio Gray Rayder le caía bien.
Pero no por eso dudaría cuando llegara el momento de acabar con su vida.



Con el ceño levemente fruncido por culpa del eco de la herética y sacrílega conversación que mantenían sus invitados (a excepción de Gabriel, que se había convertido en el blanco de las bromas del resto) Lucian tomó del reliquiario lo que necesitaba y regresó al altar, ahora envuelto en el manto rojo de San Nicolás que le había sido confiado por el mismísimo Papa.

Desde las sombras, en silencio, contemplaba la escena.

La hija de Lucifer, cuya mera presencia era un insulto en la casa de Dios y que no se esforzaba lo más mínimo por esconder su hostilidad haca él, el único humano de la sala.  
Gabriel, el arcángel que tras aliarse con Gray Rayder parecía tener todas las papeletas para ser el segundo arcángel caído de la historia y que ahora devolvía las chanzas de sus pueriles agresores cual niño obeso en un recreo de primaria.
Dante, la Muerte, tan consciente de sí misma como arrogante y soberbia, viendo a todos por encima del hombro e imponiendo su sucio trono manchado de sangre y cenizas sobre el sagrado suelo.
Y Gray Rayder, el infame, cuyo verdadero pecado era su soberbia y su ingenuidad, disfrazadas por una máscara de carismático desenfado y sarcasmo.

Suficiente. —Su voz sonó firme y grave, mucho más grave que de costumbre, casi inhumana. La iglesia desafió las leyes de lo conocido, reverberando la voz del sacerdote y convirtiendo el eco de sus palabras en una orden divina atronadora que sacudió los cimientos del edificio, hizo temblar los bancos de madera y casi apaga las velas del velario.

Un aura de luz tan brillante y blanca que dolía a la vista emanó de su manto y lo envolvió por completo, pronto contagiándose al suelo que pisaba y extendiéndose como una bendición por cada piedra del santuario, llenándolo de luz divina y cegadora.

El sacerdote dio un paso adelante y dejó de ser un hombre. Era el Cristo encarnado, era el hijo del hombre convertido en el hijo de Dios, más imponente y sagrado que el mismísimo Miguel si acabara de descender de los Cielos a condenarlos a todos por pecadores.

El altar comenzó a emitir un silbido peligroso, tan imbuido del poder de la Creación que quemó incluso el irrespetuoso trasero del íncubo, al igual que el suelo en torno al trono de Dante, que empezó a fundir el oro del sacrílego y ostentoso asiento reduciéndolo a la nada en pocos segundos mientras el sacerdote se situaba tras el altar, majestuoso y regio como un arcángel.

Hemos venido aquí a dialogar como personas civilizadas. No sois niñatos malcriados de parvulario, así que demostrad respeto en casa ajena. -pese a su voz imponente y seria su enfado era más que evidente, frío y a la vez ardiente como los fuegos del Infierno, oculto tras aquellos ojos tan oscuros que miraban a los presentes con un deje de decepción e iracunda desaprobación— Mi papel aquí es como representante del Vaticano y mediador, y el que crea que por ser humano no tengo el poder de obligarlo a abandonar la casa de Dios le desafío a que ose hablar de un tema que no sea el que nos ha traído a todos aquí.


Sus palabras eran palabras de poder. Eran las palabras de un santo en vida con el conocimiento en exorcismos necesario para repeler a la mismísima muerte si se lo proponía, envuelto en el protector manto del más famoso santo de Europa y contando con todo el poder de la fe que se había acumulado en aquella Iglesia durante siglos. Definitivamente, aquellos que osaran ofender al pastor en su propia casa no habían hecho nada más que meterse en la boca del lobo.

Lucian Iskariot
Vigilante
Vigilante

Mensajes : 9
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama] Axis of Evil

Mensaje por Gray Rayder el Jue Mar 19, 2015 12:33 pm

El ataque del sacerdote le pilló por sorpresa. Aunque realmente no podía considerarse un ataque. Lucian, tras realizar la eucaristia y haber probado y bebido el cuerpo y la sangre de Cristo era uno con la divinidad durante unos instantes, y si a eso le sumabas sus poderes como exorcista y su reliquia sagrada obtenías aquella aterradora máquina de exorcismos en que se había convertido el edificio.

El edificio entero empezó a liberar todo el poder divino que había acumulado durante siglos de bautizos, misas, comuniones y rezos, y como gasolina prendida por el poder divino del sacerdote, ahora ardía con un poder de exorcismo igual de intenso que el de un arcángel poderoso, como si el edificio entero se hubiera convertido en un trozo de Paraíso y los amenazara con expulsarlos.

Como archidemonio se consideraba poderoso, e incluso como íncubo solía ser inmune a la mayoría de elementos de una Iglesia, pero en aquellos instantes cualquier archidemonio presente podía sentir el rechazo y el malestar de cientos de años acumulados en el aire que respiraba, provocándole náuseas y quitándole todas las ganas de seguir bromeando en aquel lugar.

Tras pegar un salto por la quemadura en sus posaderas decidió retirarse a un lugar más seguro junto a Gabriel, posicionándose entre el arcángel y los archidemonios.

Con el rostro contraído por una mueca de malestar miró a Lucian, dándole a entender que ya había captado el contundente mensaje de aquel sacerdote que siempre superaba sus expectativas y lo sorprendía cada vez.

El motivo por el que estamos reunidos aquí es para hablar del paradero de Lucifer y de Dios. -pronunció con dificultad, tal era el efecto que el poder del cura ejercía sobre ellos en aquel momento- Creí que a Skyler le interesaría saber lo que la Muerte puede decirnos sobre ellos, pues ella nos pasa a juicio a todos tarde o temprano.

Hubo una pausa mientras el íncubo le lanzaba una mirada elocuente a Dante.

No me andaré con rodeos... ¿Ha fallecido Lucifer? Y... ¿Tiene razón Nietzsche? ¿Ha logrado el hombre con su humanismo y su ciencia lo que ningún demonio logró antes? ¿Ha muerto Dios?

Gray Rayder
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 70

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama] Axis of Evil

Mensaje por Dante el Jue Mar 26, 2015 5:21 pm

La atmosfera del lugar se torno hostil, mentiría si dijera que, su poder no se sentía ciertamente reducido, más de lo que él debía, para poder permanecer materializado en aquel lugar, sin desolar toda la vida a su alrededor, su gesto se volvió duro, en cuanto aquel poder celestial se desplegó con impoluta elegancia, para colocar el orden. Miró al sacerdote, no con resentimiento, más bien con cierto interés, humano, un ser humano frágil y nimio con tal poder no era algo de ver todos los días. El oro se fundió como si estuviera prácticamente en la lava, la ebullición del mismo lo hizo levantarse para que este terminara de fundirse, desvaneciéndose, mientras Tanathos continuaba acechando, Dante era de acciones, en base a sus actos, razón por la que la guadaña se mantuvo en su espalda, fiel y protectora para guardar la seguridad de su portador, sin embargo, las energías cumuladas no impidieron que esta vibrar ansiosa.

Más bien diría leones hambrientos, —anunció sin mostrar su evidente molestia ante el osado acto del sacerdote.

Guardo silencio nuevamente cuando Rayder lanzó sus oraciones, sabía que las miradas se depositarían en él.

Le causo gracia aquellos comentarios, no supo si aunarlos a la juventud de los demonios, el arcángel y el sacerdote, o a su total ignorancia sobre las fuerzas que los envolvían.

Debo recordarte Rayder, que la muerte, no es solo fisica —espetó con serenidad—. Incluso dios, con toda su omnipotencia, un día deberá arrodillarse frente a ella, —sin amenaza y con respeto empuño a Tanathos—. Deben entender que la muerte, no es solo un titulo, la muerte representa algo más que simples términos físicos y filosóficos, lo es un todo.

Anunció con paciencia, sus palabras eran medidas, sabía que no debía dar información extra.

Aun cuando dios no tuviera un cuerpo físico seguiría extiendo en concepto—. Sin mucho más preámbulo, un espeso humo de ceniza se formo en su diestra, compactándose para materializar un libro grande, con una tapa vieja de hierro y bronce, en él, tres broches, con tres llaves, Dante reacomodo nuevamente a Tanathos en su espalda, para poder caminar hasta un atril de roble que se encontraba cerca.

Aquel libro, del que se hablaba en toda cultura, el Libro de los muertos. Contenía todos y cada uno de los nombres, de cada ser fallecido en épocas pasadas, presentes y futuras,  nadie se expiaba de él, ni siquiera los antiguos dioses paganos, que no habían sido más que un prototipo de la creación, antes de que Dios los hundiera en el sueño eterno, cuando el Gran diluvio envolvió a la tierra.

Aclaro su garganta, mientras recitaba—: Aperite portas inferi, vocat Dominus.

Las llaves se giraron al mismo tiempo, aquellas a las que solo los tres jueces tenían acceso, y a las que Dante resguardaba con férrea ira. El polvo desprendido de un oro precioso, dejaron un suave resplandor en sus hojas.

Así que, quieren saber si Dios y Lucifer están muertos… —hojeó las paginas de un pulcro color blanco, paso de ellas a las de un negro intenso, y finalmente a otras de color tornasolado, esas donde los nombres de santos, ángeles, demonios y dioses paganos, reposaban danzantes, con fechas en movimiento como metal liquido—. Antes de poder dar mi palabra ante ustedes ¿Qué gana la muerte en todo esto?.

La pregunta se delineó en sus labios, astuta y paciente, con sinceridad, Dante no esperaba nada, el bien podía hablar sobre los asuntos que concernían a su labor en la creación, pero había reglas, a las que estaba atado, como cualquier criatura consciente de su existencia, podía ser que su carácter fuera sardónico y cínico, pero aún así, con todo ello, los milenios no pasaban en vano, y la muerte había aprendido tanto o más de lo que cualquier pudiera siquiera contemplar. Sus dedos rozaron las paginas del viejo libro, miró a los presentes con un atisbo de curiosidad, permitiéndose escuchar alguna oferta, ofensiva o jugosa, en cualquiera de los casos, terminaría divirtiéndose con lo que fuera revelado para él, cual ofrenda.

Dante
Nobleza Demoníaca
Nobleza Demoníaca

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama] Axis of Evil

Mensaje por Gabriel el Dom Abr 05, 2015 12:03 pm

El joven sacerdote lo impresionó. No por el sagrado poder que acababa de demostrar, sino por cómo se enfrentó sin miedo alguno a 4 de los seres más poderosos que pisaba en esos momentos la Tierra. Había algo en él que siempre lo ponía a la defensiva, como si el sacerdote fuera un misterio repleto de oscuridad cubierto por un manto de virtud. Sin embargo, eso no evitó que sintiera admiración por la inquebrantable fe y autosuficiencia del mortal.

Esbozó una sonrisa orgullosa, como la del padre que ve que su hijo ha decidido hacer las cosas por su propio pie. -Tienes razón, hablemos del tema que nos concierne.

Entonces habló Gray, yendo directo al grano al tema de importancia de la reunión. Había una clara ausencia de poder en la cima del cielo y el infierno. -Me interesa tanto a mi sobrina como a mí, estamos hablando de mi rebelde hermano y mi respetado padre. -comentó mientras dirigía su atención hacia la muerte mientras Gray hacía un comentario ideal para una de las clases de filosofía.

No se sentía ofendido ante los comentarios de Dante sobre cómo absolutamente todo debía pasar por la guadaña. Aunque quisiera negarlo, había visto el mundo evolucionar lo suficiente como para confirmar eso. Además, durante mucho tiempo el arcángel se había encargado de guiar las almas perdidas hasta el cielo, por lo que estaba acostumbrado a tratar al tono soberbio de Dante.
Sin embargo, nunca se acostumbraría a cómo Dante solo tenía ojos para el fin. ¿Qué pasaba con el inicio de la cosas, el inicio de la chispa de la vida? Nunca entendería cómo la muerte no consideraba siquiera aquello que le daba trabajo y una razón de ser.
El arcángel suspiró mientras el segador de almas desbloqueaba el Libro de los muertos. Ese no era un tema por tratar en esos momentos, de momento tocaba centrarse en buscar pistas.

Por esa misma razón enarcó una ceja cuando Dante exigió algo a cambio. - ¿No te has percatado que tú eres el primero en salir beneficiado en caso de encontrar a ambos líderes? Que las dos fuerzas supremas regresen nos asegura un equilibrio de poder y, por tanto, evitar por completo el desenlace de una guerra que podría acabar con la raza humana. Si no haces nada, tendrías una cantidad absurda de trabajo para luego no tener nada que hacer durante milenios. ¿Es realmente lo que tú y Thanatos queréis? -lo que decía el arcángel tenía sentido. Al fin y al cabo, la falta de los dos líderes incitaba a muchos miembros de ambos bandos enfrentarse para intentar acabar con el otro o para acabar con la raza humana, la principal fuente de trabajo. Sin raza humana, el 90% del trabajo de Dante desaparecería. Un hambre de muerte que su guadaña no podría soportar.

Para cuando terminó de argumentar porqué Dante debía colaborar, el arcángel seguía apoyado en una de las gruesas paredes de la catedral. Su pelo, que al entrar era corto, había tomado un color amarillo muy intenso y ahora le llegaba hasta a los hombros. Aquello era una señal que el poder que Lucian había invocado era realmente sacro. Al fin y al cabo, su angelical cabello era sensible a este tipo de magia. -Desde que bajé a la Tierra que no tenía el cabello así... -comentó en voz baja, mientras pasaba su flequillo a un lado de su frente.

Spoiler:

Gabriel
Nobleza Celestial
Nobleza Celestial

Mensajes : 75

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama] Axis of Evil

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.